Ceguera: Qué, tipos. causas, síntomas y más

La ceguera es un padecimiento que causa en los seres humanos una discapacidad visual. Esta afección puede ser parcial, donde la persona puede ver, pero de forma bastante limitada, o total, donde el daño en la visión es completamente irreversible. A continuación se describen todas las consecuencias de la ceguera y más.

concepto de ceguera

¿Qué es la ceguera?

La ceguera puede considerarse un padecimiento que provoca minusvalía y discapacidad a la persona que la sufre. Es una enfermedad que ocasiona disminución parcial o total de la capacidad visual.

Cuando una persona está totalmente ciega, no hay ninguna posibilidad de que logre ver, ni siquiera un destello de luz, por lo que el paciente está en total penumbra.

¿Qué es ceguera congénita?
La ceguera puede ser congénita, es decir, que la persona nace con esta limitación visual o puede ser adquirida a través de los años por múltiples factores.

Tipos de ceguera

Existen dos tipos de ceguera, con características particulares para cada una, las cuales van a estar determinadas por la clase de daño o lesión que tenga el paciente. A continuación se describe con detalle cada una de ellas:

Ceguera parcial

En la ceguera parcial el grado de visión con que cuenta la persona es bastante limitado. La misma va depender del lugar exacto del ojo donde se encuentre el padecimiento. Son personas que tienen que valerse de la ayuda de anteojos correctivos para que la capacidad visual mejore.

Ceguera total 

Es una ceguera severa, donde la persona no ve absolutamente nada. Son casos de completa discapacidad visual, donde el afectado tiene que depender de un bastón para movilizarse o de la ayuda de otras personas. (Ver artículo: Retina)

concepto de ceguera

Síntomas

Son muchos los síntomas de ceguera que le pueden indicar a una persona que está en presencia de la posible pérdida de la visión. La misma puede presentarse de forma repentina o puede ocasionar sintomatología progresiva.

Cuando esto pasa, lo más conveniente es que la persona visite de inmediato al especialista, quien le indicará las respectivas evaluaciones y con esto poder realizar un diagnóstico. Entre los síntomas de ceguera más recurrentes es posible mencionar los siguientes:

  • La persona tiene problemas para ver los objetos y las demás personas de cerca y de lejos.
  • Hay dificultad para adaptarse a lugares oscuros.
  • Extremada sensibilidad a la luz natural y artificial.
  • La visión puede verse afectada con imágenes o manchas en la parte central del ojo.
  • Visión borrosa, doble o con imágenes que parecen ráfagas.
  • Ver luces.
  • Pérdida de la visión périferica.
  • Ver imágenes distorsionadas.
  • Dolor en el área de los ojos.

ceguera

Causas

Son muchas las causas que pueden desencadenar distintas clases de ceguera. Podemos encontrar casos de niños que ya nacen ciegos, desarrollando lo que se conoce como ceguera congénita y esto es debido a problemas que ocurrieron durante la gestación materna.

En el caso de niños prematuros, existen para la ceguera de nacimiento causas asociadas a carencias en su desarrollo, puesto que no han alcanzado a formar por completo sus órganos y entonces es común que nazcan con ciertas afecciones visuales.

Otra de las causas de la ceguera son las infecciones a las que pueda estar expuesta la mujer embarazada, enfermedades o padecimientos donde está involucrado el sistema nervioso, problemas genéticos, factores hereditarios, etc.

rinitis en el embarazo

Existe un grupo de enfermedades que pueden ser las causantes de que una persona sufra una ceguera parcial o total, entre las más frecuentes destacan las siguientes:

La retinopatía del bebé prematuro: Este es un padecimiento que afecta a los niños recién nacidos, que nacen fuera del tiempo estimado para el parto. La retinopatía es un trastorno que causa alteración de los vasos sanguíneos de la retina, donde los bebés que nacen prematuros el crecimiento de estos vasos sufre malformaciones. Cuando la retinopatía del prematuro es una condición severa, puede causar ceguera en los bebés.

Discapacidad Visual Neurológica: Es un trastorno visual que causa ceguera cortical. Es producto de un retraso en la maduración visual y que afecta la respuesta visual bilateral.

La causa de esta enfermedad está relacionada con daños ocurridos en el cerebro como problemas por falta de oxigenación, infecciones, malformaciones, accidentes cerebrovasculares, golpes o traumatismos cráneo-encefálicos y otros tipos de afecciones neurológicas. Cuando existe la presencia de esta patología, el daño puede ser temporal o permanente. (Ver artículo: neuritis óptica)

hemorragia

Pronóstico de recuperación
Cuando la pérdida de la visión es ocasionada por problemas neurológicos, puede darse el caso que muchas de ellas mejoren con el paso del tiempo y el paciente poco a poco pueda ir recuperando parte de la visión, mientras que hay casos donde la condición es tan severa que deja secuelas y daños visuales de por vida. 

Retinoblastoma: Es una enfermedad bastante rara y que ocasiona daños importantes a la retina. Es un tumor canceroso, que afecta principalmente a la población infantil. La afección comienza en la retina, que es la capa del ojo ubicada en la parte posterior y que es la encargada de recibir la luz, así como las imágenes que permiten que una persona tenga la capacidad de ver.

Es un tipo de cáncer que se presenta en niños muy pequeños, pero puede darse el caso de que la enfermedad ya se esté gestando mientras el feto se está formando en el útero.

Los síntomas son una coloración blanquecina alrededor de las pupilas del bebé. Las causas de esta patología está asociada a factores genéticos, donde el bebé heredó el gen de sus familiares.

concepto de ceguera

Ambliopía: Es una anomalía que ocurre por una falta de coordinación entre el cerebro y los ojos. Cuando esto pasa, normalmente uno de los ojos pierde la visión porque pareciera estar desconectado o extraviado. Mientras esto pasa, el otro ojo trabaja normalmente porque mantiene la conexión con el cerebro. La ambliopía también es conocida como ojo perezoso.

La ampliopía es más notable en niños de edad escolar y la misma debe ser atendida y corregida a tiempo para evitar futuras complicaciones como la pérdida total de la visión del ojo afectado que es uno de los tipos de ceguera en niños de mayor frecuencia.

Estrabismo:  Se conoce como el trastorno visual que causa un estrabismo o desviación de uno o de ambos ojos. Puede presentarse en diferentes direcciones, es decir, el estrabismo puede ser con la posición de los ojos hacia afuera, hacia adentro, con la mirada hacia arriba o hacia abajo.

Lo más recomendable en estos casos, es la corrección con lentes cuando la condición es leve, en los casos severos, es necesario la intervención quirúrgica para corregir el defecto visual. (Ver artículo: Miopía en niños)

Problemas de refracción: Cuando se presentan estos problemas el paciente tiene dificultad para ver las imágenes con nitidez. Son de las patologías visuales existentes, las que más afectan a las personas.

Entre los tipos de afecciones por problemas refractarios más comunes está la miopía, la cual es considerada un defecto óptico de refracción que ocurre cuando el ojo crece más de lo normal. Cuando esto pasa, la persona tiene dificultad para ver de lejos.

Otros tipo de problema refractario es el denominado hipermetropía, donde también el paciente presenta una visión borrosa, pero el problema es contrario a la miopía, donde la dificultad para ver es de cerca.

concepto de ceguera

Glaucoma:  Es una enfermedad o neuropatía óptica que causa un aumento de la presión intraocular. Cuando el glaucoma se hace sintomático la persona comienza a experimentar cambios visuales significativos y eso es una clara señal de que la enfermedad ya se venía gestando desde tiempo atrás, sin que el paciente se diera cuenta.

Por lo general, en las primeras fases del trastorno, no se presentan síntomas que pongan a la persona en alerta de que algo no está bien con sus ojos, pero cuando la condición ha llegado un punto de cuidado, es que se empiezan a experimentar los cambios, sobretodo si es un glaucoma agudo, donde sí hay síntomas de dolor y pérdida importante de la capacidad visual.

Una de las principales alarmas que indican la presencia de un glaucoma es la presión intraocular, que se encuentra bastante elevada a la hora de realizar los respectivos estudios.
Descripción del glaucoma

Catarata:  Es una opacidad en el cristalino, que puede ser parcial o total. Cuando una persona padece de catarata, lo más común es que las imágenes no puedan ser vistas con nitidez y esto se debe a que la luz no llega de forma directa al ojo, sino de manera alterada.

La catarata puede darse por múltiples causas, pero las más recurrentes están relacionadas a la edad del paciente, ya que con el paso de los años, las células del ojo van muriendo y esto ocasiona un deterioro del cristalino. El mismo, se va poniendo opaco porque comienzan a aparecer en su parte interna unas partículas amarillentas que le dan ese aspecto.

Existen otras causas que pueden desencadenar cataratas como los golpes o traumatismos. Cuando esto pasa, puede ocurrir una inflamación, que dependiendo de la gravedad del trauma puede ir desapareciendo con el tiempo o dejar daños permanentes en la visión incluidas las consecuencias de la ceguera.

¿Tiene solución?
Hoy en día, este tipo de afección puede ser tratada gracias a los avances médicos. Las personas pueden ser sometidas a una intervención quirúrgica, donde se sustituye el cristalino por un lente intraocular, que cumple las mismas funciones de este órgano y la persona puede recuperar la visión. (Ver artículo: Cataratas)

concepto de ceguera

Degeneración macular:  Es una enfermedad del ojo ocasionada por daños o deterioro de la mácula. La mácula es una capa amarillenta de tejido sensible a la luz que se encuentra en la parte posterior del ojo, en el centro de la retina.

Esta área proporciona la agudeza visual, lo que permite al ojo percibir detalles finos y pequeños. Cuando la mácula está enferma, no puede cumplir correctamente su función y es por esta razón que la personas comienzan a experimentar alteraciones visuales.

Uveítis:  La úvea es una capa del ojo que está constituida por tres partes: un cuerpo ciliar, la coroides y el iris. Esta capa ubicada entre la retina y la esclerótica está formada por una gran cantidad de vasos y arterias y que tienen como principal función irrigar sangre tanto adentro como afuera del ojo.

Cuando ocurre una inflamación en la úvea, uno de los primeros síntomas es el enrojecimiento del ojo, dolor  y disminución de la capacidad visual. Está considerada una zona del ojo bastante sensible, que puede ser proclive a presentar problemas inflamatorios o infecciosos. Es un padecimiento grave que no se sabe a ciencia cierta que lo provoca, pero puede ser un desencadenante de otros tipos de patologías.

concepto de ceguera

Retinopatía diabética: Es una enfermedad muy común de pacientes con diabetes, donde hay daño progresivo de los vasos sanguíneos que se encargan de transportar la sangre a la retina.

El problema se presenta cuando los vasos sanguíneos están totalmente obstruidos y no permiten el correcto flujo de sangre a la retina o también puede pasar que nuevos vasos crezcan en la superficie de la retina, pero que tengan malformaciones.

Es una afección silenciosa, ya que en un principio el paciente no presenta síntomas, sólo cuando ha pasado cierto tiempo es que se comienzan a notar los cambios en la visión producto del deterioro provocado por la retinopatía diabética.

Es una anomalía que por lo general involucra los dos ojos y que si no es controlada a tiempo, puede dejar daños permanentes. (Ver artículo: Retinopatía diábetica y su tratamiento natural)

Manifestaciones de la retinopatía diabética

Ceguera monocular transitoria

La ceguera monocular transitoria es un trastorno o anomalía que impide el paso de la circulación de la sangre a la retina y esto trae como consecuencia que la visión de uno de los ojos se pierda momentáneamente. Cuando esto pasa, la persona puede estar padeciendo un accidente cerebrovascular.

El trastorno comienza por un desprendimiento de una parte de la placa de la arteria carótida que se desplaza hacia la arteria de la retina. Una vez que esto sucede, ocurre un bloqueo del paso de la sangre, que provoca la pérdida de la visión momentánea.

Esta enfermedad pueden padecerla personas que tengan ciertas patologías cardiovasculares como cardiopatías, problemas de hipertensión arterial, diabetes, arteroesclerois, etc.

concepto de ceguera

El síntoma más recurrente de la anomalía es la pérdida repentina de la visión de un solo ojo, lo cual puede durar fracciones segundos o quizá minutos, pero que de inmediato vuelve a la normalidad. Otro de los síntomas que experimentan estas personas incluyen una especie de oscurecimiento repentino de la visión.

El tipo de tratamiento más adecuado para combatir la ceguera monocular transitoria estará sujeto a la gravedad de la lesión. Para ello, el médico tratante deberá tomar en cuenta cada caso de manera particular y recomendar al paciente seguir una serie de pasos que lo ayuden a tratar el problema y entre los cuales se destacan:

  • Un chequeo general del paciente, incluyendo exámenes para verificar el correcto funcionamiento de las arterias.
  • Entre los fármacos más usados para este tipo de dolencias, el médico especialista suele recetar la aspirina, ya que con ello se evita que el paciente corra el riesgo de padecer un accidente cerebrovascular.
  • Controlar los niveles de colesterol en sangre, para ello, la persona deberá hacer un cambio drástico en la ingesta de los alimentos, bajando el consumo de grasas saturadas, las cuales obstruyen las venas y las arterias.
  • En caso de que el paciente presente una obstrucción que implique riesgos, lo más recomendable es recurrir a la cirugía.

hemoneumotórax

Ceguera por glaucoma

El glaucoma es una patología visual que causa daños o lesiones al nervio óptico. Al principio, la enfermedad es completamente asintomática, por lo que va minando y deteriorando las arterias y venas hasta llegar un punto en que la personas comienzan a presentar un visión deficiente.

Cuando la persona comienza a sufrir de glaucoma, hay aumento de la presión ocular y esto provoca una hipertensión intraocular. Los pacientes con esta afección debe ser controlados con prontitud para evitar daños irreversibles.

El glaucoma puede tener dos tipos de variantes. Uno, el llamado glaucoma de ángulo abierto y dos, el glaucoma de ángulo cerrado. En ambos, ocurre una obstrucción del drenaje del ojo evitando que el líquido intraocular siga su curso normal. Esto provoca un aumento de la presión ocular que causa lesión al nervio óptico y es lo que finalmente daña la visión. (Ver artículo: Glaucoma)

concepto de ceguera

El glaucoma de ángulo abierto afecta a la visión periférica que causa daños de forma lenta, esto es completamente asintomático y si la persona desconoce su padecimiento, puede generar secuelas de por vida a la vista. Normalmente se deteriora más rápido la visión periférica, pero a medida que pasa el tiempo, la ceguera puede llegar a ser total.

El glaucoma de ángulo cerrado causa en el paciente síntomas que lo toman desprevenido, ya que usualmente suceden de repente. La persona comienza experimentando dolor de cabeza, acompañado de dolor ocular, pupilas dilatadas, enrojecimiento de los ojos, náuseas y pérdida repentina de la visión.

Esta enfermedad representa un riego para las personas a cualquier edad, ya que hay casos de niños muy pequeños que la padecen, pero también es bastante frecuente en los adultos mayores, así como en personas que presentan desórdenes metabólicos y enfermedades como la diabetes o los hipertensos.

Cuando los síntomas del glaucoma son atacados y controlados con la debida rapidez, la enfermad no causa estragos en la visión, de ahí la importancia de la revisión médica a tiempo para de esta manera evitar daños a la visión que puedan ser permanentes.
Características del glaucoma

Ceguera por estrés

Cuando las personas están sometidas a un fuerte estrés en su vida cotidiana, esto afecta de manera significativa a su salud. Unas de las partes más afectadas de nuestro cuerpo por falta de descanso puede ser la visión.

El ser humano necesita, al menos descansar ocho horas diarias para que las células de todo el cuerpo se regeneren y cuando esto no pasa, las personas comienzan a sentir trastornos y alteraciones en la salud.

Nuestra vista no está exenta de este mal. Los ojos son órganos muy sensibles, que están constantemente expuestos a factores externos que pueden producir cambios como inflamaciones, infecciones y que no tienen una razón aparente, hasta que la persona es chequeada por el especialista y el mismo concluye que la persona pudo estar expuesta a una situación estresante que desencadenó la patología.

Los síntomas en la visión que indican que se está bajo estrés es normalmente un movimiento en los párpados incontrolado, visión borrosa, cefalea y ojos irritados. Cuando el padecimiento pasa a una condición más crítica, pueden aparecer otras clases de ceguera con sintomatologías como inflamación en las partes más profundas de los ojos (retina, mácula, nervio óptico).

Otro tipo de síntoma que ocasiona el estrés es la sensación de vértigo o mareo, que suele ir acompañado de una pérdida repentina de la visión y que normalmente dura poco tiempo.

Los pacientes que tengan este tipo de trastorno deben ser atendidos por un especialista a fin de realizar las respectivas evaluaciones y de esta forma comprobar que la persona no esté presentando otro tipo de patologías que no estén asociadas al estrés.

Ceguera nocturna

La ceguera nocturna es una dolencia o trastorno que le impide a las personas la correcta visión nocturna. Muchos pueden ser los factores que produzcan este desorden visual y que limitan de forma significativa la vida de quien la padece.

Entre las posibles causas de la ceguera nocturna se encuentran los bajos niveles de vitamina A, los cuales son esenciales para renovar y oxigenar las células de lo ojos. Otras de las causas serían afecciones congénitas, que ya traía la persona al momento de nacer y que con el paso de los años fueron apareciendo.

La ceguera nocturna también puede deberse a otras causas entre las cuales destacan: las cataratas, enfermedades como la miopía, el padecimiento de retinitis pigmentaria, el uso de algunos medicamentos, sobretodo aquellos que son administrados para controlar enfermedades inmunológicas como el lupus, la diabetes o la esclerosis múltiple. (Ver artículo: Ceguera nocturna)

concepto de ceguera

Cuando la ceguera es producto de una retinitis pigmentaria es porque se produce una alteración de las células de la retina, donde las mismas van muriendo o degenerando y no tienen respuesta a la luz.

La ceguera congénita es la que produce daños a las células conocidas como bastones, las cuales dejan de funcionar correctamente, trayendo como consecuencias una lesión de la visión.

El tratamiento que se le suele administrar a los pacientes con ceguera nocturna es altas dosis de vitamina A cuando la enfermedad es curable, en los casos más complejos, los daños a la visión son de condición permanente.

concepto de ceguera

La ceguera en niños recién nacidos

La ceguera es una condición que puede estar presente desde el mismo momento de nacer. Los ojos de un bebé seguirán en formación hasta los dos años aproximadamente, por eso es necesario que desde los primeros meses de vida el niño sea evaluado continuamente por el médico especialista para de esta manera detectar a tiempo futuras patologías.

Los padecimientos más comunes que pueden causar daños a los ojos de un bebé pueden concretarse en la lista que se describe a continuación:

  • Problemas infecciosos, ya sea antes, durante o después del parto.
  • El niño puede nacer con una condición llamada estrabismo.
  • La retinopatía, que en la mayoría de los casos se desarrolla cuando el bebé nace antes de tiempo.
  • Ojos perezosos o ambliopía.
  • El niño puede desarrollar catarata en el vientre materno.

Cuando existen problemas visuales en los niños hay una serie de síntomas que deben ser tomados en cuenta, uno de ellos es que muestran excesiva sensibilidad a la luz, cuando hay procesos infecciosos, los ojos están enrojecidos y con secreción, es usual que los pequeños froten de manera constante los ojos o que haya movimientos descontrolados del ojo. (ver artículo: Ceguera infantil)

Patologías visuales

Ceguera por dispositivos móviles

La ceguera por dispositivos telefónicos ocurre cuando las personas acostumbran a usar el teléfono completamente a oscuras.

En la actualidad, esto es un problema que se ha hecho muy recurrente, y que ha llegado a posicionarse como una causa de ciertos tipos de ceguera en niños y jóvenes, que hacen uso de dispositivos electrónicos como teléfonos celulares y computadoras en lugares oscuros, sin tomar en cuenta el daño que esto representa para la visión.

En estos casos, lo más recomendable es evitar lugares que estén completamente a oscuras. Aunque la ceguera suele ser transitoria y la persona, al cabo de unos segundos o minutos recupera de nuevo la visión, si esto se transforma en un hábito de vida, puede acarrear consecuencias para la salud visual.

concepto de ceguera

Tratamiento

El tratamiento de la ceguera va a depender del tipo de patología que presente el paciente, ya que no todos los casos pueden ser tratados de forma general. Lamentablemente, para los pacientes con trastornos más severos de ceguera total es muy poco lo que la ciencia moderna puede ofrecer.

En estos momentos se están realizando múltiples experimentos con células madres, sin embargo, los mismos no han podido revertir daños considerables a la visión. Los tratamientos que puede ser aplicados cuando se trata de enfermedades que pueden ser controladas con medicamentos o cirugías incluyen:

Cirugía de cataratas: Resulta un tratamiento correctivo del problema, donde la persona puede recuperar de nuevo la capacidad de ver. Para ello, será necesaria una intervención quirúrgica que permita remover el cristalino y colocar en su lugar un lente refractivo. (Ver artículo: Ceguera total)

concepto de ceguera

Control del glaucoma: Cuando la persona tiene glaucoma, los médicos tratantes indican el uso de gotas para evitar la tensión ocular y algunos medicamentos, también es necesario un cambio en la alimentación. Existen casos de pacientes que deben ser sometidos a operaciones por presentar complicaciones que no pueden ser resueltas con fármacos.

Control de la diabetes: La diabetes es controlada usando ciertos fármacos, pero la persona tiene que hacer un esfuerzo para cambiar los hábitos de vida como mala alimentación, ingesta de alcohol, fumar, etc, los cuales causan una aceleración progresiva de la enfermedad.

concepto de ceguera

Cirugía correctiva para la miopía: Cuando los problemas de visión son muy severos y no pueden ser corregidos con la ayuda de gafas, lo más común, es que se opte por la cirugía correctiva, que puede hacerse a través de dos técnicas diferentes, como lo es la utilización de láser o colocando un lente intraocular en el ojo del paciente.

Con este tipo de cirugía, la visión del paciente puede ser restaurada hasta con un 90% de efectividad.

Degeneración macular: Es un trastorno visual que desafortunadamente no tiene cura. Existen dos tipos de generación macular. Una es la llamada degeneración macular seca, para la cual no hay terapia ni tratamiento y para la llamada degeneración macular húmeda, se utiliza una técnica o terapia conocida como foto-dinámica.

En dicho procedimiento a la persona se le administra una inyección por vía intravenosa, el medicamento fotosensiblizador, a través de una onda de luz  y con la ayuda de un láser elimina las células que están dañadas.

concepto de ceguera

(Visited 2.405 times, 1 visits today)

Deja un comentario