Septoplastia: Qué es, cuidados, riesgos y más

La arquitectura anatómica que dispone secciones estructurales como la nariz, en singulares casos puede exponer agravantes notorios en la geometría y locación de conductos internos, cuando existen trastornos como el tabique desviado, se requiere aplicar una septoplastia. En el presente artículo se describe toda la información acerca de esta intervención quirúrgica.

septoplastia 2

¿Qué es la septoplastia?

La septoplastia es una alternativa quirúrgica de primera instancia, es básicamente una operación del tipo correctivo y se considera como una intervención que repara una existente desviación de la disposición que debiese tener el tabique nasal, en torno a dicha declinación pueden gestarse problemas para respirar o en el mejor de los casos, no exponer ningún signo aquejador que perturbe al ser humano.

Es una cirugía que puede aplicar principios de estética, pero no necesariamente es una operación para la belleza, sino más bien funcional.

Propiamente ciertas regiones internas del sentido olfativo, pueden presentar algún grado anormal en la disposición seccional que le corresponde, esto implica que a pesar de que en lo exterior no se aprecien deformidades perceptibles, no se exime la existencia de las mismas en las cavidades internas.

septoplastia 3

Por el contrario, las alteraciones anatómicas que aparecen en el interior de la nariz, pueden en algunos casos no exponer irregularidades en el aspecto externo, sin embargo cuando existe algún tipo de fallo gradual que manifiesta ciertos signos adversos se requiere, en la mayoría de los casos, una intervención como la septoplastia.

Por otra parte, resulta imprescindible recordar que el septum nasal no es más que esa estructura encargada de separar el espacio nasal en dos secciones o mitades. Se encuentra compuesto por un esqueleto que se cubre en cada extremo con una capa mucosa.

También se toma en cuenta la porción frontal del tabique atribuyéndosele el aspecto de ser una sección firme y flexible por ser un cartílago que en sus adyacencias posee vasos sanguíneos. Se considera un tabique ideal o centrado aquel encontrado justo en la línea media, creando así dos mitades con igual tamaño.

Estudios realizados disponen que al menos un gran porcentaje de la población posee un tabique desviado, es decir, un tabique fuera de la línea media. Esta alteración resulta casi imperceptible por la población que lo posee,  puesto que al presentar síntomas clínicos de desviación en ocasiones solo atribuyen esto a una patología de origen diferente. Aprende qué signos se exponen por causa de tener un tabique desviado:

Afectaciones del tabique desviado

El síntoma cardinal o específico cuya manifestación es tácita es la dificultad para respirar por la nariz que experimentan estos pacientes, que tiende a agudizarse en un lado más que en el otro, dependiendo de la afectación que exista y de las estructuras que abarque. Existen casos evidentes donde pacientes con desviación severa del tabique nasal presentan síntomas como:

  • Interferencia en el drenaje completo de los senos paranasales.
  • Infecciones repetidas en los senos paranasales a causa de los problemas de drenaje.
  • Los cuadros no suelen menguar con prontitud por lo que reiteradas veces tienen que recibir una prescripción por un facultado
  • Obstrucción de ambas coanas.
  • Congestión que se limita a una sola fosa nasal.
  • Hemorragias.
  • Dolor facial con goteo postnasal.

Técnica quirúrgica

La septoplastia es una intervención convencional muy conocida en tiempos actuales, se asume que con frecuencia consultorios de orritonología tratan de manera ambulatoria alteraciones que ameritan de este tipo de cirugía, se considera como una operación que expone una alta frecuencia en las clínicas hospitalarias y países desarrollados.

Los avances que hasta ahora se conocen por la ciencia médica, incorporan a esta cirugía como una medida profesional del tipo correctiva, que manifiesta favorables resultados en todos los pacientes asistidos por un trastorno respiratorio asociado a desviaciones presentes a nivel del tabique nasal.

septoplastia 5

Básicamente la técnica quirúrgica incorpora la extracción de materia orgánica del propio tabique, parte del cartílago de la estructura del septum nasal debe ser removido y suplantado por materia orgánica que no genere obstrucción en la nariz como vía respiratoria principal, drásticamente el septum nasal distribuye el aire que se aspira hacia el interior de los pulmones.

Se constituye entonces la vía principal de transitoriedad del oxígeno, lo que implica que de presentarse una falla o algún tipo de obstrucción presente en el conducto, se expondrán fácilmente agravantes en la respiración. A continuación se exponen los riesgos y consecuencias que acarrea tener el tabique desviado:

La arquitectura anatómica que constituye la estructuración que tiene la nariz, es una dispersión regional de secciones bien distribuidas con funciones muy importantes para la efectuación de la respiración. De esta forma, el tabique nasal permite que el oxígeno que entra por los orificios nasales, sea distribuido canalizadamente por cada cavidad existente en el interior de la nariz.

Una de sus principales funciones es la regulación del flujo de aire, su ubicación es protagónica en la pirámide nasal, geométricamente ejerce la función de puente entre ambos orificios nasales y por lo tanto, de existir una atrofia local, se debe aplicar una septoplastia.

septoplastia 6

Irónicamente el proceso de respirar es una actividad sencilla, pero que involucra la funcionalidad de diversas secciones anatómicas que internamente están en la nariz, esto implica que la atrofia que pudiese existir a raíz de un tabique desviado puede exponer síntomas molestos en reiteradas ocasiones, pero también puede no hacerlo, por lo que el diagnóstico asociado a una existente obstrucción por desviación del tabique.

En este sentido, se debe incluir la historia clínica del paciente, de modo que se pueda estudiar si con anterioridad enfermedades nasales como la sinusitis aguda, o una incontrolada rinorrea conlleven a conocer mejor el por qué de la obstrucción y dificultad respiratoria. Aprende más sobre la sinusitis aguda, mirando el siguiente video:

Los signos que pueden indicar que existe un problema respiratorio de causa nasal es la excesiva resequedad que se puede presentar en la garganta, del mismo modo los ronquidos que propician molestias al dormir y también inadvertidas sensaciones molestas como cuando se presenta una migraña, todos estos son indicios claves de que alguna obstrucción a nivel nasal está agravando la salud del paciente.

Distintivamente la patología más recurrente que va de la mano con obstrucciones nasales por desviación del tabique es la nariz tapada, que indudablemente expone una inminente obstrucción en la vía respiratoria principal.
Síntomas y Consecuencias del tabique desviado

Septoplastia Funcional

La septoplastia funcional principalmente se efectúa a través de las cavidades exteriores nasales, es una septoplastia abierta porque se realiza por medio de las aberturas de la nariz, lo que comúnmente suele llamarse orificios de la nariz.

Sirven como conductos que permiten que se pueda  practicar la cirugía, esto conlleva a que no se expongan cortes o suturas inadecuadas en la interfaz fenotípica del sentido olfativo, el aspecto de la nariz no se verá trastornado ni alterado por lo que la intervención es una medida tan cuidadosa que solo el médico y el afectado tendrán consciencia de que se efectuó la operación.

La intervención del tipo correctivo, como la septoplastia o turbinoplastia puede ser aprovechada para implementar la aplicación de otras prácticas quirúrgicas para fines estéticos y obtener un mejor aspecto de la nariz.

Propiamente la septoplastia es una intervención que busca mejoras principalmente en lo funcional, sin embargo la turbinoplastia que corrige alteraciones a nivel de los cornetes, puede en conjunto con la septoplastia corregir defectos que interrumpen la facultad para que las personas puedan respirar normalmente.

septoplastia 13

Se considera una intervención expresada según la denominación de una rinoplastia de tipo funcional, usada con la finalidad de crear una mejora en el canal nasal permitiendo un paso de aire fluido por la nariz, si es realizada única y exclusivamente en el tabique nasal se denomina septoplastia, mientras que si además compromete los cornetes se denomina Turbinoplastia.

Además, en estas cirugías como la septoplastia, el especialista puede encontrarse con alteraciones asociadas como la presencia de pólipos que posteriormente pueden ser extraídos a través de una cirugía endoscópica nasal. Este tipo de cirugías son realizadas mediante la intervención directa de las fosas nasales no quedando ningún tipo de cicatriz que se pueda detallar y percibir externamente.

Por otra parte, se considera que no existe afectación de la función ni mucho menos a nivel estructural, por lo que la cirugía o septoplastia funcional es recomendada en los casos donde no exista mayor compromiso de secciones anatómicas. Se asume como una medida segura que tiene mayores aportes favorables que desventajas en contra, por su aplicación. Mediante el siguiente enlace, visualiza un renderizado de como se puede aplicar la cirugía de corrección del tabique nasal:

Demostración de una cirugía de tabique

A partir de casos anteriores ya asistidos, se dispone de evidencia clínica aceptable para poder construir un marco referencial que permita identificar los factores causales de tal anormalidad anatómica que tienen repercusiones nasales a nivel funcional. Para los casos por incidencias congénitas es válido considerar qué trastornos han ocurrido en el momento de la gestación en ciertas regiones de la nariz, en su desarrollo óptimo y funcional pueden exponer irregularidades que conduzcan a una existente falla en estructuras internas del sentido olfativo.

También es considerable la estimación de casos traumáticos que por algún evento forzoso o golpe tenaz hayan gestado una fractura o lesión existente en la nariz, que consecuentemente haya ocasionado una deformidad o declinación inadecuada.

Se evidencia que ciertos impactos que agravan la geometría anatómica de la nariz, en casos ya ocurridos requieren que se les intervenga mediante una operación para reparar ciertos daños, sin embargo recurrir a una septoplastia implica corregir deformidades que comprometan la disposición del tabique nasal.

Drásticamente el desvío que puede presentarse a nivel del tabique nasal, en ciertos casos puede ser inducido, esto implica que la declinación que puede verse reflejada en la nariz, a veces es una consecuencia del excesivo consumo de drogas, básicamente la inhalación de ciertas sustancias paulatinamente va atrofiando la disposición normal que tiene el tabique.

En torno a esto, sin darse cuenta, la persona puede acostumbrarse a respirar con dificultad, pero asombrosamente no lo nota, o lo que es peor, lo tolera y en la mayoría de los casos, ni percibe la falla, porque su mecanismo respiratorio se acostumbra a cierta deficiencia.

A pesar de existir diversos agentes causales de la desviación del tabique nasal, se considera a la septoplastia una medida clínica efectiva para la corrección de esta falla, es una intervención de carácter profesional, que garantiza favorables resultados, sobretodo cuando parte de los agravantes incorporan deficiencia en los procesos asociados a la respiración, la persona puede presentar mejorías a corto plazo, si se somete a una operación de este tipo y recurre a aplicarse una septoplastia como medida de primera instancia.

septoplastia

Septoplastia Extracorpórea

La desviación que puede presentarse a nivel del tabique nasal, en algunos casos no suele causar agravantes en lo funcional, ni en procesos correspondientes a la respiración, sin embargo existen declinaciones que alteran significativamente la salud de la nariz.

A pesar de que la desviación del tabique sea milimétrica, si se gesta una aparente obstrucción el resultado consecuente es una falla en la respiración,  parte de los efectos que ocurren por presentarse la declinación, es la inminente dificultad respiratoria que en conjunto con problemas alérgicos y cuadros bronquiales complican la salud del paciente.

Se han estudiado casos donde la irregularidad anatómica es extrema, es decir que la desviación del tabique nasal es severa, lo que conlleva a que existan signos que perturban significativamente la salud del paciente, las graves alteraciones pueden conducir a existentes obstrucciones en secciones nasales internas.

En este sentido, las complicaciones que pudiesen ocurrir serían severos daños que pudiesen aquejar la condición física de la nariz,  a pesar de ser la septoplastia una medida correctiva, en ocasiones se solicitan otras medidas quirúrgicas para aplicar criterios más correctivos en lo estético y funcional.

¿Es peligrosa la Septoplastia?
Las septoplastias son operaciones rápidas que no demoran demasiado, su aplicación correctiva suele implicar en la mayoría de los casos enderezar la desviación existente a nivel del tabique, sin embargo también existen casos donde la corrección implica la extracción de cierto tejido y masa orgánica que esté agravando la salud de la nariz, del mismo modo se busca disminuir los efectos que se producen por la desviación.

En este punto es importante mencionar que las obstrucciones nasales que perturban la respiración de las personas no siempre dependen de fallos por causa de un tabique desviado, algunas son consecuencias de una sinusitis crónica. A continuación se puede visualizar la opinión de un experto acerca de la sinusitis, aprender a  tratarla y cómo curar esta afección:

Los casos donde la situación es grave y la desviación del tabique es severa, se asume que la asistencia requerida no solo debe enderezar lo torcido, sino también aplicar técnicas quirúrgicas correctivas para extraer parte del cartílago obstruyente en las fosas nasales, mediante la extirpación del tabique afectado, se busca erradicar de raíz, la causa principal de la obstrucción respiratoria.

Sin embargo, extirpar todo el tabique nasal no es un procedimiento sencillo, es una práctica sumamente peligrosa, por lo que amerita de un cuidado extremo para su efectiva aplicación, para los casos donde se procede con tal actividad, se habla de septoplastia extracorpórea.

Tratamiento y cura de la Sinusitis

La septoplastia extracorpórea es una operación más cuidadosa, que meticulosamente desprende materia del cartílago del tabique, para poder tallar de forma más practica la desviación, se busca en casos de este tipo enderezar lo desviado y del mismo modo, incorporar un injerto para dar uniformidad al tabique tratado drásticamente.

Muchos clínicos consideran esta práctica una actividad muy riesgosa y peligrosa, sin embargo el debate acerca de si es confiable o no la realización de esta cirugía, es un tema que incluye diversas opiniones proyectadas por diversos puntos de vista.

En la septoplastia extracorpórea se extrae directamente el tabique desviado, para que el cirujano pueda tallarlo afuera de la nariz, es un procedimiento bastante sencillo pero que significativamente puede tener repercusiones severas sino se aplica con profesionalidad y cuidado.

Básicamente el tallado por ser afuera de las fosas nasales implica que provisionalmente la nariz quedará sin ese puente divisor entre ambas fosas, y de ocurrir algún detalle inadecuado se debe implementar algún injerto para compensar la falla ocurrida y estructurar nuevamente la disposición de cada fosa nasal.

septoplastia 16

Septoplastia Secundaria

Cuando se diagnostica una falla a nivel nasal, la medida recurrente más oportuna es una operación como la septoplastia, sin embargo una medida cautelar de este tipo incorpora una planificación detallada del pronóstico posterior a la cirugía.

De forma inadvertida y no premeditada se pueden presentar para esta septoplastia complicaciones a futuro que significativamente retrasen el resultado inicialmente premeditado. Consecuentemente los desvíos septales que internamente se encuentran en la nariz pueden requerir de más de una operación.

Existen casos donde una septoplastia convencional no corrige el defecto congénito que se intenta corregir mediante dicha intervención, inicialmente la cirugía solo abre paso para el debut de próximas incisiones, es por ello que en casos ya asistidos optar por una septoplastia secundaria sería una alternativa fiable para propiciar la corrección existente a nivel del tabique nasal.

Singularmente hay casos mayores donde no solo la atrofia se presenta en este puente separador de ambas fosas nasales, sino que también secciones internas como los cornetes también exponen irregularidades.

septoplastia 27

Técnica Cottle

Evidentemente la aplicación de una técnica quirúrgica como la septoplastia, debe referencialmente disponer de un modelo clínico orientador o un seguimiento metodológico que le instruya al cirujano en cuanto a los principios a considerar y las condiciones que puede gestar haciendo uso de la propia regeneración que dispone el cuerpo humano.

Más allá de la cicatrización natural que dispone todo ser humano, anatómicamente la regeneración del cartílago en secciones anatómicas es una ayuda eficaz que puede ser aplicada en cirugías de este tipo.

La septoplastia por ser una operación correctiva, más que desprender tejido busca reubicar al tabique nasal en su lugar correspondiente por naturaleza, se conoce que la técnica de cottle es una alternativa eficiente para tratar situaciones de esta índole.

Esta relevancia tiene un grado de significación importante porque en comparación con cualquier cirugía correctiva o del tipo estético como la rinoplastia, no usan principios que son empleados con la técnica de cottle, básicamente lo distintivo de esta implementación es aprovechar la rectificación que cicatricialmente puede ser inducida por procesos naturales del desarrollo del cartílago.

septoplastia 22

Septoplastia láser

La implementación de nuevas tecnologías en la realización de cirugías correctivas, significativamente ha ido exponiendo mejorías favorables con prácticas mucho más sencillas que requieren de esfuerzos menores, tal es el caso de la reestructuración del tabique nasal desviado.

Propiamente como irregularidad anatómica es una alteración que amerita de un tratado quirúrgico necesariamemente, pues su corrección no cede con el uso de fármacos ni medicinas convencionales, principalmente por ser una declinación interna, solicita en la mayoría de los casos de incisiones internas para su reubicación.

Con la modernización y nuevas tecnologías, efectuar una cirugía como la septoplastia implementando el uso del láser para cicatrizar y cortar rápidamente secciones internas no resulta un problema, pues casos ya asistidos se han registrado donde han implementado este proceder nuevo.

Aprovechando que el rayo de luz infrarrojo que se usa con la técnica de septoplastia láser  puede calentar al tejido orgánico que está obstruyendo la respiración, luego manualmente se puede reubicar al tabique nasal haciendo uso de prácticas convencionales para darle estética y corrección a la cirugía. Esto implica que reubicar un tabique desviado con láser ya es posible.

septoplastia 23

Con cierre de perforación septal

La perforación septal  ocurre en una población muy selectiva, donde por lo general existe un agujero que establece conexión con una fosa y la otra, situación que no debe ocurrir de forma intencional. Precisamente, de acuerdo a estudios,  muchos de los pacientes que padecen de estas alteraciones en cavidad nasal, no refieren los síntomas clínicos y no generan quejas. Por lo que la observación en los mismos se hace imprescindible.

Septoplastia Endoscópica

Estas cirugías, como lo son la septoplastias se consideran de tipo funcional más que estética. Por  lo que realmente se emplean en los casos donde se comprometa la vía aérea del paciente o donde se asocien otras afecciones de diferentes índoles.

Por ejemplo, los pólipos nasales o las hemorragias que al estar presentes, hacen susceptible la nariz ante cualquier evento o circunstancia que se pueda crear. En el siguiente video se puede apreciar el procedimiento en el que se practica una septoplastia endoscópica:

Septoplastia Endoscópica

Septoplastia Sin tapones

La septoplastia sin tapones exige para su pronta recuperación que el paciente cumpla con lo establecido. Esto se refiere a las normas generales de cuidados post operatorios. Una de las medidas es cuidar de forma específica el sangrado una vez ejecutada la cirugía en estos pacientes, puesto que muchos de ellos egresan del sitio de hospitalización con placas en lugar de un taponamiento. Actualmente, puesto a que la tecnología ha avanzado, y con ello han surgido nueva técnicas que permiten la realización de la septoplastia sin el empleo de un tapón.

Luego del post operatorio, se procede a colocarle al paciente unas placas creadas de celulosa cuya sutura al final debe ser interna, realizada una en cada fosa o coana, luego al transcurrir los 10 días correspondientes se procede a retirar los puntos de sutura. Las placas que se usan luego de la intervención son delgadas y exigen una localización paralela al mismo tabique, de esta forma no ocluirán el paso del aire. Para fijarlas se requiere de uno o más puntos internos para lograr su fijación.

Septoplastia con tapones

En la septoplastia, dependiendo de la lesión que se presente, el tiempo de instalación, el estado de salud del paciente y su estado hemodinámico, se procederá posterior a la cirugía la colocación de un taponaje nasal con el fin de evitar la incidencia de hematomas frecuentes en el tabique.

Por otra parte el cuidado debe ser extremo cuando se precise del taponaje, pues se puede presentar en el paciente suma incomodidad, el paciente por lo general experimenta sensación de ahogo puesto que la nariz en ese momento por la presencia del tapón se encontrará con sensación de congestión y en ocasiones el dolor que se presenta es molesto y mantenido hasta tanto no ceda la inflamación por la misma manipulación realizada en la técnica quirúrgica.

septoplastia 24

Procedimiento

La intervención quirúrgica es de un proceder sencillo, que no suele ser extenso ni exhaustivo,  sin embargo si requiere de profesionalismo y buena práctica en la aplicación de la misma, lo que inicialmente se procede a hacer es la aplicación de anestesia en el paciente.

Posterior a esto se debe quirúrgicamente efectuar la operación, lo primero que hace el cirujano es un corte interno en las cavidades nasales, se levanta cierto tejido orgánico que constituye parte de la mucosa, y se logra observar la condición del tabique.

Luego de la observación previa y los estudios de imagen ya efectuados, se evalúa si la desviación es muy extrema o si solo es una simple declinación, luego cuidadosamente se debe reubicar seccionadamente a este puente intranasal, lo que conlleva a la decisión del médico de enderezar o extirpar parte del tabique, dependiendo de la severidad que disponga cada caso, indudablemente la corrección dará por finalizada la obstrucción que se originó por causa de tal desviación.

Duración de la Operación
La aplicación de la intervención quirúrgica es rápida, no suele ser mayor a una hora y media, el intervalo que se estima es un período no menor de 30 minutos ni mayor a los 90, es básicamente un proceder rápido, lo que implica que la internación del paciente en la generalidad de los casos, no amerita de extensas temporadas de reposo en la clínica, se asume es una intervención ambulatoria que en el mismo día de la intervención, la persona puede salir de alta, si no presenta ningún tipo de complicación.

septoplastia 7

Anestesia

En intervenciones correctivas de este tipo, aconsejablemente se debe proceder con anestesia general, básicamente la septoplastia es una operación rápida, pero resulta molesto estar despierto mientras se efectúa la cirugía, es necesario que el paciente esté sedado, en el mejor de los casos, en un sueño profundo, de modo que la relajación sea tan profunda que el cirujano cómodamente pueda realizar los cortes sin prisa alguna y sin notar que el sujeto esté nervioso mientras se le asiste.

No se recomienda implementar anestesia local, porque por ser una operación abierta de la nariz, el comportamiento del paciente al percibir sangre y los instrumentos de cirugía incrustados en su nariz, puede exponer un cierto grado de nerviosismo y una apreciable molestia que puede ser perturbante para la realización de la técnica quirúrgica. Evidentemente si el sujeto está dormido el médico cirujano no tendrá que estar pendiente de la mirada del paciente y sus rasgos de nervios que se manifiestan notoriamente cuando se da por practicada una intervención de la nariz.

La anestesia general suele ser realmente oportuna en intervenciones de esta índole, porque permite que la práctica sea rápida y sin perturbaciones, en la generalidad de los casos, los pacientes que reciben anestesia general pierden eventualmente la consciencia y apreciación de su entorno.

Esto conlleva a que caigan en un sueño tan profundo, que pueden despertar mucho tiempo después, porque mientras estuvieron dormidos, no fueron conscientes de que se practicaba la operación, asombrosamente lo potente de la anestesia general en casos de septoplastia es su eficacia para minimizar los nervios que pudiese presentar el afectado.

septoplastia 9

Post operatorio

Lo que procede después de haberse practicado la operación denominada septoplastia es que los pacientes mantengan un reposo sin actividad forzosa al menos durante la primera semana, por lo menos durante el primer mes los esfuerzos con la nariz deben ser mínimos, esto implica no estar expuesto a olores fuertes o la prolongada exposición a fragancias perfumadas que sean de gran intensidad.

No se debe exponer la persona a cambios bruscos de la presión atmosférica, esto implica no estar en azoteas, ni acantilados porque puede ocurrir un sangrado.

La nariz no se puede mojar en su interior, esto conlleva a restringirse de prácticas recreativas como bañarse en una piscina y cuidar muy bien de los tapones que se sitúan en los orificios de la nariz, evitar quitárselos a cada rato, de modo que la zona recién operada no reciba aire del exterior de forma brusca, sino que paulatinamente la nariz vaya permitiendo el paso de oxígeno por la zona suturada.

Inicialmente después de aplicarse la septoplastia la sintomatología primaria que se presenta es la sensación de tener la nariz tapada, pero no por congestión ni inflamación de los cornetes, sino por la misma suturación del tabique, en torno a la incisión se cierran internamente los orificios y luego son abiertos gradual e inconscientemente, además aparecerán coágulos de sangre que eventualmente obstruirán las cavidades nasales, pero que a medida del paso de los días, disminuirán. Todo esto ocurre mientras esta el tapón.

septoplastia 17

Cuidados

La condición del paciente después de una intervención como la rinoplastia, requiere de al menos una orientación emitida por un personal capacitado y en el mejor de los casos, consejos provenientes de quienes ya se han intervenido por algún desvío a nivel del tabique nasal, en evidenciados casos la recuperación suele ser prácticamente inmediata, sin embargo no todos los casos resultan así, es por ello que la asimilación del proceso pos operatorio es una responsabilidad que recae principalmente sobre el paciente.

Después de aplicarse la septoplastia es que se percibirán los efectos que minimizó la anestesia, básicamente luego de operarse la persona aún sentirá dolencias y malestares producto de ciertas secuelas que se manifiestan posterior a la intervención clínica, el dolor en la zona nasal particularmente siempre habrá de presentarse.

No importa lo rápido o cuidadoso que haya sido el médico cirujano al momento de realizar la incisión interna, siempre después de que pase el efecto de la anestesia, habrá dolor, del mismo modo es posible que aparezca una leve hemorragia en las fosas nasales, el sangrado se detendrá con la implementación de gasas y tapones ubicados en el área nasal. Pero, ¿Qué cuidados se deben tener luego de haberse operado? Entérate a continuación sobre esto:

Cuidados después de operarse la nariz

La asistencia que se requiere en la generalidad de los casos, después de haberse la persona operado por una desviación del tabique nasal, es la emitida por un personal capacitado y profesional como el de enfermería.

En este sentido, después de una septoplastia cuidados de enfermería hacen sumamente necesario internar al paciente en una clínica donde su estadía pueda estar acompañada de un personal capacitado y eficiente por si surgen complicaciones inadvertidas a cualquier hora del día.

Se estima para una septoplastia tiempo de baja con reposo absoluto durante al menos de 2 días, sin la posibilidad de realizar algún otro tipo de actividad, más que el estar acostado.

septoplastia 19

Alimentación después de una septoplastia
La alimentación después de una septoplastia debe procurar una dieta sencilla y no cargada de víveres, se busca que el paciente paulatinamente empiece a recuperar energías a través de su ingesta, pero no de una manera brusca, sino que en torno a la recuperación de la salud de la nariz, de igual modo sea la condición física del recién operado.

También se debe ubicar continuamente gasas en los orificios de la nariz, la fluidez de sangre y secreciones es una actividad continua que mientras esté en proceso la recuperación, será notorio el trasiego de estos fluidos.

Complicaciones

Existe la posibilidad de que surjan posteriormente a practicarse una septoplastia complicaciones que pueden ser asistidas y disminuidas eficazmente por el mismo cirujano que efectuó la operación.

Las incidencias que se exponen luego de haberse aplicado una cirugía para corregir una existente desviación del tabique nasal, en la generalidad de los casos, no suelen ser recurrentes como para manifestar alarmantes cuadros sintomáticos trastornadores ni molestias como una rinorrea posterior, ni tampoco signos que correspondan a una desencadenada epistaxis anterior. Pero, por si te quedan dudas, aprende más sobre ¿Por qué sangra la nariz? ¿Qué es la epistaxis? y mucho más, mediante el siguiente enlace:

Sangrado nasal

Los achaques que puedan resultar luego de realizarse la operación, pudiesen ser un leve sangrado que se premedita pueda pasar, también los dolores en las fosas nasales, pero que con el suministro de fármacos mengua.

Lo más habitual es el dolor que se expone luego de la operación, que no solo en intervenciones como la septoplastia sino que en otras operaciones como la queratoplastia se hace manifiesta cierta molestia que se asume ha de presentarse, innegablemente la sensación de tener una aparente obstrucción en la nariz también se presenta.

Sin embargo, se han registrado casos donde se hace presente la aparición de ciertos hematomas e hinchazones en los alrededores de la nariz, en casos de septoplastia esto se asume que no debe alarmar al paciente, por el contrario son solo indicios de que la nariz sufrió una intervención quirúrgica a nivel interno, y aún regiones en su interior están agravadas por los cortes que se realizaron.

La principal complicación que puede presentarse es una infección que se haya acarreado por la prolongada exposición de la nariz abierta a condiciones atmosféricas de un quirófano.

septoplastia 11

Riesgos

Al practicarse una intervención quirúrgica de este tipo, la asimilación de los riesgos es una responsabilidad asumida por parte del paciente, sin embargo la disminución de los mismos es una obligación que corresponde al cirujano que efectuará la práctica quirúrgica, en torno  a la gestación de la situación, la mala praxis en tales situaciones solo puede conducir a resultados desfavorables.

Innegablemente uno de los principales riesgos que se puede considerar como válido, es el acarreo de un cuadro infeccioso gestado en la misma operación, distintivamente se pueden presentar signos que coincidan con los mismos que similarmente intervienen en las causas de la epistaxis, pero que solo corresponden a leves cuadros hemorrágicos que se derivan de la misma perforación e incisión a la que se vio sometida el tabique nasal. El mayor riesgo que se asume es que el tabique no logre situarse localmente donde le corresponde.

La septoplastia se evidencia por la diversidad de opiniones emitidas por expertos en estas áreas de la cirugía, donde figura como una práctica quirúrgica bastante sencilla, sin embargo la mala aplicación de las medidas clínicas y correctivas por el practicante de la cirugía pueden causar mayor atrofia en la desviación existente.

En consecuencia en vez de resarcir el daño, se origina una nueva falla que puede ser más agravante que la que inicialmente se estaba tratando, es por ello que la aplicación de la cirugía debe ser efectuada por un facultado de la salud que disponga de reputación y certificación valedera que le autorice la práctica de la misma. ¿Entonces, cuáles son los riesgos de una septoplastia? Aprende a identificarlos mediante el siguiente material audiovisual:

Riesgos de la Septoplastia

Beneficios

El mayor aporte que refleja esta operación para la vida de los operados es la mejoría oportuna en la capacidad para efectuar la respiración, se evidencia que la respiración deja de ser una actividad inhibida por lo que la obstrucción que antes aquejaba ya no molesta, porque sencillamente ya no está.

Completamente la deficiencia respiratoria disminuye y ya no es necesario hacerlo por la boca, del mismo modo la resequedad de la garganta y los dolores en la nariz, menguan, disminuyen y paulatinamente desaparecen.

El otro beneficio notorio, apunta hacia la estética e interfaz de la nariz del recién operado, se han registrado personas que antes de la operación fenotípicamente exponían una cierta desviación apreciable a nivel del tabique, luego de aplicarse la septoplastia la irregularidad desapareció, por lo que la nariz tomó un mejor aspecto y una fachada más anatómica y menos irregular.

tabique desviado

A pesar de la septoplastia no ser una medina clínica aplicada para fines de estética y belleza, puede en conjunto con la rinoplastia modificar el aspecto de la nariz del afectado.

La obstrucción que logró ser extraída y erradicada, funcionalmente da mayor apertura en las cavidades nasales, por lo que el tránsito del fluido que proviene del exterior hacia los pulmones no presenta dificultad para su transporte, es decir que el oxígeno es trasladado sin ningún tipo de obstrucción por causa del tabique.

En torno a la condición del tabique las fosas nasales quedan más expuestas por lo que la congestión tiene que necesariamente ser causada por alguna patología nasal o la presencia de ciertos signos que correspondan a los síntomas de la rinitis, mas no por una desviación del tabique nasal. ¿Qué es la rinitis? Si no sabes qué es, quédate a mirar el siguiente enlace y aprende cómo identificar esta esta alteración:

Descripción de la Rinitis

Antes y Después

Por lo general los pacientes que se someten a cualquiera de estas cirugías, independientemente de la causa, cursan con una orientación previa a la cirugía y son mantenidos en observación al menos unas 24 horas o 48 horas para realizar una valoración pre quirúrgica.

Durante el post operatorio de la septoplastia y la turbinoplastia, se deben tener en consideración las medidas generales para así lograr una pronta y satisfactoria recuperación, con el fin de minimizar las complicaciones tales como hematomas o hemorragias.

Opiniones
Evidentemente esta práctica quirúrgica por ser una innovadora medida correctiva de problemas asociados a obstrucciones respiratorias, ha despertado una avalancha de opiniones a favor y en contra de la misma, sin embargo la reputación que sostiene tal medicina quirúrgica, es intachable, pues ha quedado en evidencia que es una intervención sostenible y profesional que expone favorables resultados en la mayoría de los asistidos por una existente desviación a nivel del tabique nasal. Los pacientes manifiestan que presentan mejorías desde la primera semana luego de la operación.

septoplastia 1

Recuperación

El resultado más esperado luego de practicarse una septoplastia es que la persona operada exponga una asombrosa recuperación, que más que ser repentina, sea verdadera, sin complicaciones ni agravantes gestados después de haberse practicado la operación, se asume que la nariz inicialmente estará inflamada.

En  su mayoría la prescripción médica emitida por un facultado de la salud va dirigida a restringir ciertas medicinas que interrumpen el proceso de recuperación, por ejemplo se limita el consumir aspirina, el retirar su consumo, mientras por lo menos esté reciente la operación.

Asimismo evitar fármacos como ibuprofeno y algunos con propiedades similares, ayuda a evitar que ciertos componentes que contienen esas medicinas inhiban la coagulación de la sangre, se busca principalmente que este fluido pueda ser trasegado sin ningún problema por todas las cavidades de la cabeza.

La asimilación del reposo es una actitud que depende en gran manera del paciente, esto implica que la restauración depende solamente del recién operado, la orientación del sujeto en torno a su recuperación le hará responsable de la realización o restricción de ciertas actividades cotidianas.

En la generalidad de los casos se debe evitar exponerse prolongadamente a temperaturas muy bajas, del mismo modo se debe controlar la actividad física, evitar caminar rápido, o correr, principalmente porque se busca que la nariz no trabaje funcionalmente seguidamente luego de estar operado, sino que sea un proceso lento.

En algunos casos se presentará dolor que requerirá del consumo de ciertos analgésicos y desinflamatorios para disminuir los efectos que emergen después de la intervención. ¿Cómo es la recuperación tras la cirugía de la nariz? Infórmate más de esto, a continuación:

Recuperación de Cirugía de Nariz

Significativamente existen factores que pueden atrasar el proceso de recuperación posterior a practicarse una septoplastia, la aparición de ciertos agentes pueden obstaculizar y prolongar el intervalo que correspondería a una pronta recuperación.

Se considera que el período normal de recuperación correspondiente a una septoplastia es de 7 a 21 días, equivalente a la baja por septoplastia, la semana inicial puede ser un tanto molesta, porque la nariz puede presentar inflamación por lo reciente de la intervención, sin embargo lo que puede agravar con mayor notoriedad es una incontrolada hemorragia.

Se asume que el sangrado inicialmente debe manifestarse por lo reciente de la operación, sin embargo la septoplastia nasal, evidentemente puede complicarse si de una manera inadvertida se presenta un sangrado interno sin control alguno.

Forma correcta de sonarse la nariz en caso de Rinitis

En diversas ocasiones la fluctuación impremeditada de sangre, suele ser consecuencia de un esfuerzo mayor al que se somete la nariz, puede ser un estornudo que originó que la zona suturada manifestara algún sangrado, que al no ser bloqueado, se logra trasegar por toda la cavidad nasal.

Lamentablemente toda intervención quirúrgica corre el riesgo de acarrear una infección, antes de practicarse, durante el proceso, o después de la operación, básicamente la zona intervenida puede presentar mayor susceptibilidad al entorno y a patógenos deambulantes en el ambiente.

Por consiguiente después de este tipo de intervenciones se debe evitar en lo posible la exagerada exposición de la nariz abierta al medio externo como una medida muy preventiva, de hecho la primera semana se asigna usar un tapón, y parte de la finalidad del mismo es evitar el contacto directo con la zona recién operada.

Baja laboral

La septoplastia es una medida clínica confiable, irónicamente es una intervención que no manifiesta daños irreversibles en los operados, de existir alguna complicación, el mismo cirujano puede proceder a resolverla.

La única situación emergente que pudiese suscitarse en la generalidad de los casos es algún agravante ocurrido por negligencia del paciente en su post operatorio, esto implica que la responsabilidad que asume el paciente luego de quedar fuera de la sala asistencial, le obliga a considerar con seriedad su condición y propiciar su cuidado.

El período de baja por septoplastia para cualquier individuo que esté recién operado, incluye al menos 10 o 14 días de incapacidad laboral, básicamente su condición amerita realizar en lo posible el menor esfuerzo físico, en torno a esta condición se debe implementar algún tipo de medida compensatoria para la contrapesar la ausencia y deficiencia laboral que puede exponer el aquejado.

Septoplastia en Niños

La septoplastia es una cirugía nasal que dispone de un patrón referencial para su realización, esto implica que hay ciertos criterios y condiciones a considerar para poder aplicar sin ningún tipo de restricciones la operación correctiva.

Por ser una intervención que compromete la salud de regiones importantes del cuerpo humano como la nariz, emplear esta práctica requiere que el mismo órgano a suturar disponga de las condiciones normales y funcionales para su aplicación, se considera que los infantes que nacen con un tabique desviado pueden ser intervenidos después de cumplir los 14 años de edad.

La edad en estos casos es un factor demasiado importante, para poder realizar una septoplastia en niños es necesario que la geometría de la cara esté desarrollada en su totalidad, esto es sumamente necesario porque la cirugía de la nariz, específicamente la del tabique nasal, puede comprometer la interfaz central del rostro.

Esto implica que el crecimiento central de la cara tendrá una irregularidad perceptible, de modo que si se aplica una medida quirúrgica antes de lo previsto,  consecuentemente se presentará una alteración no deseada, para evitar estos fallos se procede a esperar la edad correspondiente.

Precio

La operación correctiva de una existente desviación de tabique, suele disponer de una variedad de costos e insumos que son contabilizados y contados por el ente de salud encargado de dar por realizada la cirugía, el precio que se debe pagar para poder aplicarse una septoplastia, suele variar conforme al país de locación y la moneda que corresponda a tal nacionalidad.

Por ejemplo en España, por ser una zona geográfica con altos casos registrados con desviación del tabique nasal, a la espera de un especialista para su asistencia, tienen como tasa referencial el valor de 4 mil euros y superior a este, dependiendo del especialista.

Septoplastia y Rinoplastia

Las irregularidades que puede presentar el sentido olfativo pueden ser corregidas haciendo uso de técnicas quirúrgicas para dar mejoría a ciertas alteraciones y atrofias que funcionalmente presentan agravantes, gracias a estas técnicas se ha logrado disminuir la cantidad de reincidencias por afecciones que comprometan la cavidad nasal.

Estas técnicas empleadas son la rinoplastia y la septoplastia. Aprende a diferenciar una septoplastia de una rinoplastia, mediante la visualización del siguiente material:

Diferencias entre Septoplastia y Rinoplastia

En casos donde lo que se solicite sea una intervención que mejore el aspecto estético y externo de la nariz, bien sea su forma o su tamaño, se precisará de una rinoplastia. Este tipo de cirugías es realizada en un quirófano bajo anestesia general que por lo común suele limitarse a los huesos que componen la nariz y el cartílago propiamente dicho. Comúnmente se dispone de un corte interno localizado en el vestíbulo, o externo que comprometa la columela.

Por otra parte, la septoplastia, es una cirugía que se limita de forma exclusiva a resolver el orden funcional de la nariz, lo que de una u otra forma no abarca el aspecto externo de la misma, pues en ocasiones la cirugía depende en un inicio del espacio dividido por el tabique, mas no se realiza en él. Posterior a la intervención, se procede a la colocación de tapones en la nariz y, cabe destacar que no produce complicaciones como hematomas o colección de contenido hemático en el rostro del paciente de manera inadvertida.

Septoplastia y turbinoplastia

Anteriormente se conceptualizó a diferencia de otras septoplastias la definición de septoplastia secundaria como una intervención quirúrgica donde el objetivo inicial es restablecer la función de la nariz generando así un ambiente de salubridad y comodidad al paciente, por lo que se considera la septoplastia una técnica que a pesar de su costo, al ser empleada, hace notable los beneficios mucho más que los mismos riesgos, y cada paciente puede evolucionar de forma favorable sin complicaciones.

Es importante destacar otra técnica que ha sido de gran utilidad en las afecciones de la nariz, como es la turbinoplastia, en ocasiones esta técnica se usa asociada o como complemento de la rinoplastia. Consiste en intervenir los cornetes con el fin de procurar el establecimiento tanto estético como funcional de la cavidad nasal, siempre que no se encuentre el paciente afectado por un añadido clínico.

septoplastia 28

Septoplastia y turbinectomia

Existen casos donde la afectación de la nariz incluye lesiones de origen inflamatorio que comprometen seriamente la función de los cornetes y provocan el aumento de los mismos y un ambiente infeccioso que enrojece estas estructuras.

En estos casos la septoplastia se usa y mejora la oclusión. Y, por otra parte se asocia o se complementa con una técnica conocida como turbinectomia, donde realizan una sección de los cornetes inferiores con el fin de mejorar el paso de aire por las coanas.

Septoplastia y cornetes en el post operatorio

La estructura sobre la cual se va a lograr establecer el flujo de aire son los cornetes nasales, puesto que estas secciones se inflaman y al aumentar de tamaño ocluyen de forma inesperada y súbita la cavidad nasal.

Por esta razón, se recomienda el reposo absoluto en casa o en la sala de hospitalización por estos pacientes para evitar las complicaciones más comunes, dentro de ellas la hemorragia. Además de contar responsablemente con la observación del especialista para animar al paciente en su recuperación.

(Visited 5.713 times, 4 visits today)

Deja un comentario