Tos ferina: qué es, causas, síntomas, tratamiento y más

Cualquier persona de cualquier edad puede tener tos ferina, pero es más común entre los niños y y bebés, en quienes además es más peligrosa.tos ferina primera

 

¿Qué es?

La tos ferina es una infección del sistema respiratorio causada por la bacteria Bordetella pertussis (o B. pertussis). Que penetra en la nariz y la garganta. Se propaga muy fácilmente

Afecta principalmente a los bebés menores de 6 meses que no están protegidos por inmunizaciones y a los niños de entre 11 y 18 años cuya inmunidad ha empezado a desvanecerse. La tos ferina causa episodios de tos severa, que a veces pueden terminar en un sonido de “zumbido” cuando el niño inhala.

Etiología

Un centenar de pacientes con tos ferina clínica se estudiaron para determinar la etiología del síndrome de tos ferina.

Cuarenta y dos (42%) de los pacientes tenían Bordetella pertussis. En otros 36 (36%) pacientes, se aisló B pertussis de la nasofaringe del caso índice asociado o caso de contacto familiar.

Por lo tanto, Bordetella se aisló de 78 (78%) de los pacientes o de su grupo familiar inmediato. Por lo tanto, 91 pacientes (91%) tenían evidencia bacteriológica o serológica de la infección de Bordetella ellos mismos o dentro de sus familias. (ver artículo: cáncer de pulmón).

Se obtuvieron cultivos virales en 75 de los pacientes. Los adenovirus se aislaron del 33% de aquellos con cultivos positivos para B pertussis y del 14% de aquellos con cultivos negativos. En el grupo sin evidencia directa, indirecta, bacteriológica o serológica de infección por Bordetella, la tasa de aislamiento de adenovirus (13%) no fue significativamente diferente de la tasa de aislamiento de adenovirus (33%) en pacientes con un cultivo bacteriano positivo.

Historia

Aunque hay fragmentos dispersos de evidencia que sugieren una historia más larga de tos ferina, la primera epidemia reconocida de tos ferina ocurrió en París, Francia en 1578. Esto fue descrito por Guillaume de Baillou (Ballonius), y él dio una descripción clara de la enfermedad.

En 1940, Holmes en su libro de texto describió muchas de las características peculiares de la tos ferina. Desafortunadamente, las observaciones de Holmes han sido pasadas por alto por los microbiólogos de la tos ferina y los expertos clínicos en la era moderna.

tos ferina principal

Las infecciones por tos ferina y Bordetella pertussis desde 1906 se revisan con el intento de abordar hechos, mitos y conceptos erróneos.

Debido a su mortalidad y morbilidad significativas, las vacunas de células enteras se desarrollaron en la década de 1930, y el uso universal de estas vacunas disminuyó la incidencia de pertusis informada en 157 veces en 1970.

El estudio de estas dos epidemiologías indica que la pertussis informada es solo la punta del iceberg y que las enfermedades por tos de B. pertussis ocurren en todos los grupos de edad y son muy comunes; también, la infección asintomática es más común que la infección sintomática.

La infección por B. pertussis es causada por muchos antígenos proteicos, pero la enfermedad debida a este organismo es causada solo por dos factores, la toxina pertussis (PT) y una “toxina para la tos” que, hasta ahora, no se ha descubierto.

Las nuevas vacunas son claramente necesarias; con nuestras vacunas actuales (DTaP y toxoides de tétanos y difteria) si se usa correctamente, se puede prevenir la tos ferina y las muertes en bebés.

¿Por qué se llama así?

Descrita por primera vez en la década de 1640, la tos ferina se llama así porque los espasmos de tos se caracterizan por un sonido característico de “silbido” cuando el niño inhala profundamente después de un ataque de tos, o también puede sonar como un “chillido”.

Aunque a  veces también se le llama tos ferina, porque es posible que los niños suenen como “fieras” cuando tratan de respirar después de un ataque de tos.tos ferina nombre

¿Quién descubrió la enfermedad?

Fue descrita por Bordet y Gengou, y posteriormente aislada con el uso de un medio que lleva sus nombres.

Luego de realizar una estancia en el Instituto Pasteur de Francia, a donde Bordet llegó a los 22 años de edad y alcanzó a conocer a Louis Pasteur, el científico descubrió que el microbio causante de tos ferina podía crecer en una sustancia gelatinosa con extracto de papa glicerinada.

Ese fue el comienzo del camino que después llevó a los expertos a identificar que la bacteria se adhiere a células ciliadas del aparato respiratorio y ocasiona un daño de los tejidos de esa parte del organismo.

Epidemología

Durante la primera mitad del siglo XX,  el 93% de todos los casos reportados fueron en niños menores a los 10 años de edad.

Los ciclos de tos ferina informados dependieron de la introducción de niños susceptibles jóvenes en la población. La tos ferina en los niños pequeños era fácil de reconocer, mientras que la tos ferina en las personas mayores rara vez se reconocía como tos ferina

tos ferina historia

Con el uso de las vacunas a partir de finales de la década de 1940 en los Estados Unidos, el resultado fue una reducción de 157 veces en la tos ferina informada a principios de la década de 1970.

Sin embargo, la tos ferina cíclica continuó con la misma periodicidad que en la época de la prevacuna. Por lo tanto, a pesar del control de la tos ferina por vacunación, era evidente que B. pertussis estaba circulando en la población como un todo de una manera similar. (ver artículo: talcosis).

En la década de 1930, muchos médicos con interés en la tos ferina reconocieron la tos ferina en adultos, pero subestimaron su prevalencia.

En contraste con el análisis de la tos ferina informada en diferentes grupos de edad, ha habido un progreso considerable en el estudio de infecciones por B. pertussis en adolescentes y adultos.

Sin embargo, dado que el anticuerpo contra todos los antígenos excepto PT puede deberse a otros Bordetella sp. y también otros microorganismos, las enfermedades por tos de B. pertussis fueron sobrestimadas. Por lo tanto, el uso de anticuerpos para solo PT es la prueba de elección. Con este criterio, parece que aproximadamente el 13% de la enfermedad de tos afebril prolongada se debe a infecciones por B. pertussis.

Cuando observamos que el título de anticuerpos ELISA significativo aumenta a PT, encontramos que  6% por año tenía infecciones por B. pertussis.

Durante los años siguientes, otras investigaciones realizaron estudios similares y todos encontraron tasas altas de infección pero con una excepción, estos estudios tenían sueros en solo dos puntos en el tiempo.

España

En los últimos años de España se ha observado el resurgimiento de la tos ferina, aunque tenga mucha capacidad de vacunas han aparecido grandes brotes de esta enfermedad.

Este aumento se da mayoritariamente en lactantes menores a 6 meses, ya que son muy pequeños y no han iniciado la vacunación, y en los adolescentes y adultos porque la inmunidad que les brindo la vacuna ha disminuido, o también la inmunidad que les da su cuerpo naturalmente.

tos ferina españa

Por estos cambios que han ocurrido en la epidemología de la enfermedad, se han visto en la necesidad de adquirir nuevas estrategias en las vacunas, para de esta manera proteger a toda la población, tanto a bebés, niños, adultos, adolescentes, en fin todos.

Las vacunaciones prioritarias deben ser la del adulto y el adolescente. (ver artículo: bisinosis).

En Europa, hay un sistema de vigilancia epidemiológica, que consta de algunos pasos: notificar al médico voluntariamente de los casos de la enfermedad, declarar la misma a los laboratorios de micobiología, y vigilar a las personas que se encuentren hospitalizadas.

En España se realizan varias sesiones de vacunación a distintas etapas de edad. En 1965 se añadió esta vacuna a la vacunación infantil, y desde 1996 se realiza una cuarta dosis a los 18 meses de edad, las otras dos anteriores se realizan a los 3, 5 y 7 meses de nacidos. Luego, en el año 2001 se incluyo la quinta dosis a los 6 años de edad.

Catalunya

La tos ferina en Catalunya van cada vez en mayor ascenso, en un año se triplicaron los casos de personas afectadas con la enfermedad. Aproximadamente más de 3.000 casos.

Este gran aumento se debe a que la tos ferina es de carácter cíclico, y que las vacunas no dan inmunidad de por vida.  Por lo cual cada 3 a 4 años se da un gran incremento del número de casos.

El hecho de que la vacuna sea efectiva al principio, como unos 10 años y después se pierde, ocasiona que deba renovarse, y además la vacunación es una muy buena estrategia para proteger a los individuo mas frágiles como lo son los niños.

En Catalunya en el año 2014, se comenzó a vacunar a las embarazadas, consiguiendo una gran vacunación de aproximadamente el 70% de las mismas.

tos ferina catalunya

En hospital La Paz

En este hospital de Catalunya se estudiaron aproximadamente 144 casos de niños que entraron al servicio médico a causa de esta enfermedad, entre los años de 1981 a 1995.

Sus síntomas eran generalmente:  tos con una semana de duración, tos con gallo, vómitos ocasionados por la presión de la tos, dificultad al respirar y al realizarles todos los estudio pertinentes se confirmo la bacteriología de la tos ferina.

Se realizaron una serie de pruebas y se obtuvieron algunos resultados a través de un aspirado nasofaríngeo para el cultivo de la tos ferina. Además, se tomo en cuenta que la proporción de vacunados era de 15%, y se distribuyeron según sus edades.

Algunos de los resultados que se obtuvieron fue que la edad media es de 3 meses. La mitad de los pacientes eran menores a dos meses, por lo cual no estaban vacunados. Y los que habían sido vacunados, solo tenían una dosis. Muchos pacientes ingresaron entre los meses de abril y agosto.

Además de todo esto, se comprobó que habían tenido contacto con personas que presentaban tos ferina, en casi la mitad de los pacientes.

En hospital Navarra

En este hospital, se registraron en menos de un mes la muerte de tres bebés a causa de la tos ferina, debido a que no estaban vacunados.

En un año se incrementa una gran cantidad de pacientes con tos ferina, casi 7.000 indivic<dos según estadísticas de epidemiología. (ver artículo: tuberculosis latente).

Los individuos más afectados, comúnmente son los menores, en especial de los dos meses de edad. Sin embargo, cuando se aplica la primera dosis de vacunación esta cifra se reduce.

La mayoría de los ingresos al hospital se dan con síntomas de catarro, es decir con tos y dificultad respiratoria que tiene generalmente un tiempo de duración de mas de una semana.

tos ferina hospital

Casi no se dan ingresos por tos ferina maligna, que es el caso más grave y que puede ocasionar la muerte.

Para prevenirlo, se recomienda realizar vacunaciones durante el embarazo y la recepción de la primera dosis entre las primeras 27 semanas de vida.

Aragón

La medida más eficaz de prevención de tos ferina es la vacunación, especialmente para prevenir laos casos grave en los niños más pequeños.

El Gobierno de Aragón en el año 1996 decretó que se debía regular la epidemiología en las cuales se incluía la enfermedad de tos ferina como declaración individualizada.

La notificación obligatoria de las enfermedades permite conocer la situación de Aragón con respecto a las epidemias, por lo cual es una necesidad para atacarlas de manera efectiva.

También permite que se conozca el nivel de transmisión, el riesgo de complicaciones, el riesgo de muerte, y muchos otros distintos aspectos que son importantes de atacar y que están propuestos por el Gobierno.

En años anteriores este mismo, ha publicado informes anuales de enfermedades vacunables que detallan la información sobre el padecimiento y están disponibles en la página de salud pública.

Muerte

Estas provincias han registrado un gran brote en el último mes mayormente en niños de hasta 7 años de edad. Y 4 de 15 casos están comprobados por el laboratorio y las clínicas.

La mayoría de los afectados por la tos ferina, no se encontraban vacunados, ni su madre había recibido la vacuna durante el embarazo.

La enfermedad se notificó con retraso, por lo cual los síntomas se agravaron y se debió realizarles unos tratamientos y un aislamiento respiratorio durante varios días.

Los casos esperados se quedan cortos o son menores a los superados en un período de un año, las enfermedades eran consideradas en un índice medio y alto de gravedad.

tos ferina muerte

Patología

Los únicos datos disponibles sobre la patología de las infecciones por B. pertussis en humanos provienen de estudios postmortem de muertes relacionadas con la tos ferina.

Los datos de estos estudios a menudo se ven comprometidos por infecciones bacterianas o virales concomitantes y secundarias. Además, nuestros hallazgos en las muestras de 15 muertes infantiles jóvenes notaron que los lúmenes de arteriolas, vénulas y vasos linfáticos estaban obstruidos por agregados de neutrófilos y linfocitos maduros. Estas células reflejaron la leucocitosis con linfocitosis en la sangre de estos pacientes antes de la muerte.

Aunque las infecciones bacterianas o virales concomitantes o secundarias hicieron difíciles las conclusiones sobre la histopatología en casos individuales, una respuesta inflamatoria de neutrófilos extensa como se vería en la neumonía bacteriana no es una manifestación pulmonar de la infección por B. pertussis. (ver artículo: fibrosis pulmonar).

Los macrófagos pulmonares estaban presentes en los espacios intersticiales y en los alvéolos. Los hallazgos histopatológicos en los pulmones de las muertes infantiles por tos ferina son completamente diferentes a los de los ratones jóvenes con infección por B. pertussis.

Fisiopatología

Como se señaló anteriormente, en los últimos 100 años, numerosas toxinas y proteínas biológicamente activas se han aislado y estudiado en sistemas modelo animales (principalmente en ratones)

Las toxinas sugeridas son PT, DNT, toxina adenilato ciclasa (ACT), endotoxina (LPS) y citotoxina traqueal (TCT).

Ahora es evidente que muchas de las ideas presentadas en la década de 1970 estaban equivocadas. Por ejemplo, la patología humana sugiere que ni DNT ni TCT tienen un papel en la infección humana.

tos ferina patologiaPor lo tanto, es evidente que múltiples toxinas y una adhesina tienen todas una función en las infecciones humanas por B. pertussis. En contraste, sin embargo, solo hay dos toxinas que causan enfermedad clínica. Uno de estos es PT y el otro es la toxina que causa la tos. Nuestro grupo ha descrito el mecanismo de las enfermedades causadas por PT

Esta enfermedad está relacionada con la leucocitosis con linfocitosis y es la causa de las muertes en niños pequeños. Una vez que una persona ha sido vacunada o ha tenido tos ferina, nunca más tiene síntomas que puedan atribuirse a la PT.

En contraste con PT, no se sabe nada sobre la toxina para la tos. Todas las personas con tos ferina (infecciones primarias y repetidas) tendrán la tos paroxística distintiva. Esto me sugiere que la toxina de la tos no es inmunogénica en las células infecciosas naturales y no inmunogénicas o en un componente de las vacunas de células enteras.

Tos ferina maligna

La tos ferina maligna es una rara enfermedad que pone en peligro la vida y se caracteriza por insuficiencia respiratoria grave, leucocitosis grave e hipertensión pulmonar. (ver artículo: contusión pulmonar).

El propósito es determinar la prevalencia de tos ferina maligna en bebés ingresados ​​en una unidad de cuidados intensivos pediátricos por insuficiencia respiratoria aguda grave asociada con leucocitosis grave.

Se realizo una buena revisión de las historias clínicas de los bebés menores de 3 meses ingresados ​​en en un hospital entre 2006 y 2008 por insuficiencia respiratoria aguda grave que requirió ventilación mecánica con leucocitosis mayor a 50,000 / mm3.

Se recopilaron datos clínicos y de laboratorio. La reacción en cadena de la polimerasa (PCR) para la detección de Bordetella pertussis se realizó en lavados nasofaríngeos

Con todo esto, se logró identificar diez pacientes que cumplían los criterios de inclusión. La edad media fue de 2.1 meses. Ninguno de los bebés había sido vacunado contra la tos ferina.

Aunque la PCR para la tos ferina fue positiva en los diez casos, el diagnóstico presuntivo se realizó en solo 3 pacientes durante la hospitalización. Nueve pacientes murieron en una media de 3 días después del ingreso. La causa de muerte fue shock refractario e hipoxemia en todos los casos. Solo un paciente sobrevivió.

La tos ferina maligna es una enfermedad grave que casi siempre es mortal. El uso de PCR para la detección de B. pertussis, es decir, el método de referencia, debe promoverse en los países en desarrollotos ferina maligna

¿Cuáles son sus causas?

Si una persona con tos ferina estornuda, se ríe o tose, pequeñas gotas que contienen la bacteria pueden volar por el aire. Es posible que se enferme cuando respira las gotas.

Cuando las bacterias entran en sus vías respiratorias, se adhieren a los pequeños pelos en el revestimiento de los pulmones. Las bacterias causan hinchazón e inflamación, lo que produce una tos seca y duradera y otros síntomas parecidos al resfriado.

La tos ferina puede causar que cualquier persona de cualquier edad se enferme. Puede durar de 3 a 6 semanas. Puede enfermarse incluso si ya ha sido vacunado, pero eso no es muy  probable.

Factores de riesgo

La vacuna contra la tos ferina que recibe de niño finalmente desaparece al cabo de algunos años. Esto deja a la mayoría de los adolescentes y adultos susceptibles a la infección durante un brote, y continúa habiendo brotes regulares.

Los bebés menores de 12 meses que no están vacunados o que no han recibido el conjunto completo de vacunas recomendadas tienen el mayor riesgo de sufrir complicaciones graves y la muerte.

¿Quiénes tienen mayor riesgo de contraer la enfermedad?

La tos ferina puede afectar a personas de cualquier edad, incluyendo:

  • Bebés y niños pequeños: los bebés menores de seis meses de edad corren un riesgo particularmente mayor de sufrir complicaciones de la tos ferina
  • Niños mayores y adultos: tiende a ser menos serio en estos casos, pero aún puede ser desagradable y frustrante
  • Personas que han tenido tos ferina antes: no eres inmune a la tos ferina si ya la has tenido antes, aunque tiende a ser menos grave la segunda vez
  • Personas vacunadas contra la tos ferina cuando eran niños: la protección contra la vacuna contra la tos ferina tiende a desaparecer después de algunos años

Puede contraer tos ferina si entra en contacto cercano con alguien infectado.

Una persona con tos ferina es infecciosa desde aproximadamente seis días después de que se infectaron, cuando solo tienen síntomas parecidos al resfriado, hasta tres semanas después de que comienzan los ataques de tos.

El tratamiento con antibióticos puede reducir la cantidad de tiempo que alguien es contagioso. (ver artículo: hemotórax).

tos ferina causa

¿Cuáles son sus síntomas?

  • Los primeros síntomas de la tos ferina son similares a los de un resfriado, como la secreción nasal, los ojos rojos y llorosos, el dolor de garganta y una temperatura ligeramente elevada.
  • Los ataques intensos de tos comienzan alrededor de una semana después.
  • Los ataques generalmente duran unos minutos a la vez y tienden a ser más comunes por la noche.
  • La tos por lo general produce un moco espeso y puede ser seguido de vómitos.
  • Entre la tos, usted o su hijo pueden respirar entrecortadamente, esto puede causar un sonido de “silbido”, aunque no todo el mundo tiene esto.
  • La tensión de tos puede hacer que la cara se ponga muy roja, y puede haber un ligero sangrado debajo de la piel o en los ojos.
  • Los niños pequeños a veces se ponen azules brevemente si tienen problemas para respirar: a menudo se ve peor de lo que es y su respiración debería comenzar de nuevo rápidamente.
  • En bebés muy pequeños, la tos puede no ser particularmente notable, pero puede haber períodos breves en los que dejan de respirar.
  • Los ataques eventualmente comenzarán a volverse menos graves y menos frecuentes con el tiempo, pero pueden pasar algunos meses antes de que se detengan por completo.

Al principio, la tos ferina tiene los mismos síntomas que el resfriado común:

  • Tos leve
  • Estornudando
  • Nariz que moquea
  • Fiebre baja (por debajo de 102 F)
  • También puede tener diarrea desde el principio.

Después de aproximadamente 7-10 días, la tos se convierte en “ataques de tos” que terminan con un sonido de chillido cuando la persona intenta respirar aire.

Como la tos es seca y no produce moco, estos episodios pueden durar hasta 1 minuto. A veces puede hacer que su cara se ponga roja o morada brevemente. (ver artículo: embolia pulmonar).

La mayoría de las personas con tos ferina tienen ataques de tos, pero no todos lo hacen.Después de aproximadamente 1 a 2 semanas, la tos seca e irritante se convierte en ataques de tos.

Sonido

Es posible que los bebés no emitan el sonido de zumbido o incluso tosen, pero es posible que aspiren aire o intenten recuperar el aliento durante estos episodios. Algunos pueden vomitar.

Algunas veces, los adultos con esta afección solo tienen tos que no desaparece.

¿Cómo se contagia?

La tos ferina es muy contagiosa. La bacteria se propaga de persona a persona a través de pequeñas gotas de líquido de la nariz o la boca de una persona infectada. Estos pueden volverse aerotransportados cuando la persona estornuda, tose o se ríe.

Otros pueden infectarse inhalando las gotas o poniéndose las gotas en sus manos y luego tocándose la boca o la nariz.

Las personas infectadas son más contagiosas durante las primeras etapas de la enfermedad hasta aproximadamente 2 semanas después de que comienza la tos. Los antibióticos acortan el período de contagio a los 5 días posteriores al inicio del tratamiento con antibióticos.

Si usted o su hijo están tomando antibióticos para la tos ferina, debe tener cuidado de no transmitir la infección a otras personas. Por lo cual se le realizan algunas recomendaciones para no propagar la misma:

  • Aléjese de la guardería, la escuela o el trabajo hasta 48 horas después del inicio del tratamiento con antibióticos o tres semanas después de que comenzaron los ataques de tos.
  • Cúbrase la boca y la nariz, o la de su hijo, con un pañuelo al toser o estornudar.
  • Deseche los pañuelos usados ​​
  • Lávese las manos y las de su hijo regularmente con agua y jabón.

Otros miembros de su hogar también pueden recibir antibióticos y una dosis de la vacuna contra la tos ferina para evitar que se infecten.tos ferina contagio

Tiempo de duración de la enfermedad

El período de incubación (el tiempo entre la infección y el inicio de los síntomas) para la tos ferina suele ser de 7 a 10 días, pero puede durar hasta 21 días.
La tos ferina generalmente causa síntomas prolongados: de 1 a 2 semanas de síntomas de resfriado común, seguidos de hasta 3 meses de tos intensa.

La última etapa consiste en otras pocas semanas de recuperación con un aclaramiento gradual de los síntomas. En algunos niños, el período de recuperación puede durar meses. (ver artículo: neumonía atípica).

Fases

Hay tres etapas en el curso clínico de la tos ferina:

  1. Catarro

La etapa más temprana de la tos ferina puede durar de una a dos semanas. Durante este tiempo, los síntomas son similares al resfriado común.

Eres muy contagioso durante este tiempo. Usualmente tiene una duración de  7-10 días.

Y esta caracterizado por: Rinitis Fiebre de bajo grado Tos leve y ocasional (que gradualmente se vuelve más severa)

to ferina catarro

  1. Paroxístico

Durante esta etapa, se desarrollan ataques de tos fuertes y violentos durante esta etapa. Entre los ataques de tos, la gente suele respirar, salivar y tener los ojos llorosos.

Los vómitos y el agotamiento pueden seguir a ataques de tos severos. Esta etapa generalmente dura de una a seis semanas, pero puede durar hasta 10 semanas. Permaneces contagioso hasta aproximadamente dos semanas después de que comienza la tos.

Por lo general, dura de 1 a 6 semanas, pero puede persistir hasta por 10 semanas.

Se encuentra caracterizado por:  Paroxismos de numerosas toses rápidas debido a la dificultad para expulsar el moco espeso del árbol traqueo bronquial.

Largo esfuerzo inspiratorio acompañado de un “grito agudo” al final de los paroxismos

  1. Cianosis

En esta etapa, la tos comienza a disminuir. Ya no eres contagioso en este momento. Esta etapa generalmente dura de dos a tres semanas.

Debido a que es más susceptible a otras infecciones respiratorias, incluido el resfriado común, la recuperación puede demorar más si se presentan otras enfermedades. (ver artículo: pleurodesis).

Se presentan algunos síntomas como:

  • Vómitos y agotamiento
  • Ataques paroxísticos: Ocurre frecuentemente por la noche, con un promedio de 15 ataques cada 24 horas
  • Aumento de la frecuencia durante las primeras 1-2 semanas, permanezca en la misma frecuencia durante 2-3 semanas, y luego disminuya gradualmente

Los síntomas de tos ferina generalmente se desarrollan dentro de los 5 a 10 días posteriores a la exposición, pero a veces no duran hasta 3 semanas. La tos ferina tiene un comienzo insidioso con síntomas catarrales que son indistinguibles de los de infecciones respiratorias menores. La tos, que inicialmente es intermitente, se vuelve paroxística. En casos típicos, los paroxismos terminan con un grito inspiratorio y pueden producirse vómitos post-tos.tos ferina cianosis

Los niños no vacunados o vacunados de manera incompleta menores de 12 meses tienen el mayor riesgo de complicaciones graves y muerte. En los bebés, la tos puede ser mínima o ausente, y la apnea puede ser el único síntoma.

A pesar de la creciente conciencia y reconocimiento de la tos ferina como una enfermedad que afecta a adolescentes y adultos, los médicos a menudo pasan por alto la tos ferina en el diagnóstico diferencial de la enfermedad de la tos en esta población. La enfermedad generalmente es menos grave y el típico “grito” menos frecuente en adolescentes y adultos.

Es importante educar a los padres para que consideren la tos ferina cuando su hijo tenga tos. Hágales saber que puede ser una enfermedad grave, especialmente para los bebés, y deben buscar tratamiento inmediato.

Por lo general, demora entre siete y 10 días luego de estar expuesto a la infección para comenzar a mostrar los síntomas. La recuperación completa de la tos ferina puede demorar de dos a tres meses. Los médicos dividen la tos ferina en tres etapas

Diagnóstico

La mejor forma de diagnosticar la tos ferina es confirmando la presencia de la bacteria específica Bordetella pertussis causante de la enfermedad en el moco tomado de la nariz y la garganta.

Debido a que el crecimiento de la bacteria es inhibido por el algodón, se deben usar hisopos hechos de un material especial, ya sea alginato de calcio o Dacron, para obtener la muestra.

Los estudios han demostrado que es más probable que las culturas sean positivas si la muestra se recolecta durante la primera etapa de la enfermedad o temprano en la segunda. La probabilidad de aislar el organismo (y confirmar el diagnóstico) disminuye con cualquier retraso en la recolección de la muestra más allá de las primeras tres semanas de la enfermedad.

Un cultivo para Bordetella pertussis suele ser negativo después de cinco días de tratamiento con antibióticos.tos ferina diagnostico

Otros métodos de laboratorio utilizados para diagnosticar la infección por tos ferina, como las pruebas serológicas y la PCR, están disponibles en ciertos laboratorios. Ninguno de los dos métodos ha demostrado ser más específico que el aislamiento de cultivo del organismo.

Se puede realizar un hemograma completo.

Diagnóstico diferencial

Otras causas infecciosas de la enfermedad de tos prolongada incluyen:

  • Bordetella parapertussis
  • Bordetella bronchiseptica
  • Neumonía por micoplasma
  • Chlamydia trachomatis
  • Neumonía por Chlamydophila
  • Adenovirus
  • Virus sincitial respiratorio

El diagnóstico diferencial para la tos espasmódica y prolongada que imita la infección por B. pertussis se da por los patógenos respiratorios virales, especialmente los adenovirus y el virus sincitial respiratorio, se encuentran entre los agentes más comunes que imitan las infecciones pertussis.

Además, la coinfección entre B. pertussis y los virus respiratorios no son infrecuentes; por lo tanto, el diagnóstico de un patógeno viral respiratorio no elimina el diagnóstico de tos ferina.

Especies bacterianas como Bordetella parapertussis, Mycoplasma pneumoniae y Chlamydia a menudo causa tos prolongada similar a la tos ferina. Además, es fundamental considerar otras causas de inflamación de las vías respiratorias superiores, como la laringotraqueítis y la traqueítis bacteriana.

Las causas importantes no infecciosas de tos prolongada incluyen aspiración de cuerpo extraño, tos cardiogénica, enfermedad reactiva de las vías respiratorias, fibrosis quística y anomalías congénitas de la vía aérea.tos ferina diferencial

El diagnóstico de infección por RSV se puede realizar mediante el aislamiento del virus, la detección de antígenos virales, la detección del ARN viral, la demostración de un aumento de los anticuerpos séricos o una combinación de estos enfoques. La mayoría de los laboratorios clínicos usan ensayos de detección de antígenos para diagnosticar infecciones.

Prueba de tos ferina

A veces, los médicos pueden diagnosticar la tos ferina simplemente preguntando sobre los síntomas y escuchando la tos. Es posible que se necesiten exámenes médicos para confirmar el diagnóstico. Tales pruebas pueden incluir:

  • Un cultivo y prueba de nariz o garganta. Su médico toma un hisopo o muestra de succión del área donde se juntan la nariz y la garganta (nasofaringe). Luego se verifica la muestra en busca de evidencia de la presencia de bacterias de tos ferina.
  • Análisis de sangre. Se puede extraer una muestra de sangre y enviarla a un laboratorio para que verifique su conteo de glóbulos blancos, porque los glóbulos blancos ayudan al cuerpo a combatir las infecciones, como la tos ferina. Un conteo alto de glóbulos blancos típicamente indica la presencia de infección o inflamación. Esta es una prueba general y no específica para la tos ferina.
  • Una radiografía de tórax. Su médico puede ordenar una radiografía para verificar la presencia de inflamación o líquido en los pulmones, lo que puede ocurrir cuando la neumonía complica la tos ferina y otras infecciones respiratorias.

Los profesionales de la salud diagnostican la pertusis (tos ferina) al considerar si usted ha estado expuesto a la tos ferina y al hacer lo siguiente: Historial de signos y síntomas típicos, examen físico, prueba de laboratorio que consiste en tomar una muestra de moco (con un hisopo o una jeringa llena de solución salina) desde la parte posterior de la garganta hasta la nariz, y por supuesto una prueba de sangretos ferina diagnos

Todo sobre su tratamiento

Los antibióticos se usan para disminuir la gravedad de la tos ferina y hacer que la persona no los contagie. Los antibióticos son más efectivos si se administran temprano en la primera fase de la enfermedad.

Algunas cepas de tos ferina son resistentes a ciertos antibióticos. Los síntomas pueden empeorar si este es el caso.

Además de tratar al adulto o al niño que tiene tos ferina, todos en el hogar deben recibir un tratamiento profiláctico con antibióticos.

Todos los contactos cercanos menores de 7 años de edad que no hayan completado sus vacunas primarias (incluido el DTaP para prevenir la tos ferina) deben completar esta serie con el mínimo de tiempo entre inyecciones.

Los adultos expuestos deben vacunarse con Tdap (consulte la sección “Prevención” a continuación).

Cualquier persona con tos ferina se debe aislar durante cinco días después de comenzar con los antibióticos o hasta tres semanas después del inicio de los espasmos para la tos si la persona no ha recibido tratamiento con antibióticos.

Llame al médico si sospecha que su hijo tiene tos ferina. Para hacer un diagnóstico, el médico tomará un historial médico, realizará un examen físico minucioso y podrá tomar muestras de moco en la nariz y la garganta para que se revisen en un laboratorio. También se pueden hacer análisis de sangre y una radiografía de tórax.

La tos ferina se trata con antibióticos. Muchos expertos creen que los antibióticos son más efectivos para acortar la duración de la infección cuando se administran en la primera etapa de la enfermedad, antes de que comiencen los ataques de tos.tos ferina ratamiento

Pero incluso si los antibióticos se comienzan más tarde, siguen siendo importantes porque pueden detener la propagación de la infección tos ferina a otros. Pregúntele a su médico si se necesitan antibióticos preventivos o refuerzos de vacunas para otros miembros de la familia.

Algunos niños con tos ferina deben ser tratados en un hospital. Los bebés y los niños más pequeños son más propensos a ser hospitalizados porque corren mayor riesgo de tener problemas como la neumonía.

La tos ferina puede poner en peligro la vida de los bebés menores de 6 meses, por lo que casi siempre necesitan tratamiento hospitalario. Otras posibles complicaciones incluyen dificultad para respirar, períodos de apnea, necesidad de oxígeno (particularmente durante un ataque de tos) y deshidratación.

Mientras está en el hospital, un niño puede necesitar aspiración para despejar las vías respiratorias. La respiración se vigilará de cerca y se administrará oxígeno si es necesario. Los líquidos intravenosos pueden ser necesarios si un niño muestra signos de deshidratación o tiene dificultad para comer.

Se tomarán precauciones para evitar que la infección se propague a otros pacientes, personal del hospital y visitantes.

Si los médicos diagnostican tos ferina al principio, los antibióticos pueden ayudar a reducir la tos y otros síntomas. También pueden ayudar a prevenir que la infección se propague a otros. Sin embargo, a la mayoría de las personas se les diagnostica demasiado tarde para que los antibióticos les funcionen bien.

No use medicamentos sin receta para la tos, supresores de la tos o expectorantes (medicamentos que lo hagan toser con mucosidad) para tratar la tos ferina. Ellos no funcionan.

Si sus ataques de tos son tan graves que impiden que tome suficientes líquidos, corre el riesgo de deshidratarse. Llame a su doctor inmediatamente.

Azitromicina

La azitromicina ahora está completamente financiada para todas las edades para el tratamiento de la tos ferina y la profilaxis de pertussis, este es un régimen de dosificación mucho más conveniente y la duración del tratamiento.

tos ferina pastilla

La azitromicina es el tratamiento de primera línea recomendado y un curso de cinco días está totalmente financiado para todos los grupos de edad si se aprueba para el tratamiento o la profilaxis de la tos ferina

Estta también, es el antibiótico de elección en los bebés menores de un mes de edad debido a preocupaciones de seguridad sobre otros macrólidos en este grupo de edad, en particular la asociación entre la eritromicina, estenosis pilórica y arritmias cardíacas.

La azitromicina no inhibe el sistema enzimático P450 en el mismo grado, pero es un inhibidor de la P-glicoproteína. Tiene un mejor perfil de tolerabilidad que los otros macrólidos.

Este antibiótico no está incluida en el Esquema de beneficios farmacéuticos para el tratamiento o la profilaxis de la tos ferina, por lo que es costosa para el paciente en relación con los otros macrólidos. Su disponibilidad en algunas partes de la comunidad es limitada

Natural

Aunque los antibióticos son el tratamiento convencional estándar para la tos ferina, existen remedios naturales para la tos y las infecciones bacterianas que lo ayudarán a combatir esta afección grave y reducir la duración de los síntomas:

  1. Jengibre

La medicina elogia la capacidad del jengibre de estimular el sistema inmune calentando el cuerpo para que pueda descomponer la acumulación de toxinas en los órganos.

El jengibre también tiene propiedades antibacterianas. Limpia el sistema linfático, evitando la acumulación de toxinas que nos hacen susceptibles a las infecciones, especialmente en el sistema respiratorio.

  1. Miel cruda

Hay muchos beneficios para la salud de la miel cruda, incluida su capacidad para tratar la tos con la misma eficacia que los jarabes para la tos comerciales sin receta. La creciente evidencia muestra que una sola dosis de miel puede reducir la secreción de moco y la tos.

Para ayudar a aliviar los síntomas de la tos ferina, cualquier persona mayor de un año debe tomar de 1 a 2 cucharaditas de miel cruda antes de acostarse. No use miel cruda para tratar a los bebéstos ferina miel

  1. Cúrcuma

Se puede argumentar que la cúrcuma es la hierba más poderosa del planeta para combatir y potencialmente revertir la enfermedad. La cúrcuma se puede utilizar para reducir la inflamación y aliviar el dolor.

A diferencia de tantos analgésicos de venta libre, la cúrcuma no tiene efectos secundarios conocidos a menos que se tome en cantidades extremadamente excesivas.

Una parte importante de la cúrcuma, es conocida por su potencial antibacteriano. Los estudios encontraron que la cúrcuma ha mostrado potencial antimicrobiano contra una amplia gama de microorganismos.
4. Caldo de hueso

El consumo de sopas o licuados que contengan caldo de huesos puede ayudar a reducir la inflamación en el sistema respiratorio, estimular el sistema inmunológico y obtener los nutrientes que necesita para combatir la tos ferina.

Los beneficios de apoyo del intestino de hueso tienen un efecto holístico en todo el cuerpo y ayudan a respaldar el funcionamiento saludable del sistema inmunitario. El caldo de huesos es uno de los alimentos más beneficiosos para consumir cuando está enfermo y necesita nutrientes para restaurar su salud.

  1. Probióticos

Aunque la investigación se centra en las infecciones de los intestinos, la evidencia muestra que los probióticos pueden ayudar a defenderse contra las infecciones bacterianas y reducir las respuestas inflamatorias.

Un estudio de 2010 también encontró que los probióticos pueden mejorar las respuestas de anticuerpos específicos en los bebés que reciben ciertas vacunas.

  1. Raíz de regaliz

La raíz de regaliz es una hierba que puede reducir la tos y mejorar la función del sistema inmunológico. Posee actividades antimicrobianas y sus propiedades calmantes y antiinflamatorias pueden aliviar el dolor de garganta de forma natural.

La raíz de regaliz no es segura para las personas con presión arterial alta. Por lo general, solo se recomienda para uso a corto plazo.

  1. Aceite de orégano

El aceite de orégano es un agente antibacteriano natural que favorece la salud respiratoria. Funciona como el último antibiótico natural. Según una investigación, la resistencia a los antibióticos puede conducir al fracaso del tratamiento y al aumento de los costos, así como a la tasa de muertes.

Además, crea problemas aún más amplios de control de infecciones, diseminando bacterias resistentes de los hospitales a las comunidades. Sin embargo, los extractos de plantas, como el aceite de orégano, que consisten en mezclas complejas de compuestos principales pueden ser extremadamente beneficiosos.

También hay muchas ventajas de usar estos productos naturales como compuestos antimicrobianos. Estos incluyen menos efectos adversos, mejor tolerancia del paciente, bajo costo, renovabilidad y mejor biodegradabilidad.

Los niños mayores y los adultos pueden tomar aceite de orégano internamente durante un máximo de dos semanas. Diluya de 1 a 2 gotas con agua o aceite de coco y tómelo una vez al día. No lo use en niños pequeños y bebés.tos ferina oregano

  1. Aceite de hierbabuena

El aceite de menta contiene mentol y exhibe propiedades antibacterianas. La inhalación de aceite de menta difusa ayuda a destapar los senos paranasales y alivia la garganta irritada.

La menta también actúa como un expectorante, ayudando a reducir la severidad de los ataques de tos. Otro de los muchos beneficios del aceite de menta es su capacidad para reducir la fiebre. Solo debe usarse con adultos o niños mayores; no lo use en niños pequeños o bebés.

Intente mezclarlo con aceite de coco y frotarlo en la parte posterior de su cuello o la parte inferior de sus pies.

  1. Aceite de madera de cedro

El aceite esencial de cedro ayuda a aliviar las condiciones espasmódicas del sistema respiratorio. También ayuda a eliminar la flema del tracto respiratorio y los pulmones, lo que reduce la congestión de la tos ferina.

Frote dos gotas de aceite de cedro en su pecho y garganta antes de acostarse para aflojar la flema y ayudar con la respiración. No usar en bebés o niños pequeños.

  1. Descanso y líquidos

Cuando lucha contra una infección grave como la tos ferina, es importante que descanse durante todo el día. Duerme la siesta y no practiques actividad física hasta que tus síntomas comiencen a desaparecer.

También debe mantenerse hidratado bebiendo mucha agua, agua de coco o té de hierbas. Los ataques de tos a veces pueden hacer que vomite, por lo que puede ser útil apegarse a comidas más pequeñas durante el día. También puede ayudar comer comidas que sean fáciles de digerir y fáciles de digerir, como jugos frescos, batidos y sopas.

tos ferina liquido Prevenir la propagación

Si desarrolla síntomas de tos ferina, es muy importante que evite diseminarla, especialmente si tiene un bebé en su casa. Cúbrase la boca cuando tosa y lávese las manos con frecuencia.

También es una buena idea usar una máscara si debe estar cerca de otros. Cuando pueda, quédese en casa y descanse hasta que se sienta bien otra vez.

Homeopatía

Una de esas opciones con una larga trayectoria clínica para reducir la duración y la gravedad de los síntomas de la tos ferina es la homeopatía. La principal culpa de la creciente incidencia de la tos ferina se dirigió hacia la pequeña población de niños no vacunados, pero datos recientes muestran que la gran mayoría de los casos son contraídos por aquellos que ya han sido vacunados

En consecuencia, el mensaje de las autoridades médicas se ha transformado recientemente en uno que sugiere que se necesitan otros métodos para la tos ferina, adicionales más allá de los que ya se requieren porque se cree que la vacuna pierde su efectividad a lo largo del tiempo.

Aunque la medicina homeopática es una opción viable para la tos ferina, la falta de voluntad general de la medicina convencional de considerar cualquier terapia tiende a cegarla a tratamientos potencialmente nuevos o inexplorados.

Y en el caso de la homeopatía, existe un sesgo innegable desde hace mucho tiempo que supone que simplemente no es posible que pueda funcionar porque desafía las creencias médicas convencionales sobre la naturaleza de la enfermedad y cómo puede tratarse.

A lo largo de los años, he tratado con éxito casos de tos ferina y una variedad de otras toses intratables que no respondían a ciclos repetidos de antibióticos. Hay miles de médicos homeopáticos en todo el mundo que pueden dar testimonio de resultados similares.tos ferina homeopatia

Desafortunadamente, las experiencias clínicas de primera mano de los médicos no convencionales tienden a ser descartadas por un sistema médico que se ha basado en gran medida en estudios de investigación.

El sistema médico ha creado un pensamiento que se niega a considerar la opción homeopática y, al mismo tiempo, afirma que no hay estudios que respalden su uso. Aunque no hay estudios específicos con respecto a la homeopatía y la tos ferina, existen numerosos estudios que apuntan al hecho de que la homeopatía implica mucho más que el efecto placebo que los detractores afirman tener

Lo más importante aquí es que esta actitud de mente cerrada, que se niega a considerar opciones médicas alternativas prometedoras, hace un tremendo perjuicio a los pacientes que sufren y necesitan atención.

Aunque estos medicamentos homeopáticos están regulados por la FDA y están disponibles sin receta, no es aconsejable el auto tratamiento para la tos ferina. Dada la gravedad de la afección, es mejor consultar a un médico o un profesional homeópata.

Estos medicamentos representan solo algunas de las opciones disponibles para un prescriptor homeopático:

  • Drosera rotundifolia: este medicamento homeopático está indicado cuando la tos empeora inmediatamente después de acostarse a la cama por la noche o cuando la tos se recrudece después de la medianoche.

Hay cosquilleo y sequedad en la garganta, que causa tos espasmódica. Intenta hacer que la flema termine en arcadas y vómitos. La violencia de la tos puede producir hemorragias nasales. Los ataques frecuentes de tos evitan que la persona recupere el aliento.

  • Belladona: este medicamento generalmente está indicado en las primeras etapas de la enfermedad o cuando hay fiebre, especialmente si la fiebre comienza alrededor de las 3 p.m.Hay presión en la cabeza y la cara está caliente y roja, mientras que las manos y los pies están fríos.

La cabeza parece que va a estallar por la tos. Una tos seca, cosquilleante y espasmódica emana de la laringe.tos ferina belladona

  • Coccus cacti: La característica definitoria que indica la necesidad de este medicamento es la producción de grandes cantidades de moco claro, espeso y fibroso.

Los paroxismos de tos asfixiante provocan el vómito de largas cadenas de moco que cuelgan de la boca y la nariz.Beber agua fría puede aliviar temporalmente las cosquillas en la laringe y los accesos de tos.

  • Ipecacuana: La persona que necesita Ipecacuana a menudo experimenta náuseas persistentes que pueden no aliviarse con el vómito que sigue después de la tos. Debido a las náuseas, a la persona a menudo le falta la sed y no quiere beber líquidos. El niño se pondrá rígido y se pondrá rígido con la tos.
  • Antimonium tartaricum: la clave que conduce a la prescripción de este medicamento es el sonido de un cofre fuerte, ruidoso y lleno de mucosidad al toser.

A pesar de esto, la persona lucha sin éxito para sacar la mucosidad del pecho, produciendo poca expectoración. Uno tiene la impresión de que la persona se ahogará en sus propios fluidos. La persona suele ser inestable, irritable y débil por los esfuerzos para elevar la flema.

  • Cuprum metallicum: este medicamento está indicado cuando vemos calambres, espasmos musculares, puños cerrados o convulsiones asociadas con la tos ferina. Los paroxismos violentos de tos severa conducen a la sofocación con los labios y la cara azul.

Protocolo

Monitorizar la carga de enfermedad y evaluar el impacto del programa de vacunación. Los objetivos específicos de la vigilancia son o detectar, investigar y controlar los brotes de tos ferina.

Y también conocer y detectar cambios en el patrón epidemiológico de la enfermedad e identificar grupos de riesgo, y evaluar el impacto del programa de vacunación en la epidemiología de la enfermedad para ayudar en la toma de decisiones sobre el programa de vacunación frente a tos ferina.

El tratamiento de los contactos se realizará de acuerdo al riesgo individual y al riesgo de transmisión según el medio en que haya tenido lugar el contacto. El riesgo de padecer una forma severa de tos ferina (riesgo personal) es mayor en los niños menores de 1 año.

El riesgo de transmisión de la infección, por orden creciente, es: familia, cuidadoras en ambiente familiar, guarderías, salas de espera de consultas médicas u hospitales, escuelas y comunidad.tos ferina proto

El protocolo de Tos ferina de Vigilancia Epidemiológica establece esta medida de forma restringida a todos los contactos menores de 7 años, según una escala de prioridades, de acuerdo con el riesgo:

– Contactos menores de 12 meses, independiente de su estado de vacunación.

– Contactos de 1- 6 años de edad no vacunados

– Contactos de 1- 6 años de edad incompletamente vacunados

– Contactos de 1- 6 años de edad correctamente vacunados

En cuanto a la vacunación, una vez revisado el estado de inmunización a los menores de 7 años, se aconseja completar el calendario de vacunación manteniendo un intervalo mínimo de 4 semanas entre dosis. En aquellos niños que hayan completado el calendario pero haya transcurrido mas de tres años desde la última dosis se valorará la administración de una dosis de refuerzo

Tos ferina en bebes

La tos ferina es peligrosa en los bebés, especialmente en los menores de 6 meses. Si cree que su hijo podría tenerlo, consulte a su médico de inmediato.

Los niños menores de 18 meses con tos ferina se deben vigilar en todo momento, ya que los ataques de tos pueden hacer que dejen de respirar.

Los bebés pequeños con casos graves también pueden necesitar atención hospitalaria.

Ayude a proteger a su hijo asegurándose de que él y cualquier adulto que lo rodea a menudo se vacunen. Para niños mayores y adultos, el pronóstico por lo general es muy bueno.

Síntomas en bebes

La tos ferina a menudo comienza con síntomas de resfriado o gripe: estornudos, secreción nasal y tos leve, que puede durar hasta dos semanas antes de que comiencen los ataques de tos más intensos.
Un niño con tos ferina normalmente tose durante 20 o 30 segundos sin parar y luego lucha por respirar antes de que comience el siguiente ataque de tos.

Durante los episodios de tos, que parecen ocurrir más a menudo por la noche, los labios y las uñas de su niño pueden volverse azulados por la falta de oxígeno. Ella puede toser o vomitar un moco espeso.tos ferina bebes

Vacunas en bebés

Cuando un bebé contrae tos ferina, puede tener problemas para respirar, neumonía y, en casos raros, incluso daño cerebral o la muerte. Los bebés no son vacunados contra la tos ferina hasta que tengan 2 meses de edad.

Los bebés reciben la vacuna contra la tos ferina. La vacuna se administra a los 2 meses, 4 meses, 6 meses y 15 a 18 meses, y nuevamente a los 4 a 6 años de edad.

De modo que los bebés menores de 2 meses (y los bebés mayores que no han sido vacunados) pueden contraer la tos ferina de los adultos y niños con los que entran en contacto.

E incluso los bebés que reciben sus vacunas a tiempo son vulnerables, en particular hasta que tienen alrededor de 6 meses y han recibido algunas dosis de la vacuna.

Tos ferina en adultos mayores

Vacunar a adolescentes y adultos es el cambio más importante que se ha de realizar en la estrategia de la inmunización contra el Bacilo Pertussis, puesto que es la forma más apropiada de proteger al recién nacido y al lactante que todavía no ha tenido tiempo de completar la tanda de vacunaciones.

Para los adultos de entre 19 y 64 años de edad que no han recibido previamente la dosis de Tdap, una dosis de Tdap sustituye a una dosis de vacuna de refuerzo Td, si el paciente recibió una vacuna que contuviera toxoide tetánico al menos diez años antes.

Además, los adultos que no hayan recibido previamente la dosis de Tdap y tengan un contacto cercano con un bebé de menos de 12 meses, deberán recibir una dosis y se recomienda que se haga con un intervalo de dos años desde la última vacuna Td.

Del mismo modo, el personal sanitario que trabaja en hospitales y ambulatorios que no haya recibido previamente Tdap y que está en contacto directo con pacientes, deberá recibir una dosis de Tdap, recomendándose que se haga con un intervalo de dos años desde la última vacuna Td.

Sobre su vacuna

Hay tres vacunas de rutina que pueden proteger a bebés y niños de la tos ferina:

  • La vacuna contra la tos ferina en el embarazo; esto puede proteger a su bebé durante las primeras semanas de vida; el mejor momento para tenerlo es poco después de la semana 20 de su embarazo
  • La vacuna 5-en-1, que se ofrece a los bebés de 8, 12 y 16 semanas de edad
  • El refuerzo 4-en-1 preescolar – ofrecido a los niños por 3 años y 4 meses

Estas vacunas no ofrecen protección de por vida contra la tos ferina, pero pueden ayudar a evitar que los niños la contraigan cuando son jóvenes y son más vulnerables a los efectos de la infección.

Los niños mayores y los adultos no son vacunados rutinariamente, excepto durante el embarazo o un brote de tos ferina.

También deben proporcionarse algunas otras dosis dependiendo de la edad en la que se encuentre el individuo para prevenir la misma:

  • Adolescentes. Debido a que la inmunidad contra la tos ferina tiende a disminuir a los 11 años, los médicos recomiendan una vacuna de refuerzo a esa edad para proteger contra la tos ferina (pertussis), la difteria y el tétanos.
  • Adultos. Algunas variedades de la vacuna contra el tétanos y la difteria cada 10 años también incluyen protección contra la tos ferina (tos ferina). Esta vacuna también reducirá el riesgo de transmisión de tos ferina a los bebés.
  • Mujeres embarazadas. Los expertos en salud ahora recomiendan que las mujeres embarazadas reciban la vacuna contra la tos ferina entre las semanas 27 y 36 de gestación. Esto también puede brindar cierta protección al bebé durante los primeros meses de vida.

Vacuna y embarazo

Si está esperando a un nuevo niño, debe protegerse usted y  proteger a su bebé. Una mujer debe recibir una vacuna Tdap cada vez que está embarazada.

Obtenga la inyección entre las semanas 27 y 36 de su embarazo. Le ayuda a desarrollar anticuerpos para combatir la tos ferina que le pasa a su recién nacido, protegiéndolo antes de que pueda obtener su primera vacuna DTaP.

tos ferina embarazo

Mujeres embarazadas. Se recomienda que las mujeres reciban Tdap durante cada embarazo, preferiblemente entre las 27 y 36 semanas de gestación, independientemente de la última vez que recibieron la vacuna.
Tdap se considera seguro durante el embarazo. Desde que se introdujo la Tdap en 2005, los estudios no han encontrado evidencia de que las mujeres embarazadas que se vacunan tengan más probabilidades que otras de tener problemas.

Durante el embarazo protege a su bebé al asegurarse de no contraer tos ferina e infectarlo después del nacimiento. También puede transmitir anticuerpos para ayudar a proteger a su recién nacido de contraer la enfermedad de los demás.

Si no recibe la vacuna durante el embarazo, el CDC recomienda que la obtenga antes de abandonar el hospital o el centro de maternidad. (La vacuna es segura si está amamantando). Puede tomar hasta un mes para que su cuerpo produzca los anticuerpos que lo protegerán de la tos ferina.

Niños vacunados

La vacuna infantil proporciona una protección buena pero relativamente corta. Su inmunidad a la tos ferina comienza a desaparecer de 5 a 10 años después de su última vacuna infantil.

Su hijo recibirá una serie de vacunas a estas edades: 2 meses 4 meses 6 meses 15 a 18 meses 4 a 6 años.

Complicaciones de la enfermedad

Los bebés y los niños menores de seis meses generalmente son los más afectados por la tos ferina.

Tienen un mayor riesgo de: deshidratación, dificultades para respirar pérdida de peso neumonía. Los niños mayores y los adultos tienden a verse menos afectados, aunque pueden experimentar problemas causados ​​por toses repetidas, como hemorragias nasales, costillas magulladas o una hernia.
Los adolescentes y adultos a menudo se recuperan de la tos ferina sin problemas.tos ferina adulto

Cuando ocurren complicaciones, tienden a ser efectos secundarios de la tos extenuante, como: Costillas contusionadas o agrietadas, Hernias abdominales, Vasos sanguíneos rotos en la piel o el blanco de sus ojos Infantes.

En los bebés, especialmente los menores de 6 meses, las complicaciones de la tos ferina son más graves y pueden incluir: Neumonía, Respiración lenta o detenida, Deshidratación o pérdida de peso debido a dificultades de alimentación, Convulsiones Daño cerebral

Debido a que los bebés y niños pequeños corren un mayor riesgo de sufrir complicaciones por la tos ferina, es más probable que necesiten tratamiento en un hospital. Las complicaciones pueden poner en peligro la vida de los bebés menores de 6 meses.

Cuidados de enfermería

Este es solo uno de los posibles diagnósticos de enfermería para la tos ferina. Otros posibles diagnósticos incluyen:

  • Patrón de Respiración Ineficaz: con exhalación explosiva e inhalación frenética, el paciente no puede hacer un buen trabajo de respiración. Después de un ataque de tos, es importante que el paciente se calme y recupere la respiración para que su respiración pueda volver a la normalidad.
  • Dolor: la fuerza de la tos puede causar dolor, especialmente en niños y bebés cuyos cuerpos pequeños no pueden soportar la tos explosiva. La atención de enfermería debe centrarse en mantener al paciente cómodo. Esto podría incluir la administración de medicamentos para el dolor y la administración de pastillas para la garganta.
  • Perturbación del patrón de sueño: cualquier persona que haya tenido una tos persistente sabe lo difícil que es dormir. Es importante que el paciente duerma, por lo que se pueden usar varias medidas de comodidad. Asegúrese de que la habitación del paciente esté oscura y quieta y proporcione pastillas para la garganta y medicamentos según sea necesario para el dolor y la fiebre.
  • Intolerancia a la actividad: los pacientes con tos ferina a menudo están cansados. La tos es agotadora, se interrumpe el sueño y no pueden respirar con eficacia. Esto a menudo hace que sea difícil participar en actividades cotidianas. A estos pacientes se les debe permitir descansar hasta que hayan recuperado la fuerza.tos ferina enfermeria

Cuidados en la casa

Si su hijo está recibiendo tratamiento para la tos ferina en el hogar, siga el programa de administración de antibióticos exactamente como se lo recetó su médico.

Es probable que dar medicamentos para la tos no ayude, ya que incluso los más fuertes por lo general no pueden aliviar los ataques de tos ferina. La tos es en realidad la forma en que el cuerpo intenta limpiar las vías respiratorias.

Durante la recuperación, deje que su hijo descanse en la cama y use un vaporizador de vapor frío para ayudar a calmar los pulmones irritados y los conductos respiratorios. (Asegúrese de seguir las instrucciones para mantenerlo limpio y libre de moho.)

Y mantenga su hogar libre de irritantes que puedan desencadenar ataques de tos, como aerosoles; humo de tabaco; y el humo de la cocina, las chimeneas y las estufas de leña.

Los niños con tos ferina pueden vomitar o no comer o beber mucho debido a la tos. Por lo tanto, ofrezca comidas más pequeñas y frecuentes y anime a su hijo a beber muchos líquidos.

Observe los signos de deshidratación, incluyendo sed, irritabilidad, inquietud, letargo, ojos hundidos, boca y lengua secas, piel seca, llanto sin lágrimas y menos viajes al baño para orinar (o en bebés, menos pañales mojados).

¿Esta enfermedad deja secuelas?

La tos ferina, si se siguen todos los pasos de un buen tratamiento, como los que hemos nombrado anteriormente, no debería dejar secuelas. Por lo cual el paciente que fue afectado por esta, no tendrá ninguna complicación luego de que fue tratado.

No es como algunas otras enfermedades que afectan al sistema respiratorio que generealmente dejan secuelas, mayormente respiratorias y bronquiales.

En el caso de la tos ferina, esto no sucede, el individuo queda completamente sano y normal.

Pronóstico

Algo menos del  1 por ciento de todos los casos de tos ferina en los Estados Unidos resultan en la muerte. Los niños que mueren de tos ferina generalmente tienen una o más de las siguientes tres condiciones presentes:

  1. Neumonía grave, tal vez acompañada de encefalopatía
  2. Extrema pérdida de peso, debilidad y anormalidades metabólicas debido a los vómitos persistentes durante los paroxismos de tos
  3. Otras condiciones preexistentes, de modo que la persona ya se encuentra en un estado relativamente débil y vulnerable (tales condiciones pueden incluir bajo peso al nacer, mala nutrición, infección con el virus del sarampión, presencia de otras infecciones o enfermedades respiratorias o gastrointestinales)

Las complicaciones de la tos ferina se observan con mayor frecuencia en niños menores de 1 año de edad, con un mayor riesgo de tos ferina severa en bebés prematuros.

  • Entre 1999 y el 2003, 17,000 niños menores de 2 años diagnosticados con tos ferina requirieron hospitalización.
  • Más de la mitad de los bebés menores de 1 año de edad que contraen la enfermedad deben ser hospitalizados.
  • En 2012, el CDC informó 18 muertes por tos ferina; la mayoría de ellos eran bebés menores de 3 meses de edad.
  • La neumonía bacteriana es la complicación más común de la tos ferina. También es la causa más común de muertes relacionadas con la tos ferina. Los CDC estiman que uno de cada cinco bebés con tos ferina contraen neumonía (infección pulmonar).
  • Otras complicaciones incluyen piel azulada por falta de oxígeno, colapso de un pulmón, sinusitis, otitis media (infección del oído), deshidratación, hemorragia nasal, hematomas, hernias, desprendimiento de retina, prolapso rectal, convulsiones, enfermedades del cerebro y retraso del crecimiento.

Uso de la GCP

El uso de las “Good clinical practices” o en español el uso de las buenas prácticas clínicas, para tos ferina, incluyen todos los tratamientos que hemos nombrado anteriormente y el uso y la imposición de la vacuna para prevenir esta enfermedad bacteriólogatos ferina cuidado

Tos ferina en perros

La gente puede suponer, porque la tos ferina es muy contagiosa, que los perros también pueden contraerla. Sin embargo, los perros no pueden contraer la tos ferina de los humanos. En cambio, si su perro muestra síntomas similares, podrían tener tos de perrera.

Este es un nombre que se le da a varias infecciones respiratorias (traqueobronquitis) que causan tos. Por lo general, todavía es contagioso entre los perros, pero es una afección menos grave que la tos ferina en los humanos.

Si le preocupa que su perro tenga tos de las perreras, busque estos síntomas. ¿Tu perro tiene una tos persistente y seca? ¿Puedes ver secreción nasal visible? ¿Ha perdido su perro su apetito y su peso? ¿Está mostrando algún otro síntoma similar a la fiebre? Todos estos podrían ser signos de que su perro está sufriendo de tos de perrera.

Sin embargo, la causa más común es la bacteria Bordetella bronchiseptica. Esta bacteria altamente contagiosa puede contraerse por contacto directo con perros y objetos infectados, incluidas camas, juguetes y alimentos.

Entonces, si su perro ha estado recientemente en perreras u otra área poblada densamente canina, podrían haber contraído tos de perrera.

En gatos

A pesar de que hay una vacuna aprobada para su uso en gatos, a diferencia de los perros, es muy raro que un gato se vacune contra Bordetella.

Esto se debe a que es bastante raro que un gato adulto contraiga Bordetella. Los gatitos muy jóvenes corren un riesgo mucho mayor que los gatos adultos. En consecuencia, en algunos entornos en los que los gatitos jóvenes pueden ser uno de los muchos gatos, los veterinarios pueden recomendar vacunar al gatito contra Bordetella.tos ferina mascotas

La tos es muy rara en los gatos. Si tienes un gato que ha desarrollado tos, especialmente si ese gato es un gatito joven, es imperativo que te pongas en contacto con tu veterinario inmediatamente ya que la tos de las perreras puede ser muy grave en los gatitos jóvenes y, tal vez, en otros gatos que están inmunocomprometidos.

Aunque es mucho más una amenaza para los perros que para los gatos, Bordetella bronchiseptica, una bacteria que está relacionada con la bacteria que causa la tos ferina en los humanos, puede causar infecciones respiratorias muy graves e incluso fatales en gatitos muy jóvenes o gatos mayores con deficiencias sistema inmune.

Es posible, y tal vez común, que los gatos adultos sanos contraigan Bordetella pero solo desarrollan síntomas muy menores similares a un resfriado leve y se recuperan rápidamente. Cuando esta bacteria infecta a un gato muy joven o inmunocomprometido, la condición resultante, comúnmente llamada tos de las perreras, es identificable por la tos áspera y ondulante que se desarrolla.
El tratamiento para la tos de las perreras es similar al tratamiento para otras infecciones respiratorias.

Por lo general, incluye lo siguiente: Antibióticos Aumento de líquidos, a veces por vía intravenosa Resto Supresor de tos o expectorante Dieta saludable Suplementos nutricionales para desarrollar el sistema inmune

¿Cuándo llamar a un doctor?

Llame al médico si cree que su hijo tiene tos ferina o si ha estado expuesto a alguien con tos ferina, incluso si su hijo ya ha tenido todas las vacunas programadas contra la tos ferina.

Esto es especialmente importante si su hijo tiene períodos prolongados de tos y:

  • La tos hace que la piel o los labios de su hijo se vuelvan rojos, morados o azules
  • Su hijo vomita después de toser
  • Hay un sonido ferina después de la tos
  • Su hijo tiene problemas para respirar o parece tener períodos breves de falta de respiración (apnea)
  • Su hijo parece muy lento

Si a su hijo le han diagnosticado tos ferina y recibe tratamiento en el hogar, obtenga atención médica inmediata si desarrolla dificultad para respirar o muestra signos de deshidratación.

Consulte a su médico de cabecera si usted o su hijo:

  • Tiene síntomas de tos ferina
  • Ha tenido tos durante más de tres semanas
  • Tiene una tos que es particularmente grave o está empeorando
  • Tiene dificultades respiratorias significativas, como largos períodos de dificultad para respirar o asfixia, respiración superficial, períodos en los que la respiración se detiene o piel oscura y azul
  • Desarrollar signos de complicaciones graves de la tos ferina, como ataques (convulsiones) o neumonía
  • Si su hijo se pone azul durante un ataque de tos

Prevención

La tos ferina se puede prevenir con la vacuna pertussis, que es parte de la inmunización DTaP (difteria, tétanos, tos ferina acelular).

Las vacunas DTaP se administran rutinariamente en cinco dosis antes del sexto cumpleaños de un niño. Para una protección adicional en caso de que la inmunidad se desvanezca, los expertos recomiendan que los niños de entre 11 y 18 años reciban una inyección de refuerzo de la nueva vacuna combinada (llamada Tdap), idealmente cuando tengan 11 o 12 años.tos ferina prevencion

La vacuna Tdap es similar a DTaP pero con concentraciones más bajas de toxoide diftérico y tetánico. También se le debe dar a los adultos que no lo recibieron como preadolescentes o adolescentes.

La vacuna también se recomienda para todas las mujeres embarazadas durante la segunda mitad de cada embarazo, independientemente de si se vacunaron o no antes o cuándo se administró por última vez.

La vacuna es especialmente importante para las personas que están en contacto cercano con bebés, ya que los bebés pueden desarrollar complicaciones graves y potencialmente mortales debido a la tos ferina.

La inmunidad de un adulto a la tos ferina disminuye con el tiempo, por lo que vacunarse y protegerse contra la infección también ayuda a proteger a su bebé o niño de contraerla. Como es el caso con todos los programas de vacunación, existen excepciones importantes y circunstancias especiales. Su médico tendrá la información más actual.

Las personas que viven o tienen contacto cercano con alguien que tiene tos ferina deben recibir antibióticos para prevenir la propagación de la enfermedad, incluso si ya han sido vacunados contra ella. Los niños pequeños que no han recibido las cinco dosis de la vacuna pueden necesitar una dosis de refuerzo si se exponen a un miembro de la familia infectado.

(Visited 3.317 times, 4 visits today)
Categorías Pulmones

Deja un comentario