Microcitosis: qué es, causas, tratamiento y más

La microcitosis es un tipo de anemia que se caracteriza por la baja construcción de glóbulos rojos en los niveles sanguíneos, estos glóbulos trasportan oxígeno a los tejidos y órganos. Científicamente deben ser medidos para su diagnóstico, por lo general poseen un nivel que indica la cantidad normal en el cuerpo del individuo.

¿Qué es Microcitosis?

La microcitosis es una condición anémica en la cuales los glóbulos rojos en la sangre suelen tener menor tamaño de lo usual, estos generalmente son medidos por su volumen corpuscular mediano. Esto se enuncia en un tamaño de menor de 80 micras aproximadamente (80fL) por lo general en personas adultas.

Cuando los glóbulos rojos tienen un tamaño más reducido de lo normal, suelen ser considerados microcitos, de allí deriva el nombre de esta patología. Ahora bien, los glóbulos rojos son células sanguinolentas encargadas de la exportación de oxígeno a tejidos y también a cada uno de los órganos de todo el cuerpo, asimismo de la exclusión del dióxido de carbono.

Esto es logrado gracias a la hemoglobina, la cual es una proteína compleja que contienen en lo profundo unas moléculas que poseen un porcentaje de hierro. Esto proporciona a la sangre su color rojo y además un olor particular.

De igual forma suele aparecer el hallazgo de la macrocitosis que es un descubrimiento imprevisto en un hemograma normal y las personas que padecen de esta afección prácticamente se conservan sin ningún tipo de síntomas. Se sospecha que es un indicador determinado de anemia ferropénica, también de talasemia y anemia sideroacréstica, la cual clínicamente es identificada como anemia sideroblástica que es una anomalía en la función de los eritrocitos señalada por la alteración del hierro.

La microcitosis hace referencia a una condición de la sangre que trae como consecuencia cierta sintomatología que revelan el estado de salud del individuo, es bien sabido lo fundamental de llevar una alimentación saludable para vivir una vida sana, no obstante en algunas personas se deben cubrir ciertos requerimientos especiales por motivo de anomalías que suelen ocurrir en determinados individuos.

Es bueno mencionar que el consumo de alimentos ricos en hierro garantizan un buen equilibrio en la cantidad de hierro que debe haber en el organismo, asimismo es importante destacar que la ingesta de leche de vaca tiene poco contenido de hierro. Te invitamos ver el siguiente material, la información que contiene es muy beneficiosa.

¿Qué es Microcitosis?

Causas

Generalmente entre las causas más habituales de microcitosis están incluidas aquellas que producen anemia, normalmente diagnosticada por deficiencia de hierro y también la talasemia, aquella que es producida de forma hereditaria.

Anemia por deficiencia de hierro

La anemia por disminución de hierro se entiende como una alteración causada en la sangre y se le suele añadir el atributo ferropénica, padecimiento que se origina mediante la deficiente absorción de hierro a través del proceso normal de la ingesta alimentaria del individuo que no satisface las necesidades requeridas del cuerpo.

El trastorno es causado tanto por las insuficiencias de ingesta dietética o como un agravamiento de dicha debilidad, que normalmente origina la anemia leve, como también por la pérdida de sangre o por ciertos problemas de absorción, cuando esto sucede puede conducir a la anemia más significativa.

microcitosis

¿Sabías Que?
En los niños pequeños y en las mujeres en edad fértil o embarazadas existe el mayor predominio de la enfermedad conocida como Microcitosis, ya que ambas poblaciones son propensas a presentar deficiencias de hierro o anemias.

En relación a las complicaciones que normalmente se originan a raíz de esta condición se incluyen retrasos en el progreso y trastornos que son agregados a la conducta en los niños, además de la posibilidad de acelerar un parto prematuro en mujeres embarazadas.

Por otra parte, la Talasemia, comúnmente llamada beta-talasemia es un padecimiento genético autosómico recesivo en el que no se originan suficientes cadenas globina beta que conciertan coágulo, como consecuencia de ello suele ocurrir anemia leve en una gran parte de los pacientes con anomalía de beta talasemia.

microcitosis

Asimismo, el volumen corpuscular intermedio a fases puede alcanzar niveles mucho más bajos de los que se encuentran con anemia por deficiencia de hierro. Ahora bien, la alfa-talasemia igualmente es causada por una baja fabricación de cadenas de globina alfa.

En la mayoría de las personas que han presentado cuadros de anemia estas han resultado ser muchas veces un padecimiento crónico que responden a dos supuestos: por infecciones crónicas o  por procesos inflamatorios.

Estos han provocado niveles elevados de citoquinas que han inducido una disminución en la fabricación de eritropoyetina, igualmente en una baja de respuesta a la eritropoyetina, y también a la interrupción de la asimilación del hierro.

Generalmente la anemia suele ser leve y no progresiva. No obstante, las variaciones del tamaño de los glóbulos rojos, son conocidos clínicamente como eritrocitos o hematíes, también responden al nombre de anisocitosis, que hacen referencia a un estado anómalo de los hematíes, donde muestran una coloración más pálida de la habitual.

microcitosis

Esto trae como consecuencia a la presencia de glóbulos rojos de desiguales coloraciones en un mismo espécimen de sangre y suele ocurrir en los individuos que han recibido transfusiones.

Ahora bien, en el curso de la vida del paciente, los niveles de glóbulos rojos y hemoglobina tienen cambios y también sucede esa misma variación en la infancia, cuando el cuerpo corpuscular medio y hemoglobina igualmente corpuscular resultan ser más bajos se puede detectar cierta microcitosis leve. Luego, en la vida adulta, los niveles de hemoglobina consiguen ser afectados por la elevación del consumo de cigarro, entre otros factores.

Es bueno señalar que los eritrocitos se identifican por su tamaño e igualmente por la manifestación de hemoglobina en su interior. Cabe mencionar que esta proteína tiene la facultad de dar definición al color de las células, aunque igualmente está la posibilidad de que se manifiesten glóbulos rojos dañados es decir con microcitosis homogénea, pero con la apariencia de color normal.

Esto sucede porque a pesar de estar en condición desfavorable se conservan una cantidad respectivamente apropiada de hemoglobina al interior de la célula.

Sin embargo, en los casos de la microcitosis, sucede que los glóbulos rojos suelen ser pequeños con respecto al volumen corpuscular normal que corresponderían tener. No obstante, los eritrocitos pudieran ser pequeños debido a alteraciones en su alineación, que es identificada como microcitosis hereditaria, como puede ser relacionada a deficiencias de hierro. (Ver artículo: Enfermedades de la sangre)

Anomalías en los Glóbulos Rojos

Factores de riesgo

Como se mencionó anteriormente, existe una población más propensa al desarrollo de microcitosis por contar con factores de riesgo como los que se describen a continuación:

  • La edad: el niño y en el adolescente frecuentemente presentan anemias por deficiencia de hierro e igualmente en otros casos suelen manifestarse también la anemia anteriormente ya mencionada como talasemia.
  • Las mujeres: cuando hay manifestaciones de anemia en la mujer puede ser: por deficiencia de hierro, por talasemia, por estados de embarazo, anemia sideroblástica y por anemia inducida por padecimientos crónicos. Ahora bien, en el caso donde ya la mujer no está menstruando, los elementos son iguales a los que incitan a la microcitosis manifestada en un hombre, incluyendo de nuevo la anemia por falta de hierro, por padecimiento crónico o por talasemia.

Del mismo modo se considera que la baja concentración de hierro en la sangre pudiera ser correspondida a una dieta muy baja en hierro, también al sangramiento procedente por heridas que tienen su origen externo o interno, uno de los ejemplos puede ser el sangramiento en el interior del espacio digestivo: en el cual podemos señalar al esófago, los intestinos y el estómago.

De modo similar pudiera ser por períodos menstruales muy abundantes o también por la falla en la absorción normal del hierro. Por lo tanto, se sugiere considerar la presencia impropia de cierto tumor gastrointestinal que pudiere estar provocando un sangramiento interno de carácter oculto.

Otras Causas de macrocitosis

Además de las manifestaciones del paso gastrointestinal y la sangre, esta anomalía de macrocitosis pueden producirse debido a elementos de condición de vida variables u otras procedencias, entre ellas:

  • La mala nutrición en la niñez.
  • Dieta con mucha deficiencia en vitamina B12.
  • Dieta vegetariana.
  • El alcoholismo con mucha concentración en la sangre.

Síntomas

Las personas con estados de anemias resultan padecer de ciertos tipos de síntomas, algunos son variados dependiendo del organismo de los individuos pudiendo ser con una alta medida de malestar como menor proporción, todo esto se sospecha según la gravedad del tipo de la anemia. Con frecuencia se presenta:

  • Raquitismo y desfallecimiento.
  • Padecimientos de cabeza rígidos.
  • Problema de concentración en las labores cotidianas.
  • Dolor en el pecho.
  • Ausencia de apetito y merma de peso.
  • Variación en la estructura y el tono de las uñas.
  • Uñas frágiles, de color pálido y blandas.
  • Tonalidad levemente amarilla de los ojos.
  • Marea menstrual exuberante en los casos de mujeres.
  • Generalmente piel fría al toque.

En el siguiente video se presenta toda la información que ha quedado registrada en la historia médica para que de alguna forma todo individuo pueda contribuir a evitar la anemia microcitosis, y generar un conocimiento de este padecimiento que igual aqueja a grandes como a pequeños,  y requeren la atención de un experto.

En dicho material se describen cuáles son los tipos de anemias y cómo evitarla. Cabe destacar que en la mayoría de los casos de microcitosis, con un buen tratamiento se logra mantener controlada la patología.

Anemia: Tipos, Síntomas y Prevención

Microcitosis en niños

Por lo general la mayoría de los niños que poseen anemia con microcitosis leve no presentan ningún tipo de sintomatología, la afección o trastorno se logra descubrir casi por casualidad al momento de efectuar el diagnóstico cuando ocurre alguna anomalía diferente, cuando el especialista se encuentra en la búsqueda del tratamiento oportuno a indicar, más específicamente cuando efectúan un conteo sanguíneo en el infante.

Algunos autores señalan que para el momento de una evaluación de sangre cuando existe microcitosis en bebés, estos resultados  muestran alteraciones de la hemoglobina y deben ser revisados detenidamente por el especialista ya que suele estar presente de forma silenciosa.

Igualmente se debe revisar según la edad gestacional puesto que para el momento del nacimiento es preciso descartar micrositocis en bebés prematuros, quienes tienen un mayor riesgo de padecer anemia por deficiencia de hierro en comparación con los bebés a término.

En el caso de los niños de 1 a 8 años algunos síntomas de la anemia si logran vislumbrase, ellos suelen mostrarse notablemente cansados y con irritabilidad como una manifestación de la falta de hierro, lo que puede ser un indicio clave en la detección de microcitosis en niños.

En consecuencia, sucede que algunos miembros de la familia que ven al niño de vez en cuando a veces pueden notar cierta palidez que no perciben las personas que conviven con ellos a diario, dicha palidez puede ser visible en piel, en las encías y pliegues de las palmas, en niños con pigmentación más oscura, indagando la decoloración en los lechos ungueales es característicamente útil.

Sin embargo, la evaluación con el examen físico alcanza a revelar padecimiento de taquicardia en siesta y un murmullo de flujo. Asimismo, ante la manifestación de esplenomegalia convendría cuestionarse si se trata de una hemoglobinopatía o talasemia. Existen algunos factores que son determinantes en la microcitosis, los cuales se describen con detalle a continuación.

Carencias alimenticias

La deficiencia alimenticia trae como resultado la falta de hierro, la cual se convierte en el origen primordial de anemia microcítica en niños. Se sugiere tener mucha atención al consumo de algunos alimentos que por su naturaleza poseen la cantidad necesaria de hierro y son de gran beneficio para el niño. Asimismo se debe cuidar el volumen de leche de vaca ingerida, las carnes y vegetales consumidos. (Ver artículo: Anemia hemolítica)

Pérdida de Sangre

Cuando un niño presenta algún tipo de anemia es posible que ocurran ciertos signos como la pérdida de sangre, en este proceso suele suceder que haya de igual forma una pérdida de hierro, del mismo que ocurre en la hematoquecia, conocida como el detrimento de sangre roja lustrosa por el recto, pelambre, y mediante las menstruaciones espesas, cada uno de estos tipos de derrame deben ser investigadas por un especialista médico.

Historia Familiar

Algunos investigadores mencionan que en la anemia microcítica la mayoría de los casos la causa es genética o hereditaria. Ante la presencia de muchos supuestos que suelen ocurrir los especialistas deben indagar sobre un dictamen de anemia ocurrido en otro miembro de la familia. Puesto que innegables trastornos, son más habituales en grupos característicos o étnicos en específico, es conveniente examinar sobre la familia del paciente.

Importancia Clínica de la Deficiencia de Hierro

Como hemos mencionado anteriormente el hierro en el organismo de todo individuo es indispensable para las funciones del cuerpo. Además, el hierro es obligatorio para la fabricación de hemoglobina, mioglobina y enzimas citocromáticas, porque se requiere su presencia para el beneficio de todos los tejidos, la ausencia o deficiencia de hierro, trae como consecuencia la afectación de todos los órganos el individuo.

En la actualidad se ha demostrado que las pocas concentraciones de hierro, incluso sin que se trate de anemia, se ha vinculado a problemas de atención y debilidad en el desarrollo cognitivo, teniendo como resultado bajo rendimiento escolar y dificultades en el comportamiento del infante como parte de los signos de la afección.

De estas evidencias es posible deducir que el hierro de la dieta se impregna en el duodeno, cabe mencionar que no todas estas fuentes de hierro son absorbidas de igual manera. Diremos pues que el hierro, que se localiza en las carnes y también en mariscos, es absorbido por el organismo más fácilmente que el hierro no hemo que se encuentra en los granos como los frijoles y de igual manera en los vegetales.

Alimentos ricos en hierro

Con la afirmación anterior en los casos de microcitosis en los niños que se tornan deficientes en hierro la causa más común es por carencias en ingestas dietéticas. En cambio, como hemos mencionado la causa más común de merma de sangre, totalmente gastrointestinal, suele acontecer en personas mayores, y en mujeres con goteado menstrual. Del mismo modo en bebés e infantes que consumen altas cantidades de la leche de vaca son muy propensos a la deficiencia de hierro.

Clínicamente está comprobado que el hierro que contiene la leche de la vaca es pobre y cuando es absorbido ocurre una sensación de llenando, pero al mismo tiempo genera la acción de convertir más lento el vaciado del estómago, a pesar de que produzca en el bebé o el niño una sensación de estar lleno, se debe evitar su consumo excesivo, de igual manera ocurre en el calcio que priva la absorción de hierro.

Además de esto, otra consecuencia de la leche de vaca es que suele producir una alergia a las proteínas con hemorragia gastrointestinal observadas bajo microscopio. En relación al consumo de leche de vaca se sugiere que los niños convienen estar condicionados a unas 16 onzas de leche de vaca cada día.

El hallazgo de deficiencia de hierro en una persona que le ha sido indicada una dieta normal, según su historia se debería promover una valoración para una fuente de sangrado, o cualquiera de los supuestos sangrados mencionados. (Ver artículo: Anemia macrocítica)

Diagnóstico

La microcitosis homogénea suele ser un descubrimiento incidental en pacientes que normalmente no presentan sintomatologías es decir esta enfermedad ocurre de forma asintomática en la cual por otros supuestos se llega hasta el conocimiento de la misma.

Resulta ser muy importante la investigación de los hallazgos en cuanto a la ocupación laboral del paciente si actualmente o anteriormente tiene contacto con ciertos metales brutos como el plomo, para observar si podría desencadenar padecimientos que estarían orientados a producir una intoxicación y al mismo tiempo a un evento de saturnismo.

Del mismo modo, suele ser trascendental recabar registros clínicos que indiquen si hubo episodios de familiares con afluencia de anemia, también de manifestaciones de talasemia, o si ha padecido de algunas infecciones crónicas, sufrimientos o procesos inflamatorios permanentes.

Las sintomatologías gastrointestinales son muy distinguidas, en las cuales se manifiestan distensión y dolor estomacal, es decir toda clase de molestias gástricas aunado al sangrado en vómito o expulsiones consiguen ceder información de cierto inconveniente intrínseco que conlleve  al sangramiento y por lo tanto a la microcitosis normocromica o en cualquiera de sus variedades. De igual manera, en el caso de las mujeres, el informe de sus períodos menstruales suele ser muestra de mayor o menor merma de sangre, lo que trae como consecuencia anemia.

Tratamiento de la Microcitosis

Los especialistas expertos señalan microcitosis tratamiento que está orientado a generar el aumento de la ingesta de hierro en la dieta o alimentación del paciente, todo esto con la finalidad de lograr el restablecimiento de los niveles apropiados de hemoglobina y de igual forma proporcionar el agrandamiento en el tamaño de los glóbulos rojos.

No obstante, el hierro debe ser ingresado al organismo mediante los alimentos que comemos, que normalmente son algunos en productos lácteos, (la leche de vaca es baja en hierro), la proteína de soya y las carnes contienen un gran porcentaje en hierro. También el hierro tiene una gran concentración en otras fuentes que generalmente no corresponden ser de origen animal y se pueden hallar entre las lentejas, otros granos enteros y en las frutas secas.

Igualmente, para desarrollar la absorción de hierro en la dieta es recomendable hacer una combinación con algunos productos que posean vitamina C, el cual pudieran ser los frutos rojos, las frutas como los melones y las cítricas, incluyendo los tomates son ricas fuentes de hierro y ayudan a la absorción.

De igual manera los alimentos ricos en calcio, como son los lácteos interfieren en la absorción del hierro, por lo que se recomienda consumirlas de forma separada si la meta es aumentar los niveles de hierro en el organismo.

Si fuera el caso de que el paciente desarrolle un aumento demasiado elevado en el organismo, se deberán considerar todos aquellos agregados de suplementos de fármacos con licencia para la reproducción de glóbulos. No obstante, el especialista será el encargado de prescribir la dosis de hierro recomendada. Es recomendable informar que las cápsulas de hierro deben tomarse sin ningún otro elemento que influya en su absorción (no puede ser entre comidas, jugos u otros que eliminen su efectividad).

Si bien es cierto que el tratamiento con los suplementos de hierro ha resultado ser eficaz para los estados de anemia, no todas las personas responden de la misma manera, aquellas que no consiguen mejoría con el tratamiento de suplementos o aquellos que poseen anemias repetidas requieren realizarse estudios más profundos para nivelar la procedencia que sigue provocándola.

En estos casos resulta extraño utilizar el suministro de sangre para tratar una anemia por carencia de hierro. Este procedimiento suele ser indicado principalmente en individuos hospitalizados clínicamente con cuadros de enfermedades cardiovasculares, que posean un indicio de hemoglobina baja de menos de 7-8 ng/mL.

En conclusión, la microcitosis moderada consigue prevenirse y tratarse con un incremento en el consumo de hierro que puede ser en las comidas, pero si después de haberse realizado varios tratamientos la anemia no disminuye, es recomendable buscar la intervención del especialista. (Ver artículo: Agranulocitosis)

Microcitosis en perros

Esta enfermedad de microcitosis en perros se sospecha que puede tener su origen genético o adquirido, este último puede resultar mediante un padecimiento hepático. Igualmente es distinguida como anemia ferropénica, ahora bien, en relación al diagnóstico y al tratamiento de esta anomalía en los perros se valoran los niveles de hematocritos en la sangre, como también en el volumen celular medio.

Al mismo tiempo suele presentarse el padecimiento en los perros de una forma fisiológica en determinadas razas de estos animales, así lo indican varios autores. Vale la pena mencionar que de la misma forma sucede en los gatos la macrocitosis, los investigadores afirman que la anomalía se debe a una falla en la absorción de vitamina B12, en estas mascotas.

Se dice que este padecimiento de microcitosis en los perros puede presentarse con regularidad en diferentes razas y debe ser atendido por el médico veterinario, algunos de los síntomas que pudieran presentar son cansancio, letargo, poco ánimo de correr, de jugar, entre otros. Se sabe que suele presentarse una anemia de forma leve y también de forma crónica que en ocasiones puede ser mortal.

¿Cómo prevenir la anemia en mascotas?

Normalmente para su prevención se requiere de ciertos cuidados en la ingesta de alimentos de calidad elaborados específicamente para perros de acuerdo a la edad en que se encuentren, será útil verificar que estos productos sean enriquecidos con vitaminas, minerales y hierro, así como proporcionar abundante agua fresca que se encuentre siempre al alcance del animal.

En ocasiones se puede variar la alimentación dependiendo de las mascotas, en el caso de los perros se puede proporcionar de vez en cuando proteína proveniente de carnes de origen animal, esta es una fuente extra rica en hierro que será muy beneficiosa para su organismo.

En los tratamientos con medicina, es primordial estar seguros de que no tengan efectos secundarios que afecten la salud de su mascota, para ello es recomendable la atención de un veterinario que vigile el estado anímico del animal, esto será posible con controles y exámenes de laboratorio, (hemoglobina).

Las visitas esporádicas al veterinario también son importantes, con la evaluación del especialista se lograrán reducir los riesgos que son provocados por los parásitos (pulgas, garrapatas), que usualmente suelen molestar a estos caninos además de todas las enfermedades que son trasmitidas por la intromisión de estos. Recuerde que el veterinario es su mejor aliado en la prevención para una mejor salud de su mascota.

Anemia Canina
(Visited 5.617 times, 3 visits today)
Categorías Sangre

Deja un comentario