Púrpura Trombocitopénica Idiopática; qué es, síntomas, tratamiento y más

La púrpura trombocitopénica idiopática, es una anomalía que tiene la peculiaridad de aparecer superficialmente en la piel en forma de salpullidos con figura de puntos de color rojo (purpura), y hematomas, que tiene su origen en tener niveles bajos de plaquetas y puede afectar a niños, adolescentes y adultos, en los casos de los hombres no es muy común y en los casos de mujeres resulta ser mas frecuente.

Púrpura Trombocitopénica Idiopática

¿Qué es Purpura Trombocitopénica Idiopática?

La púrpura trombocitopénica idiopática, es un padecimiento en ocasiones muy frecuente, este suele causar muchas hematomas y sangrado. Generalmente los niveles bajos de plaquetas estas ayudan a coagular la sangre y producen sangrado. Ahora bien, las células la púrpura trombocitopénica idiopática, igualmente son conocidas como trombocitopenia inmune, y afecta tanto las personas adultas como de la misma forma a los niños.

En los casos de niños es normal que tengan cuadros de esta afección caracterizada como púrpura trombocitopénica idiopática todo esto se puede manifestar luego de padecer una infección viral igualmente cabe mencionar por lo general, los niños suelen recuperarse completamente sin tratamiento. Sin embargo en el caso de las personas adultas, el proceso con el trastorno en muchos casos ha resultado ser a largo plazo porque mayormente el padecimiento es crónico.

Cuando en los casos no hay signos ni evidencia de sangrado y la valoración en el recuento de plaquetas se considera que no es demasiado bajo, en estos casos puede que sea posible que no amerite tratamiento alguno. En casos de esta anomalía, el cálculo de plaquetas consigue ser tan bajo que se ocasiona un derrame interno complicado con alto grado de riesgo.

Esta enfermedad tiene síntomas de abundantes sangrados en las encías, en las menstruaciones muchas veces hematomas visibles en la piel del individuo, entre otros. Por lo general es una enfermedad que tiene un progreso de evolución en el transcurrir del tiempo. En esta oportunidad te invito a ver el vídeo, donde dan una explicación muy detallada de este padecimiento, ademas conocerás el tiempo que ocurre para la recuperación del paciente.

Fisiopatología

La enfermedad de púrpura trombocitopénica idiopática se caracteriza por atacar las células autoinmunes del organismo, los autoanticuerpos comprometidos de están encaminados contra antígenos ubicados en glicoproteínas plaquetarias. Según investigaciones realizadas para ciertos modelos, se ha confirmado la identificación antigénica entre las proteínas víricas, a continuación, son identificadas como:

  • El virus de varicela-zoster: conocido como responsable de afectar, a los niños con las edades comprendidas de 1 a 9 años. También este tipo de virus puede afectar a animales.
  • El VIH, igualmente la infección esta en esta enfermedad por la contaminación latente de plaquetas.
  • Las proteínas de plaquetas poseen su función de ser recipientes del agonista fisiológico.

Ahora bien, en estos tipos, son resumido en réplica a la infección viral, además son capaces de articularse a glicoproteínas asistentes en la superficie de las plaquetas. El asiento de destrucción más frecuente es el bazo, pero igualmente puede ser el hígado el que resulte destruido, en ciertos casos, la destrucción es más indefinida en el cuerpo.

Clínicamente, se ha comprobado que la médula ósea persigue subsanar la destrucción periférica mediante el aumento de la producción de plaquetas que son necesarias para la reparación orgánica de las células. Cabe puntear, asimismo, en la PTI, la propensión hemorrágica, con un balance plaquetario similar, resulta ser mucho más pequeño que el observado en la trombocitopenia central.

Algunas Imágenes

Imagen Ilustrativa
Imágen Ilustrativa

En la imágen anterior puedes observar, como se aprecia la forma de las células responsables que causan daño a las plaquetas, igualmente se muestra la manifestación de la enfermedad de la cual hemos tratado en este articulo. De igual manera en la siguiente imagen, puedes ver como lucen las lesiones indicadas a manera de señalamiento.

Imagen Ilustrativa
Imágen Ilustrativa

¿Cuáles son los Síntomas?

Generalmente a la afección de la púrpura trombocitopénica idiopática, en la mayoría puede presentarse sin ninguna sintomatología ni siquiera signos. Cuando surgen, pueden contener los siguientes síntomas:

  • Predisposición en la manifestación de haber morados o exceso de morados (púrpura).
  • Brote de sarpullidos de diferentes formas de sangrado superficial en cualquier área de la piel con apariencia de manchas (maculas) de color púrpura rojo del volumen de puntitos, habitualmente en la parte inferior de las piernas, en otras ocasiones se pueden presentar en otras zonas y de tamaño irregulares.
  • Fluidos de sangre en las encías o en la nariz
  • Presencia de sangre en la orina y heces, se puede apreciar directamente sin necesidad de ningún análisis.
  • Flujo menstrual extrañamente espeso.  (Ver articulo: Epistaxis en niños)

Diagnóstico

Para la valoración del diagnóstico el especialista usa todas las técnicas recientes para la obtención del origen de la enfermedad, debido a que por lo general los signos de la afección presente puede tener origen en diferentes supuestos que deben ser dilucidado por el experto. Los supuestos pueden ser por cierta medicación que el paciente es tomando actualmente, o igual puede tener origen en alguna enfermedad no diagnosticada, en fin, investigara cual es la raíz u origen del sangrado y el balance bajo de plaquetas, en conclusión, diagnosticara la púrpura trombocitopénica.

Igualmente, el médico evaluará todo sobre los antecedentes clínicos de los familiares o los de su hijo, seguidamente le efectuará una exploración física, y la hara algunas de las siguientes pruebas:

  • Hemograma completo: Es una prueba sanguínea normal que se maneja para comprobar el conjunto de células contenidas en la sangre, en ellas están incluidas las plaquetas, que se consiguen en una muestra de sangre. Cuando se busca el diagnostico se puede hallar que, en la púrpura trombocitopénica idiopática, los cálculos de glóbulos rojos y glóbulos blancos suelen ser normales, pudiéndose encontrar que el recuento de plaquetas es inferior.
  • Frotis de sangre: Clínicamente esta técnica se usa como prueba en ciertas ocasiones muy especialmente para ratificar la cantidad de plaquetas que han sido observadas en el hemograma completo. Para la valoración se coloca la modelo de sangre en un portaobjetos y con la ayuda del microscopio se observa.
  • Estudio de médula ósea: Generalmente esta prueba se emplea para identificar la procedencia de un recuento bajo de plaqueta. Asimismo es importante mencionar que algunos centros clínicos, ni investigadores del tema, recomiendan ejecutar esta prueba en niños con manifestaciones de púrpura trombocitopénica idiopática.

Ahora bien, señalamos un breve resumen las plaquetas se originan en la médula ósea, este es un tejido esponjoso, con característica suave, que se puede hallar en la médula (centro), de los huesos largos. Para su diagnóstico normalmente en ciertos casos, se recoge una pequeña muestra de tejido óseo y también se recoge una porción de la médula la cual está ubicada allí con ello se realizará la conocida biopsia de médula ósea.

También él experto puede efectuar un aspirado medular a través del cual extrae una porción de líquido de la médula. Cabe mencionar que, en muchos casos, uno y otro procedimiento se logran cumplir al mismo tiempo es decir cada uno de los estudios de médula ósea.

Para los casos de las personas con púrpura trombocitopénica idiopática, se sospecha que la médula ósea será normal, por el motivo de que el recuento bajo de plaquetas es originado por la pérdida de plaquetas desembocadas en el flujo sanguíneo y también sucede por la vejiga, asimismo es resulta importante señalar que no es originada directamente por una dificultad con la médula ósea.

Te invito a conocer como y cuando puede ocurrir la enfermedad de púrpura trombocitopénica idiopática, en el siguiente vídeo, se menciona su historia y como se debe tratar, y que métodos utilizar para erradicar esta anomalía que afecta a un gran porcentaje de mujeres, en algunos casos a hombres, también lo pueden padecer los adolescentes y los niños.

Diagnostico Diferencial

El diagnóstico diferencial de estos padecimientos purpúricos en la etapa de la infancia circunscribe múltiples términos en relación al origen en el cual tiene cierta discrepancia con varios autores, entre los cuales se puede hallar patología de amenaza como neoplasias, igualmente infecciones rigurosas o malos tratos.

Asimismo, analizamos su diagnostico desde un panorama de una atención primaria, que concierne quebrantar fundamentalmente en el diagnóstico diferencial el cual hace un planteamiento que parte del estudio de la anamnesis seguida de una exploración física, de igual forma como en la apropiada gestión de un hecho que resulta otro diferente del caso, es decir empieza con un padecimiento ajeno a la púrpura trombocitopénica idiopática y termina en esta enfermedad.

¿Esta Enfermedad Se cura?

Es normal que surja la interrogante si esta enfermedad es curable o no,  en los pacientes que presentan púrpura trombocitopénica idiopática, generalmente la buena noticia es que cuando el padecimiento se presenta en los niños el tiempo de duración es relativamente corto, según estudios y reportes clínicos registrados tienen la solución de la enfermedad, en los tres a seis meses y en muchas ocasiones no requiere tratamiento solo la observacional médica.

Con relación a los casos de esta afección en los adultos también resulta tener cura lo único es que se debe tener un tratamiento en el cual se mantenga controlada la anomalía, ya que, si se presentan cuadros con el transcurrir del tiempo  la enfermedad se desarrolla y se pueden presentar los casos de forma aguda como también puede ser crónica.

¿Cuál es el Tratamiento?

Para el tratamiento de esta afección los especialistas lo orientan a la dirección de la eliminación de todo riesgo de hemorragia crónica que mayormente es asociada a trombocitopenia muy honda. Asimismo, el procedimiento es conveniente en los casos de presentarse plaquetas bajas, es decir cuando indican plaquetas inferiores a 150.000/mm3, tomando en consideración la edad de la persona que lo padece, y que tenga antecedentes de hemorragias.

Para los casos de pacientes con púrpura trombocitopénica idiopática leve, regularmente solo requieren de controles y recuentos de plaquetas. Se ha comprobado que en los niños en la mayoría de los casos puede que no tengan necesidad de un tratamiento usualmente mejoran sin fármacos. En cuanto a los adultos con púrpura trombocitopénica idiopática, la mayoría, si ameritan en el transcurso del tiempo un tratamiento, por el motivo de que la afección se torna más grave en el curso de la evolución.

En el procedimiento se emplea varios métodos, entre ellos faramcos utilizados para acrecentar el recuento de plaquetas, también la cirugía o disección para suprimir el bazo (esplenectomía). Asimismo, se sugiere preguntar al especialista cuáles serían los posibles riesgos y las ventajas o beneficios de las expectativas de procedimiento para la ejecución de eliminación de la enfermedad. Vale mencionar que en algunos individuos, los efectos secundarios de la medicación son más inoportunos que el padecimiento como tal. (Ver articulo: Actividades para niños con autismo)

Medicamentos

La conducción del tratamiento está orientada a la supresión de la hemorragia ocasionada por la púrpura trombocitopénica idiopática, muchos han comentado sobre la finalidad de asumir el reto de erradicarla mediante el tratamiento el cual se puede efectuar de forma temporal, los resultados no arrojan su capacidad de suprimir por completo el padecimiento ni la duración de evolución no ha sido completo.

También, se sugiere no automedicarse ya que es competencia del especialista la administración de las medicinas como igual los suplementos que debe tomar el paciente de igual forma es el encargado de vigilar y suspender cualquier medicamento que está afectando la correcta función de las plaquetas. Algunos que causas ciertos tipos de daño a las plaquetas pueden ser: la aspirina, muy usada para problemas cardiacos, otro que pudiera ser es el ibuprofeno con cada uno de sus derivados y presentaciones, el ginkgo biloba usado para la memoria y la warfarina.

Medicinas para la Púrpura Trombocitopénica Idiopática

  • Fármacos inhibidores del sistema inmunitario

Para la medicación inicial de esta afección generalmente son indicados los corticoesteroides orales, y en este caso el más recomendado es la prednisona, administrado por su eficacia comprobada en la elevación del balance de plaquetas, igualmente contribuye en la disminución de la actividad del sistema inmunitario. Es bueno señalar que a medida que se logra la normalidad del estado de las plaquetas el medicamento será suspendido de forma gradual bajo estricta indicación médica, asimismo será en un lapso de varias semanas.

Explico todo este procedimiento se debe hacer por el motivo que ha habido reportes clínicos en los cuales muchos pacientes adultos llegan experimentar recaídas posteriormente de suspender de forma repentina los corticoesteroides. Y esto trae como consecuencia que se tengan que empezar de nuevo con un posible ciclo de corticoesteroides, tomando el riesgo con ello porque el uso a largo plazo de estos medicamentos no es conveniente y no se recomienda por las secuelas de los efectos secundarios graves.

Ahora bien, veamos cuales consecuencias se pudieren presentar de ser asi:

  • Cataratas.
  • Glucemia alta.
  • Infecciones graves
  • Aumento en pérdida ósea (osteoporosis).

Otro método que forma parte del tratamiento es:

  • Las inyecciones para proporcionar el aumento de la cantidad de glóbulos rojos. En el caso de que los corticoesteroides fallen en el aumento, el experto procederá a colocar una inyección de inmunoglobulina. Es importante mencionar que esta medicina siempre es usada cuando hay cuadros de sangrado crítico o cuando se requiere aumentar apresuradamente la cantidad de glóbulos rojos sobre todo antes de una cirugía.

Podemos mencionar igualmente que la secuela de esta medicina normalmente tiende a desaparecer en algunos días. Asimismo, estas posibles consecuencias secundarias distinguen los síntomas de cefalea, vómitos, mareos y presión arterial baja.  (Ver articulo: Encefalocele)

  • Medicinas que desarrollan la producción de plaquetas

Son agonistas, aquellas que colaboran con los receptores de trombopoyetina, y son descritos como: el romiplostim (Nplate) y el eltrombopag (Promacta), estos aportan a la médula ósea a engendrar más plaquetas. Y para estos las sospechas de efectos secundarios vislumbran a los síntomas de cefalea, desmayos, náuseas, fatigas o vómitos y un alto peligro de coágulos sanguíneos.

  • Los fármacos inmunosupresores

Los más indicados por el medico son el rituximab (Rituxan) trabajan en la reducción de contestación del sistema inmunitario que perjudica las plaquetas para acrecentar el recuento de plaquetas, a todos estos algunos posibles efectos secundarios envuelven la manifestación de los síntomas de: erupción cutánea, fiebre de forma esporádica, presión arterial baja, y mucho dolor de garganta.

Tratamiento de Emergencia

En el caso de un evento de sangrado abundante en personas con púrpura trombocitopénica idiopática, se requerirá de la atención de un tratamiento de urgencia, aunque casi nunca esto suele presentarse de esta forma. La atención clínica de urgencia por lo frecuente radica en transfusiones de concentrados de plaquetas, con la introducción de corticoesteroides por vía intravenosa el medicamento más usado para estos casos es metilprednisolona o también suelen indicar por la misma vía de administración la inmunoglobulina.

Cuidados de Enfermería

En todo procedimiento de atención a la salud sobre todo en los casos de extrema urgencia por casos súbitos y crónicos, las labores de enfermería a conocimiento científico requerirán de la actuación del profesional capacitado para proporcionar atención:

  • En el procedimiento de la evaluación, deberá prestar atención a la cavidad bucal aproximadamente cada ocho horas, esto es con la finalidad de observar si suceden cambios, asimismo al evaluar la conducta que se debe a la hospitalización a doce horas. Continuar para proveer el cuidado óptimo.
  • En la higiene del paciente, se evitará que se almacenen placas y se debe atender en la enfermería la limpieza oral en el lapso de cada dos horas, el mismo método se hará en bacterias que pudieren empeorar el estado. Se orientará al paciente en la higiene oral, como deberá ser el uso de cepillos los cuales están indicados los más suaves y lavatorios disuelto con astringente, también emoliente, incluyendo algunos calmantes y con antiséptico o como igual el suero fisiológico normal.
  • También, se debe emplear agentes preventivos tópicos, como por ejemplo la vaselina o emolientes, únicamente colocadas en las lesiones, según conjetura hospitalaria esto impide la irritación de la mucosa, y igualmente la fractura de flictena y se aplicara una inyección para la erradicación de hemorragia. Este proceso se efectúa para favorecer la cicatrización, y el alivio y asimismo para refrescar las contusiones de la mucosa oral.
  • Para la aplicación de analgésicos tópicos son usados con el propósito de proporcionar el alivio del dolor y después de 20 minutos, anteriormente de cada comida, contribuirá a la facilitación de la deglución de los alimentos.
  • A manera de indicación, se deberá brindar u orientar al paciente a que beba líquidos como le provoque bien pueden ser fríos o tibios según la apetencia del paciente, claro está beberá los que estén indicados por el médico, ahora bien, aquellos que le ocasionen dificultad para tragar se deben prescindir por no estar indicados. La estimulación a la ingestión de provisiones debe ser fáciles de masticar, esto completará para aliviar o aplacar la irritación o hemofilia de la membrana oral edematosa. (Ver articulo: Síndrome de west)

Purpura Trombocitopénica Idiopática y el Embarazo

Clínicamente los cuadros reportados de púrpura trombocitopénica idiopática durante la etapa de la gestación comprenden un porcentaje aproximado de un 5% de todas las procedencias de trombocitopenia, en el curso del embarazo. Para estos casos se sugiere el tratamiento de elección con corticoides, sin embargo, en momentos es inevitable el uso de inmunoglobulinas o como también suele ser conveniente la transfusión de plaquetas.

Asimismo, algunos de los hallazgos de investigadores revelan que el embarazo en mujeres con púrpura trombocitopénica idiopática alcanza ser seguro. Para esta afección gestacional el procedimiento a primera línea de tratamiento continúa siendo la terapia con corticosteroides, sin embargo, se debe informar que las pacientes tratadas con esteroides tienen un alto riesgo de presentar diabetes mellitus gestacional.

El anticuerpo de plaquetas materna consigue traspasar la placenta y provocar trombocitopenia neonatal. Cabe señalar que otros estudios se informó, la ausencia de ciertas complicaciones hemorrágicas peligrosas, como podemos señalar la hemorragia intracraneal la cual ninguna de estas requirió tratamiento alguno.

No obstante, el recuento de plaquetas en la madre no alcanza pronosticar el recuento plaquetario neonatal, que se puede obtener mediante el estudio del muestreo del cuero cabelludo fetal que solo es posible realizarlo en el curso del proceso del trabajo de parto o también puede ser a través del muestreo de sangre umbilical percutánea que normalmente debe ser realizado antes del parto.

Ahora bien, resulta oportuno mencionar, en estos procedimientos comúnmente son invasivos, y se hallan saturados de dificultades como es el caso del hematoma del cuero cabelludo fetal o conocido normalmente como la bradicardia fetal, asimismo son considerados obligatorios. Cuando ocurre la trombocitopenia neonatal, lo primero es diagnosticarla y luego inmediatamente debe ser tratada en el posparto. Cabe mencionar que ninguna de las mujeres en resultado de estudio fue sometidas a muestreo de sangre, y la prueba del cuero cabelludo fetal.

En relación a esta anomalía, tradicionalmente, la mayoría de estas mujeres embarazadas al cumplir la etapa normal del embarazo, se dieron a luz por cesárea, a todas estas, no hay registro clínico que acrediten la supremacía de la cesárea en la disminución de los riesgos generalmente para el feto trombocitopénico en paralelo con el parto vaginal.

Los investigadores también han conseguido hallazgos en el cual indican que la tasa de diabetes gestacional tiene un porcentaje grande que en comparación con la población general en mujeres embarazadas con trombocitopenia las cuales toman tratamiento con esteroides. Así igualmente señalamos que también en los resultados no se descubren:

  • Un acrecentamiento en la tasa de preeclampsia,
  • En el trabajo de parto prematuro.
  • Efectos adversos en el neonato.

No obstante, concluimos la cesárea solo se realizará por el criterio del experto y para las indicaciones obstétricas. Para la obtención de un resultado seguro en estos casos de embarazo en mujeres con purpura trombocitopénica Idiopática se intima el trabajo en equipo unidos a hematólogos, especialistas obstetras y al profesional neonatólogo.

Complicaciones

Afortunadamente se considera que solo existe un riesgo grave en el curso y tratamiento de este padecimiento de purpura trombocitopénica idiopática, la complicación poco usual es el sangrado que pudiere ocurrir en un área del cerebro, en caso de presentarse provocaría inminentemente la muerte del paciente bien sea a manera general como en el caso especifico de la mujer gestante.

Otras complicaciones que pudieren acaecer son en el Embarazo

En casos usualmente de mujeres embarazadas con cuadro de padecimiento de púrpura trombocitopénica idiopática, esta alteración, por lo general no suele perturbar la condición orgánica ni física del bebé. Pero para evitar complicaciones futuras se debe hacer estudios con un respectivo recuento de plaquetas del bebé posteriormente del nacimiento.

Factores de Riesgo

Generalmente los factores de riesgos en la púrpura trombocitopénica idiopática, que pudieren presentarse están fundamentados en la edad y el sexo.

  • Sexo: esta anomalía es más frecuente en mujeres y en infantes, sin ninguna distensión si es barón o hembra. Sin embargo, según reportes clínicos en los niños es más posible que el trastorno esté de forma transitorio, aunque en relación a los casos severos o crónicos se caracterizan por ser frecuentes entre los adultos. En relación de los hombres es menos común las estadísticas indican que las mujeres tienen un mayor porcentaje de padecer purpura trombocitopénica idiopática que en los hombres.

Conjuntamente, con aquellos con padecimientos que perturban el sistema inmune, como es la afección de la leucemia, igualmente están en condición de alto riesgo están mujeres más aquellas en estado de embarazo.

  • Edad: en cuanto a la etapa de los niños de 2 a 4 años inmediatamente de una infección viral reciente poseen más probabilidades de desplegar purpura trombocitopénica idiopática.
  • Embarazo: como hemos mencionado esta anomalía no afecta directamente al feto, pero las madres que estan en esta etapa gestacional pudieren experimentar bajo conteo de plaquetas es por ello la recomendación de estudios de conteo de plaquetas para evitar que el bazo se convierta a ser hiperactivo.
  • Cáncer: los pacientes con esta enfermedad o padecimiento pudieren presentar purpura trombocitopénica idiopática, provocados por ciertas medicinas de quimioterapia o algunos otros tipos de cánceres.
  • Infección virológica: hay reportes clínicos de niños con púrpura trombocitopénica idiopática, que han desarrollado la enfermedad posteriormente de haber tenido un padecimiento viral, como por ejemplo: sarampión, alguna infección de las vías respiratorias o un usual cuadro de paperas.
(Visited 1.155 times, 1 visits today)
Categorías Sangre

Deja un comentario