Estenosis aórtica: definición, síntomas, tratamiento y más

La aorta es la ruta de suministro fundamental que permite el trasiego del fluido sanguíneo del musculo encarnado central del pecho hacia órganos adyacentes. En el momento en que la sangre sale, pasa hacia la región anatómica mas cercana. En la abertura sanguínea, la espita aórtica no se abre por completo, lo que disminuye la corriente de sangre y se produce la estenosis aórtica.

la estenosis aórtica

Definición

La estenosis de la espita aórtica, o llamada por muchos clínicos como cavidad sanguínea, ocurre cuando la espita aórtica del corazón limita. Este estrechamiento impide que la espita se abra totalmente, lo que disminuye o impide que la sangre se derrame desde el corazón hacia el conducto principal del cuerpo (la aorta) y hacia lo que quede del cuerpo. En el momento en que el curso de sangre a través de la espita aórtica se ve disminuido o bloqueado, el corazón debe esforzarse más para extraer sangre al cuerpo.

Aprende más sobre esta irregularidad interna del corazón:

Después de un tiempo, este esfuerzo adicional restringe la medida de la sangre que el corazón puede bombear, lo que puede causar desenlaces malignos y posiblemente debilitar el músculo cardíaco. El tratado depende de la gravedad de la condición. Es posible que necesite un modelo médico para reparar o suplantar la espita. En caso de que no se trate, la estenosis de la espita aórtica puede causar complicaciones cardiovasculares genuinas. A medida que la espita aórtica limita, el ventrículo izquierda del corazón necesita trabajar más para extraer sangre a través de la espita.

Para hacer este trabajo adicional, los músculos de los divisores del ventrículo terminan siendo más gruesos. Esto puede provocar un tormento en el pecho. A medida que el peso se sigue expandiendo, la sangre puede acumularse en los pulmones. La cavidad sanguínea extrema puede limitar la medida de sangre que logra el cerebro y lo que queda del cuerpo. La cavidad sanguínea puede estar disponible desde el nacimiento (innato), sin embargo la mayoría de las veces crece en el futuro. Los niños con cavidad sanguínea pueden tener otras condiciones intrínsecas.

La cavidad sanguínea ocurre principalmente debido a la acumulación de reservas de calcio que restringen la espita. Esto se llama estenosis de calcio aórtica. El problema normalmente influye en los ancianos. La calcificación de la espita ocurre con mayor rapidez en las personas que son concebidas con una espita aórtica o bicúspide irregular. En casos poco comunes, la calcificación puede crecer más rápidamente en sujetos que han recibido radioterapia en el pecho (por ejemplo, para el tratado de crecimiento).

La otra razón es la fiebre reumática. Esta condición puede crear después de la faringitis estreptocócica o la fiebre roja. Los problemas de las espitas parecen solo de 5 a 10 años o más después de la fiebre reumática. Esta fiebre se está volviendo menos continua en los Estados Unidos. La cavidad sanguínea ocurre en alrededor del 2% de las personas mayores de 65 años. Ocurre más de vez en cuando en hombres que en mujeres. El corazón tiene varias espitas que mantienen la sangre fluyendo de la manera correcta.

En la estenosis de la espita, esa espita, que se encuentra entre la cavidad cardiovascular del ventrículo partido y la ruta de suministro fundamental que trasiega la sangre del corazón a lo que queda del cuerpo, muestra un estrechamiento. En el momento en que la espita aórtica limita, la cámara anatómica lateral necesita trabajar más para dirigir la sangre a la aorta y a todo lo que queda del cuerpo. Esto puede hacer que la cámara anatómica se espese y crezca.

Después de un tiempo, el esfuerzo adicional que hace el corazón puede debilitar la cámara anatómica y el corazón en general, lo que puede provocar la decepción del corazón y diferentes problemas. Una falla recurrente en casos similares se produce por anomalías internas en las cavidades anatómicas y encarnaduras del propio corazón que exponen fallos como la cardiomegalia y la pericarditis.

Congénita

La espita aórtica está hecha de tres pliegues triangulares de tejido, que están fijados herméticamente. Algunos niños son concebidos con una espita aórtica que tiene solo dos espitas (bicúspide) en lugar de tres. Algunas personas también pueden ser concebidas con una espita (unicúspide) o con cuatro espitas (cuadricúspide), sin embargo, no se visita. Esta imperfección puede no causar problemas hasta el punto de la edad adulta, en cuyo momento la espita puede comenzar a restringirse o derramarse, por lo que podría ser importante repararla o suplantarla.

Tener una espita aórtica con una anormalidad innata requiere una evaluación ocasional por parte del especialista para distinguir los problemas. Como regla general, los especialistas no saben por qué una espita cardíaca no se adapta de forma legítima, por lo que es cualquier cosa menos un factor que podría haber evitado. La estenosis congénita de la espita aórtica es un daño típico, contiene del 5 al 7% de las infecciones cardíacas intrínsecas y posee la mancha primaria en los bloques del corazón izquierda.

Además, para los jóvenes y chicos con este daño, se han desarrollado nuevas estrategias que mejoran los efectos posteriores de la cardiología intervencionista, por ejemplo, la incitación al corazón para inmovilizar el inflable. Y la implementación de nuevas prácticas para un mejor entrenamiento del corazón.

En niños y jóvenes adultos, la técnica de Ross es el esquema de decisión, cuyos resultados se conocen cada vez más y mejor. Los nuevos datos sobre estas y diferentes metodologías se han desarrollado de forma impresionante, una encuesta de sus signos, grados y limitaciones termina siendo importante. En jóvenes y adolescentes más establecidos, la espita aórtica es bivalva en un 70%, a pesar de que en un gran número de ellos hay remanentes de la tercera.

Las lesiones relacionadas más ampliamente reconocidas como el ductus arterioso. La endocarditis es una dificultad temida cuyo cuadro, de vez en cuando, podría ser el principal signo de la infección. Las enfermedades del corazón, requieren que oportunamente se les asista, puesto que su descuido puede gestar la proliferación de posibles complicaciones algunas veces, irreversibles. Es sumamente importante la asistencia profesional en cada singularidad expuesta, por lo que la mejora en diversas situaciones, puede avanzar o disminuir en torno a la asistencia que se le prescriba.

Moderada

La cavidad sanguínea exagerada del tipo suave a directa en su mayor parte no requiere un modelo médico. Sea como sea, el modelo médico es esencial si se presenta una incidencia de cavidad sanguínea exagerada grave. En caso de que no se lo trate, la cavidad sanguínea exagerada extrema puede desencadenar una decepción cardíaca. La cavidad sanguínea exagerada es la falla anatómica de la espita más común en nuestra condición. La madurez de la población y el futuro más prolongado lo convierten en un importante problema médico general.

A pesar del hecho de que los criterios indicativos de seriedad están claramente resueltos, de vez en cuando la medición de la estenosis no es tan sencilla, existiendo diversas situaciones clínicas y ecocardiográficas repletas de sutilezas en las que otros esquemas de imagen demostrativos pueden asumir una clave parte. En esta encuesta original, se evalúan estas situaciones y, como se indicó en trabajos anteriores, se sugiere un cálculo sintomático que fomenta el liderazgo básico.

La espita aórtica está situada entre el conjunto inferior izquierda del corazón, es decir, la cámara anatómica izquierda, y la ruta de suministro fundamental que sale del corazón, es decir, la aorta. La espita está hecha de tres partes superiores de los tejidos, llamadas gotas, que se abren cuando la sangre se adelanta. Una vez que la sangre pasa por la espita, los panfletos cercanos evitan que la sangre vuelva al corazón. La cavidad sanguínea exagerada ocurre cuando la apertura de la espita aórtica se limita.

Las espitas influenciadas por la estenosis limitan el flujo sanguíneo. El corazón necesita trabajar más duro para empujar la sangre a través de la espita restringida de lo que necesitaría si la apertura de la espita fuera normal. La cavidad sanguínea exagerada puede ocurrir cuando alguien es concebido con una espita aórtica que tiene solo dos piezas, en lugar de tres; en cualquier caso, el más conocido es que la condición crea a causa de la maduración. La cavidad sanguínea exagerada tiende a deteriorarse después de un tiempo.

Cuando aparece inicialmente, la cavidad sanguínea exagerada leve en su mayor parte no tiene desenlaces malignos; sin embargo, a medida que avanza la condición, el requisito de que el corazón trabaje más para dirigir la sangre a través de la espita restringida puede causar desenlaces malignos, por ejemplo, agotamiento, dificultad para respirar, agonía en el pecho, aturdimiento o desmayo. Sea como fuere, estas indicaciones pueden ser poco pretenciosas a veces e incluso pasar desapercibidas.

La decepción cardíaca puede ocurrir antes de que los desenlaces malignos crezcan o terminen siendo evidentes. De esta forma, cuando la cavidad sanguínea exagerada es extrema, generalmente se prescribe un modelo médico para suplantar la espita aórtica a pesar del hecho de que no hay desenlaces malignos evidentes. El especialista puede decidir la gravedad con una prueba, del corazón.

Aprende mas sobre las enfermedades del corazón, infórmate sobre todo lo relacionado con esto, a continuación:

El principal tratado convincente para la estenosis es la sustitución de la espita aórtica, ya que alivia el obstáculo del movimiento de sangre a través del corazón, mejora las manifestaciones, estimula el funcionamiento del motor cardíaco y le permite vivir más. En esta metodología, el especialista expulsa la espita aórtica limitada y la reemplaza con una espita mecánica o una espita de tejido.

La sustitución de espita normalmente se realiza mediante un modelo médico de corazón abierto, a pesar de que existe otra técnica menos intrusiva llamada sustitución transcatéter de espita aórtica. En la última metodología, los especialistas insertan un catéter en un pasillo de la pierna o a través de un pequeño corte en el pecho. En ese punto, dirigen el catéter al corazón y hacia la espita aórtica. El catéter lleva en la punta un inflable con una espita retorcida a su alrededor que en ese momento explota.

Ese poder abre la espita aórtica, extiende su abertura y transporta la espita retorcida dentro de la espita aórtica. Posteriormente, los especialistas pueden vaciar el inflable y evacuar el catéter. De vez en cuando, se puede presentar una espita que se envía dentro de la espita aórtica, sin utilizar un inflable.

Epidemiologia

Las investigaciones epidemiológicas han establecido que uno de cada ocho individuos con una maduración de 75 años o más experimenta los efectos nocivos de la cavidad sanguínea exagerada directa o grave. Algunas revisiones han demostrado que numerosos sujetos con EA grave no aluden al equipo de cardiología para evaluar la sustitución de una espita. Las fallas anatómicas que aquejan al corazón, como la extrasístole y otras como el cáncer de corazón, al igual que los casos de valvulopatia, son grandes las tasas mundiales de registro de afectación en masa.

El reemplazo de la espita es la regla de referencia para el cuidado de la EA grave y el implante de la espita aórtica transcatéter ofrece otra opción de tratado para los sujetos que piensan que existe un alto riesgo para los modelos médicos. Las fallas anatómicas cardíacas valvulares aún hablan de manera insignificante, sin embargo, se trata de un problema médico general que debería atenderse.

Síntomas

La estenosis de la espita puede ser suave hasta extrema. Se asume que, los signos e indicaciones de estenosis se muestran cuando el estrechamiento es grave. Es concebible que algunas personas que experimentan estenosis no presenten manifestaciones durante mucho tiempo. Los signos y los desenlaces malignos pueden ser:

  • Sonido inusual (murmullo del corazón) que se puede escuchar con un estetoscopio
  • Tormento en el pecho o peso con acción
  • Sentirse débil o confundido, o desmayarse mientras hace ejercicios
  • Problemas para respirar, particularmente después de una acción física
  • Cansancio, especialmente en los momentos de movimiento más prominente
  • Palpitaciones: sensación de latidos cardíacos rápidos y molestos
  • No comer lo suficiente (especialmente en niños con estenosis de la espita aórtica)
  • No subir de peso lo suficiente (especialmente en niños con estenosis de la espita aórtica)

Como la estenosis de la espita aórtica afecta de manera efectiva al corazón. Los signos y desenlaces malignos de la decepción del corazón incluyen agotamiento y piernas y pies hinchados. Las personas con cavidad sanguínea exagerada pueden no tener manifestaciones hasta algún otro momento durante el lapso de la falla anatómica. La conclusión pudo haber sido hecha cuando el especialista oyó un murmullo en el corazón y después de eso se realizaron pruebas adicionales.

Soplo

El examen físico descubre el latido de un vaso característico, que se reconoce mejor en las carótidas. La escalada es moderada, se vibra regularmente y se mantiene la fuerza. La vibración (excitación) también se puede sentir en el vacío supraesternal utilizando las articulaciones metacarpofalángicas, más sensible a este tipo de movimientos de baja recurrencia. Estas cualidades del latido pueden no ser excepcionalmente evidentes si la decadencia en la aorta existe conjuntamente o en sujetos de edad avanzada con cursos polivalentes deficientes.

La tensión circulatoria es normalmente baja, con una reducción de la secuencia, aunque la hipertensión no descarta la proximidad de la cavidad sanguínea exagerada. La auscultación demuestra que la carrera del molino inicia el murmullo sistólico en la concentración de la aorta, que se transmite a las carótidas. El murmullo podría desaparecer antes de un clic de lanzamiento cuando la espita estenótica es adaptable, lo que sucede en casos de estenosis leve o etiología innata, sin embargo de vez en cuando en cavidad sanguínea exagerada calcificada decrépita.

La barriga del murmullo es tardía y con frecuencia la segunda conmoción es de poca fuerza o imperceptible. Con poca frecuencia, se puede identificar el despliegue incomprensible del segundo clamor (las dos partes participan en la motivación), que, sin el cuadro izquierdo de la rama del paquete, discute una estenosis extremadamente grave. En sujetos de edad avanzada con estenosis calcificadas enfáticamente, el murmullo sistólico parte del tiempo se transmite al pico, siendo allí menos severo que en la concentración aórtica; No debe confundirse con un murmullo de mitral que brota.

Para la determinación de la cavidad sanguínea exagerada, el especialista auscultará el corazón y los pulmones con un estetoscopio. Puede percibirse un murmullo característico que puede emanar de las carótidas (venas del cuello) que están en consonancia con la aorta. El latido carotideo puede disminuir en adecuación. La exanimación también puede descubrir un pulso impredecible o un bloqueo pulmonar. El pulso es generalmente ordinario. Las prescripciones integrales para la determinación son el electro, la imagenología de tórax y el ecocardiografico.

Se puede ver una expansión en el espacio de la aorta en la imagenología de tórax. De vez en cuando se pueden observar calcificaciones aórticas. Si existe la posibilidad de una decepción cardíaca, se puede observar el exceso de líquido en el sector torácico, que en consecuencia puede atrofiar alguna región adyacente y conducir a la gestación de una falla pulmonar o en el peor de los casos mostrar signos como los presentes posteriores a ocurrir una angina de pecho.

Estenosis aórtica severa

La cavidad sanguínea exagerada es la falla anatómica valvular más ampliamente reconocida aludida para un tratado cuidadoso. La ecocardiografía es la estrategia recurrente para medir la gravedad. La Guía de América del Norte caracteriza a esta irregularidad extrema como una zona valvular determinada por la condición de coherencia y la velocidad más extrema. La evaluación eco cardiográfica es impredecible, ya que se basa en un par de estimaciones básicas que realmente se solicitan, sujetas a equivocaciones y que dependen de filosofías que aseguran los factores a través de los establecimientos.

Se debe buscar la esquematización e institucionalización de las metodologías metodológicas para las estimaciones básicas de la espita aórtica. La ecocardiografía coordinada con nuevos dispositivos, por ejemplo, la puntuación de calcio mediante TC y MRI, posiblemente puede hacer una etapa más extensa para individualizar la gravedad de la falla anatómica de Alzheimer. La EA es una dolencia dinámica que en etapas de vanguardia produce bloqueo del tracto de salida la cámara anatómica izquierda, causando un rendimiento deficiente, límite de ejercicio disminuido, finalmente, desaparición de la razón cardiovascular.

La frecuencia común aumenta para cada momento de la vida, siendo 2.8% en adultos más establecidos que 75 años. Hay no menos de 2 condiciones que registran su recurrencia: La primera es que aproximadamente el 1-2% de la población se concibe con una falla aórtica de este tipo, siendo la incoherencia congénita más sucesiva. Está relacionado con la falla recurrente y la falla anatómica debido a la degeneración de la capa central.

Esta condición inherente está disponible en el 60% de los sujetos que crean cavidad sanguínea exagerada extrema antes de los 60 años y en el 40% de los mayores de 70 años. – La segunda condición es que la cavidad sanguínea exagerada se crea con la edad y el número de habitantes en las naciones creadas está madurando. Esto aclara por qué es la falla anatómica valvular más ampliamente reconocida que se alude para un tratado cuidadoso, en 2010, se realizaron 65,000 sustituciones de espita aórtica en los Estados Unidos.

Hasta la fecha, no existe ningún tratado medicinal que haya demostrado afectar la evitación o disminución de la tasa de movimiento de la falla anatómica, a pesar de la forma en que los factores de riesgo relacionados con la empleadora valvular se imparten en la infección aterosclerótica, desnivelación alta de colesterol agregado, tabaquismo, y trastorno metabólico. Existe una amplia gama de esta falla anatómica en su desarrollo común que va desde sujetos en peligro de cambios en la morfología del manto.

A su vez, pasando por sujetos con llagas tempranas que muestran un obstáculo suave y directo, hasta sujetos con estenosis grave con y sin indicaciones. La tasa de movimiento útil está relacionada con la edad, el sexo masculino, la gravedad de la estenosis y el nivel de calcificación de la capa. En general, la mayor velocidad transvalvular aumenta 0.1 a 0.3 m / seg. Cada año, la pendiente normal entre 3 a 10 mmHg, y la región valvular disminuye 0.1 cm2 cada año.

Informate mucho más, sobre esta irregularidad anatómica del corazón:

La presencia de signos no se produce después de una asociación directa con la seriedad hemodinámica y algunos sujetos permanecen asintomáticos durante bastante tiempo. Diversos exámenes a lo largo de los años han demostrado que una vez que aparecen indicaciones, por ejemplo, angina, síncope y disnea o divergentes rasgos de decepción cardíaca, la supervivencia disminuye considerablemente, excepto si la espita es suplantada.

Asintomática

La cavidad sanguínea exagerada del tipo severo, puede ser la falla anatómica valvular asintomática esencial más ampliamente reconocida en el planeta; se trata de un predominio esperado de 7,6 millones de personas de más de 75 años en Europa y la unión americana, junto con la expansión en el futuro de la población total que hará que esta tasa siga en aumento. En el momento del hallazgo de esta falla anatómica valvular, alrededor de la mitad de los sujetos están asintomáticos y algunos pueden tener una parte de lanzamiento guardada.

Su administración comprende un desarrollo clínico y eco cardiográfico. Cada 6 a un año (esta propuesta por especialistas y en vista de la revisión). No obstante, los individuos que tienen una baja ventaja de riesgo cuidadoso de una sustitución valvular temprana (puntaje <4 según lo indicado por la Sociedad de Cirujanos Torácicos (STS)) y tienen atributos adicionales de mala visualización, por ejemplo, desenlaces malignos activados por una prueba de presión.

Últimamente, la actualización de la regla AHA / ACC 2017 prescribe una suplantación cuidadosa de la espita aórtica para los dos sujetos con cavidad sanguínea exagerada sintomática extrema y los sujetos asintomáticos que aceptan algún signo cuidadoso, siempre que el peligro sea cuidadoso, bajo o medio. Esta propuesta podría descifrarse de dos maneras diferentes: todos los sujetos con cavidad sanguínea exagerada extrema prestando poca atención a las manifestaciones deberían ser llevados a una sustitución cuidadosa de la espita aórtica.

O por otro lado los sujetos asintomáticos deberían tener alguna marca de anticipación terrible para someterse a modelos médicos; este último entendimiento es el que coincide con el contenido de las reglas de 2014. En lo que concierne a esto, la guía de la Sociedad Europea de Cardiología de 20174 sugiere que la percepción en sujetos sin variables de pronóstico precario es segura a todas luces, mientras que es improbable que los modelos médicos tempranos den ventaja.

Recuerde que el peligro de muerte súbita en estos sujetos es de 1-1.5% cada año, y que existen factores seguros que frustran la técnica posterior, por ejemplo, la comprensión y el movimiento variable de las indicaciones clínicas, el daño irreversible del miocardio natural una vez que el la sintomatología aparece y el peligro cuidadoso aumenta a medida que aumenta la edad. Del mismo modo, cuando comienzan los desenlaces malignos, el peligro de muerte súbita se duplica en los primeros tres años y medio, y alrededor del 6.5% muerde el polvo anticipando una cuidadosa sustitución de la espita aórtica.

Por lo tanto, otros parámetros clínicos, paraclínicos y de imagen que se han identificado con anticipación deficiente y movimiento rápido se han investigado minuciosamente en los últimos tiempos y, por lo tanto, pueden ayudar a caracterizar la necesidad de una sustitución cuidadosa precoz de la espita aórtica en esta reunión de sujetos, en medio de la percepción clínica. La evaluación individual y fundamental de estos sujetos debe incorporar la delicadeza y la tasa metabólica esencial cada día.

Últimamente, las escalas de delicadeza parecen haber examinado al contendiente para TAVR (espita aórtica transcatéter), que podría utilizarse en la actualidad para gestionar la técnica de tratado en esta reunión de sujetos a la luz del hecho de que cuanto más delicados son estos, menos exigentes será para mirarlos solo. De la misma manera, existen escalas que permiten evaluar el límite utilitario, estimado en contrapartes metabólicas, que puede utilizarse para evaluar el movimiento diario de un sujeto asintomático en su día a día.

Con respecto a un sujeto sin prerrequisitos metabólicos altos que probablemente no cree desenlaces malignos, puede no ser importante evaluar otros parámetros de pronóstico, por lo que podría ser adecuado observar y controlar los factores clínicos antes de someterse a un peligro cuidadoso sin sentido. En cualquier caso, se piensa que evaluar la conveniencia de estos factores en el cálculo de elección sería necesario.

Diagnostico

Existe una amplia gama de esta infección en su avance común que se extiende desde sujetos en peligro de cambios en la morfología del sudario, pasando por sujetos con lesiones tempranas que muestran bloqueo suave y directo, hasta sujetos con estenosis grave con y sin manifestaciones. La tasa de movimiento utilitario está relacionada con la edad, el sexo masculino, la gravedad de la estenosis y el nivel de calcificación de la cubierta. En general, la velocidad transvalvular más extrema se expande y la zona trasegadora disminuye algunos valores cada año.

La presencia de manifestaciones no se produce después de una asociación directa con la gravedad hemodinámica y algunos sujetos permanecen asintomáticos durante bastante tiempo. Diferentes exámenes a lo largo de los años han demostrado que una vez que se presentan los desenlaces malignos, por ejemplo, angina, síncope y disnea o diferentes manifestaciones de decepción cardíaca, la supervivencia disminuye considerablemente, excepto si la espita es suplantada.

La determinación y evaluación de la gravedad de la estenosis se realizan en su mayoría con ecocardiografía extrema del tórax. La evaluación del esófago asume una parte vital en diferentes circunstancias, para ser específico: cuando la ventana transtorácica es problemática; aclarar la etiología de la infección, en casos de errores clínico-ecocardiográficos; en circunstancias de estenosis grave con bajas inclinaciones. Dada la naturaleza superior de las imágenes obtenidas, el TEE permite evaluar con mayor precisión el grado y el grado de degeneración valvular, la portabilidad del manto y el nivel de apertura de la espita.

La planimetría del orificio de apertura de la espita mediante ETE es una estrategia para evaluar el nivel de estenosis. Es fundamental mantener en la parte superior de la lista de prioridades que esta estrategia evalúa la apertura anatómica, mientras que la condición de progresión. Las investigaciones distribuidas con esta estrategia demuestran una tasa de logro genuinamente alta, a pesar del hecho de que la certeza provisional de las estimaciones hechas en el examen con la condición de congruencia o con la técnica de Gorlin no es grande y el interobservador la inconstancia es expansiva.

En caso de que la incertidumbre clínica permanezca a la vista del flujo bajo, se debe probar el eco de presión con bajas mediciones de dobutamina. La dobutamina se inyecta de 5 a 20 territorios / kg / min. Requiere supervisión reparadora de los peligros de las desnivelaciones, a pesar del hecho de que el riesgo no es alto con bajas tasas de implantación. Una expansión en la inclinación media de no menos de 30 mmHg se utiliza típicamente como el incentivo de corte para EA. La retención contráctil del VI se caracteriza por una expansión en la indispensable de velocidad suboptica más prominente que el 20%.

La mortalidad del modelo médico es significativamente más notable sin ahorro contráctil. La presencia de ahorro contráctil reconoce a aquellos en quienes la parte de lanzamiento del VI mejoró después del modelo médico, a pesar del hecho de que actualmente nos damos cuenta de que la recuperación inaccesible es comparativa en todas las cuentas con o sin reserva contráctil. El hallazgo y la evaluación de la gravedad de la estenosis se realizan esencialmente con un eco que asume una parte crítica en algunas circunstancias.

Para dilucidar la etiología de la falla anatómica, en casos de inconsistencias clínico-ecocardiográficas; en circunstancias de estenosis grave con ángulos bajos. Dada la naturaleza superior de las imágenes adquiridas, el TEE permite evaluar con mayor exactitud el grado y el grado de degeneración valvular, la portabilidad del manto y el nivel de apertura de la espita. La planimetría del orificio de apertura de la espita mediante ETE es una estrategia para evaluar el nivel de estenosis.

Es imperativo administrar como una prioridad principal que esta técnica evalúe el agujero anatómico, mientras que la condición de congruencia y la estrategia de Gorlin evalúan la poderosa apertura utilitaria, y que las dos estrategias, en este sentido, no pueden ser incidentales. Las investigaciones distribuidas con esta estrategia demuestran una tasa de logro genuinamente alta (74-90%) a pesar del hecho de que la certeza intermedia de las estimaciones realizadas en correlación con la condición de coherencia o con la técnica de Gorlin no es grande y la fluctuación interobservador es amplio.

Electrocardiograma

El electro demuestra el desarrollo la cámara anatómica izquierda, que se convierte en aplazamiento de la evitación y el pesimismo congénitos de sobrecarga pero que, en sujetos de edad avanzada, no suele estar unido a vastos voltajes de la onda R en la precordial izquierda. A pesar de que es sorprendente, la falta de presencia de indicaciones electrocardiográficas de desarrollo izquierdo no impide la presencia de cavidad sanguínea exagerada extrema.

El desarrollo de la cámara izquierda en su mayor parte provoca un gran cinismo. En el momento en que existe asociación del marco de conducción, puede aparecer un problema de conducción más severo. La imagenología de tórax puede ser habitual en la cavidad sanguínea exagerada grave, además de en las fases tardías de la modificación ventricular. Se visita una expansión de la raíz de la aorta, a pesar de que esta realidad se puede atribuir al alargamiento aórtico en individuos ancianos.

La calcificación también existe, a pesar de que esta información es más simple de registrar en fluoroscopia que en imagenologia; la mejor posición es la paralela. La no aparición de la calcificación debería proponer que es problemático que la estenosis sea grave; sin embargo, la proclamación contraria no es válida, ya que puede haber calcificaciones valvulares o perivalvulares sin estenosis crítica. En general, la espita aórtica no se descompone eficazmente mediante una examinación ordinaria; el hallazgo más consistente es la ubicación de las reservas de calcio.

Se obtienen mejores registros, lo que debería ser posible es determinar el ángulo aórtico transpuesto por modelos para Doppler, una pendiente que refleja la gravedad del impedimento si la cuenta es grande y piensa en el período y el rendimiento cardiovascular del sujeto. Si se da el caso, de que el sujeto padece por otra patología de índole pulmonar, como el neumotórax, puede ser determinada y tratada su situación a partir de análisis divergentes.

Tratamiento

La hipertensión es básica en sujetos con fluctuación sanguínea exagerada; a decir verdad, es muy probable que sea un factor de riesgo para contraer la falla anatómica, más o menos lo mismo que los otros factores de riesgo cardiovascular ejemplares. En combinación con el bloqueo valvular, es la razón de la sobrecarga de peso agregado en el VI, por lo que debe tratarse con precisión. El tratado antihipertensivo de la decisión en sujetos con fluctuación sanguínea exagerada grave no está claro, sin embargo, los diuréticos deben evitarse, especialmente en sujetos con pocos volúmenes ventriculares en los que podrían alentar escenas de bajo consumo.

Hipotéticamente, tanto el cambio de obstructores de los compuestos y los betabloqueantes podrían ser una decisión decente. El anterior, a pesar del pulso de control, puede tener impactos útiles para la fibrosis de VI; los segundos son de decisión para sujetos con falla anatómica coronaria asociativa. Tanto en un caso como en otro, uno debe comenzar con mediciones bajas e incrementarlas lógicamente hasta el punto donde se obtiene el control de PA.

Los resultados de algunos modelos y las teorías de revisión respaldaron la utilización de estatinas para mantener el movimiento de la fluctuación sanguínea exagerada calcificada. La confirmación lógica actual es deficiente y su utilización por esta razón para existir no está justificada. Sea como fuere, la hipercolesterolemia, cuando se muestra, debe tratarse según lo indiquen las normas de práctica clínica, como en cualquier otro entorno clínico para la aversión esencial y auxiliar de la falla anatómica coronaria.

Cirugía

Debido al incremento dinámico en el futuro y la viabilidad y el valor de las estrategias indicativas no intrusivas, a partir de los beneficios de la cardiología y el módelo médico cardiovascular, existe un incremento dinámico en la cantidad de sujetos octogenarios con fallas anatómicas cardíacas, incapaces de un tratado cuidadoso. El volumen de sujetos > 70 años supera el 30% de la acción cuidadosa de algunas administraciones de módelos médicos cardiovasculares.

A pesar de que generalmente para descubrir una disparidad entre lo que se podría llamar edad ordenada y natural, la capacidad del sujeto anciano para enfrentar una animosidad más prominente, por ejemplo, el modelo cardiovascular, se reduce en relación con la comorbilidad actual, la disminución en el ahorro útil de órganos esenciales y el límite disminuido con respecto a la guardia y el ajuste.

Las irregularidades coronarias y valvulares, independientemente o en combinación, son las razones más sucesivas para el modelo médico cardiovascular en este grupo poblacional en varios arreglos distribuidos. La fluctuación sanguínea exagerada calcificada extrema (ASOS) es la infección valvular más continua en octogenarios y su predominio se incrementa lógicamente con la edad, pasando del 2.5% a los 75 años al 8.1% a los 85 años.

Esto habla del 60-70% de las intercesiones realizadas en octogenarios y, a pesar de las grandes consecuencias del modelo cardíaco en sujetos ≥ 80 años distribuidos en los últimos tiempos, la elección de demostrar el modelo médico de sustitución de espita aórtica sigue siendo un problema crítico para el especialista y el sujeto. Por otra parte, con el enfoque futuro de las prótesis percutáneas, es vital conocer los signos siguientes que permiten, como fuente de estándar de percepción, un examen similar de los nuevos métodos y su validez en el sujeto anciano.

Farmacológico

Los sujetos con fluctuación sanguínea exagerada no extrema, asintomáticos, deben tomarse después de todo el tiempo, ya que la idea del obstáculo es dinámica. En casos de estenosis extrema, se debe alentar al sujeto a evitar el ejercicio físico excepcional y, además, tomar vasodilatadores. Dado que en estos sujetos el rendimiento cardiovascular no puede aumentar de manera adecuada, la vasodilatación del lecho de los vasos puede causar hipotensión y síncope repentinos.

En un sujeto con angina, asegúrese de que no haya fluctuación exagerada antes de controlar la los desniveles de glicerina con nitrógeno u otro vasodilatador. Por lo demás, no existe un tratado medicinal que pueda reducir el obstáculo. Una vez más, la respuesta para un achaque mecánico es una enmienda mecánica. El seguimiento del sujeto asintomático no requiere examinaciones analíticas extraordinarias; una vez que se ha estudiado la severidad de la infección, no es importante evaluar la inclinación de vez en cuando mediante ecocardiografía Doppler, ya que la presencia de desenlaces malignos proporcionará un signo cuidadoso.

Tavi

La implantación de la espita aórtica transcatéter (TAVI) se ha convertido en el tratado de elección para los sujetos con fluctuación sanguínea exagerada severa considerada inoperable, con mejores resultados que con el tratado conservador, incluida la valvuloplastia aórtica. Se ha demostrado que el TAVI no es inferior al reemplazo valvular aórtico quirúrgico. Este apartado resume la teoría disponible para el uso, así como la experiencia informada con respecto a la aplicabilidad de este tratado en otros escenarios clínicos en los que puede convertirse, en un futuro, en un sólido terapéutico no primario.

La alimentación recomendada

El régimen de alimentación no afecta específicamente la fluctuación sanguínea exagerada, sino que una rutina de alimentación sana puede ayudar a mantener un peso adecuado y también contrarrestar otras fallas anatómicas cardíacas que disminuyen su calidad de bombeo. Tanto el sobrepeso como la relación con otras dolencias cardíacas disminuyen las conjeturas de los sujetos que necesitarán someterse a un modelo médico.

La suma y el tipo de ejercicio motriz que se puede realizar dependen de la gravedad de la estenosis. Está prescrito realizar movimientos todo el tiempo para mantener una salud decente y evitar el sobrepeso. Sea como fuere, en caso de que necesite comenzar con un diseño de preparación o en caso de que ensaye juegos agresivos, debe requerir a su cardiólogo. Las mujeres que desean tener hijos deben pedir datos antes de arreglar un embarazo. El embarazo requiere que el corazón trabaje más. La resistencia a este trabajo adicional se basa en la gravedad de la fluctuación sanguínea exagerada.

Cuidados de enfermería

El interés de los auxiliares competentes del área de cuidados en el cambio de la satisfacción personal de los sujetos con fluctuación sanguínea exagerada. Es básico diseñar una atención satisfactoria para incentivar la reintegración del sujeto en su condición sociocultural, la elaboración de los permisos de análisis de atención distingue las necesidades y aplican una atención particular a cada sujeto. Los cuidados son vitales, para la oportuna recuperación del sujeto, en torno a las irregularidades que pudiesen surgir, una atención idónea y una asistencia excelente pueden evitar el desarrollo de repercusiones.

Pronostico

Sin un modelo médico, la anticipación de un hombre con desnivelación sanguínea exagerada o indicios de decepción cardiológica puede ser abrumadora. La falla sanguínea exagerada se puede tratar con un modelo médico, aunque después del sistema podría haber un riesgo de ritmos esporádicos que pueden causar una muerte y grupos de sangre que pueden causar un derrame cerebral. También existe el peligro de que la nueva espita deje de funcionar y necesite una sustitución.

Complicaciones

La fluctuación sanguínea exagerada valvular es dinámica y constituye un peligro para la vida. Una vez que las fallas se exponen, los sujetos no tratados tienen una visualización deficiente; Permitirán una disminución de los desenlaces que incluso podrían provocar el paso de nuevas fallas. Después del comienzo de los achaques malignos, la tasa de supervivencia normal es la mitad a los dos años y el 20% a los cinco años.

Las opciones sobre fármacos en sujetos más establecidos con desnivelación sanguínea exagerada grave son problemáticos debido a la comorbilidad; ellos asumen un estado cuidadoso más notable y un futuro disminuido. Del mismo modo, la alerta se expande por comorbilidades, entre tales, la falla anatómica y diversas condiciones a menudo que se muestran en esta reunión de edad.

Degenerativa

La fluctuación sanguínea exagerada degenerativa es la falla anatómica valvular más frecuente en el mundo occidental y su predominio se está expandiendo como resultado de la expansión en el futuro de la población. Nos damos cuenta de que, en algunas naciones, hasta el 8% de las personas más establecidas que los 84 años tienen fluctuación sanguínea exagerada grave. En Europa, estimadamente el 7% de los sujetos de más de 85 tienen algún nivel de fluctuación sanguínea exagerada.

En el caso de que consideremos que, según lo indicado por los registros del Instituto Estadística, hay al menos 1.5 millones de inquilinos con más de 85 años, se estima que, en nuestra nación, 100.000 experimentarán los efectos nocivos de la falla anatómica. La fluctuación sanguínea exagerada degenerativa grave es la última fase de una dolencia gradualmente dinámica identificada con arteriosclerosis, agravamiento, componentes hemodinámicos y calcificación dinámica.

Reumática

La irregularidad reumática, un enredo causado por la contaminación con amigdalitis estreptocócica, puede causar la disposición de tejido cicatricial en la espita aórtica. Esto puede restringir la espita y producir una estenosis. También puede crear una superficie áspera en la que se acumulan las reservas de calcio, lo que puede agravar la fluctuación sanguínea exagerada futura.

La falla reumática puede dañar más de una espita cardíaca y de diferentes maneras. Una espita cardíaca dañada puede no abrirse o cerrarse por completo, o no hacer ninguna de esas funcionalidades. Aunque la irregularidad reumática es poco común en la unión americana, ciertas personas tenían esta dolencia tan poco.

Estenosis aórtica supravalvular

La fluctuación sanguínea exagerada supravalvular se describe por un estrechamiento o diferentes corredores (ramas de los cursos de aspiración, conductos coronarios) en las regiones próximas a la aorta. Este estrechamiento puede disuadir el flujo sanguíneo y provocar un murmullo cardíaco y la presencia de hipertrofia (identificado con la asociación de la aorta). El estrechamiento es el efecto posterior de un engrosamiento del divisor de los vasos no identificado con la aterosclerosis.

La aparición de esto se evalúa en aproximadamente 1 de cada 25,000 nacimientos, y el predominio normal en la comunidad de todo incluido es 1 de 7,500. Los signos clínicos incorporan la proximidad de un balbuceo de lanzamiento sistólico y, a veces, un descenso en la tensión circulatoria en el brazo diestro como para el brazo correcto. Es una irregularidad de un grado mayor, que por sus factores causales, requiere de una asistencia oportuna.

Estenosis aortica en niños

En los niños pequeños, la fluctuación sanguínea exagerada grave o básica puede causar una reducción del flujo sanguíneo, lo que causa indicaciones, por ejemplo, ausencia de vitalidad (latencia), alimentación deficiente y dolor respiratorio. Los tipos leves de fluctuación sanguínea exagerada en su mayoría no causan desenlaces malignos en bebés o jóvenes. A medida que el tique se vuelve más establecido, pueden aparecer signos y manifestaciones de fluctuación sanguínea exagerada, incluido agotamiento, balbuceo cardíaco (un sonido cardíaco adicional cuando un especialista sintoniza con un estetoscopio).

En ancianos

Cuando se enferman, los ancianos varían de las diferentes reuniones de sujetos en algunos ángulos particulares: Aparte de tener una edad propulsada, normalmente soportan unas pocas patologías, generalmente incesantes y que tienden a crear incapacidad física, que es la razón por la que normalmente devoran suficientes medicamentos mientras tanto. También tienen una juiciosa circunstancia irregular y además cuestiones familiares.

Estenosis aortica y embarazo

El embarazo y el parto incluyen modificaciones fisiológicas generosas que requieren un ajuste del marco cardiovascular. Estas progresiones, soportadas en mujeres encintas sin falla anatómica coronaria, descubren mujeres con fallas a peligros vitales. A decir verdad, la falla anatómica coronaria es la razón más común del fallecimiento de la madre, después de un problema mental, y es normal que la cantidad de mujeres con falla anatómica coronaria se desarrolle en los próximos años.

La acción contraria de las complejidades cardiovasculares debe ser el objetivo principal de cualquier cardiólogo asociado con la administración de la mujer embarazada con falla anatómica. Trágicamente, hay una falta de información para ayudar a la administración de estas chicas durante el embarazo y las normas de práctica clínica son a menudo a la luz de las presunciones sobre cómo un sustrato particular reaccionará a las modificaciones físicas debido al periodo presentado.

Estenosis aortica bicúspide

Una espita bicúspide puede causar el cerramiento interno de una de las cavidades anatómicas del motor central del cuerpo. Este cerramiento obstruye de manera que la espita no se abra progresivamente, lo que minimiza el flujo sanguíneo desde el centro hacia zonas procedentes. En algunos casos, la espita semilunar no oscila coherentemente, lo que hace que la sangre se filtre hacia atrás en la cámara anatómica. La mayoría de las personas tienen una espita semilunar bicúspide que no sufre problemas de control hasta que llegan a la edad adulta.

Estenosis aortica de bajo flujo y bajo gradiente

La fluctuación sanguínea exagerada extrema con flujo bajo y baja inclinación (BF / BG) con división de lanzamiento del VI protegida ha sido reconocida como un tipo más de fluctuación sanguínea exagerada de vanguardia. Sea como fuere, la historia normal y el requerimiento de modelos médicos en sujetos con fluctuación sanguínea exagerada de BF / BG aún están sujetos a discusión. En la primera descripción de esta falla anatómica, se observó que las bajas inclinaciones se debían a una disminución en la corriente relacionada con un incremento del peso hemodinámico total.

Ello implica que un ventrículo izquierda renovador concéntrico más serio, un pequeño orificio ventricular, fisiología prohibitiva y una disminución inherente en la capacidad de la cámara anatómica lateral, independientemente de la forma en que la parte de descarga era normal. En esta línea, se consideró la corriente bajo el segmento básico de esta sustancia. Dado que los resultados demostraron que estos sujetos tenían pronósticos más terribles que en el tipo ejemplar de AD, se pensó que estaban en una fase más desarrollada de la falla anatómica.

No obstante, a lo largo de estas líneas se concluyó que existía, además, otro subgrupo de sujetos con EA extrema y una baja inclinación que podría atribuirse a irregularidades características en los criterios caracterizados en las reglas clínicas. A decir verdad, los modelos hipotéticos han demostrado que es normal que la inclinación normal de un sujeto con una velocidad de flujo transvalvular típica y una zona de orificio exitosa oscile en las proximidades de ciertos parámetros, en lugar de valores superiores perjudiciales, la estimación de la Corte se acumuló en las reglas.

(Visited 449 times, 1 visits today)
Categorías Corazon

Deja un comentario