Várices Esofágicas: qué son, fisiopatología, causas y más

Las várices esofágicas son una dilatación de condición patológica, y asintomática con excepción del sangrado, ocurre de forma anormal generalmente es causada por una afección del hígado, que ocasiona hemorragia en el sistema digestivo de las varices y cuando sucede puede ser altamente mortal o en sus efectos recurrente.

Varices-esofágicas-1

¿Qué son Várices Esofágicas?

Las várices esofágicas son venas que se encuentran ubicadas específicamente al final del esófago, en ella ocurre de manera anormal dilataciones por las que circula parte de la sangre, son proceso de circulación normales que correspondería pasar a través del hígado. Cuando sucede la dilatación es por consecuencia de problemas del hígado que presenta una afección, es decir, que está enfermo y ofrece al paso de la sangre.

Se define,  como várices esofágicas, a la presencia del sangrado que advierte un potencial riesgo de rotura, esta anomalía ocurre cuando la presión en el interior de la dilatación logrando superar la estabilidad de su pared. La hemorragia por rotura de várices esofágicas es normalmente de gran proporción y abundante y presume una peligrosa complicación, ya que por presentarse el rompimiento esta la posibilidad de morir como resultado de la hemofilia constante de la sangre.

Dentro del cuadro clínico de las varices esofagicas, en su mayoría no se presentan síntomas, pero lo mas frecuente es que cause ardor o dolor en el epigastrio, conducido de nauseas, mareos, entre otros. Como es el caso por reflujo que ocasiona síntomas como lo es el evento del recurrente sangrado, también puede estar acompañado de dolor o acidez en la parte superior, y la pérdida de apetito.

Igualmente, la eventualidad de sangrado es mayor en los pacientes con una alta gravedad de los padecimientos hepáticos. Ahora bien, el desarrollo y crecimiento de las varices esofágicas se producen cada vez más progresivos. Se ha comprobado que aproximadamente la mitad o más de los pacientes con cirrosis poseen varices para el momento del diagnóstico.

Diremos entonces que de acuerdo a la etiología de las várices esofágicas, son aquellas anomalías de dilataciones venosas ​del esófago y que se producen periódicamente en pacientes con padecimiento de hipertensión portal. Surge la dificultad de las varices esofágicas, cuando esta provoca sangrado digestivo.

El tema de la salud nos incube a todos, por eso te dejo este vídeo, para que lo veas y conozcas mas sobre este interesante tema. Que refiere a una afección que aqueja a personas adultas y en algunos casos a niños, siendo su mayor porcentaje en hombres y mujeres con gran cantidad de ingesta de alcohol.

Fisiopatología

Mediante la ciencia o rama de la medicina aparece la Fisiopatología, como una aliada para el beneficio de la salud, ésta en su sistema portal comienza y concluye en capilares. Igualmente es el estudio que se encarga del origen de los múltiples mecanismos de enfermedades, como asimismo de las diversas manifestaciones de las que son causa en la membrana, intestino y bazo. (Ver articulo: Infarto cerebral)

La fisiopatología es de suma importancia para el ejercicio y la comprensión de los mecanismos que originan las enfermedades del hígado y en consecuencia de las várices esofágicas de lo cual se desengancha de la forma definida de cómo tratarlas, la inexperiencia e incomprensión de estos mecanismos acarrea a que los síntomas sean tratados de forma práctica limitándose solo a tratarlo mediante un control de los síntomas sin hacer nada por la procedencia que los está originando.

Por otra parte, el recorrido del regreso venoso del bazo es realizado por la vena esplénica, en la que desembocan las venas gástricas cortas, y inmediatamente se enlazan la vena mensentérica inferior, con la superior y también la coronaria constituyendo la vena porta. En el hilio hepático de la vena porta es fraccionado en dos troncos mayores y inmediatamente en otros que luego terminan en pequeños troncos o ramas, que se introducen en la placa convirtiéndose en un factor limitador del tracto portal.

En la imagen podemos ver un organigrama, que ilustra el proceso que ocurre cuando hay  presencia de cirrosis hepática en un individuo, o en un paciente que padece de un hígado enfermo, se puede observar cada paso que sucede durante la etapa de esta enfermedad. No obstante, la ciencia de la fisiopatologia se encarga de sus manifestaciones y de las causas para que los expertos, puedan aplicar el tratamiento mas oportuno, según sea la causa de la afección que presenta.

Igualmente, para el regreso venoso de éstos, es producido por la alineación de las venas hepáticas, que desembocan en tres venas suprahepáticas que se confluyen en la cava menor y subsiguientemente en la aurícula derecha. El mencionado sistema portal resulta ser de baja presión, suministra el 75% del flujo sanguíneo hepático y contribuye al hígado oxígeno, el producto glandular (hormonas), y los nutrientes.

Hipertensión portal

La hipertensión portal es un síndrome clínico común, determinado hemodinámicamente como una ampliación enfermiza de movimiento de presión y prominencia portal (la discrepancia de presión entre la vena porta y la vena cava menor) y por la alineación de colaterales portosistémicas que procedenen  parte del flujo portal a la circulación general.

  • La elevación portal hace referencia a los dispositivos que influyen uno de estos corresponde a la ampliación de resistencias: presencia de un impedimento que acrecienta las resistencias a la circulación.
  • El aumento de flujo a través del sistema portal: cuando la resistencia del sistema esta alta, el acrecentamiento del flujo portal puede favorecer a la hipertensión.

Para  nuestro sistema orgánico es determinante el buen funcionamiento de cada uno de los órganos, es de allí donde nace el cuidado de nuestra salud, hoy en este articulo, nos ocupa el estudio del hígado y las várices esofágicas. Ademas de esto te damos recomendaciones y cuidados que en su mayoría debes de tener en cuenta para tener el hígado en optimo estado.

¿Cuáles son sus Causas?

Al verse afectado el hígado las mayorías de las veces trae como resultado la hipertensión de la puerta, de este suceso puede resultar una dificultad de la circulación venosa de la puerta y de la cirrosis hepática que en consecuencia acarrea lo que se conoce como varices esofágicas, y además sus causas que a continuación son:

  • La obstrucción creciente de la vena porta,
  • La sangre venosa hace un recorrido del tracto intestinal y del bazo buscando una escapatoria a través de la circulación colateral.
  • Crea otras vías de regreso hacia el atrio derecho.
  • Produce un mayor esfuerzo sobre los vasos y tejidos de la capa submucosa de la parte interna del esófago y la parte superior del tubo digestivo.
  • Los vasos colaterales son torcidos y rompibles, muy sensibles al sangrando.
  • Otras causas de varices son las anormales del tráfico en la vena esplénica o vena cava superior y trombosis venosa hepática.

Estas varices gastroesofágicas tienen rutas de alimentación, la primera corresponde a la vena gástrica izquierda también conocida como vena coronaria. La segunda es derivada del hilio esplénico mediante las venas gástricas seccionas.

¿Cuáles son sus Signos y Síntomas?

Las Várices Esofágicas son asintomática clínicamente no presenta ningún tipo de molestias ni dolor, solo la manifestación visible es cuando una hemorragia, podemos identificar las várices esofágicas como una complicación hepática avanzada y tienden a tener los siguientes síntomas manifestaciones:

  • Frecuentes vómitos con sangre.
  • Deposiciones de heces color negras, densas y fétidos olores.
  • Lipotimia o desfallecimiento (vértigo).
  • Anemia crónica, en algunos casos el de sangrado suele ser en pequeñas cantidades por gastropatía de la hipertensión portal.

Otros síntomas que suelen suceder y son visibles al examen físico:

  • Debilidad con muestra de palidez, presión circulatoria baja, con aumento de pulso y variaciones en la presión sanguínea debido a la posición apuntan a la disminución de la sangre.
  • Dificultad respiratoria elevada (taquipnea).
  • Exterioriza coloración amarillenta por insuficiente ocupación hepática.
  • Dilataciones pequeñas, ginecomastia, eritema palmar, ascitis,
  • edema, atrofia testicular.
  • Venas extendidas circulares hacia afuera desde el inicio del ombligo. Circulación unida en el abdomen.
  • Hígado puede tener un tamaño pequeño, esplenomegalia.
  • Toque rectal muestra cabellera.

En la imagen observamos un cuadro clínico de una mujer con los síntomas del padecimiento de varices esofagicas ellas producen por lo general mareos, fatigas, vómitos de sangre entre otros.

Clasificación

Dentro de la clasificación de las várices esofágicas, es bueno señalar que han sido descrita por diferentes autores para su clasificación. Asimismo, pueden dividirse en base a su forma, en la cual son presentadas de la siguiente manera:

  • Pequeñas: nivelan con la medicación, <5mm. (Riesgo flujo hemofilia 10%).
  • Grandes: no se nivelan con la medicación. (Riesgo flujo hemofilia 30%).

Alcanzan ser de:

  • Grado 1: pequeñas y rectas, desaparecen con la insuflación.
  • Grado 2: tortuosas y ocupantes de un tercio 1/3 luminosidad esofágica.
  • Grado 3: grandes y ocupantes de un tercio 1/3 luminosidad esofágica.

Asimismo son descritas como Grado 1 y 2 Igualmente como  Grado 2 y 3

También, son identificadas, en oficio del color, de las varices esofagicas y se dividen en:

  • Color blancas, si las paredes se visualizan, ser gruesas de color rosa y no se diferencian del caparazón del esófago.
  • Color azul, si la pared es delgada y se trasluce el color de la sangre venosa que fluye en el interior.

Su clasificación es en la función de su localización:

  • Tercio superior.
  • Tercio medio.
  • Tercio inferior.

 

Grados de  Várices Esofágicas

Actualmente hay muchas clasificaciones para las diferentes várices esofágicas, resultando una de la más utilizada es la clasificación de Paquet. Que mediante su sistematización logro alcanzar ser la más acertada en el procedimiento de los diferentes casos de varices esofágicas.

 Grado 1

Grado I: Las venas varicosas de tamaño pequeñas y frágiles que consiguen colapsar bajo la presión moderada de la administración del endoscopio, mediante chica protrusión en la pared esofágica, comúnmente rectas, en un solo cuadro o telangiectasias e hipervascularización capilar.

Grado 2

Grado II: presencia de quistes o cordones moderadamente protruidos que invaden dos cuadros, rectos o en cadena, dimensión chico o mediano. venas varicosas que no pueden colapsar bajo la medicación del endoscopio.

Grado 3

Grado III: Las venas varicosas confluentes y casi circunferenciales, várices que ocupan tres cuadros, tortuosas, de tamaño mediano o grande, protrusión mezcla hasta la mitad de la irradiación esofágica, pueden tener caracteres de color rojo.

Grado 4

Varices que ocupan cuatro secciones de cuadros tortuosos, de tamaño grandes y gruesos que invaden más de la mitad de la irradiación esofágica y comúnmente tienen caracteres de color rojo.

 

Ligar Várices Esofágicas

Numerosos estudios han hecho manifiesto que la ligadura endoscópica de várices es una opción prominente a la escleroterapia. La hemorragia digestiva por várices esófagogástricas se origina en pacientes con problemas de cirrosis hepática o con la conocida hipertensión portal extrahepática, a modo del resultado del aumento de la presión portal, y en otros muchos factores.

Para que se origine la ruptura de la várice es indispensable que ocurran los siguientes factores:

  • El aumento de más de 12 mm. de Hg. de presión portal.
  • El acrecentamiento del diámetro de vaso varicoso.
  • La disminución del espesor de la pared variceal, elementos que aumentan la tensión de la muralla variceal.

Estudios inspeccionados de escleroterapia y en comparación de ligadura endoscópica revelan que ambos métodos son recursos efectivos en la intervención del sangrado activo por varices esofagicas. En investigaciones y experimentos de valoración, realizados a un grupo de pacientes con sangrado activo se alcanzó el control de la hemorragia en un lapso de 72 horas en el 90.9%. del 63% de los pacientes afectados por el sangrado de varices esofágicas. (Ver articulo: Otoscopias)

Sangrantes

El hígado en su estado normal no ocasiona ningún tipo de anomalía, cuando aparece alguna afección en el, se producen ciertas complicaciones como la cirrosis hepática, por encontrarse enfermo, surgen una serie de eventos de sangrado en las várices esofágicas. Esta oleada sanguinolenta sobresaliente provoca que las venas en el esófago se aumenten hacia afuera. Cuando estas venas se desgarran, se presenta el sangrado intenso.

Como lo hemos mencionado antes, el problema de las varices esofágicas sucede una vez manifestado el signo de la hemorragia y las periódicas escenas que estimulan el sangrado digestivo. Este sangrado digestivo por varices por lo general alcanza resultar ser masivo, es decir cuando acontece, es de un alto nivel mortal.

Factores de riesgo de hemorragia

Estos factores de riesgos corresponden a cada uno de los que ya conocemos y tienen la facultad de desarrollar el riesgo o peligro de hipertensión portal y son conocidos como:

  • Insuficiencia hepática (hígado).
  • Mala nutrición,
  • Por ingerir alcohol,
  • Acrecentamiento de la presión intraabdominal.

Para el procedimiento de sangrados severos obtenemos aplicar todos los planteamientos médicos planeados con anticipacion en los casos de sangrados penetrantes, con terapias endoscópicas, el uso de medicinas vasoconstrictores, el taponamiento de las venas esofágicas y también la sonda.

Complicaciones

Las venas dilatadas en el extremo inferior del esófago, llamadas las varices esofágicas, fácilmente pueden romperse y ocasionar hemorragias graves por volverse muy delgadas, el hecho de ocurrir un brote de sangre, es suficiente para resultar ser grave, este efecto pone en riesgo la vida. Además, puede ocurrir en el paciente con cirrosis del hígado, un coma hepático, aparte de la hemorragia.

La pérdida de sangre mediante la hemorragia en la mayoría de los casos se complica por trastornos de la coagulación, efectiva ocasionada por la cirrosis hepática. Esta hemorragia ligera conduce signo (melena), en comparación la hemorragia aguda instituye una amenaza latente a la vida del paciente, es típico del vómito de la sangre (hematemesis).

Las complicaciones que generalmente se producen son:

  • Encefalopatía (algunas veces llamada encefalopatía hepática).
  • Estenosis esofágica después de la cirugía o terapia endoscópica.
  • Shock hipovolémico.
  • Infección (neumonía, infección del torrente sanguíneo, peritonitis).
  • Regreso de la hemorragia después del tratamiento.

 

¿Cuál es el Tratamiento?

El objetivo principal en el tratamiento médico de las varices esofágicas es prevenir el sangrado ya que al presentarse es una señal que el hígado está siendo afectado y puede ocasionar a la persona un riesgo latente, las varices esofágicas sangrantes son latentemente mortales.

Ante el acontecimiento de una hemorragia, existen en la actualidad varios procedimientos favorables para tratar de interrumpir el sangrado. Estos tratamientos usados para disminuir o detener la presión arterial en la vena puede reducir favorablemente el riesgo del sangrado por varices esofágicas.

Entre los más conocidos tratamientos se hallan:

  • En los fármacos se están el propanolol (beta bloqueante), también conocido como (Inderal) y el nadolol, muy usado igualmente para la hipertensión.
  • En el tratamiento quirúrgico se cuenta con la ligadura endoscópica de las varices se utiliza para circundar la hemorragia de las venas.
  • La ligadura con banda elástica.
  • Cuando las várices esofágicas muestran un alto riesgo de sangrado se recomienda este procedimiento.
  • Con asistencia de un endoscopio, el médico encierra y aprieta las varices con una banda elástica que “estrangula” las venas para que no logren sangrar nuevamente.
  • La utilización de esta ligadura con banda elástica se presenta un menor riesgo de dificultades como las cicatrices en el esófago.

El método debe discurrir tres significativos aspectos

  1. La aplicación de métodos y tratamiento de la hemorragia o perdida activa.
  2. Prevención de episodios de hemorragias por várices (sangrado)
  3. Tratamiento para la prevención de profilaxis secundaria, (un nuevo sangrado)

Resulta importante señalar que se necesita un manejo de abordaje especial para cada paciente el tratamiento debe ser combinado es decir tratamiento clínico por el diagnóstico y otro tratamiento que está basado con el procedimiento endoscópico, también entre en esta combinación un tratamiento con fármacos ya que se deben utilizar cada técnica para estabilizar a este paciente. (Ver articulo: Miringitis)

Tratamiento de Ruptura

Cundo sobreviene una ruptura de varices esofágicas puede acaecer un alto riesgo en complicaciones en los pacientes cirróticos, con hipertensión portal ocasionado por la hemorragia (hemofilia), que habitualmente ha arrastrado una gran mortandad de paciente que por lo general no recibieron tratamiento o desconocían la enfermedad.

El tratamiento para esta ruptura, indica ser una emergencia médica y mayormente quirúrgica. Para la estabilización de la etapa hemodinámica del paciente, implica la atención mediante transfusiones de sangre y la reducción de la presión portal, a través de numerosos fármacos (con inclusión de la terlipresina). Para el tratamiento local, se fundamenta la práctica rápida de una endoscopia para la ligadura o asimismo el endurecimiento de la vena varicosa.

Preventivo

En la actualidad, muchos autores han descrito que no hay tratamiento para prevenir el progreso de varices esofágicas para las personas que se encuentran padeciendo de cirrosis. Sin embargo, se cuenta con betabloqueantes que han demostrado ser eficaces en el proceso de la prevención de hemorragias, se ha visto muy buenos resultados en un gran número de pacientes con varices esofágicas, asimismo aclaramos estos no impiden la formación, de nuevos sucesos de varices.  La cirugía se considera muy efectiva para prevenir, porque desvía desde el inicio la hemofilia variceal, pero aumenta un alto porcentaje en habitabilidad de encefalopatía de fallecimiento.

Las pacientes que padecen una enfermedad de cirrosis hepática deben consultar al especialista para que le indiquen cuáles son las estrategias o métodos utilizados para evitar las posibles complicaciones. Entre los elementos que consiguen ayudar a conservar la salud del hígado se encuentran:

  1. No ingerir alcohol.
  2. Las personas con perturbaciones hepáticos convienen dejar de tomar licores, y fumar cigarrillos ya que la ingesta es absorbido por el hígado y le causa un daño irreparable.
  3. El consumo excesivo de alcohol puede lesionar un hígado ya vulnerable.
  4. Seguir con una dieta saludable ayuda a la prevención.
  5. Elegir una dieta vegetal rica en frutas y verduras.

En el caso de trabajar con productos químicos, se aconseja seguir todas las previsiones de seguridad. El hígado excluye las toxinas del cuerpo, por lo que es importante restringir la cantidad de toxinas que serán elaboradas.

Para reducir el riesgo de presentar hepatitis, se debe tener en cuenta que no se puede compartir agujas y también se aconseja no mantener relaciones sexuales sin protección agranda el riesgo de contraer hepatitis B y C.

Se debe proteger el cuerpo dejando de tener relaciones sexuales y, en todo caso, emplear preservativo. Consulte a su médico si necesita vacunarse contra la hepatitis A y B.

Para la prevención de esta anomalía del sangrado por varices esofágicas conseguimos elegir las medidas preventivas que ofrece la ciencia clínica y que están orientadas exclusivamente a dos medidas:

1.- El tratamiento con medicinas que son indicadas, con betabloqueantes asociados al mononitrato de isosorbide.

2.- Al tratamiento endoscópico, que para estos casos es una opción para la elección al tratamiento farmacológico. Además de esto, usa la ligadura endoscópica.

Como hemos dicho antes, para el tratamiento preventivo de la ruptura, es mediante la toma de un fármaco betabloqueante que deberá ser no cardio-selectivo y que comprimirá la presión portal. En algunos casos, se plantea una anastomosis portocava, con el fin de reducir la presión del procedimiento de la hipertensión de puerta y, por lo tanto, producir obligatoriedad de garantía.

El tratamiento local radica, endoscópicamente, en alcanzar la obstrucción de las venas varicosas, ya sea a través de la inyección de un líquido esclerosante o por ligadura de su iniciación. En métodos de resultados en el recorrido de la enfermedad. Entre uno y otros casos, preexiste el riesgo de recurrencia, que pretende una monitorización fibroscópica reiterada. (Ver articulo: Quemosis)

Tratamiento Natural

En virtud de una afección hepática el hígado puede desencadenar múltiples complicaciones en el cuerpo ala verse afectado para su funcionamiento normal, ocasiona en la mayoría de los casos cirrosis hepática, para la cual en la actualidad hay diversos tratamientos entre ellos el tratamiento natural o como es comúnmente llamado también tratamiento casero por la regeneración que normalmente puede ocurrir en el hígado muchos de estos tratamientos son usados.

Existen remedios naturales que generalmente son usados por los pacientes. A continuación, los más utilizados para el tratamiento natural, son los siguientes:

  • Las semillas de papaya aplastarla para extraer el jugo, toma una cucharada de jugo de semilla de papaya y mezclarlo, con dos cucharadas de jugo limón. Beber todos los días para el buen funcionamiento del hígado.
  • Yogurt natural y comino. Preparar con dos tazas de agua llenas de yogurt natural y dos cucharadas de semillas de comino en polvo, y añadir sal marina al gusto. Básicamente esto se utiliza para hacer un suero de leche, y se debe tomar dos veces al día. Esto es con la finalidad de mantener los niveles de energía, ayudar la digestión y evitar dolores estomacales.
  • Espinaca y zanahoria hacer una pasta fina, colar la mezcla y beber el jugo para obtener alivio de los síntomas ocasionados por las cirrosis hepáticas.
  • Vinagre de manzana, en un vaso de agua con una cucharadita de miel. Beber tres veces al día.
  • La grosella elimina el daño hepático. Rayando o masticando, se puede comer con ensalada es muy beneficiosa para este tipo de padecimientos.
  • La cúrcuma trata la cirrosis hepática. Agregar una cucharada en un vaso de leche caliente tomarla varias veces en la semana. Se utiliza para la piel y tratar esta afección.
  • Comer papaya y toda fruta fresca, consumir jugo de papaya con medio limón todos los días.

En la búsqueda de mejorar la salud, el ser humano a logrado tener muchos beneficios de forma natural, con todo lo que nos ofrece la naturaleza, con sus plantas, hortalizas, legumbres y frutas entre muchas mas. A continuación te invito a ver el vídeo, sobre el tratamiento de remedios naturales para la cirrosis.

Nutricional

El método nutricional reporta beneficios en los campos desarrollados de la enfermedad, por ello las recomendaciones de la ciencia clínica de tener un abuena alimentación. Los beneficios que ofrece a corto plazo están en relación con la recuperación, y el descenso en la estadía hospitalaria, y lo más importante el restablecimiento de la función hepática. Igualmente se han encontrado beneficios a largo plazo que se describen como disminución de los acontecimiento y rigidez de la encefalopatía y curación del balance nitrogenado.

La desnutrición es usual en las personas con cirrosis en la trayectoria de la enfermedad, en la cual puede llevar a dificultades graves de salud, es necesaria un mayor juicio hacia los aspectos nutricionales para impedir grandes complicaciones por lo que amerita importante proteger con una dieta sana en todas las fases de la enfermedad.

El objetivo de este tratamiento es incluir la dieta en la debe ser suministrar nutrición para la salud y la curación, mientras que se facilita la prevención de las circunstancias de complicaciones adicionales. Las várices esofágicas son venas hinchadas en el esófago que están en riesgo de ruptura, mientras que con este tratamiento puede ser interrumpida la ruptura.

Objetivos del Tratamiento Dietético

  • Inspeccionar las manifestaciones clínicas de la enfermedad de varices esofagicas.
  • Conservar un nivel de nutrición beneficioso,
  • Frenar la evolucion del tejido cambiante del organismo.
  • Prevenir los síntomas de encefalopatía y hepática en la disposición de lo viable.

Siempre se ha dicho que comer sano es garantía de un perfecta salud, ahora conociendo aún mas, sobre sus beneficios y propiedades que aportan a nuestro organismo con sus nutrientes y valores energéticos, te animo a tener una alimentación sana, libre de grasas y ricas en verduras, muchas frutas y proteínas, para mantener una buena salud.

Farmacológico

Mediante este proceso de la cirrosis hepática cuando ya el caso en que la enfermedad parezca estar avanzada, existe técnicas que se pueden implementar para disminuir el progreso de la afección en el hígado del paciente, actualmente hay muchos fármacos que son empleados para detener los síntomas y signos de esta terrible enfermedad. Constituyen ser un potente vasoconstrictor, para estos casos, que ha logrado controlar alrededor del 70% de los sucesos de sangrado por várices. Y de la misma forma disminuir la presión de las várices esofágicas.

El tratamiento de la somatostatina, habita en la implícita ausencia de complicaciones, lo cual es de fácil uso, también puede ser administrada muy tempranamente, inclusive antes que el tratamiento de la endoscopía de premura, se sugiere mantener el tratamiento mediante períodos más largos de 5 días, con la finalidad de erradicar la recidiva prematura de la hemorragia inducida por várices. Tratamiento inicial 250 mg. Continuado 250-500mg/h en/a 24-48h, reducir el pleamar sanguíneo y la presión portal sin exhibir los efectos adversos de la vasopresina.

Octreoctido (Sandostatin), es otro fármaco, semejante de la somatostatina de larga acción, inhabilita la producción de hormonas vasodilatadoras, que, de forma no directa, causa vasoconstricción esplácnica, y la reducción del flujo portal. Este tratamiento debe de ser suministrado y continuado por un lapso de 5 días del inicio del sangrado. Es importante mencionar que este fármaco muy utilizado por centros hospitalarios.

Nota: El fármaco Vasopresina (Actualmente esta descontinuado para el tratamiento).

Quirúrgico

Los diferentes métodos quirúrgicos de examen y prevención del sangrado de varices esofágicas han tenido mucho apogeo en los últimos años y a su vez han contribuido con la diversificación de técnicas quirúrgicas, de abordaje directo de las varices. Las diferentes técnicas que han sido propuestas son agrupadas según las modificaciones hemodinámicas resultantes de cada método:

  • Derivaciones portosistémicas totales: Emanan la todo el tráfico hacia la vena cava reduciendo la presión y logrando la interrupción de la hemofilia.
  • Derivaciones portosistémicas parciales: La sangre del portal almacenando el flujo para resguardar la función hepática.
  • Derivaciones selectivas: Buscan disminuir las presiones y flujos en la zona de colateralidad como igual de las varices esofágicas para guardar el circuito portal para resguardar la función hepática.
  • Abordaje directo de las varices esofágicas: Buscan la paralización de las varices esofágicas interrumpiendo el proceso de crecimiento.

Técnicas Quirúrgicas

En este procedimiento son diferentes técnicas empleadas en el procedimiento para la coacción de la vena. Ahora bien, ilustremos como se efectúa de manera sencilla la intervención sin olvidar que pueden emplearse otros métodos contenidos en las técnicas.

El paciente se instala en decúbito dorsal y se lo inclina hacia un ligero decúbito lateral izquierdo por medio de dos rodillos ubicados en omóplato derecho y nalga derecha que elevan el cuerpo formando un ángulo de 20º a 30º con el plano de la mesa de operaciones.

La vía de abordaje, es un corte subcostal derecho que emprende en la zona subxifoidea cerca de 2 cm. por encima del reborde costal, tocando en la parte trasera hasta la continuación de la decimosegunda costilla. Nuevos ensayistas han planteado la vía mediana o para-mediana derecha.

Se empieza la intervención quirúrgica, libertando parches hepáticos al intestino y al estómago. Asimismo, se procede el ángulo derecho del colon y se mueve la segunda parte del duodeno. Este movimiento debe hacerse en terreno o zona edematosa y la hemostasia deberá ser minuciosa. Se exhibe así la vena cava. Se rescata el pliegue que se retrocede entre la vena cava y el lóbulo derecho del hígado sin insuficiencia de apartar el ligamento falciforme derecho.

En el pedículo hepático, se nivelan vía biliar y arteria hepática antes de empezar la independencia de la vena porta. Se ligan o atan linfáticos y pedículos ganglionares y se proporciona especial atención a la efectividad de una arteria hepática derecha ocasionada en la mesentérica superior, en estos casos su recorrido en el pedículo es próximo a la vena porta.

 

Alimentación

Está comprobado clínicamente que los pacientes con padecimientos de varices esofágicas en sus efectos cirrosis hepática, deben tener una alimentación optima por la valoración de beneficios que ayudan al organismo a controlar las manifestaciones y síntomas de este padecimiento que sin duda alguna sino se atiende normalmente con un diagnostico oportuno valorado por un especialista que es el único encargado de la administración del tratamiento según los resultados de los análisis.

Asimismo, la orientación de una dieta equilibrada de acuerdo a la sintomatología que presenta el paciente sea en el caso de adultos o en casos de niños con problemas de esta anomalía será el medico quien indique todo lo referente a su alimentación para lograr alcanzar el aporte que ambos casos requieren. Sin embargo, es importante mencionar que con la dienta adecuada se mantendrá una salud mejorada siempre que el organismo responda favorablemente.

Recomendaciones Alimenticias

Los pacientes con dificultades de varices esofágicas (cirróticos), deben tener en cuenta las siguientes recomendaciones nutricionales que exponemos a continuación:

  • Una dieta bien balanceada.
  • Ingerir una dieta que suministre cantidades necesarias de calorías, proteínas, vitaminas y minerales, (estricto control clinico).
  • El aporte de glúcidos, nivelados en grasas y proteínas, con la observación de una proporción aproximada de: Glúcidos: 60 – 65 %; de Grasas: 20 – 25 %; y de Proteínas: 10 – 15 %. No excediendo de la cantidad sugerida.

La nutrición, debe ser considerada y tomada en cuenta como la única vía para el aporte de nutrientes, manteniendo en resguardo a los pacientes muestren intolerancia a la vía oral, aquellos que por su patología están desnutridos que ameriten un tratamiento quirúrgico, en las insuficiencias hepáticas peligrosas u otras complicaciones.

Pronóstico de Vida

Las personas que ya han sobrellevado una hemorragia tienen una alta posibilidad del 70% de sufrir otro suceso de sangrado, es bueno señalar que aproximadamente de estos pacientes un tercio de las reincidencias es mortal. Es decir el riesgo de muerte es aún mayor mediante los días subsiguientes después del acontecimiento de sangrado y se reduce lentamente aproximadamente las seis primeras semanas.

Entre las perturbaciones vinculadas se encuentran las renales, también respiratorios, y ocasionalmente cardiovasculares e inmunitarios, que inducen el 50-60% de la mortalidad en aquellos pacientes con varices esofágicas. Ahora bien, el pronóstico de los pacientes cirróticos con perdida de hemofilia aguda por varices depende de la gravedad del malestar hepático y de la dimensión de la hemorragia.

En la actualidad, concurre un interés progresivo en identificar los elementos que anuncian el fracaso del control de la hemorragia y la decisiva del resangrado precoz, con el fin de dispones a los pacientes con hemofilia aguda por varices en otros grupos de riesgo. No obstante, esto consentirá en individualizar el procedimiento de cada enfermo conforme a su riesgo.

Generalmente cuando hay un diagnostico inesperado por alguna enfermedad, aparecen muchas interrogantes en la persona que  padece de esa afección, pero gracias a los avances de la ciencia clínica esta la posibilidad de mejorar o corregir, dicho evento. Te invito a ver el vídeo, que en esta ocasión trata de ¿Como vivir con varices esofagicas?

Endoscopia

A través de esta técnica diagnostica de la ciencia medica utilizada con una cámara o lente introducido dentro del tubo, es posible visualizar las lesiones de órgano hueco. La endoscopía señala claramente el modelo de várices encontrado en el interior, que puede ser fácilmente tratada al no presentar ningún tipo de obstinación al paso continuo del endoscopio.

Cuando se haya figura de un deterioro en la superficie de la membrana con presencia de un coágulo sanguíneo pegado, esto significa la manifestación de una hemofilia naciente producida por varices esofagicas.  En estos casos es muy normal que en algunos pacientes que muestran varices esofágicas, también manifiesten varices gástricas, particularmente en el interior del estómago.

Diagnóstico Diferencial:

Este diagnóstico conocido de forma diferencial circunscribe toda la etiología de hemorragia digestiva. Al mismo tiempo resulta importante hacer ver la observación de las úlceras pépticas que igualmente se manifiestan en cirróticos y por consiguiente para su determinación requiere de la exploración endoscópica.

Otra de las técnicas usada para determinar estos casos es la radiografía contrastada de esófago, sin embargo, en pocos casos identifica las várices esofágicas. Ahora bien, en el procedimiento diario, solo un porcentaje de 40% de las várices son manifestadas radiológicamente. No obstante, en el cuadro típico se manifiesta claramente con la forma en colmena de abejas derivada por la capa de bario que envuelve las protusiones o el desplazamiento de la  arteria.

En resumen, el método diagnóstico más utilizado para las varices esofagicas y de elección por esta ciencia es la técnica de endoscopia, de admisión en consecuencia todo paciente que padece cirrosis, debería ser tratado con este tratamiento de endoscopia de rutina con el objetivo detección de varices esofagiacas. Para la comparación de resultados óptimos entre las exploraciones es desconocido, existen algunos centros que instituyen un despistaje endoscópico aproximadamente cada 2 a 3 años.

Para tratar esta anomalía de las varices esofágicas, hay varios tipos de tratamientos conocidos que han resultado ser favorable para estos procesos de varices estos a los siguientes: Tratamiento de preventivos, ruptura, nutricional, natural, farmacológico y quirúrgicos. El inicio del procedimiento debe ser manejado con la técnica endoscópica.

El gastroenterólogo o endoscopista, deberá interrumpir el sangrado en el caso que el sangrado tenga manifestación activa, o descubrir el punto de goteado, asimismo, cuando este se encuentre suspendido es cuando se debe aplicar el tratamiento endoscópico. Existen varias opciones específicas, para él, procedimiento la primera es la ligadura con bandas endoscópicas de las várices esofágicas que en la actualidad es la más manejada, la próxima es la inyección de sustancias esclerosantes en las varices o adyacente de la propia. (Ver articulo: Lengua morada)

Mediante el diagnostico se aplica el tratamiento endoscópico, se usa tratamiento clínico con medicinas intravenosos con el objetivo de disminuir el pleamar sanguíneo de las varices esofagicas. Generalmente son aplicados dos tratamientos principalmente, en América se distingue utilizar el octreotido, y en Europa se escoge la terlipresina, no obstantes, ambos con extraordinarios efectos. Muchos recomiendan aplicar este tratamiento durante el período de mayor riesgo de resangrado, aproximadamente 5 días. (Ver articulo: Tratamiento del tumor en el cerebro)

Para los pacientes con hepatopatía en estado avanzado (crónico), y también con sangrado digestivo, deben recibir tratamiento con antibióticos de modo preventivo todos estos procedimientos deberán ser observado y luego aplicados como lo hemos mencionado anteriormente después de una correcta y minuciosa valoración clínica que arrojara solo mediante el diagnostico. Suele ser importante señalar, que ningún tratamiento certifica que el paciente no presente sangrado por varices esofagicas, pero si puede garantizar disminución ese suceso.

Es importante tomar conciencia de cuidar el hígado, podemos ver en esta imagen como esta ilustrado el hígado en tres diferentes maneras, cuando esta afectado por recurrentes infecciones, por fibrosos y con padecimiento de cirrosis. Un hígado sano constituye una calidad de vida. Nuestra recomendación es al presentar cualquier síntoma de alarma acudir inmediatamente al especialista de confianza y ponerse en tratamiento rápido para evitar complicaciones futuras.

 

 

En escenarios de emergencia, la ciencia médica trabaja con el objetivo de interrumpir la pérdida de sangre, y de conservar el volumen plasmático, corrigiendo las perturbaciones de la coagulación provocadas por la cirrosis y el uso conveniente de antibióticos como las quinolonas o la ceftriaxona.

La endoscopia terapéutica se considera el pilar del tratamiento urgente. Los dos enfoques terapéuticos principales son:

  • La ligadura de varices esofagicas o la formación de bandas:

Es la técnica que se conoce como el procedimiento para tratar las varices sangrantes de esófago, con un menor índice de dificultades y ha sido comprobada por los excelentes resultados.

  • La escleroterapia:

Es un procedimiento realizado de forma ambulatoria que esta orientado para aminorar el aspecto conocido como arañas vasculares y várices chicas superficiales.

Impresionante vídeo! Mira, como son utilizadas estas técnicas, que pueden lograr la interrupción de una hemorragia en muchos casos de forma definitiva para el beneficio del paciente.

Várices Esofágicas y Los Cuidados de Enfermería

En el tratamiento quirúrgico de las varices esofágicas, como en las demás intervenciones requiere de los cuidados de enfermería, con la debida información al paciente que primeramente será sobre el procedimiento que se va efectuar mediante el proceso que debe presentar:

Para estos cuidados es importante el manejo de la sonda para la ligadura, el profesional utilizara el material necesario que causara la estrangulación de las venas que han ocasionado la ruptura en las varices. Entre los cuidados del especialista proporcionara frenar, las nuevas apariciones de varices, logrando disminuir cualquier molestia mediante el plan terapéutico de la cirrosis hepática.

Estos profesionales de cuidado de enfermería, indicaran al paciente, como cuidarse para la prevención de las lesiones en el hígado. Asimismo, con los referentes cuidados personales en la alimentación que deben tener y la no automedicación, para que no surjan otras complicaciones de otras posibles enfermedades.  Afortunadamente contamos con excelentes médicos expertos en tratamientos de cirrocis, que día a día se mantienen en la vanguardia, en estos padecimientos, ofreciéndoles a los pacientes optimas expectativas para la recuperación de la salud.

El procedimiento de cuidados normalizado, es una herramienta útil para la práctica que garantiza la seguridad del personal cuidador de los pacientes con cirugía hepática, y sobre todo asegurar la estabilidad en todo momento al paciente conforme el modelo del déficit de autocuidado de que se pierde por estar en un estado de vulnerabilidad, en la teoría de los sistemas y métodos de enfermería se tiene estadística de forma como abordar el plan de cuidados.

Asimismo, como responder con una base científica sólida y con cada técnica que es conocida perfectamente por el personal de enfermería de cuidados, en la que los pacientes con cirrosis hepática demandan de las mediaciones de sus cuidadores como agentes autorizados de cuidado accesorio, ya que durante el tiempo de hospitalización como hemos mencionado antes el autocuidado se ve alterado.

En el mismo orden de ideas, estos profesionales en sus funciones, sirven como piloto de referencia para la habilidad de los cuidados de los expertos de enfermería, que igualmente por otro lado atenúan la composición del trabajo multidisciplinario de muchos que por su labor son reconocidos.

 Várices Esofágicas En Niños

En los casos de niños con dificultades de várices esofágicas se convierte un verdadero conflicto, que resulta no ser fácil, al conocer el origen y los motivos de la historia natural e incipiente, de la hipertensión portal en el niño porque al estudiar la etiología clínica nos muestra que son múltiples causas o razones una de ellas el uso de tratamientos no controlados, por lo que se hace difícil calcular su valoración de estudios en adultos.

En consecuencia, cualquiera sea el caso, el presagio de su complicación es fundamental y resultan las mismas complicaciones y manifestaciones, de hemorragias digestiva, que son secuelas ligadas a la amenaza de la hepatopatía causal que los aqueja. (Ver articulo: Migraña tensional)

Obstrucción Portal en los Niños

En niños la causa de hipertensión portal esta calculada que sucede en un tercio de los infantes, siendo a su vez una tercera parte que tienen informes de canalización umbilical u onfalitis, que en otro tiempo pasaron por cirugía, ocasionadas por infección abdominal o deshidratación. En la actualidad un 20% de niños son relacionados con anomalías congénitas cardiacas y urinarias. Cabe mencionar que resulta extraño en infantes que la trombosis portal corresponda a un estado de hipercoagulabilidad.

La mayoría de los niños con esta afección presentan hematemesis o melena como signo inicial que generalmente es causado por rotura de varices esofágicas. Los sucesos de sangrado, suelen corresponder con circunstancias en que desarrolla la presión portal que obedecen a:

  • La práctica de ejercicio intenso.
  • Frecuentes infecciones de dificultad respiratoria conducidas de fiebre.
  • Taquicardia y extensión del consumo cardiaco,

En estudios realizados se han comprobado el 80% de los niños tienen hemorragias antes de los 8 años de edad, y en la mayoría la mitad se repite el sangrado en un par años siguientes a consecuencias de las varices esofagicas. Por consiguiente, los eventos son menos severos después de la pubertad suele suceder que ciertos pacientes desarrollan shunts, directos a la vena renal izquierda.

Tratamiento del Sangrado en Niños

Para esta afección se fortalecerá la hemostasia en caso de dificultad hepática con administración de plasma y concentrados de factores de coagulación. Están dirigidos a los siguientes tratamientos:

  • Tratamiento farmacológico vasoconstrictor esplácnico.
  • Administración de vitamina K, ranitidina y antibióticos, entre otros. Con iniciación de lactulosa para evitar la encefalopatía.
  • (ecografía).
  • Tratamiento de base (hipertensión portal prehepática).

Gracias a Dios es un porcentaje mínimo de niños con este terrible síndrome, de cirrosis hepática, pero igualmente recomendamos una equilibrada dieta desde la infancia, para prevenir malestares posteriores en nuestros infantes.

 Várices Esofágicas y Cirrosis

La medicina siempre se a abocado en el estudio de enfermedades y epidemias que tienen su histología, en virtud de esto hablaremos acerca de la cirrosis hepática, cual es la función que tiene en la afección de las varices esofágicas y el porqué de su presencia en estas manifestaciones.

La cirrosis, es el recinto o estado postrero de la hepatopatía crónica, es el origen más usual de hipertensión portal, que perturba al tejido hepático a modo de ser la consecuencia de la última etapa de otros padecimientos crónicos. Asimismo, los resultados de la cirrosis hepática sobre la salud de la persona dependen esencialmente del grado de funcionalidad que el hígado pueda almacenar, aunque este sufriendo de la variación histológica.

El hígado es el órgano encargado del buen funcionamiento de nuestro cuerpo al verse afectado influye en la salud, en este caso en el esófago al presentar enfermedad, la sangre no hace el recorrido normal desviandoce de su cauce y como consecuencia suele presentar cirrosis hepática, la cual trae una serie de síntomas y anomalías en el paciente.

En la imagen podemos observar como luce un hígado enfermo con cirrosis.

Várices Esofágicas y Epidemiologia

En el estudio de las varices esofagicas, la epidermologia es la ciencia que se encarga del desarrollo y evolución de muchos padecimientos por anomalías y epidemias en diferentes lugares y según estadísticas reportadas han informado sobre esta afección de la cirrosis y la enfermedad hepática crónica que ha afectado a una inmensa cantidad de habitantes a nivel mundial. Ahora bien, se dice que fue la décima procedencia de muerte entre los individuos del sexo masculino y la duodécima para el sexo femenino, en los Estados Unidos en fecha de 2001, y dieron muerte a unas 27,000 vidas cada año.(Ver articulo: Agenesia del cuerpo calloso)

El costo de la cirrosis en términos de padecimiento humano, costos hospitalarios y pérdida de productividad es alto. La cirrosis es más frecuente en hombres que en mujeres. La cirrosis determinada tiene una mortalidad a 10 años de 34-66%, que depende en gran disposición de la causa de la cirrosis; la cirrosis alcohólica tiene un mal pronóstico que la colangitis biliar primaria y la cirrosis correspondida a la hepatitis.

En los países económicamente desarrollados, la cirrosis se localiza entre las seis principales procedencias de muerte de los pacientes entre las edades comprendidas de 35 a 60 años, y se remonta a 14-30 casos por 100 mil de la población. En repetición anual mueren en el mundo 40 millones de personas aproximadamente de la cirrosis virológico y el carcinoma hepatocelular se desarrolla en la base portadora del virus de la hepatitis B.

 

(Visited 2.289 times, 1 visits today)

Deja un comentario