Vestibulitis nasal: Todo lo que debes saber

La vestibulitis nasal es una infección bacteriana que produce inflamación del vestíbulo nasal y que ocasiona una serie de síntomas sumamente molestos como: dolor, prurito, irritación,sangrado  y costras recurrentes. A continuación toda la información acerca de esta patología.

herpes en la nariz

¿Qué es la vestibulitis nasal?

La vestibulitis nasal es una enfermedad de la nariz producida por una bacteria infecciosa que genera una inflamación importante del vestíbulo nasal. Es la parte anterior e inferior de las fosas nasales y por donde transita  o circula el paso de inspiración y expiración del aire. (ver artículo: Rinofima)

El vestíbulo nasal se caracteriza por ser una estructura de la nariz que se encuentra recubierta por un  tejido pavimentoso, muy parecido a la piel con estructuras mucosas. Es una afección que puede provocar otras complicaciones como herpes o el virus de la varicela zoster.

La vestibulitis nasal en niños es muy frecuente, porque son muy propensos a establecer contacto en esta cavidad con cuerpos extraños. (Ver artículo: Rinorrea)

Infecciones nasales

Causas de la vestibulitis nasal

La vestibulitis nasal puede ser causada por infección en la nariz que no es tratada a tiempo, muchas veces ocasionada por la permanencia de objetos como algodón, papel, insectos, cuentas que son introducidas en la nariz durante la infancia, entre otros.

Otra posible causa, es la aparición de pólipos nasales cuando estos objetos no son detectados a tiempo y la consecuencia final es el desarrollo de la infección en la nariz.

La vestibulitis nasal comienza con una pequeña infección nasal que se va extendiendo de forma progresiva y que va provocando irritación, la aparición de ampollas, secreciones nasales y la aparición de costras.

La causa principal de todos estos síntomas es la bacteria conocida con el nombre de Staphylococcus.

Otra de las causas que puede generar vestibulitis nasal en niños es el introducir los dedos en el interior de la nariz. Este hábito es muy recurrente en niños y esto, a la larga puede producir una infección que se hace crónica y desencadena los otros síntomas  y complicaciones de la enfermedad. (Ver artículo: Aleteo nasal)

La rinitis y la sinusitis se producen por la inflamación de la mucosa de la nariz, donde es frecuente que la persona sufra congestión y secreción nasal, sin embargo, la sinusitis suele complicase debido a una infección en los senos paranasales y que es provocada por alergias o la aparición de un resfriado.

Estas dos afecciones pueden terminar provocando una vestibulitis nasal, si ambas no son tratadas debidamente. En casos de vestibulitis nasal tratamiento oportuno puede evitar que la patología se vuelva crónica y que genere otros problemas como los ya mencionados.

Aprender a sonarse la nariz desde pequeños

Fisiopatología

Se han definido para la vestibulitis nasal síntomas que suelen ir empeorando a medida que avanza la infección. En este sentido, al inicio de la afección la persona puede experimentar dolor en el vestíbulo nasal y esto es debido a que se produce una inflamación de la mucosa del cartílago, también hay enrojecimiento e irritación de los pliegues internos de la nariz. Puede haber la presencia de secreción nasal y dolor de cabeza. (Ver artículo: Poliposis nasal)

Diagnóstico
El diagnóstico de la vestibulitis nasal será realizado por un especialista de la materia, quien después de revisar al paciente estará en facultad de detectar  las causas de la patología e indicar para cada caso de vestibulitis nasal tratamiento apropiado.

vestibulitis-nasal-5

Complicaciones 

La vestibulitis nasal debe ser considerada una emergencia médica porque de extenderse hacia otras zonas del cuerpo puede resultar sumamente peligrosa.

La aplicación de un tratamiento incorrecto puede provocar en el paciente una propagación de la bacteria hacia el cerebro y causar una infección intracraneal.

El virus se traslada desde el vestíbulo de la nariz hacia el cerebro a través de los vasos sanguíneos produciendo hematomas intracraneales que se conocen con el nombre de anostomoza intracraneal y extracraneal.

De ocurrir una propagación masiva de la bacteria a estas zonas del cerebro, el paciente correría el riesgo de sufrir una infección que ocasionaría daños a las células y esto desencadenaría otras patologías médicas.

Hipertensión Endocraneana

Una de las principales complicaciones que puede producirse sería una tromboflebitis del seno cavernoso, una región del sistema nervioso del cerebro constituido por venas, las cuales son extremadamente finas. En estos casos, el paciente experimenta una serie de síntomas como los que se indican a continuación:

  • Fuertes dolores de cabeza
  • Fiebre alta
  • Inflamación
  • Edema en la conjuntiva de los ojos y de los párpados que se ven comprometidos por la infección.
  • Ptosis plapebral
  • Afección de la córnea.

El edema en la córnea provoca disminución de la capacidad visual. Puede darse el caso, de que a pesar de los tratamientos aplicados el paciente persista con los síntomas, los cuales pueden llegar a agravarse y transformase en una patología neoplásica como un carcinoma. (Ver artículo: Sinusitis crónica)

Tratamiento

El tratamiento en el caso de padecer una infección en el vestíbulo de la nariz es principalmente antibióticos que ataquen y eliminen a la bacteria Staphylococcus. También se suelen indicar cremas y pomadas de uso tópico directamente en la región afectada.

El paciente debe evitar tocar o manipular la zona afectada para evitar mayores complicaciones.

También existen para la vestibulitis nasal remedios caseros que comprenden algunos tratamientos naturales capaces de ayudar, como la colocación de cataplasmas de algunas plantas medicinales, que consisten en el uso de compresas calientes para facilitar el dreanaje de los fluidos en la zona afectada. (Ver artículo: Causas de la rinitis)

Remedios naturales para descongestionar la nariz

Recomendaciones

Ya hemos especificado qué es la vestibulitis nasal, sus posibles causas, síntomas, tratamiento y complicaciones. Todas las medidas mencionadas anteriormente corresponden al protocolo habitual a seguir en pacientes con esta condición. Adicionalmente podemos ofrecer las siguientes recomendaciones que pueden ser de gran utilidad al lector:

  • Si la infección persiste y no se puede realizar el drenaje, se puede recurrir a una incisión quirúrgica que facilite la salida de los flujos infecciosos. No obstante, esta es una alternativa que depende del juicio del especialista o médico tratante.
  • El paciente deberá seguir tomando el tratamiento por vía oral durante algún tiempo.
  • Los fármacos más usados para combatir la bacteria responsable de esta afección son la vancomicina y el trimetoprim sulfamemetoxazol. (Ver artículo: Rinoplastia)
(Visited 4.566 times, 3 visits today)

Deja un comentario