Hipoxia Cerebral: Qué es, síntomas, consecuencias y más

La hipoxia cerebral es un padecimiento, que se caracteriza por la falta de oxígeno en la sangre dirigida a los tejidos cerebrales, puede ocurrir a cualquier edad y dependiendo de su complejidad se divide en distintas clasificaciones.

hipoxia cerebral

 ¿Qué es la Hipoxia Cerebral?

Se entiende como hipoxia cerebral, al padecimiento comprendido por la falta de flujo de oxígeno que afecta directamente a los hemisferios cerebrales (causante de muchas enfermedades del cerebro) , impidiendo el paso de cierta cantidad necesaria de nutrientes indispensables para el funcionamiento del cerebro. Es una patología que puede presentarse a cualquier edad, desde pacientes neonatales hasta sujetos de la tercera edad.

¿Cuáles son sus causas?

Existen múltiples causas que pueden causar una h.c, que podemos clasificar según su complejidad en simples, medias e invasivas, entre ellas las más frecuentes son:

Simples:

Caracterizadas por la falta de suministro de oxígeno.

  • Ahogamiento o asfixia: Es una obstrucción de vías respiratorias, que puede ser producida por el impedimento de oxígeno a través de dichas vías  por causas naturales  (tal como, una falla en los bronquios) o por la inducción de un cuerpo extraño que impida el paso del oxígeno.

  • Presión:  Producida por parálisis muscular, en la cual un objeto puede presionar y/o caer específicamente en el torso de la persona y evitar que el oxígeno llegue al cerebro.
  • Vértigo en grandes alturas: Después de 8000 pies de altura, dependiendo del sitio en el que se encuentre el sujeto, puede haber falta de oxígeno que le impida al mismo respirar. No obstante, puede suceder que mentalmente la persona se bloquee por su miedo al vértigo, y obstruya sus vías respiratorias.
  • Sofocamiento: A altas temperaturas puede ocurrir un ahogamiento.

Medias:

Caracterizadas por la falta de distribución de oxígeno y nutrientes a menor escala.

  • Sobredosis de drogas: entre las drogas que son inhaladas, más comunes están los disolventes volátiles (gasolina, marcadores líquidos y algunas pinturas), los gases con finalidades médicas (éter, óxido nitroso -gas de la risa- y el butano), los aerosoles y los nitritos (cápsulas afrodisíacas, mejor conocidas como ”popper” o droga del amor) .
  • Incremento del sofoco: Se comprende como sofocaciones por causas naturales (hormonales) o por causas externas (por ejemplo el exceso de humo de tabaco).
  • Presión en la tráquea: Causada normalmente por colocación de cuerpos extraños o tumores (pequeños que pueden ser benignos  o malignos) alrededor de ella, patología que si es maligna, es mejor conocida como cáncer de tiroides.
  • Asma: Es una enfermedad endémica respiratoria, que comprime y congestiona las vías respiratorias. 
  • Complicaciones en anestesias generales: En algunas operaciones pueden aparecer complicaciones quirúrgicas, dependiendo de cual, las más comunes son la hipotermia y la hipotensión, que suelen evitar el traspaso de nutrientes y oxígeno al cerebro.
  • Medicamentos: Existen medicamentos que provocan la disminución del oxígeno y nutrientes a menor escala, que suelen tratar otras enfermedades provocando hipoxia cerebral.

Invasivas:

Caracterizadas por la carencia de oxígeno y nutrientes,  dejar secuelas y ser de alto carácter irruptivo.

  • Parálisis: La parálisis o pérdida de la función muscular se manifiesta cuando el funcionamiento del músculo falla, puede ser causada por enfermedades – de forma natural, como la esclerosis lateral amiotrófica (ELA) – o adquiridas por accidentes físicos severos -por consiguiente cuasando paraplejia, tetraplejia o cuadroplejia)  o químicos (por ejemplo, injerencia de tetracloruro de carbono).
  • Envenenamiento por Monóxido de Carbono: La situación más común por envenenamiento de CO (monóxido de carbono), es en un incendio,  cuando se aspira gran cantidad de humo provocando una asfixia.
  • Lesión cerebral: Es una laceración cerebral (Ver artículo: Contusión cerebral) que puede crear diversos tipos de trastornos cognitivos en la atención, memoria o algún trastorno motor. Dependiendo de la lesión cerebral, que se encuentre en la cabeza del sujeto puede afectar directamente al suministro de oxígeno y nutrientes al cerebro del mismo; Para algunas de las lesiones (con un bajo nivel de severidad), existen tratamientos. Estas laceraciones pueden establecerse por causas naturales, creadas por traumatismos, o por accidentes en anestesias generales.
  • Accidentes cardiovasculares o cerebrovasculares: Llamados como derrames cerebrales, se causan por la interrupción o reducción grave del suministro de sangre en el cerebro, por lo cual se detiene el abastecimiento de nutrientes y oxígeno en este órgano, por lo cual puede causar el deceso de algunas células cerebrales. Es una emergencia médica que debe ser tratada de inmediato, contiene síntomas, y causa una serie de consecuencias. Puede provocarse por el taponamiento de arterias, hemorragias o cuando se bloquea algún vaso sanguíneo. (Visitar artículo: Consecuencias de un Accidente Cardiovascular )

Accidente cardiovascular hemorrágico

  • Paro cardíaco: Es la dimisión de la actividad cardíaca, lo que hace que se detenga el flujo sanguíneo (por lo tanto, del oxígeno) en todo el cuerpo comenzando principalmente por el corazón, seguido del cerebro -provocando un infarto cerebral-, y luego prosiguen otros órganos vitales. Siendo una emergencia médica que debe tratarse de inmediato.
  • Presión arterial baja o Hipotensión: Es la potencia que indica la sangre en las arterias. Tiene un valor normal de 90/60 mmHg (en la diástole) y 120/80mmHg en la sístole. Si hay alteraciones en esos índices es clasificado como hipotensión. Es una emergencia médica que se debe tratar de inmediato, porque puede causar la muerte, no obstante, si hay una baja cantidad de potencia de sangre en las arterias, no habrá la cantidad de oxígeno (por lo tanto de nutrientes) suficiente que necesita el cerebro ni los otros organismos. 

¿Cuáles son los síntomas?

La Hipoxia Cerebral manifiesta distintas sintomatologías, y dependiendo del cual se puede determinar el nivel de gravedad de la h.c, entre las más usuales se encuentran las leves y las severas:

Leves: Se clasifican como leves por su bajo nivel de severidad

  1. Falta de atención o fácil distracción
  2. Falla en la coordinación motora
  3.  Pérdida de la cordura o del discernimiento
  4. Pigmentación azul de la piel
  5. Amnesia leve
  6. Falla en la capacidad de aprender en altos niveles de dificultad

Severas: Se clasifican como severas por su alto índice de peligro o gravedad en las personas

  1. Estado de inconsciencia del cuerpo sin reacción alguna (coma)
  2. Convulsiones
  3. Ausencia de respiración
  4. Pupilas estáticas con la luz
  5. Muerte cerebral: es el cese irreversible en la totalidad de todo el funcionamiento cerebral, es decir, que el paciente falleció.

¿Cuáles son sus consecuencias?

Cuando se trata de una hipoxia cerebral, pueden existir distintos tipos de consecuencias y complicaciones (que  se pueden tratar si no son tan graves), podemos encontrar las siguientes:

  • Estado vegetativo continuo: Es un estado en el que el cuerpo del paciente se encuentra despierto, pero no puede establecer ninguna respuesta hacia su entorno o únicamente se pueden establecer respuestas motoras reflejas, sin tener una respuesta recíproca voluntaria con el ambiente, puede ser parcial -determinando muerte cerebral (Ver artículo: Infarto Cerebral)- o reversible.

 

  • Insomnio: Se entiende como aquel trastorno del sueño, que consiste en tener problemas para conciliar el sueño.
  • Úlceras de decúbito: Son luxaciones de la piel provocadas por la presión continua en un sitio específico, suelen manifestarse en la parte de la piel que recubre las partes óseas del cuerpo. Se relaciona como una consecuencia de la hipoxia, ya que puede dejar secuelas de problemas motoros que suelen causarlas.

 

  • Alucinaciones: Suelen estar provocadas por problemas en el lóbulo frontal del cerebro, y usualmente distinguen  visiones, sonidos u olores que parecen reales pero no lo son, ya que son creadas por la mente.

  • Trombosis venosa profunda: Se entiende como aquél coágulo sanguíneo que se produce en una vena profunda en el cuerpo, puede causar una embolia pulmonar, un infarto o un derrame. Puede ser una secuela de la h.c, sin embargo es una consecuencia principal, ya que es provocada por los medicamentos que se utilizan para tratar las otras enfermedades, o la hipoxia inmediatamente.
  • Amnesia: Es la pérdida temporal de la memoria que puede provocarse por causas funcionales u orgánicas.
  • Demencia: La demencia es una composición de enfermedades a nivel mental que ocasionan cambios en el comportamiento normal de un individuo.
  • Infecciones pulmonares: Son aquellas que afectan principalmente a los pulmones, la afección más común es la neumonía (inflamación de los pulmones).
  • Desnutrición: Es el desfallecimiento de las células de un organismo por recibir una mala alimentación o poca de la misma.
  • Contracciones o espasmos musculares: Movimientos involuntarios del cuerpo por fallas en el Sistema Autonómo simpático.
  • Demencia Vascular: La demencia vascular (Ver artículo de: Causas de la Demencia Vascular) está caracterizada por ser una de las tantas enfermedades degenerativas del cerebro, la cual deteriora rápidamente las funciones cognitivas del ser humano.

Comprensión de la Demencia Vascular

¿Qué secuelas puede crear?

Las secuelas que pueden producirse después de presentar una hipoxia cerebral, varían según el paciente el cuál la sufrió, ya que dependen de las condiciones físicas y psicológicas en las que la persona se encuentre, pudiendo tener un alto índice de mejora o no. Sin embargo, no suelen frecuentarse episodios de hipoxia cerebral a menos que sea causada por medicamentos, por lo tanto dichas secuelas se pueden denominar como consecuencias.

Por consiguiente, puede causarse un daño neurológico secundario (secuela de la hipoxia isquémica, frecuente en pacientes neonatos), que interfiere en la estructura física del cerebro -en algunos casos atrofiamiento- debido al poco flujo sanguíneo y oxígeno encontrado en el Sistema Nervioso Central (S.N.C).

Asimismo, también suele afectar el lenguaje, el desarrollo -si el paciente se encuentra en crecimiento- y la inteligencia, dependiendo de las células cerebrales muertas que fueron afectadas por la h.c. De igual forma, puede provocar encefalopatía isquémica hipóxica HIE (enfermedad caracterizada por el mal funcionamiento del cerebro, suele ser tratada a corto o largo plazo dependiendo del índice de severidad.

Tipos de Hipoxia Cerebral

Existen cuatro tipos de hipoxia cerebral, clasificadas según su patología:

Hipoxia cerebral difusa: Es la más común de todas, singularizada porque la falta de oxígeno afecta directamente al funcionamiento del cerebro reducidamente.

Isquemia cerebral focal: Ocurre cuando un trombo -aneurisma- , un coágulo o una embolia, también es un caso común que obstruye normalmente a la arteria cerebral central.

Isquemia cerebral global: Suele presentarse en distintas áreas dispersas cerebrales,  por la reducción severa del flujo sanguíneo, provocada por un fallo cardíaco.

Infarto cerebral masivo: El más peligroso de los tipos de isquemia (hipoxia), causado por el flujo reducido de sangre, que ocasiona que áreas múltiples del cerebro se encuentre privadas de oxígeno.

De igual manera, dichas hipoxias pueden clasificar según la manera en la que el oxígeno le falla al cerebro. Son cuatro:

Hipoxia Hipóxica: Causada por la falta de oxígeno limitado en el ambiente, que provoca que las fases de ventilación alveolar se alteren, produciendo la disminución de concentración de oxígeno en la sangre. Los trabajadores que están expuestos a este tipo de isquemia son los montañeses, buceadores y aviadores por la inhalación de otros gases y también puede ser provocada por la apnea del sueño.

Hipoxia de Hypemic: Se presenta por un problema patológico en la sangre, que consiste en un bajo nivel de oxígeno en ella (por la falla del transporte de oxígeno en el torrente sanguíneo) , sin embargo los niveles del O2 en el ambiente lo sustenta y es suficiente. Suele ser causado por la anemia, la intoxicación por Monóxido de Carbono – CO-  y por hemorragias.

 

Hipoxia Isquémica: Flujo sanguíneo inadecuado en el cerebro, que priva al oxígeno de su paso, por la alteración de la fase de transporte del oxígeno, que produce que un tejido en específico se quede sin sangre. Puede ser provocada por fallas en la bomba cardíaca (insuficiencia cardíaca, estado de shock o bajas temperaturas).

Hipoxia Histotóxica:  El nivel de oxígeno es suficiente en el cerebro, pero el tejido cerebral no tiene la capacidad de metabolizarlo, por lo cual las células cerebrales no pueden cumplir su buen funcionamiento con el oxígeno de manera conveniente. El envenenamiento por Cianuro, intoxicaciòn etílica o por drogas son los casos más comunes de esta hipoxia.

Factores reguladores de la Hipoxia

Existen varios tipos de factores, que suelen influir directamente en las hipoxias cerebrales y su tolerancia, entre ella se encuentran:

  • Altitud: Dependiendo en la altura en la cual el sujeto se encuentre, puede disminuir la presión del oxígeno y no es suficiente para llegar a las corrientes sanguíneas del cerebro.
  • Temperatura ambiental: Las altas o bajas temperaturas influyen directamente en el consumo de oxígeno en el cuerpo, por lo cual se reduce el número de tolerancia a la hipoxia, ya que se puede requerir de oxígeno adicional para los demás órganos del cuerpo, dejando pasar desapercibido la gran cantidad de O2 que el cerebro necesita.
  • Actividad física: Afecta directamente a las personas que suelen realizar un alto índice de esfuerzo físico, ya que el nivel de oxigeno que se necesita en el cuerpo va aumentando dependiendo de la actividad física en la cual nos encontramos, y si no hay cantidad de O2 suficiente provoca hipoxia cerebral. Es por ello que en ocasiones, si las personas no están acostumbradas a hacer ejercicio presentan mareos.
  • Tolerancia personal o individual: Depende directamente del metabolismo, alimentación y de las actividades físicas que el paciente realice, lo pueden hacer más propenso a tolerar una h.c.
  • Trastornos psicológicos: Si el paciente sufre de algún trastorno psicológico, en situaciones de estrés, suelen consumir una mayor cantidad de oxígeno que en una situación normal. Por lo tanto, si se presenta una isquemia, ellos son poco transigentes aumentando su índice de mortalidad.
  • Tiempo de exposición: A mayor tiempo de exposición, mayor es el riesgo y las consecuencias por la falta de oxígeno en el flujo sanguíneo del cerebro.
  • Estado físico personal: El estado físico de una persona , es directamente proporcional a la tolerancia de una hipoxia por cierta cantidad de tiempo. Si una persona sufre de obesidad, al momento de padecerla, necesitará más oxigeno en el cerebro que una persona que este en forma 

Hipoxia Cerebral en infantes

La isquemia en infantes, es más complicada de diagnosticar, en vista de que puede causarse generalmente por problemas cuando el infante era un feto y se encontraba en el útero. La falta de oxigenación en el cerebro de los niños, suele manifestarse de manera leve en síntomas como el déficit de atención, hiperactividad, problemas de aprendizaje o dolores de cabeza, que suelen diagnosticarse en un período desde los 0 hasta los 12 años de edad.

No puede diagnosticarse a través de tomografías, ya que muestran únicamente la condición física en la cual se encuentra el cerebro, pero no indican si su funcionamiento es adecuado, por lo cuál el niño debe quedarse bajo supervisión del neurólogo para indicarle una medicación (únicamente si la hipoxia cerebral es leve).

En la mayoría de los casos, la hipoxia cerebral que se manifiesta en infantes suele ser leve y de fácil tratamiento farmacéutico, a menos de que sea sometido a traumatismos u obstrucciones de sus vías respiratorias que causen la falta de oxígeno en el torrente sanguíneo que va al cerebro, y se clasifican de igual forma que las isquemias severas de los adultos.

Hipoxia Cerebral neonatal

La hipoxia cerebral severa, es la principal causa de muerte del 29% de los pacientes neonatales a nivel mundial. Esta isquemia puede perjudicar la vida de los pacientes a corto y largo plazo, causando parálisis cerebral o la muerte; Según la  Academia Americana de Pediatría y el Colegio de Obstetras y Ginecólogos, dos (2) de cada dos mil (2000) niños sufre la h.c. Los bebes que sufren de esta hipoxia, suelen ser apáticos y no tener gran movilidad motora, que dependiendo del caso pueden manifestar convulsiones. En ocasiones no lloran, por la debilidad en la que se encuentran.

La isquemia en los neonatos puede manifestar por diferentes causas, entre ellas  una herencia de la madre, por ejemplo si ella padecía de anemia o una enfermedad cardiopulmonar. Deficiencia en la irrigación placentaria por hipotensión, irregularidades en las contracciones uterinas, placenta previa, incursión en el flujo sanguíneo del cordón umbilical, trastornos hormonales, mala alimentación y acumulación del líquido amniótico.

La hipoxia cerebral en los bebes, se clasifican en severa (0-3), medio (6-7) y ligero o normal (8-10).

Los pacientes neonatos que manifiestan esta hipoxia, suele encontrarse pálidos, el triangulo nasolabial se pone cianótico  -color azul-, contienen un elevado ritmo cardíaco. Estos síntomas de grado 0-3  son descubiertos por el médico, los primeros cinco minutos de nacimiento.

Si el paciente se encuentra en un grado medio o ligero u normal, no hace falta que se le establezca tratamiento ya que la isquemia puede desaparecer por si sola o estabilizarse, y la salud del bebe no está en riesgo. Sin embargo, hay ocasiones en que si la hipoxia está en grado medio se debe tener al paciente bajo supervisión por si deja secuelas.

Las secuelas o consecuencias que se manifiestan luego de la h.c neonatal severa o media, varían según el caso. Entre las más frecuentes se encuentran el retraso mental o físico, migraña, aparición de tumores, hidrocefalia, epilepsia (causando convulsiones), quedar discapacitado o morir.

Hipoxia cerebral en neonatos

Cura en pacientes neonatos

Es probable que se pueda corregir la hipoxia severa si el médico toma las medidas adecuadas. Entre ellas se encuentra la más factible, mejor conocida como la incubadora fría -sin climatización, ni cobertura compacta- , que consiste en llevar al paciente a un entorno frío (20°C) antes de que cumpla las seis horas de edad, causando una hipotermia controlada, mediante un agente externo de corrientes frías (suelen ser colchones). Este procedimiento es el único que logra, que la acidez sanguínea en las neuronas desaparezca completamente (paralizando dicho ácido, salvando las neuronas restantes) y evita que la encefalopatía neonatal aparezca. Sin embargo, el tratamiento solo puede aplicarse dependiendo del grado de hipoxia en la que se encuentre el paciente.

Si el paciente se encuentra en un grado severo o medio, se debe suministrar un respirador especial que le proporcionará oxigeno o un sistema de ventilación con la misma función. Si la severidad es muy alta, se necesita aplicarle calefacción por calor radiante en una habitación de presión, seguido de recetarle fármacos para la circulación de la sangre.

Diagnóstico

El diagnóstico de la hipoxia cerebral se establece mediante la historia clínica del paciente (síntomas) y un examen físico. Cabe destacar que es de suma importancia, ya que la isquemia en adultos y en los neonatos, es una emergencia médica que debe solventarse lo más rápido posible. Los test que se la hacen al paciente adulto pueden incluir:

  • Angiografía del cerebro: Es el  la utilización de un catéter, una guía de rayos X y una inyección de material contrasto para la inspección de los vasos sanguíneos en el cerebro, que puede determinar anomalías en el mismo.
  • Pruebas de sangre (gasometría arterial y niveles químicos de la sangre).
  • Ecocardiografía: Se utiliza ultrasonido para mostrar la posición, los tejidos adyacentes y los movimientos del corazón.
  • Tomografía computarizada de la cabeza: Método de exploración radiológico que permite tener el plano de la cabeza, para diagnosticar enfermedades o anomalías cerebrales. (Ver artículo: tipos de Enfermedades del Cerebro)
  • Electrocardiografía: Técnica que consiste en amplificar los impulsos eléctricos del corazón y se registran.
  • Electroencefalografía: Test que se usa para examinar el funcionamiento del Sistema Nervioso Central (S.N.C)
  • Potenciales evocados: Examen para determinar los sentidos, como la visión o el tacto, mejor conocida como Prueba BAER.
  • Resonancia Magnética de la cabeza: Sus ondas de radio permiten visualizar las estructuras cerebrales y la caja craneana con todos sus tejidos.

Cura

Una de las preguntas más comunes luego de leer este artículo, es ¿la hipoxia cerebral tiene cura?, como es una emergencia médica, se debe tratar de inmediato, entre más rápido se le suministre y restaure el oxígeno al cuerpo, menor será el daño proporcionada por la falta de este. Existen diferentes tipos de tratamiento, según la causa y el grado de la isquemia.

Uno de los tratamientos mas comunes para tratar la hipoxia cerebral, es la reanimación pulmonar básica, que consiste en asistencia respiratoria -ventilación mecánica- o la reanimación cardiopulmonar  y la aplicación del oxigeno, seguido de la verificación del ritmo y frecuencia cardíaca, se debe buscar elevar la presión arterial a través de fármacos si esta baja y finalmente  recetar ciertos medicamentos para controlar las convulsiones. 

En otras ocasiones, se emplea el método de la hipotermia asistida -como en los neonatos- que consiste en eliminar la acidez de la sangre cerebral a través de las mantas o colchones con corrientes frías, protegiendo las neuronas. Sin embargo, en los adultos no ha tenido resultados contundentes.

De igual forma, hay casos en los cuales se necesitan transfusiones de sangre y ayuda intravenosa, por si el corazón falla.

Asimismo, si el caso de la isquemia es por envenenamiento de cianuro o por altitud, ademas de la aclimatización para ganar tiempo y oxígeno si no se está cerca de un centro médico, se puede tratar a través de la cánula nasal (suministra el oxígeno en concentraciones del 26% al 44% a un flujo de 1 a 6 lts/min), facemask del oxígeno (6 a 8 lts/min) y el ventilador del transporte (concentraciones del 21% al 100%). Luego se debe estar evaluando el nivel de oxígeno mediante un oxímetro hasta llegar a un centro médico.

No hay un método específico para tratar la hipoxia cerebral, ya que depende del estado y el caso del paciente que necesite ayuda médica, lo importante es buscar restaurar el flujo de sangre hacía el cerebro para que los nutrientes y el oxígeno puedan pasar, y evitar la mayor cantidad de daño posible.

La hipoxia cerebral no puede prevenirse, en vista de que es una afección que puede ser ocasionada en cualquier momento.

Pronóstico

El pronóstico también depende del grado y la gravedad en la cual la lesión cerebral se encuentre -el cual se determina, según el tiempo que el cerebro estuvo sin flujo sanguíneo evitando el traspaso de nutrientes- . Si el tiempo, en el cuál el paciente fue breve el daño puede ser reversible, por lo tanto, la persona suele recuperar sus funciones motoras en su totalidad o parcialmente, es decir, que pueden quedar con secuelas como espasmos musculares o fasciculaciones y/o tener convulsiones.

Si la persona permanece con hipoxia cerebral por un largo período de tiempo -ocho horas- , las probabilidades de que se recuperen son pocas, y se pudo haber causado muerte cerebral, fallecimiento o coma permanente.

Finalmente, aquí está el link de un vídeo para mejor compresión del tema…

(Visited 3.179 times, 1 visits today)

Deja un comentario