Medicamento para el dolor de oído: Tratamientos, tipos, prevención y mucho más

El  medicamento para el dolor de oído debe ser aplicado tomando en consideración las causas que lo originan. En estos casos, es recomendable la atención inmediata de un especialista que indique el tratamiento adecuado para cada paciente.

cual es el medicamento para el dolor de oido

¿Cuál es el tratamiento más idóneo para el dolor de oído?

El tratamiento para el dolor de oído debe hacerse de forma responsable y cuidando que el padecimiento no tenga mayores repercusiones para el paciente. Para ello, es de suma importancia que la persona sea atendida por una especialista para que el mismo evalúe las causas y después indique el tratamiento más adecuado.

Cuando el trastorno es leve, muchas personas tienen la costumbre de dejarlo pasar y recurrir a tratamientos caseros, sin embargo, esto puede resultar perjudicial sí la persona desconoce las causas reales de este tipo de sintomatología. Puede darse el caso que el dolor sea el resultado de alguna infección o de un daño mayor como una lesión en el tímpano o debido a otras patologías más graves.

El especialista puede precisar el tratamiento tomando en cuenta al agente causal, en este sentido existen distintos tratamientos los cuales pueden ser :

Inflamación: En los casos de inflamación en los oídos, la misma puede ser tratadas con el uso de pomadas de uso tópico que tienen componentes analgésicos que ayudan en aliviar el dolor.

Infección: Cuando el dolor es por infección lo más prudente es recetar antibióticos acompañado con fármacos y el uso de gotas para bajar la inflamación, ya que por lo general, estos dos síntomas se presentan simultáneamente cuando hay dolor de oído.

Objetos o cuerpos extraños en el interior del oído: Para ello será necesario que el médico extraiga lo que está en el interior del oído utilizando algunos instrumentos especiales. En muchas ocasiones un tapón de cera, puede ser el causante de una molestia o inflamación en el oído. (Ver artículo: Tratamiento para la otitis)

Lesión o perforación del tímpano: Cuando existe lesión del tímpano no se recomiendo colocar tratamiento, que puede traer mayores complicaciones. En estos casos, cuando es una lesión leve se esperará unos días para que la herida desaparezca sola. En pacientes con perforación del tímpano, será necesario una intervención de emergencia para evitar daños posteriores en el oído.

Tumores y otras enfermedades: Se consideran casos más graves, que representan mayores riesgos para el paciente, por lo tanto, el tratamiento que se llevará a cabo dependerá de cada patología, donde será necesario tanto el tratamiento paliativo como algún tipo de intervención quirúrgica.

Tipos de medicamento para el dolor de oído

El medicamento para el dolor de oído va a depender si se trata de alergias, de  una inflamación de una infección o de patologías más complicadas como tumoraciones o enfermedades crónicas o degenerativas. Existen distintos tipos de medicamento para cada caso, donde los más empleados son

Tratamiento en pastillas: Los medicamentos orales para tratar la inflamación del oído normalmente son el paracetamol y el ibuprofen. Para los casos de pacientes con complicaciones más severas como infecciones como la otitis la medicación oral es la amoxicilina o algún derivado de la penicilina.

El uso prolongado de medicamento para el dolor de oído  con pastillas puede provocar en los pacientes algunos efectos secundarios como dolores abdominales, nauseas, vómitos, dolor y diarreas.

Tratamiento en gotas: Son muchos los compuestos en gotas que se emplean para tratar el dolor de oído, pero los que tienen más demanda en la medicina actual son la ciprofloxacina y la dexametasona ótica. Con estos dos tipos de gotas se atienden infecciones del aparato auditivo tanto en niños como en adultos.

Estas dos clases de medicamentos tienen composiciones químicas que ayuda a matar de forma efectiva y rápida las bacterias causantes de la infección, además son bastantes efectivos para bajar la inflamación del oído. (Ver artículo: Tímpano perforado)

Otros medicamentos en gotas y que son usados especialmente en niños son el Soldrin ótico, el Synalar o el Gotalgic. Son eficaces para contrarrestar el dolor, así como tienen componentes que ayudan a desinflamar y tratar infecciones, pero es necesario que los mismos sean recetados por el médico tratante del niño.

Tubos de Tympanostomy: En los casos de pacientes donde el dolor de oído es muy recurrente debido a infecciones , lo más recomendable es el uso de los tubos de tympanostomy. Se trata de un dispositivo que se coloca en el tímpano y de esta forma evita que el paciente sufra de repetidas infecciones, además puede ser ayudado con gotas y algunos antibióticos orales.

Tratamiento para el dolor en bebés 

El medicamento para el dolor de oído de bebés debe ser recetado y vigilado por un pediatra infantil. Cuando el dolor es producido por algún tipo de inflamación por trastornos virales suelen desaparecer a los pocos días sin necesidad de aplicar ningún tipo de tratamiento. Sin embargo, cuando el dolor persiste después de tres días ya se puede estar hablando de algún tipo de infección que requerirá de la administración de antibióticos como el ibuprofeno o el paracetamol.

Cuando los bebés sufren infecciones es debido a que las defensas de su organismo no se ha han desarrollado lo suficiente y son muy proclives a ser atacados por bacterias y virus, por esta razón, es recomendable estar muy vigilantes en lo que concierne a los cuidados durante la lactancia materna, así como evitar exponerlos a agentes externos como la contaminación de los carros o al humo del cigarrillo. Es necesario extremar los cuidados de higiene y de lo que el niño se lleva a la boca, a la nariz o al interior de los oídos.

Algunos remedios naturales pueden resultar de gran ayuda cuando los bebés sufren dolor del oído por infecciones. El aceite de de oliva o cualquier tipo de aceite terapéutico puede ser empleado para aliviar el dolor. Se usa calentado una pequeña porción y cuando esté tibio se le puede colocar al bebé dos o tres gotas. El tratamiento se puede complementar colocando sobre la oreja compresas de agua tibia de cinco a diez minutos aproximadamente.

Tratamiento para el dolor  en mujeres embarazadas

Cuando las mujeres están embarazadas no es recomendable el uso de medicamento para el dolor de oído. Sin embargo, existen algunos de ellos, que suelen ser inocuos durante la gestación.

En casos de presentarse una infección auditiva lo que acostumbrar recetar los especialistas es la Amoxicilina. Cuando hay presencia de dolor se usa el Tylenol o el Paracetamol, pero esto debe hacerse en forma restringida ya que puede causar daños al embrión.

El tratamiento sólo debe ser prescrito por el especialista, quien será el encargado de suministrar la dosis adecuada para la mujer embarazada. Representa un gran riesgo automedicarse en estos casos porque pueden haber consecuencias irreversibles para el bebé en gestación, así como para la salud de la madre.

Existen ciertos medicamentos que están absolutamente prohibidos en el embarazo como los antiinflamatorios y el uso de aspirina. Lo mismo ocurre con los antibióticos como la tetraciclina, ya que puede afectar el esmalte dental. Otros que deben evitarse son la sulfamida y la estreptomicina. (Ver artículo: Otitis externa)

Medicamento para la infección de oído en niños

Las infecciones en el oído durante las primeras etapas de vida en el niño suele ser frecuentes. Una de ellas es la conocida como otitis media aguda, la cual se caracteriza por producir fuerte dolor y sino es es atendido debidamente, puede desencadenar sordera.

En la mayoría de los casos, los médicos le indican al niño la amoxicilina, el cual es un antibiótico considerado de amplio espectro y que debe ser administrado bajo la estricta supervisión del los podres durante siete días o más dependiendo del grado de la infección.

El medicamento para el dolor de oído para controlar la infección  debe ser acompañado con analgésicos sí el niño presenta dolor. El pediatra puede recomendar el uso de gotas, que también tienen componentes para la inflamación, la infección y para aliviar los síntomas del dolor. (Ver artículo: Otitis media)

Una vez que el médico a dado el diagnóstico y ha indicado el tratamiento es importante que el mismo sea administrado al pie de la letra, ya que de ser suspendido o alterar la forma correcta de la dosis, la infección puede volver a aparecer y la bacteria hacerse más resistente, lo cual complicaría gravemente la condición del niño.

Una vez cumplido el tiempo de aplicación del tratamiento es necesario que el pediatra revise de nuevo al niño para comprobar que la infección ha desaparecido. Sí en caso contrario, los síntomas persisten, será necesario someter al niños a otros tipos de exámenes para buscar la causa de la infección. (Ver artículo: Sordera)

Infección de oído en los adultos

Los medicamentos son usados para atacar enfermedades como las infecciones. Los más comunes son de uso oral como píldoras o pueden ser inyectados cuando se desea resultados más rápidos.

También se usan las gotas, que suelen ser igualmente efectivas y seguras que los medicamentos a base de píldoras.

Desventajas y riesgos de los antibióticos orales: El uso de antibióticos orales puede producir un incremento de las bacterias, sobre todo, sí el paciente ha estad tomando el tratamiento por mucho tiempo, sin obtener una mejoría. Esto puede provocar que la enfermedad empeore y se tenga que suspender el antibiótico y buscar otras alternativas de cura.

Los antibióticos causan efectos secundarios: Las desventajas de tomar antibióticos orales es que producen una serie de síntomas como dolor de cabeza, nauseas, vómitos, dolor de estómago, fatigas, ect.

Antibióticos en gotas: Los antibióticos que vienen en gotas son muchos más efectivos que los antibióticos orales ya que matan las bacterias causantes de las infecciones en menos tiempo. A lo introducirse en el torrente sanguíneo llega directamente donde esta el proceso infeccioso y lo cura rápidamente.

 

Las gotas son mejores para los niños, sobre todo para aquellos que requieren la utilización de tubos en los oídos y los cuales se adaptan en casos de pacientes que sufren infecciones permanentes. Para ello, es necesario colocar las gotas directamente en el tubo hasta que lleguen a la zona donde se ha generado el proceso infeccioso.

También se recomiendan a a los deportistas que pasan muhco tiempo en el agua y que por esta razón son propensos a sufrir infecciones constantes en los oídos.

Medicamento para el dolor de oído y garganta en adultos

Existe un amplio espectro de medicamentos que son usados para combatir el dolor de oídos y garganta entre los cuales se encuentran

Los antibioticos: Son usados para controlar y matar infecciones que se producen en la garganta y en los oídos. Es común que cuando hay procesos infecciosos en la garganta, los oídos también se vean afectados. Los síntomas mas recurrentes en estos casos, son dolor, inflamación e infección.

Cuando el paciente va a la consulta con el especialista lo más común que suelen recetar para combatir estos síntomas es la amoxicilina. En los adulto, es suministrado por vía oral, donde el paciente permanecer con el tratamiento una semana o más dependiendo de la gravedad de la infección.

Penicilina: Es un medicamento para el dolor de oído y garganta que puede ser  suministrado de forma oral, pero también puede ser inyectado, en este caso, el efecto para controlar el dolo y la infección actúa de forma inmediata. Sí la persona es alérgica a la Penicilina, se pueden utilizar otros tipos de medicamentos como la Azitromicina, la Cefalosporina o la Claritromicina.

El uso de antibióticos es necesario cuando el dolor de garganta y oídos se deben a complicaciones infecciosas. El paciente deberá bajo tratamiento por el tiempo que el médico considere necesario tomando en cuenta cada patología y de la gravedad de la misma, ya que estos síntomas no son iguales en todos los pacientes, así como las causas que las generan.

Analgésicos y antiinflamatorios: Un dolor de garganta y oídos necesariamente tienen que presentar una infección en el oragnismo, ya que estos síntomas pueden ser el resultado de procesos virales que tienden a desparecer solos con el paso de los días. Sin embargo, para calmar estos malestares puede ayudar a calmar el dolor y bajar la inflamación. Los medicamentos más usados por los médicos cuando se presenta un problema en la garganta y en los oídos son:

  • El Ibuprofeno: Es un medicamento para el dolor de oído y garganta  que ayuda en los procesos inflamatorios y también calman el dolor
  • El paracetamol:  Al igual que el Ibuprofeno es un medicamento para el dolor de oído y la garganta que ayuda a bajar la inflamación de la garganta y los oídos y es un excelente analgésico que alivian el dolor de forma rápida.

Innaladores: Los antiinflamatorios que vienen en forma de spray son bastantes efectivos }, ya que tienen acción inmediata en el organismo y son usados colocando el medicamento directamente en la garganta. Los más recomendados son los que contienen Flurbiprofeno y la Bendidamina.

Remedios naturales para el dolor de garganta

El dolor de garganta puede ser el resultado de procesos virales que tienden a mejorar en unos pocos días. Existen algunos remedios naturales que pueden servir para descongestionar la garganta, bajar la inflamación y aliviar el dolor. Estos métodos naturales pueden ser:

El limón combinado con la miel: El limón es un excelente bactericida y combinado con la miel ayuda quitar la congestión de la garganta y a reducir la inflamación.

El vinagre combinado con la miel: Es bastante efectivo para combatir los procesos infecciosos. Mezclar una cucharada de vinagre y una de miel en medio vaso de agua tibia y tomarlo en ayunas ayuda a desinflamar la garganta y eliminar el dolor

Agua salada: Es un remedio bastante efectivo que ayuda a desinflamar tanto la garganta como los oídos. También ayuda a descongestionar la nariz. Es excelente para desinflamar y aliviar del dolor.

Tomar bebidas frías y calientes de forma alternada: Tomar bebidas frías y calientes puede ayudar a combatir el dolor de garganta y a quitar la inflamación. El frío, tiene un efecto de alivio temporal para el dolor,mientras que el calor ayuda a los procesos inflamatorios a que desaparezcan más rápido.

La Albahaca: Se sabe que la Albahaca tiene propiedades curativas miagrosas que ayudan a combatir enfermedades, sobre todo, aquellas que son productos de procesos virales. Se puede usar tomando infusiones o enjuagar la garganta varias veces al día.

Frío y calor para el dolor de oído y garganta

La terapia utilizada para aliviar del dolor y la inflamación de varios padecimientos ha sido muy empleada a través de los años. Sin embargo, se sabe que el frío puede ayudar a calmar el dolor, pero sólo de forma temporal, mas no cura ni lo quita de forma definitiva.

En cuanto al calor, es una terapia mucho más efectiva que el frío, ya que ayuda en el procesos inflamatorios y contribuye a reducir el dolor. Muchas veces, en la medicina natural, se acostumbra a realizar esta técnica de forma simultánea y los resultados son bastantes favorables para el paciente.

Remedios utilizados en homeopatía para el dolor de oídos y garganta

El medicamento para el dolor de oído y garganta con medicina homeopática suele ser muy efectivo y los cuales no producen efectos secundarios, además, su prescripción no representa ningún tipo de riesgos para el paciente.

Entre los más usados para combatir estos síntomas están:

La Belladona: El medicamento para el dolor de oído y garganta más utilizado en homeopatía es sin duda la Belladona. Combate el dolor, la inflamación y ayuda a controlar procesos infecciosos de la garganta y los oídos.

La Phytolaca: Es excelente cuando la persona pasa procesos virales donde la garganta se inflaman y producen fuerte dolor.

El Mercuris: Bastante usado en los procesos inflamatarios y en congestión nasal y en los oídos. Ayuda a desinflamar y cura las infecciones virales.

El pronóstico del dolor de oído y de garganta

El medicamento para el dolor de oído y de la garganta con medicina natural resulta una alternativa realmente eficaz, que ayuda al paciente a combatir los síntomas y a curar las enfermedades en corto tiempo. Sin embargo, no debe dejarse de lado a la medicina tradicional y realizar el tratamiento prescrito por el médico, ya que la aplicación de ambos garantizan mejores resultados para la sanación total de la persona. (Ver artículo: Dolor de oído y garganta)

Tratamiento con gotas naturales

El medicamento para el oído a base de gotas naturales pueden resultar una salida para resolver dolores y otros síntomas auditivos. Las infecciones en el oído son trastornos recurrentes que afectan tanto a niños como adultos y a veces se presentan sin ningún tipo de causa aparente.

Cuando una persona es afectada de los oídos puede ser luego de pasar algunas enfermedades virales que producen inflamación del conducto auditivo, pero que sin necesidad de someterse a ningún tipo de tratamiento suelen desaparecer de manera espontánea. En otros pacientes, esa misma inflamación puede producir infecciones acompañadas de fuerte dolor y que requieren ser atendidas de forma inmediata.

En la actualidad existen en el mercado una amplia gama de productos medicinales completamente naturales y que están al alcance de todos. El medicamento para el dolor de oído y tratar infecciones  auditivas puede ser usando  gotas y aceites medicinales, que no tienen ningún tipo de efecto secundarios en el organismo y que pueden servir como tratamientos paliativos para el dolor e inflamación del oído y en casos que no sean tan complicados pueden ayudar a la recuperación total del paciente.

Entre los tipos de gotas medicinales que pueden ser utilizadas como medicina alternativas para las infecciones auditivas están:

Gotas de aceite de Herb Pharm: Es un producto 100% natural preparado a bases de hierbas naturales, que utilizan la caléndula y extractos de ajos. Puede ser aplicado directamente en e oído, pero no debe ser utilizado sí existe algún tipo de lesión en el tímpano.

Gotas de hear Lore: Es un medicamento para el dolor de oído, que tiene una composición a base  de aceite de oliva y ajo orgánico que ayudan en los procesos inflamatorios e infecciosos.

Gotas de Aciete de Ajo: Resulta un tratamiento bastante efectivo ya que tiene propiedades antibacterianas y puede ser usado para tratar niño y adultos

Gotas de Gordolobo: Es un medicamento para el dolor de oído  homeopático que ayuda a desinflamar y aliviar el dolor de oído y lo más importante es que no causan efectos secundarios en los pacientes. (Ver artículo: Ligirofabia)

Remedios caseros para el dolor de oído en niños

Existen una gran cantidad de remedios caseros que pueden resultar útiles para tratar dolor en el oído. La lista es realmente larga, pero sólo algunos de ellos tienen propiedades que alivian rápidamente los síntomas. Entre los más usados están:

El jugo de la cebolla: La aplicación de unas cuantas gotas del jugo de cebolla puede ayudar a desinflamar el oído o también puede usarse como cataplasma colocándola por fuera del oído contribuye para aliviar el dolor.

El aceite de oliva: Colocando una cuantas gotas puede desaparecer el dolor de forma inmediata y en algunos casos no tan graves, puede ayudar en los procesos infecciosos.

Ajo mezclado con aceite de sésamo: Estos dos ingredientes resultan milagrosos cuando se sufre de dolor de oído. para ello, es necesario aplicar las gotas tibias directamente en el conducto auditivo.

Ajo con aceite de mostaza: Tiene las mismas propiedades medicinales que el aceite de sésamo, pero puede ser aplicado de forma natural, sin necesidad de calentar las gotas. Los efectos son inmediatos para aliviar el dolor y la inflamación auditiva.

Gotas de limón: Es recomendado en personas que sufren de  dolor por excesiva acumulación de cerumen. Unas gotas antes de dormir pueden aliviar los síntomas.

Manzanilla y aceite de oliva. Aplicar una gotas en el oído ayuda a desinflamar y aliviar el dolor rápidamente.

Aceite de Almendras: Tiene propiedades que ayudan a desinflamar el oído y alivian el dolor. Aplicando algunas gotas, la persona sentirá alivio inmediato. (Ver artículo: Dolor de oído)

¿Cómo prevenir las infecciones en los oídos en los niños?

Para evitar infecciones en los oídos de los niños es importantes que los padres o familiares responsables del cuidado de éstos lo lleven a la consulta de forma periódica y que el pediatra les haga un chequeo para ver cómo esta su salud auditiva. En el caso de que el niño manifieste dolor, será necesario aplicar el respectivo tratamiento

Existen algunas medidas que pueden llevarse a cabo para prevenir molestias e infecciones auditivas y entre las más importantes están:

  • Se debe evitar la exposición prolongada al agua y que está entre al conducto auditivo,para ello se recomienda que el niño use tapones especiales que lo protejan de eventuales infecciones
  • Evitar que el  niño manipule con sus dedos el interior del oido o de la nariz, ya que esto puede provocar infecciones.
  • Estar atentos de que los niños no introduzcan objetos en los orificios de la nariz o en el canal auditivo porque esto puede provocar lesiones internas, inclusive una lesión importante en el tímpano
  • No es recomendable el uso de hisopos para la limpieza de los oídos, ya que estos pueden empujar más el tapón de cera y ocasionar infecciones del canal auditivo

Retención de agua en los oídos

La retención de agua en los oídos puede ser un causante de dolo ren los oídos. Cuando esto pasa, lo más recomendable tratar de sacar el agua colocado la cabeza hacia un lado y luego con la mano hacer u poco de presión sobre el oído, de esta forma el agua saldrá de forma inmediata.

Otra forma es inclinar la cabeza ligeramente hacia abajo y seguidamente dar unos saltitos, esto ayudará a que el líquido retenido salga y la molestia desaparecerá. Sí los síntomas persisten, la persona deberá acudir a un especialista, quien aplicará la técnica de lavado de oído para que salga el tapón de cera y el agua retenida.

Esto debe hacerse desde el mismo momento que los síntomas comiencen a manifestarse, ya que si pasa mucho tiempo puede producirse una infección dentro del conducto auditivo.

(Visited 8.811 times, 5 visits today)

Deja un comentario