Cerebro: funciones, características, enfermedades y mucho más

En este artículo te presentaremos en qué consiste el cerebro, pues este es el órgano central del cuerpo de los seres humanos y de otros seres vivos el cual realiza diversas funciones y que por lo tanto tiene como característica principal el control absoluto de nuestro organismo.

el cerebro

¿Qué es el cerebro?

El cerebro se puede definir como el órgano más importante y como el más complejo que posee nuestro organismo como seres humanos el cual también se encuentra en otros vertebrados, sin embargo existen algunos de estos que no tienen este órgano que además se encuentra ubicado y protegido en la zona del cráneo. Éste constituye la parte central de nuestro sistema nervioso y por lo tanto lleva a cabo múltiples funciones que se ven divididas en los seis diferentes lóbulos que este posee.

Se puede decir que el cerebro tiene como finalidad principal realizar un trabajo correcto en todas sus funciones para que el cuerpo, el organismo en general y los demás órganos que tenemos se encuentren en un buen estado y que actúen de manera normal. (Ver artículo:causa de muerte cerebral )

el cerebro humano

¿Cuáles son sus principales características?

El cerebro es considerado el órgano más importante que posee nuestro cuerpo, esto debido a que lleva a cabo y controla diversas funciones que son esenciales para el manejo correcto de nuestro organismo. Por ello, aquí le presentaremos las siguientes características para así poder conocer este tema más a fondo.

  • El cerebro, como lo explicamos anteriormente, se encuentra situado en la zona craneal pero además también está protegido por tres membranas llamadas meninges.

Estas meninges constituyen por así decirlo diferentes niveles de protección, en las cuales se encuentra la piamadre, la duramadre y la aracnoides. La piamadre es la membrana que se sitúa más en el interior de todas las meninges nombradas con anterioridad y es aquella la cual se encuentra ”pegada” a los tejidos que constituyen los nervios del cerebro y que además contiene células que impiden el paso de cualquier líquido.

El órgano central de nuestro cuerpo: sus partes y sus funciones

Seguidamente se encuentra la duramadre, que como su nombre lo explica, es aquella membrana caracterizada por tener una constitución fuerte, firme, gruesa y dura. Además a diferencia de la piamadre, se encuentra situada en la parte más externa del cerebro y encierra en su totalidad a la médula espinal.

Finalmente encontramos a la membrana denominada como la aracnoides, esta se ubica entre la duramadre y la piamadre. La misma está constituida por tejidos fibrosos y se caracteriza por tener una consistencia fina y por tener una imagen transparente y al igual que la piamadre, contiene células que no permiten el recorrido de que cualquier sustancia líquida.

Todas estas membranas nombradas con anticipación, tienen una función fundamental común la cual se basa en proteger los vasos de sangre que contiene el cerebro, pues las mismas contienen líquido cefalorraquídeo.

Esta ubicación es sumamente importante ya que hace que se encuentre de forma cercana a diversos factores y por esto cumple el manejo correcto de las mismas, entre las cuales podemos destacar los cinco sentidos que poseemos: la capacidad de la vista, el sentido del olfato, la capacidad de la audición, la capacidad de distinguir diversos sabores y la sensibilidad o el tacto. Finalmente también puede llevar otras funciones tales como la capacidad o el sentido del equilibrio.

  •  Además podemos resaltar que éste órgano al ser considerado el más importante de nuestro organismo, también tiene el control de otras capacidades y funciones del ser humano, como el poder recordar, el poder tener concentración, el mantener un manejo de nuestras condiciones de las emociones y finalmente pero no menos importante el poder realizar palabras u oraciones para así llevar a cabo el proceso de la comunicación a través del lenguaje y del habla.
  • También se puede caracterizar por tener una similitud en la forma de una nuez en un tamaño mucho más grande.
  • Se ha comprobado a través de diversos estudios de la medicina, que el cerebro humano de un niño tiene un peso que se sitúa entre los trescientos y cuatrocientos gramos que puede incrementar hasta tres veces su tamaño después de un año de nacido y posteriormente al crecer, al ser un cerebro humano de un adulto, puede llegar a tener un peso aproximado de mil cuatrocientos gramos. Además se ha concluido que el cerebro humano de un adulto presenta un volumen de mil quinientos centímetros cúbicos, con trece centímetros de altura, catorce centímetros de ancho y con diecisiete centímetros de largo aproximadamente.
  • Otra de las características que podemos resaltar es que el cerebro está constituido por al menos un setenta y cinco por ciento de agua (75%) pues como bien sabemos, nuestro organismo está compuesto por un ochenta por ciento de esta sustancia.
  • Posee muchas células que tienen como finalidad percibir los estímulos que recibe el cerebro y procesar dicha información. Estas unidades anatómicas también se les denomina como las neuronas o como las principales células que tienen un papel fundamental en nuestro sistema nervioso. Las mismas no tienen capacidad para volver a regenerarse. Estas neuronas están constituidas por la siguiente estructura:
  1. Soma de la neurona: esta es la parte de la neurona considerada como su centro en el cual ocurre su metabolismo o también es conocido como su cuerpo celular. Es aquí en donde se ve ubicado el núcleo que además está situado a su alrededor el citoplasma. Como bien sabemos, en esta parte (el citoplasma) también se pueden encontrar otras zonas o estructuras como las mitocondrias, las cuales tienen la misión de producir energía y seguida de éste vemos los lisosomas.
  2. Las dendritas: son ramas que salen del cuerpo celular o del soma de la neurona con forma similar a la de un árbol y suelen tener una especie de volumen denominado como espinas. La principal función que se ejerce en esta estructura por lo general está relacionada con la percepción de la información o el poder recibir diferentes señales.
  3. Los axones: esta estructura une a las neuronas entre ellas, denominado también este proceso como la sinapsis. Pueden presentar diversos tamaños de longitud que van desde un milímetro hasta más de un metro. A diferencia de las dendritas, estos no poseen algún tipo de bulto o masa que se denomine como las espinas. También existen diversos axones (en especial las neuronas que ejercen un papel en la capacidad motora y en la capacidad sensorial) que se ven envueltos por una sustancia que tiene como función proteger a las mismas y suele incrementar la velocidad en la cual se transmite la información conocida como mielina.

Sin embargo, el órgano central de nuestro cuerpo al tener una cantidad excesiva de estas células, se ha imposibilitado lograr una cifra exacta de las mismas, pero a través de estudios e investigaciones clínicas se ha logrado llegar a un número aproximado de quince mil millones.

Esta cifra no tuvo tanta certeza pues posteriormente han llegado a afirmar los investigadores de la medicina que este número realmente lo podemos situar al rededor de los cien mil millones. Pero es importante destacar que este tipo de célula en nuestro cuerpo dependerá y se verá íntimamente influenciado por factores como la edad y el sexo que tenga el individuo.

  • La materia gris que contiene este órgano está compuesto por las anteriormente explicadas ”neuronas” mientras que la materia blanca que se encuentra también en dicho órgano son parte de estas unidades anatómicas fundamentales para el funcionamiento adecuado de nuestro organismo, denominadas como las endritas y los axones.
  • También podemos decir que el cerebro está dividido en dos partes que tienen funciones muy diferentes, estas partes son denominados como el hemisferio izquierdo y el hemisferio derecho.

¿Cómo está constituido el órgano central?

Antes de explicar cuáles son las partes que constituyen al órgano más importante de nuestro organismo, es de suma importancia saber que el conjunto de los órganos o la red de nuestros nervios, también conocido como el sistema nervioso central, se puede dividir en las estructuras de el encéfalo y la médula espinal.

  • El encéfalo es aquel órgano que se encuentra ubicado al final del canal de gran longitud situado dentro de las vértebras, principalmente nombrado como la médula espinal. También, como explicamos con anticipación, éste se encuentra protegido por la zona del cráneo y además tiene como función ejecutar de manera correcta las funciones sensoriales, las funciones motoras, las funciones mentales y entre muchas más.
  • La médula espinal, como se mencionó anteriormente, es un canal con una larga longitud que se encuentra situado dentro de las vértebras y además se caracteriza por tener un color blanco. La misma lleva a cabo funciones como el impulsar la información y las diversas señales las cuales recibe desde el cerebro, para así poder mandarlas hacia el resto de nuestro cuerpo en toda su totalidad y para poder ser realizadas con éxito.

Ahora bien, ya explicado el punto de las diferentes estructuras que constituyen nuestro sistema nervioso central, podemos enfocarnos en las partes que conforman el cerebro de los seres humanos. Es importante resaltar que se ha concluido que nuestro encéfalo se puede dividir en otras tres especies de ”cerebros” más, entre los cuales destacamos los siguientes: el cerebro posterior, el cerebro medio y finalmente el cerebro anterior.

el cerebro y sus partes

  • Rombencéfalo o también conocido como el cerebro posterior: es aquella parte del cerebro en sí que se caracteriza por constituir la zona superior de la médula espinal y por ser considerada como la estructura con menor evolución y por lo tanto por ser una de las más antiguas o la más vieja de todas. En esta zona se encuentra a la primera vesícula del sistema nervioso del desarrollo embrionario (el mielencéfalo) y la segunda vesícula del sistema nervioso embrionario que posteriormente forma el cerebelo (el metencéfalo).

Esta parte lleva a cabo funciones como el control de la respiración y de los ritmos cardíacos y también influye en la capacidad del individuo para realizar diversos movimientos. El mismo abarca otras estructuras tales como el bulbo raquídeo, la protuberancia anular o también conocido con el nombre de el puente de varolio y el cerebelo. (Ver artículo: síntomas de la demencia senil)

En el mismo orden de ideas, el bulbo raquídeo es una parte específica del cerebro el cual tiene una forma característica similar a un cono.  Además, se encuentra en la parte inferior o en la zona baja entre la médula espinal y nuestro encéfalo. A pesar de conformar una zona pequeña y tal vez considerada poco importante debido a su tamaño, lo cierto es que emplea diversas funciones que son fundamentales para nuestra supervivencia, es decir, se asegura del control absoluto de las constantes vitales del individuo.

¿Cómo funciona el encéfalo?

Entre sus funciones podemos destacar el regular el pulso de la sangre, el regular la presión de las arterias, el control adecuado de la respiración, el tono de los músculos, llevar a cabo un correcto ritmo cardíaco y regular síntomas tales como los vómitos e incluso en otros casos la tos y los estornudos. También puede influir en la nutrición, en el control de la deglución, la digestión u otros factores gastrointestinales del individuo.

Seguidamente podemos hablar sobre la próxima estructura que abarca el cerebro posterior, la cual es la protuberancia anular o también se le conoce en otros casos con el nombre de ”el punto de varolio”. La misma se encuentra ubicada entre la estructura que explicamos anteriormente (el bulbo raquídeo) y la parte de la zona central de órgano central del embrión, que posteriormente formará algunas partes del territorio inferior o del territorio menor del encéfalo (el mesencéfalo) y de manera más sencilla podemos decir que se ve situado en el tronco del encéfalo.

También es considerada como una de las estructuras más importantes que posee el cerebro humano, pues si este sector se lesiona o surge algún tipo de daño puede traer como consecuencia el estado de coma o el fallecimiento del individuo. Se caracteriza por tener una consistencia abultada, de allí su nombre ”protuberancia anular” y al igual que el bulbo raquídeo y el mesencéfalo ejerce un papel fundamental como una clase de ruta de conexión entre el órgano central y el largo cordón de color blanco ubicado en el canal de las vertebras (la médula espinal).

Esta estructura actúa, como su nombre lo explica, como un especie de puente el cual facilita la transmisión de impulsos y por lo tanto facilita la transmisión de información y señales que éste recibe y cede. Cabe destacar que si esta parte del cerebro no existiera, sería imposible la comunicación entre las demás estructuras, de allí su importancia en nuestro organismo y en nuestra salud. (Ver artículo: demencia semántica)

También actúa en diversas actividades fundamentales para nuestro cuerpo, como en las capacidad motora y de igual forma influye en la regulación de las constantes fisiológicas del individuo y en los estados de la conciencia. Por ello, si no se llevaran a cabo de manera correcta el funcionamiento de esta, podría ocasionar que la persona no pueda mantenerse en equilibrio al utilizar las extremidades de las piernas, afectar la respiración de la persona, afectar el ritmo o los latidos del corazón e incluso puede llegar a generar el insomnio constante del individuo.

Finalmente en el rombencéfalo o también conocido con el nombre de el cerebro posterior se encuentra el cerebelo. Este es considerado como el segundo órgano más grande que posee el órgano central de nuestro cuerpo y se ubica en la parte de abajo del cerebro y detrás de el punto de varolio y del bulbo raquídeo. Además se ha comprobado que esta estructura puede poseer por lo menos la mitad de las neuronas que tiene el cerebro y también que puede llegar a conformar un diez por ciento (aproximadamente) del mismo.

Embriologia: Desarrollo del sistema nervioso

Tiene la responsabilidad de encargarse de la movilidad del cuerpo del individuo. Este influye de manera significativa en las funciones corporales y motoras de la persona, pues este lleva a cabo el control del equilibrio, la postura, la  regulación de los movimientos y la ejecución de los mismos. El mal funcionamiento de éste puede traer consecuencias fatales (las cuales también suelen presentarse en una persona que ha sufrido un accidente o enfermedad cerebrovascular) como el deterioro de la persona al realizar diversos movimientos, la inmovilidad, falta de coordinación, la pérdida del poder mantener el equilibrio, entre otros problemas motores.

  • El mesencéfalo o el cerebro medio: Como su nombre lo explica, el aquella estructura que se encuentra en el medio, en donde une a las demás partes las cuales son el cerebro anterior  y el rombencéfalo o también conocido como el cerebro posterior, y por lo tanto tiene conexión con todos los espacios que tiene el encéfalo.  Se caracteriza por presentar un especie de canal en el cual pasa líquido cefalorraquídeo y por representar un papel fundamental en las funciones motoras (al igual que el cerebro posterior).

También influye de forma importante en diversas funciones que puede abarcar la capacidad visual y auditiva como: controlar los movimientos del ojo, la dilatación de las pupilas y el manejo capacidad de la audición que presentan los oídos. Además puede encargarse de otras regulaciones corporales y de las constantes vitales como la respiración y la temperatura del organismo. Sin embargo el deterioro de ciertas áreas que constituyen esta estructura pueden verse íntimamente relacionado con ocasionar patologías graves como la demencia del parkinson. 

  • El prosencéfalo o el cerebro anterior: esta parte del encéfalo es aquella la cual se encuentra ubicada en la zona anterior del mismo (como su nombre lo explica), sobretodo en el periodo det iempo de  desarrollo del embrión. Este posteriormente se subdivide en otras partes, llamadas el telencefalo y el diencéfalo. Podemos resaltar de esta zona, que es considerada como la parte del cerebro más compleja y como la más desarrollada y por lo tanto es reconocida como una de las más evolucionadas que tiene nuestro organismo.

Como mencionamos con anterioridad, la misma se puede ”repartir” por así decirlo, en otras partes denominadas con el nombre de el telencéfalo y el diencéfalo.

1-) El telencéfalo: se divide en otras dos estructuras de igual tamaño conocidas con el nombre de los hemisferios cerebrales los cuales están cubiertos por una sustancia gris (córtex cerebral), el hipocampo y los ganglios basales.

En el mismo orden de ideas, el córtex cerebral o la corteza cerebral se caracteriza por tener una apariencia rugosa y con pliegues y es el responsable de darle la capacidad al individuo de poder pensar, comprender, percibir información y comunicarse a través del habla y del lenguaje. En este sector se encuentran los dos hemisferios cerebrales que explicaremos posteriormente. (Ver artículo: demencia senil)

Seguidamente encontramos al otro factor que compone el telencéfalo, el cual se le conoce con el nombre de ”los ganglios basales” los cuales se ven ubicados debajo de la corteza cerebral en ambos lados del tálamo y alrededor del diencéfalo y son definidos como un conjunto de núcleos que tiene varias rutas de conexión con otras zonas del órgano central.

Este compuesto influye de manera importante en los movimientos voluntarios o involuntarios que puede realizar el individuo, en las funciones cognitivas (del conocimiento, para poder pensar, resolución de problemas, entre otros) y en los factores mentales que se ven relacionados con la conducta, el estado emocional y el comportamiento de la persona. (Ver artículo: hipoxia cerebral)

El hipocampo tiene una apariencia alargada y se encuentra en el interior de las zonas en la que que se presentan los lóbulos temporales. También se identifica por ser una de las partes más antiguas que posee la corteza del cerebro y es conocida como la estructura que está relacionada con la tarea de memorizar cosas o de recordarlas, además de otras capacidades como el control de las emociones, la sed, el hambre y el aprendizaje.

De igual forma, esta estructura en general (el telencéfalo) además de caracterizarse por ser una de las partes más evolucionadas, también es el  sector que se encuentra ubicado de manera más alejada de la médula espinal.cerebro y hemisferios

2-) El diencéfalo: por otra parte esta es la segunda estructura del prosencéfalo o el cerebro anterior y esta está ubicada justamente de por bajo de la primera estructura del prosencéfalo (el telencéfalo) y encima del cerebro medio. Se distingue debido a que posee diversas partes del cerebro con la denominación ”tálamo”, como el hipotálamo, el subtálamo, el epitálamo y el tálamo respectivamente. Sin embargo suelen resaltarse más las partes del tálamo y la del hipotálamo.

El tálamo es un conjunto de neuronas o de sustancia gris y es la parte más voluminosa y más grande que conforma el diencéfalo el cual se ubica en la parte media del encéfalo. Además emplea diversos trabajos relacionados con el funcionamiento de los sentidos de nuestro cuerpo (la visión, el tacto, la audición y el gusto) a excepción de la capacidad olfativa. También permite que esta información sea transportada hacia otras partes del cerebro para así poder finalmente ser percibidas por el organismo en sí.

El diencéfalo: sus componentes, sus funciones y su ubicación

A continuación encontramos al hipotálamo. El hipotálamo a diferencia del tálamo, es una parte muy pequeña que se encuentra en el encéfalo(tanto así que ni siquiera representa el uno por ciento del mismo). Este se encuentra ubicado seguidamente del tálamo en la parte de abajo. Esta estructura juega un papel de suma importancia que consiste en procurar que el organismo de nosotros como seres humanos se encuentre en un equilibrio total en todas sus funciones. (Ver artículo: tratamiento en muerte cerebral)

Además es el responsable de regular las emociones, regular la temperatura corporal, regular la alimentación, el apetito o el hambre, el ciclo del sueño o vigilia, el control del funcionamiento adecuado de la respiración, los estados de ánimo y los cambios de conducta o de comportamiento, el deseo de la sexualidad o del apareamiento, la excitación sexual, la tensión que se presentan en los músculos y la presión de la sangre.

En general podemos resaltar que el diencéfalo emplea el trabajo de comunicación entre la primera vesícula del sistema nervioso del desarrollo embrionario (el mielencéfalo)  y la segunda vesícula del sistema nervioso embrionario que posteriormente forma el cerebelo (el metencéfalo) con la corteza del cerebro. (Ver artículo: isquemia cerebral)

Además podemos concluir, en síntesis que el desarrollo del cerebro del feto se basa en tres distintas estructuras y fases entre las cuales se encuentra el rombencéfalo, el prosencéfalo y el mesencéfalo.

Hemisferios cerebrales y sus funciones

Los hemisferios son las partes en las que se divide nuestro cerebro en un sector izquierdo y en otro sector derecho, y aunque en múltiples ocasiones las personas piensen que estas poseen la misma magnitud de tamaño, a través de estudios con el uso de microscopios se ha comprobado que esto no es del todo cierto pero sin embargo si presentan una gran similitud.

Cabe resaltar que ambos de estos hemisferios cerebrales tienen un papel sumamente fundamental e importante en las funciones que realizamos por la información que nuestro cerebro percibe. Además, a pesar de emplear diversas y muy diferentes actividades u objetivos que veremos a continuación.hemisferio cerebral

Estos tienen un papel sumamente fundamental en las funciones que realizamos por la información que nuestro cerebro recibe, pues los hemisferios cerebrales, a pesar de emplear diversas y muy diferentes actividades que veremos a continuación, tienen en común que si una de estas partes se ven afectadas de cualquier manera, puede ocasionar daños graves en nuestro organismo y en nuestro encéfalo en general.

También tienen en común que están conectados por una misma estructura denominada como el cuerpo calloso y que gracias a las fibras que éste posee es posible la conexión entre el hemisferio izquierdo y el hemisferio del sector derecho. Además podemos destacar que ambos hemisferios ejercen sus funciones en su lado contrario, es decir, el hemisferio izquierdo realiza sus funciones en el extremo derecho y el hemisferio derecho lleva a cabo sus actividades en el lado izquierdo del cuerpo.

Funciones que abarca el hemisferio izquierdo

El hemisferio izquierdo, como aclaramos anteriormente, realiza sus funciones en la parte derecha de nuestro cuerpo y por lo tanto controla la coordinación motriz de esta.

Esta parte se responsabiliza de las funciones del habla y del lenguaje (aquí se lleva a cabo la utilización de las palabras y de las oraciones para poder definir diferentes cosas) y de las funciones de la memoria a través de la forma verbal. También se caracteriza por emplear trabajos a través de diversos símbolos o figuras ilustrativas, por llevarse a cabo un papel fundamental a la hora de realizar análisis, en los cálculos de las matemáticas y por realizar funciones relacionadas con los detalles.

La tarea de este hemisferio cerebral izquierdo es tener una secuencia lineal de las cosas pues se encarga de tener una noción y seguir el paso de un determinado periodo de tiempo, el otorgarle al individuo la capacidad del raciocinio lógico ante las diferentes circunstancias que se pueden presentar y se podría decir que sigue determinadas directivas a través de ideas que están relacionadas entre sí.

Hemisferio derecho contra hemisferio izquierdo

Por ello es importante que cuidemos la salud que tenemos y la salud de nuestro cerebro en general, pues si se presenta una embolia cerebral  o cualquier tipo de problemas en este hemisferio puede ocasionar que la persona pierda progresivamente la capacidad para poder comunicarse a través del lenguaje, un deterioro en la capacidades cognitivas para realizar análisis o diversos pensamientos y también puede generar problemas en las funciones motoras de la parte derecha de nuestro cuerpo, ocasionando inconvenientes como la dificultad para realizar movimientos y entre muchos más, los cuales en los peores casos pueden ser permanentes y por lo tanto irreversibles.

Funciones que abarca el hemisferio derecho

De igual forma que el hemisferio cerebral izquierdo el cual desempeña sus funciones en el lado derecho del cuerpo, el hemisferio cerebral de la parte derecha lleva a cabo sus tareas y actividades en su sector contrario. De igual forma, éste realiza tantas y diversas ocupaciones  especializadas como la parte que divide el sector izquierdo.

Sin embargo, a diferencia del hemisferio cerebral que se encuentra en la zona izquierda, podemos decir que ésta está sumamente relacionada con las actividades no verbales, las actividades donde no se desempeñan las funciones del habla y del lenguaje, la escritura y las tareas sumamente analíticas o detallistas.

Además también está íntimamente conectado con las funciones que lleven a cabo trabajos a través de la capacidad visual y la capacidad auditiva, como también en la capacidad del individuo de poder percibir su entorno y el espacio en el que se encuentra. El hemisferio derecho también influye en las habilidades artísticas y las habilidades musicales pues este procesa a través del sentido de la audición los diferentes ritmos y las melodías que se pueden presentar. También se encuentran las capacidades de síntesis y la capacidad de realizar una determinada hipótesis, a diferencia del izquierdo que se enfoca más en los factores analíticos, de comprensión y de estudios numéricos.

hemisferios

¿Hay un hemisferio que sea dominante?

Ciertos estudios médicos se enfocan en que el hemisferio del sector izquierdo del cerebro es el más dominante entre las personas pues como explicamos con anticipación, es el aquel que se enfoca en aspectos números y matemáticos y en diversos análisis de situaciones. También se ha enfatizado en la idea de que las personas con un dominio en el lado izquierdo de su cuerpo (las personas zurdas) tienen mayor control con respecto al hemisferio de la zona derecha de nuestro cuerpo, y que las personas diestras tienen un mejor manejo de las funciones que abarca el hemisferio contrario, es decir, el del lado izquierdo.

¿Cuál es tu hemisferio cerebral predominante?

Sin embargo es importante resaltar que la función de los dos hemisferios son sumamente importantes a la hora del equilibrio en general de las condiciones del cerebro y de nuestro organismo, pues ambos tienen un papel fundamental en las funciones cognitivas y en las funciones motoras que puede desempeñar el individuo. (Ver artículo: síntomas de la demencia  frontotemporal)

Los cuatro lóbulos del encéfalo

En el mismo orden de ideas podemos aclarar y resaltar que ambos hemisferios que fueron descritos con anterioridad, ya sea el izquierdo o el derecho, están divididos a su vez en cuatro porciones individuales que le presentaremos y explicaremos a continuación.

lobulos cerebrales

Cuando hablamos de unas porciones individuales por las cuales están subdivididas nuestro cerebro, estamos refiriéndonos a los cuatro lóbulos que tenemos que se denominan el lóbulo occipital, el lóbulo parietal, el lóbulo temporal y el lóbulo frontal respectivamente.

Así mismo, al hablar del lóbulo occipital, podemos decir que en éste se encuentra la corteza del encéfalo y se ubica en la zona inferior de la cabeza y lo limita el lóbulo parietal y el lóbulo temporal. Su principal objetivo es llevar  acabo las diferentes actividades que relacionen la capacidad de la visión y por lo tanto debe percibir e interpretar el color, tamaño, la forma y otras características de las cosas que se presentan a nuestro alrededor. También influye en las capacidades del movimiento y  en la capacidad de realizar conclusiones al observar diferentes objetos o imágenes.

lobulo occipital del cerebro

Con respecto al lóbulo frontal, éste se identifica por ser el que ocupa un tamaño mucho más grande en la corteza del cerebro en comparación con los otros lóbulos. Como veremos en la siguiente imagen, es aquel que se sitúa en la parte justamente en la zona delantera de nuestro encéfalo justamente detrás de la frente.

Se relaciona con el comportamiento de las personas en cuanto a su sexualidad, el control de la espontaneidad y de los impulsos. Tiene además la responsabilidad de percibir y manejar la capacidad del juicio, de proporcionar un raciocino lógico, regular las diferentes emociones que se pueden presentar, transformar las diferentes cosas que podemos pensar en oraciones y palabras, regular la conducta y el estado de ánimo del individuo, influir en la capacidad de socializar, en el análisis de los problemas, la producción del manejo del habla y del lenguaje y también en las funciones del movimiento.

lobulo frontal del cerebro

Seguidamente presentamos el lóbulo temporal, este es aquel lóbulo que tiene un papel fundamental ubicado en frente del occipital y el cual está separado por los otros dos lóbulos del encéfalo (el parietal y el frontal). Está encargado de las funciones  de la capacidad para poder oír principalmente y de la capacidad visual, como también de otros factores como la memoria y el poder recordar fotos, imágenes u objetos y en el control de las diversas emociones y en el comportamiento y conducta del individuo. Cabe destacar que puede haber un lóbulo temporal dominante y otro el cual se identifica por no ser dominante.

De igual forma, el lóbulo temporal el cual resalta por ser el dominante, es aquel que interviene en la percepción y en el recuerdo de imágenes visuales, de palabras, de oraciones o frases, de objetos o cosas determinadas y principalmente en la capacidad para memorizar diversos nombres. Por otro lado, el lóbulo temporal no dominante, a diferencia del que sí lo es, no relaciona sus recuerdos con imágenes visuales y por lo tanto el individuo memoriza a través de otros sentidos como la capacidad de la audición.

temporal

Finalmente podemos hablar de la otra porción en la que se dividen los hemisferios, denominada en este caso como el lóbulo parietal. Podríamos decir que se encuentra ubicado justamente en la parte superior en la zona de atrás de la porción que se sitúa detrás de la frente (el lóbulo frontal).

Está encargado de llevar a cabo funciones de la capacidad sensorial del individuo, así como también procesar y transformar esta información. Entre las tareas que desempeña se pueden destacar las siguientes: el tener un control de los sentidos de la persona, manejar la sensibilidad, la percepción de las sensaciones como el dolor, el tacto de los objetos, la manipulación y el procesamiento de otras cosas, transmite la información que recibe a través de la memoria y las relaciona, entre otras más.

En esta ocasión se encuentra además un lóbulo parietal en el sector izquierdo y en la zona de la derecha, los cuales  se diferencian pues tienen el objetivo de realizar diferentes tareas. Por ejemplo, en el lóbulo del sector izquierdo, se enfoca más en funciones cognitivas como el desarrollo del lenguaje y del habla, en el pensamiento, la escritura, el análisis de los problemas y en otros factores relacionados con números.

Por otro lado, el lóbulo que abarca el territorio derecho de nuestro cerebro, se enfoca principalmente en las capacidades del movimiento, del equilibrio, de la estabilidad, de la fuerza muscular y en general todo lo que abarca las funciones motoras que puede desempeñar un individuo.

parietal

Enfermedades del cerebro

Ahora bien, como fue mencionado anteriormente en muchas ocasiones, el encéfalo es el órgano más importante de nuestro cuerpo pues desempeña y realiza diversas funciones y actividades que son fundamentales para nuestra supervivencia y en general para todas las capacidades que podemos llevar a cabo en nuestra vida.

Por ello a pesar de ser éste un órgano tan fundamental, también es uno de los más propensos de pasar cualquier tipo de enfermedad.

Las enfermedades que puede presentar nuestro encéfalo pueden afectar de manera alarmante la vida y la salud de nosotros como seres humanos sin discriminación de ningún tipo, pues se ha comprobado que muchas de estas patologías han afectado la condición corporal y mental de los infantes, los jóvenes, los adultos e incluso de las personas de la tercera edad.

Un claro ejemplo de lo mencionado con anterioridad, es la enfermedad del Alzheimer o demencia de Alzheimer y también conocida con el nombre de la enfermedad de la pérdida de la memoria o del olvido total. Esta suele serla más común de todas las enfermedades degenerativas cerebrales sobretodo en personas de edad adulta avanzada (los ancianos).

Se identifica principalmente por comenzar de forma lenta y por afectar de manera inmediata las capacidades que tiene el individuo para desarrollar un pensamiento, para memorizar y para recordar hechos que ocurrieron en un periodo de tiempo no tan largo. Se dice que esta es una de las patologías degenerativas que puede afectar a nuestro órgano central debido a que los indicios que presenta la persona pueden empeorar de peor a peor con el trascurso del tiempo. (Ver artículo: síntomas de la enfermedad del alzheimer)

Así mismo es importante saber que las personas mayores de sesenta años tienen mayores posibilidades de padecer esta enfermedad y pueden olvidar con el paso del tiempo el llevar a cabo actividades que realizaban con normalidad en su día a día tales como el comunicarse a través del lenguaje y del habla, el saber escribir, el saber cepillarse el cabello y los dientes, el saber leer, entre muchos más.

Alzheimer, la enfermedad que destruye el cerebro

Sin embargo también se ha logrado comprobar que estas alteraciones que se presentan en nuestra salud sobretodo las que afectan en el órgano central, pueden encontrarse en otros seres vivos tales como los perros, encontrándose casi siempre síntomas muy similares que se podrían encontrar en los humanos, como es el caso de la enfermedad de la contusión cerebral.

La contusión cerebral se refiere a la lesión o al trauma causado por un impacto en la zona de la cabeza el cual puede ser ocasionado al hacer actividades simples como caminar y correr, al montar bicicletas, en accidentes con carros específicamente cuando ocurre un tropiezo o caída en donde el encéfalo se deslice dentro de la cavidad del cráneo.

También puede generarse al llevar a cabo tareas de mayor peligro tales como el boxeo, la lucha libre, las actividades relacionadas con los deportes como el fútbol, el patinaje (ya sea sobre el hielo o sobre un pavimento) y el hockey, pues son ejercicios que requieren mucha fuerza corporal y muscular y en donde es muy común que las personas reciban golpes continuos en la cabeza producidos por el choque con otra persona o simplemente por el impacto contra el suelo.

Esta condición como se mencionó con anterioridad, también puede presentarse en otros individuos como en los perros, donde casi siempre son causado por el impacto de la cabeza contra alguna puerta, al saltar y caer de un lugar muy alto o al pelear con otros perros. Sin embargo también pueden ser causados por otros factores que no involucren un golpe directo en la zona de la cabeza, como es en el caso de la disminución de la temperatura del cuerpo o también el contrario de esta, es decir, el incremento anormal de la temperatura corporal del perro.

¿Cómo ayudar a una persona que sufrió una contusión en el cráneo?

Otras de las condiciones que puede afectar la vida del individuo de manera permanente es la atrofia cerebral, pues en muchos de los casos no existen curas o tratamiento alguno que pueda solucionarlo. La atrofia del encéfalo se conoce principalmente por ser aquella patología en donde el tamaño del cerebro se encuentra disminuido en proporción con la magnitud normal de este, además puede ser ocasionado por factores que han sucedido con anterioridad, como un derrame cerebral y en otros casos la enfermedad cerebrovascular.

La atrofia del cerebro puede generar que el individuo presente cambios en su conducta, en su comportamiento, en su estado de ánimo y en la manera en la que se siente consigo mismo y en general afecta los factores mentales y psicológicos que posee la persona. También puede ocasionar un deterioro en las capacidades motrices para poder realizar movimientos con el cuerpo, debilidad en las extremidades y la parálisis de las mismas.

Los sentidos también se ven afectados por esta lesión, pues las personas pueden presentar un deterioro en la capacidad del sentido de la vista y en los peores y más graves casos puede generar que éste la pierda en su totalidad. La vista del individuo también puede encontrarse distorsionada, la persona puede empezar a pensar que ve cosas dobles y esto puede traer como consecuencia otros factores o indicios como los mareos y la pérdida del equilibrio, la inestabilidad y la pérdida del sentido en el tiempo y en el espacio en el que se encuentra ubicado.cerebro

Además existe otro tipo de enfermedad en donde se presenta un especie de bulto o volumen que se sitúa en la parte del cerebro, a esta condición se le conoce como un tumor cerebral. Sin embargo es importante destacar que esta enfermedad no en todos los casos sucede y se origina en esta zona, sino que en otras ocasiones puede generarse en otras partes del cuerpo como los cánceres de pulmón y el cáncer de mama, los cuales se pueden expandir hasta el órgano central, y a esta situación se le denomina como un tumor cerebral causado por metástasis.

Esta enfermedad puede presentarse de dos formas. Una de ellas es en un tumor cerebral maligno, el cual se caracteriza por ser causado por diferentes células que son, como su nombre lo explica, malignas. Este tipo de tumor es una de las patologías que suelen causar mayores muertes tanto en adultos como en infantes, pues por lo general invade y afecta a muchos órganos y genera que estos no actúen y no desempeñen sus funciones a la perfección.

La segunda forma en la que se puede manifestar un tumor es de la manera benigna. A diferencia del maligno o también conocido con el nombre de el cáncer de cerebro, es aquel que no tiene células malignas o células cancerígenas. Sin embargo es importante saber que éste a pesar de no poseer las células anteriormente mencionadas, también puede afectar de manera alarmante y grave la vida y salud de la persona, pues en otros casos (casi siempre donde no se realice un seguimiento y un tratamiento adecuado y a tiempo) puede ocasionar que peste se expanda y se transforme en un tumor de mayor gravedad.

Otro de los puntos de esta patología que es importante saber, es que puede afectar tanto a adultos como a los más pequeños de la casa y presentar síntomas muy similares. Entre los síntomas de un tumor cerebral podemos destacar el dolor de cabeza repentino y persistente o también conocido como la migraña el cual suele desaparecer en periodos de tiempo cortos o en la mañana al despertar, las náuseas y los vómitos continuos, la falta de apetito, las convulsiones y problemas en sus funciones cognitivas y motoras.

Síntomas en el comportamiento de pacientes con tumores cerebrales

Al una persona presentar problemas en sus funciones cognitivas, esta suele presentar dificultades para poder razonar, para realizar pensamientos, problemas para comunicarse y para estructurar palabras y oraciones. En cuanto a sus funciones motoras estas resultan deterioradas y por lo tanto la persona no puede ejecutar movimientos con el cuerpo, siente un entumecimiento en las extremidades el cual puede ser leve o grave, tiene un deterioro de la sensibilidad muscular, deterioro de la fuerza de los músculos y una incapacidad de poder mover los dedos o la mano en general.

Además, al igual que al pasar por una contusión cerebral, tiene problemas en la conducta y un cambio de humor constante, suele sentirse deprimido o con estrés continuo, con problemas de comportamiento, con irritabilidad, realizan actividades a través del impulso y de la molestia. También pueden estar en un estado de somnolencia o de cansancio absoluto y tener problemas para conciliar el sueño y para mantener un ritmo cardíaco adecuado y lo mismo ocurre con el ritmo de la respiración.

El accidente o la enfermedad cerebrovascular es aquella en donde el individuo no tiene un adecuado flujo de la sangre el cual es dirigido hacia el órgano central y por lo tanto genera que las células del cerebro dejen de funcionar posteriormente. También suele considerarse como una de las más comunes y esta es ocasionada principalmente por factores como la obstrucción o el tapamiento de las arterias por un coágulo de sangre, la presión elevada de las arterias, el colesterol en niveles superiores al normal, la mala circulación de la sangre en las extremidades (sobretodo en las piernas) y en algunos casos por la diabetes. (Ver artículo: la enfermedad cerebrovascular hemorrágica)

cerebro

Así mismo existen enfermedades del encéfalo que afectan determinadas zonas de éste, como es en el caso del síndrome cerebeloso. Ésta patología, como su nombre lo menciona, se identifica principalmente por afectar a la parte del cerebelo. Se caracteriza por afectar las actividades que esta zona del cerebro desempeña y presenta síntomas muy diferentes a las otras enfermedades que fueron explicadas con anterioridad, pues la persona tiende a encontrarse con estos indicios al estar mantenido en reposo ya sea sentado en un lugar o al estar parado, pero siempre en un estado de quietud.

Estas son sólo algunas de las enfermedades que puede presentar nuestro órgano central y como pudimos apreciar estas condiciones pueden ocasionar daños y efectos sumamente graves (en algunas ocasiones) los cuales en las peores circunstancias pueden ser permanentes e irreversibles.

Por ello es importante que mantengamos un estilo de vida saludable, en donde tengamos una alimentación balanceada de proteínas y vitaminas, dejando a un lado los carbohidratos y las grasas saturadas, también debemos dejar el consumo de sustancias dañinas como el tabaco, el cigarro, el alcohol y las drogas, pues se ha comprobado que estas pueden ocasionar la muerte de las neuronas, problemas en el cerebro y ocasionar otro tipo de cánceres como el de riñón y el de pulmón respectivamente.

También es fundamental hacer ejercicio continuamente por lo menos dos veces a la semana para que nuestro cuerpo se sienta mejor y hacer que todos los mecanismos de nuestro cuerpo actúen y no se atrofien con el tiempo, pues el sedentarismo puede ocasionar este tipo de problema en la salud y asistir a las citas médicas anuales recomendadas, pues en algunas ocasiones podemos tener algún tipo de enfermedad que puede llegar a ser silenciosa (sin presentar síntomas) y por ello es importante que estemos al tanto de nuestra salud y de nuestro organismo en general.

En el caso de los niños debemos tener una precaución sumamente especial porque como explicamos con anticipación, los golpes en la cabeza pueden ocasionar enfermedades del cerebro como la contusión y el derrame cerebral en las peores ocasiones.

(Visited 1.077 times, 1 visits today)

Deja un comentario