Ambliopía en niños: Todo lo que debes saber al respecto

La Ambliopía en niños es la falta de desarrollo visual que comúnmente se le llama ojo perezoso, ojo vago. Se detecta en niños con la consulta de oftalmología porque muchas veces los niños no se quejan, o no saben lo que es ver bien, y es difícil determinar cómo están desenvolviéndose.

Ambliopía en niños

¿Cómo detectar la Ampliopía en niños?

Los padres tienen en estos casos una tarea de seguimiento recurrente, por ejemplo, deben mantenerse al pendiente de las actividades recreativas de los pequeños y notar si el niño al caminar se cae o al montarse en una silla tiene dificultades, o si choca, frunce el ceño para ver la televisión o se aproxima mucho, entonces debe sospecharse de que algo anda mal y acudir a la consulta del oculista.

El diagnostico se realiza midiendo la agudeza visual, esta práctica tiende a ser un tanto difícil para los oftalmólogos si el paciente es de tan corta edad, pero se debe realizar la refracción que consiste -con la pupila dilatada- colocar unas gotas y esperar un tiempo que el componente haga el efecto deseado. Al entrar de nuevo a la consulta se evalúa la gradación que posee.

Puede presentar una diferencia de graduación de un ojo y el otro, ya sea por una Miopía, hipermetropía o astigmatismo, entonces ese ojo que ve mejor es utilizado y el otro que no está viendo bien no se va desarrollando, por eso se llama ojo perezoso.

Ambliopía en niños

Es muy importante diagnosticar temprano porque la visión del niño va desarrollar desde el nacimiento un período crítico hasta los tres años aproximadamente luego se desarrolla hasta los siete años, por ello es relevante que se detecte precozmente y tratar de rehabilitar el ojo ya sea con anteojos, con parches para que se pueda llegar a una visión deseada para que pueda el niño posteriormente realizar todas las actividades sin limitaciones.

Tratamiento de Ambliopía en niños

El tratamiento de la Ambliopía en niños consiste en que vuelva a ver bien con los dos ojos, o recuperar el ojo que no está viendo igual que el otro. Esto lleva un tiempo prolongado de tareas y prácticas, aproximadamente hasta los siete años. Si el niño no fue tratado o no le indicaron lentes, ni parches ni hizo los ejercicios, posiblemente queda con una visión que no será de 20/20 que es el objetivo que tiene un oftalmólogo para cada paciente.

Ambliopía en niños el tratamiento es de tiempo prolongado

En primer lugar, el oftalmólogo debe indicar lentes al niño, estos pueden ser prescritos para corregir los error de enfoque, si los lentes por si solos no mejoran la visión del niño, se establece un tratamiento con parches, que lo lo general dura semanas o meses, el niño lo usa en las horas en que más usa la vista, como la hora del colegio, entre 6 y 8 horas diarias aproximadamente.

Cuando se toma la iniciativa de cubrir el ojo que el niño no presenta inconveniente con este parche, es una manera de hacer que el cerebro le dé la orden al sistema ocular a que funcione redirigiendo el ojo con debilidad a que trabaje más, es una técnica muy frecuente en las consultas. Otra de las técnicas utilizadas en caso de Ambliopía en niños es disponer de lentes con un lado borroso que sería igualmente en el ojo que ve bien. Para ello también sirven gotas que generan una visión borrosa.

Es importante además incluir en el niño una dieta balanceada que le aporte los nutrientes necesarios para la salud visual, como por ejemplo, las frutas ricas en vitamina C como las cítricas naranja o kiwi e incluir sumo de limón en sus ensaladas y vegetales. De igual forma tomar en cuenta la importancia del Omega 3. También es vital informarle a los padres del niño que de ponerse en tratamiento y cumplir al pie de la letra las indicaciones del médico no habrá posibilidad de que llegue a sufrir de otra enfermedad de la retina como por ejemplo algún tipo de ceguera.

Las frutas cítricas como el kiwi y naranjas, son indispensables para la visión. También se debe agregar a los alimentos una cucharada de aceite vegetal como la linaza, ajonjolí, canola, coco, además de agregar nueces, avellanas, almendras, arroz integral  y las verduras de color oscuro como calabaza. Cada noche antes de dormir también es recomendable como tratamiento en caso de Ambliopía en niños aplicar compresas de agua fría en el ojo perezoso, esto aumenta la circulación del ojo y la recuperación es más rápida.

Consecuencias de no atender la Ambliopía en niños

En resumen, los recién nacidos tienen la facultad de ver, pero a medida que usan sus ojos durante los primeros meses de vida se va adoptando. Durante los años de la primera infancia el sistema visual cambia, la vista continúa desarrollándose y para tener una visión normal es importante que ambos ojos desarrollen una visión normal.

Si un niño tiene Ambliopía y no puede usar sus ojos normalmente, la visión no se desarrolla adecuadamente y puede inclusive disminuirse. Después de los primeros nueve años de vida, el sistema visual suele estar completamente desarrollado y por lo general no puede cambiar. Si el tratamiento de Ampliopía no se inicia tan pronto como sea posible, puede desarrollar problemas que pueden afectar la transición de la visión entre la infancia y la edad adulta.

(Visited 158 times, 1 visits today)

Deja un comentario