Síndrome Cerebeloso: Qué es, causas, síntomas, diagnóstico y más

El cerebelo, conforma una de las partes más importantes del Sistema Nervioso Central del ser humano y este puede verse muchas veces afectado por diferentes enfermedades que alteran las funciones y capacidades de este órgano parcial o en su totalidad. Una de estas enfermedades es el síndrome cerebeloso, por lo cual es importante conocer qué es, cómo actúa y cómo prevenirlo.

¿Qué es el Cerebelo?

El cerebelo es una de las regiones que conforma el encéfalo o la parte interna del cerebro, localizada en la fosa craneal posterior, justo detrás del cuarto ventrículo, el bulbo raquídeo y la protuberancia anular o puente troncoencefálico.

El cerebelo está encargado de integrar toda la información recibida para poder controlar y regular las órdenes que nuestra corteza cerebral envía al sistema motor. La principal función del cerebelo es lograr que los movimientos sean uniformes, coordinados y limpios, cuya información para realizarlos se reciben de otros órganos como el cerebro, la médula espinal o los receptores sensoriales del cuerpo. 

Cuando se habla de una enfermedad del cerebro degenerativa que afecta el cerebelo, entre sus síntomas no aparece la parálisis, sino los desordenes relacionados a la pérdida del equilibrio, la coordinación, la postura e incluso la realización de los movimientos de manera correcta. 

El cerebelo no solo está encargado de las habilidades motrices de un individuo, si no también puede verse relacionado con las capacidades cognitivas orientadas a la atención, el entendimiento y procesamiento del lenguaje, el seguimiento del ritmo y la música, e incluso el aprendizaje, los cuales se pueden ver afectados por enfermedades como el síndrome cerebeloso. 

Partes del Cerebelo 

El cerebelo se puede dividir en muchas partes, de acuerdo a diferentes factores, sin embargo, en cuanto a las funciones del mismo pueden destacarse dos, el cerebelo lateral y el cerebelo medio 

El cerebelo lateral, el cual también es a menudo llamado el neocerebelo, es la parte del cerebelo que está encargado de toda la coordinación de los movimientos voluntarios que tienen cierta complejidad, así como de la regulación del tono muscular de los mismos. 

Por otro lado, está el cerebelo medio o el cerebelo vermiano o el paleocerebelo, y es el que está vinculado a la regulación de la correcta postura del cuerpo, ya sea estando en una posición estática, o parado, o estando en movimiento. 

Sin embargo, al final, todo el cerebelo está encargado de la regulación del tono muscular, de mantener una correcta postura y equilibrio, medir la fuerza con que se realizan los movimientos, así como su intensidad y energía utilizada, y además, la intervención en algunos procesos cognitivos como el lenguaje y el aprendizaje. 

El Cerebelo y sus funciones

¿Qué es el Síndrome Cerebeloso?

El síndrome cerebeloso se trata de una enfermedad del cerebro que está enfocado en atacar específicamente al cerebelo, afectando drástica y negativamente en el desarrollo de las funciones relacionadas con esta región de cerebro. El síndrome cerebeloso logra afectar fuertemente en la persona, produciendo síntomas como la hipotonía, ataxia, alteraciones en el equilibrio, trastornos en los reflejos y demás.

Esta enfermedad es a menudo categorizada como un conjunto de sígnos y síntomas que se relacionan con la alteración de el control del cerebelo sobre las funciones motrices del cuerpo, tanto estática como cinéticamente. 

El síndrome cerebeloso es comúnmente causado por infecciones o intoxicaciones del cuerpo con categorías agudas, además de verse relacionadas a tumores, fallas en el sistema vascular del cuerpo, infecciones u otros agentes que puedan generar algún tipo de lesión grave o dentro del cerebelo

Tipos de Síndrome Cerebeloso 

Los síndromes cerebelosos se pueden clasificar en dos tipos, siguiendo un patrón relacionado con la zona en que se desarrolla la lesión o donde se sitúa el origen del síndrome, entre ellos se encuentran:

Síndrome Cerebeloso de Vermis 

El síndrome cerebeloso de Vermis o de Joubert, es comúnmente causado por la presencia de un tipo de tumor llamado meduloblastoma en los niños. Este es un tumor maligno que produce la incoordinación de los músculos de la cabeza, y del tronco, pero no de las extremidades como los brazos y las piernas (Ver artículo: Síntomas de un tumor en el cerebro). 

Incluso este tipo de síndrome cerebeloso puede producir la caída de la cabeza hacia adelante o hacia atrás, como si se tratara de una incapacidad de mantenerla quieta, parada o en un solo lugar y en posición recta. Este síntoma también puede observarse en el tronco, en la incapacidad de la persona de mantenerse en una posición derecha y firme.

Síndrome Cerebeloso Hemisférico

El Síndrome cerebeloso Hemisférico es frecuentemente visto como una consecuencia de algún tumor, accidente cerebrovascular leve como la isquemia, la cual consiste en una disminución o detención del suministro de la sangre hacia el cerebro. En un síndrome cerebeloso hemisférico, esta isquemia o ACV ocurre en solo uno de los hemisferios del cerebelo. 

Comúnmente los síntomas aparecen unilateralmente, alterando solo al hemisferio que se vio afectado, es decir, que tan solo afectan un solo lado del cuerpo, produciendo diferentes síntomas bastante visibles como movimientos excesivos y con uso de fuerza desmedida y la descomposición en muchos de los movimientos. 

Las partes del cuerpo que normalmente se ven afectadas con este tipo de síndrome cerebeloso son las extremidades, especialmente los brazos y las piernas, presentando los síntomas anteriormente nombrados e incluso una oscilación o caída hacia el lado del cuerpo que presenta las fallas. El descontrol en el habla, así como en el manejo del ojo también pueden verse muy comunes. 

Síntomas 

Este síndrome causado por diferentes lesiones en el cerebelo puede presentar múltiples síntomas relacionados con trastornos estáticos, es decir, cuando el paciente se encuentra en reposo, ya sea parado o sentado, o trastornos cinéticos o de movimientos activos, que se refieren a los síntomas que se logran observar cuando el paciente está caminando o moviéndose. 

Hipotonía

La hipotonía también es conocida como el síntoma del bajo tono muscular, y se refiere a que no existe o está disminuida, la resistencia a la manipulación de los músculos de manera pasiva. Este síntoma va directamente relacionado con la falta de reflejos de tipo pendular, los cuales se refieren al freno de golpes con nuestro mismo cuerpo. 

La mejor forma de descartar o de saber si hay presencia de hipotonía es realizar la prueba de Stewart Holmes, la cual consiste en que el paciente flexiona el brazo, el doctor halará el brazo del paciente y este opondrá resistencia, luego el doctor, suelta el brazo para poner a prueba los reflejos. 

Una persona sana que no presenta este síntoma detendrá el músculo (triceps) y evitará golpearse con el brazo en la cara, cosa que no sucederá con el paciente que presente hipotonía. 

Ataxia 

La ataxia también es conocida como una alteración o la mala coordinación de los movimientos voluntarios de una persona, siendo incapaz de realizar acciones correctamente y de manera independiente. Existen algunas variaciones de ataxia, signos o tipos de ataxia, las cuales también pueden presentarse: 

Hipermetría 

Este tipo de ataxia es producido por una persona que al ejecutar un movimiento de manera voluntaria. luego no logra interrumpirlo o detenerlo. Las personas luchan y trabajan fuertemente para poder realizar el movimiento, sin embargo, cuando lo logran, no son capaces de detenerse y tienden a exagerar las acciones. 

Asinergia 

La asinergia aparece cuando existe una evidente falta de coordinación entre los músculos que están encargados de realizar una acción determinada. Un ejemplo de este es cuando una persona trata de caminar y levanta exageradamente el pie, manteniendo el tronco hacia atrás, lo cual le hace imposible moverse a menos que sea auxiliado. 

Marcha ataxica o asinergia cerebelosa

Discronometría 

Tal como su nombre lo indica, se trata de un tipo de afaxia que afecta a los movimientos, en cuanto al momento en que inician hasta que el momento que debe finalizarlo, aunque también puede afectar en su duración total. Se trata de un trastorno en el  tiempo en que se realiza un movimiento tal como su nombre lo indica. 

Adiadococinesia

Es el contrario de la diadococinesia, y es basada en la incapacidad de una persona que controlar y manejar ciertos movimientos de los músculos. La diadococinesia se conoce como una condición normal que ha de permitir que se realicen movimientos alternantes con rapidez. 

Inestabilidad del equilibrio y el caminar

Las personas que sufren del síndrome cerebeloso también pueden presentar alteraciones en el equilibrio o incapacidad de poder mantener una posición recta, lo cual también es llamado ortostatismo. 

Mientras caminan los pacientes con esta enfermedad pueden ser victimas de oscilaciones  y su forma de hacerlo se puede parecer a una persona ebria, que ha consumido grandes cantidades de alcohol, muchas veces, los pies de las personas están muy separados para lograr mantener una posición estable e incluso verse inclinados a uno de los lados, específicamente el que está afectado por el síndrome. 

Nistagmo y visión doble

Además, los pacientes diagnosticados pueden presentar movimientos involuntarios pero del músculo ocular. Este síntoma es llamado Nistagmo, y consiste en que el paciente sufre de una oscilación rítmica que tiende a desviar con más facilidad los ojos a los lados horizontales. 

Este es similar a la ataxia, sin embargo, está enfocado a los ojos y puede también observarse que la velocidad con que desvía el ojo a uno de los lados es más rapido que hacia el otro lado. Incluso los pacientes pueden presentar otros trastornos como visión doble o diplopía.

Disastria

Este es un tipo de ataxia que aparece en los músculos que se encargan de la laringe, la cual ayuda en el habla y en la comunicación. La presencia de la disastria causa que la pronunciación de las palabras se haga de forma sacudida y las sílabas se articulan de manera que suenan separadas. 

Otros Síntomas

Estos no son los únicos síntomas que un paciente con esta enfermedad pueden presentar, incluso hay muchas que no están relacionadas directamente con el cerebelo, pero que se presentan de igual forma debido al síndrome. 

Uno de ellos es la dismetría, la cual se reconoce como la deformación de las piernas o brazos haciendo que una sea más larga o corta que la otra, las cuales son visibles al momento de que la persona realiza un reflejo. También suele aparecer la atasia, que se trata de una ataxia relacionada con el caminar y el mantenerse de pie. 

El paciente también puede presentar nauseas, vómitos, vértigo y trastornos del habla y el lenguaje como síntomas no relacionados con el cerebelo, aunque además puede desarrollar problemas de memoria, cefaleas, demencia, catalepsias cerebelosas o una leve hipoxia cerebral.

síndrome cerebeloso

Causas o Etiologías

Así como esta enfermedad tiene múltiples síntomas, también tiene muchas razones por las que puede desarrollarse una lesión en el cerebelo y por lo tanto sufrir del síndrome cerebeloso, por lo cual es importante conocer estas causas para luego entender como se pueden prevenir.  

Causas dadas por fallas vasculares

Esta es una de las causas más comunes de síndrome cerebeloso, ya que viene dado por los accidentes cerebrovasculares o infartos cerebrales (Ver artículo: Infarto cerebral) que sufren los pacientes. Las principales razones pueden ser por una isquemia cerebral, los cuales vienen dados por una embolia cerebral o una trombosis, de manera que se disminuye el suministro de sangre al cerebro, derrames cerebrales  e infartos. 

Causas dadas por tumores

Los tumores también pueden ayudar a desarrollar el síndrome cerebeloso, actuando como siempre de manera silenciosa y rápida. Los tipos más comunes de tumores son los meduloblastomas, el cual causa el síndrome cerebeloso del vermis en los niños, un astrocitoma quístico (glioblastoma multiforme), que es una enfermedad que suele aparecer solo durante el tiempo de niñez y que pueden desarrollar tumores malignos o benignos, a su vez causando la aparición del síndrome cerebeloso hemisférico. 

Los hemangioblastomas también pueden causar el síndrome del cerebelo a pesar de ser tumores que no son ofensivos para el cuerpo, aunque se originan de forma natural en los capilares vasculares, sobre todo en el cerebelo. El Neurinoma del acústico es un tumor que se encuentra en el órgano auditivo, justo en la parte interior, y que si no se detecta con tiempo de anticipación puede extenderse hasta el cerebelo y comprimir el tronco cerebral, causando el síndrome y además perdiendo la audición. 

La metástasis y el síndrome paraneoplástico tambien suelen causar que se desarrolle la lesión en el cerebelo, pues, relacionado con el paraneoplástico, este ocurre cuando un órgano fuera del cerebro se ve afectado y las células malignas viajan por el torrente sanguíneo hasta llegar al cerebelo sin necesidad de ocasionar una metástasis. 

Causas dadas por traumas 

Los tramatismos, conmociones o contusiones cerebrales también pueden ser una causa importante de un sindrome cerebeloso, ya que un golpe fuerte contra una superficie puede ocasionar cualquier lesión o problema en el cerebro que sería irreversible. La laceración, la cual es una herida que está en la piel pero que afecta a la piel que esta de bajo de ella, así como los hematomas también son una causa recurrente de los síndromes cerebelosos causados por traumas (Ver artículo sobre: Contusión cerebral).

Causas dadas por Intoxicación

El síndrome cerebeloso causado por una intoxicación es el más común de todos, siendo su primer agente causante el alcohol, las drogas y otros tipos de fármacos conocidos como hidantoinatos, donde figuran medicinas anticonvulsionantes, usados en el tratamiento de las epilepsias y más trastornos. 

Esta es la causa más recurrente de todas, sobre todo por el alcohol, ya que es una droga legal y que toda persona con mayoría de edad puede adquirir sin límites.

Causas dadas por infección

Las infecciones que surgen en el cerebro y sobre todo en el cerebelo son otra importante causa de este síndrome, ya que son tan capaces de generar lesiones como los otros agentes causantes. Las principales infecciones son la cerebilitis virósicas, la cual consiste en una inflamación en el cerebelo causado por un virus, la cerebilitis supurada, parecida a la anterior infección solo que no es causada por un virus si no por una supuración del cerebelo u otra región que este cercana a el. 

Los Abscesos también suelen causar síndromes cerebelosos, debido a la acumulación de pus dentro o fuera del cerebelo, al igual que los tuberculomas, una forma de tuberculosis que afecta el cerebelo. 

Causas por enfermedades y malformaciones

Además de los anteriores agentes que causan el síndrome del cerebelo, también las personas que sufren de algunas enfermedades degenerativas o malformaciones en el interior de su cuerpo pueden ser posibles candidatos a poseer este síndrome. 

  • Ataxia de Friedich
  • Enfermedad de Pierre-Marie
  • Esclerosis Múltiple 
  • Enfermedad de Arnold Chiari
  • Síndrome de Dandy Walker
  • Malformaciones vasculares y arteriovenosas

 Diagnóstico 

Para poder diagnosticar esta enfermedad, no solo se utilizan métodos con maquinarias especializadas como la tomografía axial computarizada, las resonancias magnéticas funcionales u otro tipo de radiografía cerebral que muestre un mapa completo de las lesiones en el cerebelo, sino que también pueden emplearse diferentes pruebas donde el médico observa como reacciona el paciente para determinar si posee o no la enfermedad.

Una de las más famosas es la prueba del dedo en la nariz, donde el doctor pide al paciente que se toque la nariz con un dedo y que se mantenga lo más estable y quito posible. Con ella el doctor puede observar si el paciente presenta síntomas de temblores involuntarios o si hay desinergía. 

Otra de las pruebas que se realizan son la del talón a rodilla, donde el paciente se acuesta boca arriba y posterior a ello desliza el talón de una de las piernas sobre la otra pierna comenzando desde la rodilla. Aquí el doctor observa si el talón presenta algún titubeo u oscilación, para determinar si tiene el síndrome. 

Por otro lado, también se puede realizar la prueba de Romberg, donde el paciente estará mirando al doctor o a quien administre la prueba, en una posición firme y quieta, con los pies  y talones juntos, luego, se le pedirá que levante ambos brazos con las palmas mirando hacia arriba y cerrar los ojos. El paciente deberá hacer todos estos movimientos sin presentar temblores ni oscilaciones para descartar la presencia del síndrome cerebeloso. 

Por ultimo existen otras pruebas, tales como la de realizar diferentes movimientos repetitivos donde se observará la capacidad del paciente de realizarlos o simplemente se le pedirá que camine, para determinar si existen temblores o dificultades para hacerlos de ser así es posible que se trate del síndrome.  

Tratamiento

 Este síndrome tan solo puede ser tratado de dos formas, la fisioterapia y los medicamentos suministrados. La intervención quirúrgica normalmente no es recomendada, ya que donde se ven mejores resultados es en el tratamiento con métodos fisioterapéuticos, aunque puede utilizarse para la extracción de posibles tumores que se hayan formado y que estén generando la lesión en el cerebelo. 

Tratamiento usando métodos fisioterapéuticos 

El tratamiento fisioterapeuta puede englobar diferentes variedades de clases o terapias para el paciente, no simplemente una de rehabilitación, pues normalmente el paciente puede presentar muchas disminuciones de las capacidades del cuerpo, tales como el habla, el entendimiento, el control de los movimientos y demás, es por ello que el suministro de especialistas longópedas, como fisioterapeutas es esencial para la mejora completa del paciente. 

Sin embargo, realizar los movimientos de la terapia de forma incorrecta o mal, pueden llevar a cabo resultados completamente inesperados y contraproducentes, por lo que es necesario que el paciente mantenga la calma, y que no se acelere ya que no sirve de absolutamente nada, de esta manera pueden controlar sus movimientos y realizarlos de la manera correcta. 

Además no deben sufrir distracciones durante la terapia, incluso cuando en su día a día, es necesario que mientras logran el control completo de sus capacidades motoras, los pacientes estén 100% concentrados en los movimientos que realizan, paso a paso y con cautela, para así facilitar la recuperación y aprender de nuevo como controlar los músculos del cuerpo. 

Incluso se recomienda muchas veces el suministro de muletas o bastones, no porque la persona sea incapaz de mantenerse de pie, si no que con ellas podrá apoyarse para mantener un paso y una posición más firme, además que le ayuda a prevenir cualquier tipo de caídas que puedan presentarse mientras se recupera. 

Tratamiento usando métodos farmacéuticos

Por otro lado, la utilización de medicamentos o de métodos farmacéuticos están destinados a la mejora de los síntomas y también a detener la aparición de los mismos. Además lo más probable es que esté destinada a mejorar o erradicar las causas que hayan permitido que se generara una lesión en el cerebelo y por lo tanto el síndrome cerebeloso. 

Normalmente se utilizan para prevenir otros agentes causantes como los infartos cerebrales o ACV, isquemias, tumores y demás. 

Prevención

Prevenir un síndrome cerebeloso no es tan difícil como parece, pues al igual que los accidentes cerebrovasculares, lo importante es mantener una vida sana, activa y productiva, donde las actividades que realicemos día a día pongan a funcionar al cerebro en su totalidad (Ver artículo: Consecuencias del accidente cerebrovascular) , al igual que la realización de ejercicio de manera diaria y constante, para que toda la sangre que necesite el cerebro para funcionar correctamente llegue sin problema. 

Actividades tan simples como caminar, correr y trotar pueden ayudar a mantener no solo el cerebro sino el cuerpo, las articulaciones y el corazón activos, provocando que el oxígeno llegue a todo el cuerpo. 

Además, ejercicios lógicos o de estrategia que pongan a pensar también pueden ayudar a reducir las posibilidades de padecer esta enfermedad, así como los variados tipos de demencia que existen como la demencia vascular, el alzheimer, la demencia de cuerpos de Lewy y demás. Realizar juegos de ajedrez, crucigramas, cartas o sudoku son los mejores para esto. 

Por ultimo, una dieta sana es imprescindible si se desea prevenir el síndrome, ya que estando acostumbrados a tener una comida balanceada todos los días, rica en proteínas, vitaminas, minerales y grasas buenas, se previenen las posibilidades de sufrir algún infarto cerebral o isquemia cerebral, los cuales pueden causar fácilmente que el síndrome cerebeloso se desarrolle. 

Síndrome Cerebeloso en Niños 

El síndrome cerebeloso no es excluyente para las personas mayores, ya que puede ser causado por diferentes factores. A pesar de que muchas de las causas suelen hacer presencia en personas mayores a los 40 años, tales como los infartos, isquemias, intoxicaciones por alcohol o drogas, algunas causas también aplican para los más pequeños de la casa lamentablemente. 

El desarrollo de un síndrome cerebeloso en un niño, es causado principalmente por la formación de un tumor maligno en el cerebelo, también llamado meduloblastoma del vermis, la cual hace que se clasifique como un Síndrome Cerebeloso de Vermis, ya que afecta principalmente a esta zona del cerebelo.  

Este tipo de síndrome puede causar diferentes síntómas dentro de la vída de los niños, tales como la incoordinación de los músculos de la cabeza y el tronco pero no de las extremidades como los brazos y las piernas, tendencia de sufrir caídas hacia adelante o hacia atrás o incluso puede observarse que el niño no es capaz de sostener su cabeza en una posición naturalmente recta, por lo que se ve inclinada o hasta totalmente tirara hacia adelante o hacia atrás, es posible que la tenga en constante movimiento y que no pueda mantenerla quieta. 

Finalmente, para más comprensión del tema te dejo el siguiente vídeo…

(Visited 1.592 times, 1 visits today)

2 comentarios en “Síndrome Cerebeloso: Qué es, causas, síntomas, diagnóstico y más”

Deja un comentario