Hemorragia Digestiva alta: Qué es, causas, tratamiento y más

Supera tu enfermedad

Updated on:

Las Hemorragias son sangrados que pueden ocurrir en cualquier sitio del tubo digestivo, de esta forma  lo que establece las diferencias en ellas es una estructura conocida como Angulo de treitz. De allí su clasificación  en hemorragia digestiva alta y baja.

hemorragia digestiva alta 1

Definición de hemorragia digestiva alta

Es referida a cualquier sangrado que comience en el tracto digestivo superior. Este drenaje hemático puede originarse en cualquier lugar a lo largo del tracto relacionado con el estómago, pero se divide para su cómodo estudio regularmente en: Sangrado o hemorragia digestiva alta o relacionado con el  estómago superior, inclusive su definición incluye  aquel cuya limitación se encuentra hasta el ángulo de treitz y sangrado o hemorragia digestiva baja relacionado por debajo del mismo encontrado en estructuras propias de este segmento.

El músculo suspensor del duodeno, también llamado ángulo de Treitz, descubierto por el Checo Václav Treitz en el año 1819-1872, quien lo definió como una banda fibromuscular situada en un extremo que inicia en el orificio esofágico superior encontrado en el diafragma hasta el duodeno limitando con tejido conectivo.  A parte, es un tejido que abarca el tronco celíaco y  se origina en el pilar correcto del estómago.

Este tipo de músculo fibroso limita la intersección duodeno yeyunal del sistema digestivo pequeño, también llamado punto Treitz, es decir, la división entre segmentos específicos del tracto digestivo. Esta división se utiliza para verificar la distinción entre el tracto relacionado con el estómago superior y el tracto relacionado con el estómago inferior. Una división que tiene su significado en los grupos de medicación clínica de ciertas hemorragias relacionadas con el estómago que dependen de si el comienzo del drenaje está situado arriba o debajo de esta división.

El músculo suspensorio del duodeno que sale del mesodermo asume una parte fundamental en el giro embriológico del mesenterio y el tracto digestivo en el avance embrionario, ya que constituye un punto de obsesión para que este sangrado ocurra.  Por otra parte, se supone que su capacidad en la edad adulta podría ser aplicar un impacto de torsión en el punto duodeno yeyunal y, por lo tanto, una actividad valvular específica. Su área radiológica es útil en investigaciones de mal rotación intestinal y trastorno de la ruta de suministro mesentérica inigualable, una variación poco común de la norma causada por un acortamiento innato del músculo suspensorio.

Epidemiologia

El sangrado gastrointestinal es un problema típico y constante que incluye más de 300,000 hospitalizaciones cada año en los Estados Unidos. En las naciones occidentales, la aparición de hemorragia gastrointestinal superior (HDA) es de 100 a 150 casos por cada 100 000 ocupantes por año o de 36 a 100 hospitalizaciones por cada 100 000 inquilinos de la comunidad con todo incluido, y es dos veces más incesante en el varón población con respecto a la mujer. Baja descarga relacionada con el estómago es menos normal. Hace un par de años, una importante asociación de seguro social en los EE. UU. Evaluó su frecuencia anual en 20 hospitalizaciones por cada 100 000 inquilinos.

Aprende mas sobre esta afección, desde el punto de vista de la Gastroenterologia:

Tanto la tasa de aumento del drenaje gastrointestinal superior como la inferior en los pacientes que consumen medicamentos para la cefalea y los medicamentos atenuantes no esteroideos, y el riesgo se debe a todos los relatos identificados con la medición. Los opositores al calcio que también tienen un impacto antiplaquetario pueden aumentar el riesgo de muerte gastrointestinal. Por otra parte, la no aniquilación de Helicobacter pylori, que se asocia con la patogénesis de la úlcera péptica, promueve la repetición de la filtración a causa de esta patología.

No obstante, un informe británico completado en 1993 de cada 74 centros de curación que atendieron a una población de 15.5 millones de ocupantes anunció una tasa de mortalidad del 14%. La mayor parte de los pases ocurrieron en pacientes de edad avanzada o que tenían afecciones simultáneas extremas (la mortalidad fue tres veces mayor en pacientes que en ese momento fueron hospitalizados por otra razón cuando comenzó el drenaje).

La mortalidad de los pacientes menores de 60 años sin peligro o decepción natural en la temporada de introducción fue solo del 0,6%. Entre los motivos más importantes por los que la tasa de mortalidad relacionada con el drenaje gastrointestinal superior se ha mantenido estable en torno al 10% desde 1945, se encuentra el período de expansión de los pacientes con UGIB y el consiguiente aumento en las infecciones comórbidas relacionadas.

Fisiopatología

La descarga hemática  relacionada con el estómago superior tiene las maravillas de cualquier evento en la sangre, y además muestra algunas excentricidades debido a la evidencia  de sangre en secciones antes del órgano estomacal. La descarga, particularmente en el caso de que sea más notable que 500 cc, produce hipovolemia, con la posterior disminución en el retorno venoso y el pulso, que activa los instrumentos compensadores, por ejemplo, el marco renina-angiotensina-aldosterona, o la llegada de catecolaminas. Esto provoca una vasoconstricción marginal y una sección de líquido intersticial en la luz vascular; remunerando a los moribundos.

Mediante la siguiente exposición puedes aprender mas, sobre esta patología:

En caso de que el drenaje sea implacable, este instrumento puede provocar aturdimiento hipovolémico. Por otra parte, la sangre en el tubo relacionado con el estómago causa una expansión en el peristaltismo, las proteínas descargadas del procesamiento de la sangre son utilizadas por el verdor intestinal bacteriano, descargando muchas sales aromáticas, que en el hígado se transformarán en urea. , elevando sus niveles de plasma. En pacientes con daño hepático, que no pueden hacer este cambio, la superabundancia de sales que huelen en la sangre de vez en cuando causa encefalopatía.

Causas

Úlcera péptica: Tiende a presentarse en una cierta cantidad de personas como en un 76% de todos los casos. Por tal motivo el sangrado producido  por úlcera duodenal es 4 veces más sucesivo que la úlcera gástrica, aunque ambos tienen una propensión similar de sangrado.  Es conveniente resaltar que también son producto de hemorragias la Gastroenteritis y la enfermedad producida por bacteria en el estomago, todo esto por un mecanismo de invasión indirecto.

Si te interesa saber mas sobre la Gastroenteritis, sus causas, síntomas y tratamiento, puedes mirar la siguiente redireccion:

El Glóbulo duodenal,  origina en su paso un menor flujo y reflujo, comúnmente denominada zona prepilórica. De estos, el menor flujo y reflujo hace que las hemorragias monstruosas sean más regulares, sin embargo, el duodenal, en general, es el más continuo. La conexión entre el área de la úlcera y la gravedad del sangrado es debido al daño de los cursos primarios, el menor flujo y reflujo, el estoma coronario, el pilórico y el gastroduodenal son factores que al ser comprometidos alteran el buen funcionamiento gástrico.

Úlcera Angiotebrante: en este caso se origina con daño del  conducto, por lo general este daño es más esencial y tiene resultados mucho más genuinos y exactos. Asimismo, ocurre una hemostasia no restringida, que depende del desarrollo de un evento fortuito como es una coagulación obstructiva en el lecho vascular. Esto está respaldado por la hipotensión, que a su vez expande la coagulación de la sangre después del alta y hay una disminución en la luz de los vasos sanguíneos debido a la retirada de la capa fibro-fuerte y por consiguiente la torsión de la capa endotelial.

Estas lesiones no solo pueden ser vistas en la mucosa gástrica y originar enfermedades como la Gastritis en cualquiera de sus presentaciones sino que además son formaciones que en su paso van a alterando el equilibrio mediante mecanismos innatos y propios y en ocasiones parten desde zonas como la cavidad oral originando así ulceras bucales extensas con compromiso del esófago propiamente.

Aprende mucho mas sobre que es la gastritis, como tratar esta afección digestiva:

https://www.youtube.com/watch?v=E0oTHWmEDxw&t=12s

Estas heridas o lesiones pueden evidenciarse de forma  Individual o en conjunto, por lo general esta forma es la más común de todas. Es capaz de envolver  toda la mucosa y provocar una podredumbre hemorrágica. Un dato importante en este caso es que no logran en muchas ocasiones abarcar la pieza sólida de la mucosa; y en ese momento no puede denominárseles  úlceras genuinas. En otro sentido la mayoría del área regular si se abarca: como es el cuerpo, el fondo de ojo y un flujo y reflujo más prominentes, no se parecen en nada a las úlceras buenas o benignas , que están situadas en el antro y en el arco inferior, puesto a que estas últimas son menos invasoras que las angiotebrantes.

La esofagitis, en cualquiera de sus presentaciones puede originar hemorragias altas puesto a que es el segmento por donde transcurren infinidades de sustancias y alimentos que muchas veces no son envueltas completamente por la saliva y en su paso lesionan esta estructura. Muchos son los factores y la etiología que interfieren a la hora de producir una hemorragia digestiva alta, sin embrago se toma como referencia todo aquello que pueda ser nocivo en su paso por el esófago, como alimentos, cuerpos extraños, entre otros objetos pequeños lesionantes.

Úlceras de estrés: otra de las causas que con frecuencia alteran el equilibrio gástrico son las ulceras que se originan por eventos estresantes. Estas se encuentran dentro de esta clase y son lesiones gastroduodenales intensas, que pueden llegar a producir aturdimiento en quien la padece, septicemia en días posteriores a una intervención quirúrgica sea menor o de mayor cuantia. Para esta situación, no se logra expandir el flujo corrosivo clorhídrico o la descarga hematica  gástrica, pero disminuye la corriente sanguínea esplácnica y esto no siempre es favorable para el organismo; en ese punto ocurre un daño isquémico de la mucosa gástrica superficial y luego complicarse con enfermedades como la Gastritis crónica.

Aprende a diferenciar una gastritis aguda, de una condición crónica, mirando el siguiente vídeo:

Varices esofágicas: Esta resulta  la razón más ampliamente reconocida para originar una sangramiento alto puesto a que es debido a la filtración en pacientes con historia archivada de cirrosis o control extrahepático de la vena Porta, por ejemplo: una trombosis de la vena Porta. Las varices gozan de atributos como formar sangrados de aparición brusca y de cantidad moderada. También puede ser debido a una hepatitis intensa o la invasión de grasa a nivel hepático.

Una forma de explicar la forma en que se produce esta ruptura de varices es por el condicionamiento de los componentes y las fallas en el drenaje de los conductos cercanos al hígado, todo esto es capaz de descompensar la actividad hepática como es: por un peso expandido dentro de la úlcera varicosa y posterior a una esofagitis donde no se tenía conocimiento de la misma.

Hernia Hiatal: la etiología es oscura, sin embargo, se cree que se obtiene una hernia hiatal al extender las adiciones fasciales entre el esófago  y el estómago al nivel del resto, esto incluye el paso por la abertura a través de la cual el esófago y estomago se unen y transcurren por el diafragma. En una hernia de hiato deslizante, la composición más ampliamente reconocida por el personal de salud,lo que es evidenciable es precisamente la intersección esofagogástrica que existe  y que parte del estómago está sobre el diafragma.

¿Sabes por qué se produce la hernia de hiato?, aprende mas de ello, a continuación:

La hernia hiatal deslizante al ser diagnosticada se convierte en un descubrimiento radiográfico accidental en más de un 40% de la población; de esta manera, la relación de la hernia con los efectos secundarios aun se esta estudiando. Es necesario establecer que las personas que consultan por reflujo gastroesofagico suelen tener en su historial hernias hiatal que quizas nunca habian sido diagnosticasdas puesto a que no fueron visualizadas o  nunca presentaron síntomas clásicos que alarmaran al paciente.

La mayoría de los pacientes con una hernia hiatal deslizante son asintomáticos, sin embargo, puede haber una fuerte incomodidad en el pecho o  pirosis  y diferentes efectos secundarios que son producto del mismo reflujo. Cuando todo está dicho, una hernia hiatal paraesofágica es asintomática en cualquier caso, a diferencia de una hernia hiatal deslizante, puede ser detenida y estrangulada y de esta forma desestabilizar al paciente hasta llevarlo a un estado deplorable donde el mismo no pueda sostenerse. Cualquiera de los dos tipos puede causar un sangrado  alto misterioso o gigantesco que altera la hemodinamia del paciente.

Infórmate mas sobre que causa el ardor en el estomago, mirando el siguiente enlace:

Neoplasmas: a pesar de las estructuras que pueden abarcar no son considerados como causas  principales de un sangramiento digestivo en este caso alto si no que despierta curiosidad por el personal de salud, puesto que de acuerdo a su evolución es capaz de lesionar tejidos cercanos. Cuando estas lesiones originan sangrados es por dos razones generales: la primera es por el tiempo de instalación que tienen en el organismo y la segunda es precisamente porque existe una desintegración de los vasos ocultos por el tumor. Ambas causas condicionan el sangrado.

Singularmente el Síndrome  de Mallory-Weiss:  lesiona estructuras como la mucosa y por consiguiente se produce una  perforación en la mucosa y específicamente ocurre en la región de intersección esofagogástrica; en ese punto se provoca en el paciente síntomas caracteristicos que alarman al personal y le hacen sospechar que se encuentra a un paso de emisión de un sangrado, por lo que habrá arcadas no hemáticas y arcadas continuas que originaran sangrado de suma cuantia. Que posteriormente se toma  por hematemesis.

Por último y no con menor importancia se encuentran las heridas vasculares por multiples causas, sin restar atributos a cualquiera de ellas, los trastorno de Rendu-Osler-Weber que en su formación provocan descompensación en quien la padece, los angiomas, las telangiectasias  que al vasodilatarse originar una hemorragia profusa.  En otro sentido, los Aneurismas aórticos arterioescleróticos pueden romper el tracto digestivo pequeño y producir de forma gradual un sangrado continuo, y las Discrasias sanguíneas esenciales se clasifica como una del as causas  con mayor peso y complicación.

También dentro de estas se encuentran las vasculitis y problemas del tejido conectivo que no siempre son diagnosticadas en la primera consulta si no hasta que las mismas presentan síntomas y descompensan al paciente. Las mismas al momento de su aparición deben ser atendidas y corregidas para no originar problemas mayores. Por lo general  reqieren de una visita al especialista con el fin de establecer el tratamiento oportuno que vaya dirigido a corregir la causa del sangrado.

Signos y Síntomas

La hemorragia gastrointestinal aguda primero aparecerá como vómitos de sangre, deposiciones con sangre o heces negras y alquitranadas. La sangre vomitada por sangrado en el estómago puede parecer «café molido». Por su parte, los efectos secundarios relacionados con la descarga de la sangre pueden incorporar: Cansancio, Dispepsia, Falta de aliento, incomodidad  en el estómago, apariencia pálida, el aumento de sangre en su mayor parte comienza desde una fuente GastroIntestinal superior mientras que las heces rojas o marrones brillantes pueden ser de una fuente GastroIntestinal baja.

Si te interesa conocer mas sobre la Dispepsia, puedes quedarte, a mirar la siguiente redirección :

https://www.youtube.com/watch?v=7e_RWSSB2lU

Clasificación

La clasificación de Forrest es una clasificación de la hemorragia gastrointestinal superior que se utiliza para fines de comparación y en la selección de personas que a meriten de verdad una realización de endoscopia. El sangrado a largo plazo puede pasar inadvertido o puede causar fatiga, anemia, heces negras o una prueba positiva de sangre microscópica:

  • Forrest I a (Hemorragia a borbotones)

Forrest I b (hemorragia supurante)

Signos de hemorragia reciente

  • Forrest II a (Vasija visible sin sangrado)

Forrest II b (coágulo adherente)

Forrest II c (hematina pigmentada plana en la base de la úlcera)

Lesiones sin sangrado activo

  • Forrest III (Lesiones sin signos de hemorragia reciente o base de úlcera limpia cubierta de fibrina)

La clasificación de Forrest es instrumental cuando por encima de cualquier índole se clasifica al paciente de acuerdo a la categoría de alto y bajo riesgo.  También es un método significativo de predicción del riesgo de resangrado y muy a menudo se utiliza para la evaluación de las modalidades de intervención endoscópica.  Un estudio controlado prospectivo llevado a cabo por el Dr. Walter Heldwein, J. Schreiner, José Pedrazzoli Júnior, P.Lehnhert en Medizinische Klinik Innenstadt der Universität München reveló que «los criterios de Forrest son esenciales para la planificación adecuada de la terapia endoscópica y en ulceras sangrantes condicionar la cirugía».

Diagnostico

Las opciones para la investigación de una hemorragia digestiva aguda incluyen exámenes de alto diagnostico como: una endoscopia superior  y una colonoscopia, esto marchara en función de la hemorragia que se sospeche. Por otra parte se considera la centellografía nuclear como método conjunto, la  angiografía por CT y angiografía con catéter. La investigación de elección se guiaría por la ubicación sospechosa de hemorragia bien sea superior frente a una inferior según sea la presentación clínica.

En la mayoría de las circunstancias, el estándar de atención para la evaluación diagnóstica inicial de la sospecha de hemorragia digestiva aguda es la endoscopia y / o colonoscopia superior urgente, según lo recomendado por las guías del American College of Gastroenterology  y las 2010 International Consensus Recommendations. Por lo que en  medida que se planifican las investigaciones, deben iniciarse las infusiones de inhibidor de la bomba de protones u octreótido en caso de sospecha de hemorragias cuyo origen inicie en una úlcera péptica o también por presencia de  varices.

Endoscopia superior

En pacientes con sangrado intenso gastrointestinal superior, la endoscopia superior se considera exploración de decisión. La endoscopia alta inicial se prescribe dentro de las 24 horas de introducción en muchos pacientes con filtración gastrointestinal superior para afirmar la conclusión y además tiene la ventaja de un tratamiento endoscópico particular, que disminuye la tristeza, la duración de la hospitalización, el peligro de drenaje intermitente y la necesidad de una intervención netamente medica.

La limpieza endoscópica del hematoma o conjunto de sangre puede permitir la representación de una patología oculta, por ejemplo, un vaso perceptible en una úlcera péptica, y permite centrarse en el tratamiento hemostático endoscópico. En esta línea, la afectabilidad y especificidad detalladas de la endoscopia para la descarga gastroduodenal superior son 92% – 98% y 30% – 100%, por separado. Además, los peligros de la endoscopia superior incluyen el objetivo, los síntomas de la sedación, la apertura y el drenaje expandido al mismo tiempo que se procura una mediación útil.

En esta línea, se respalda que el curso del vuelo debería estar garantizado por la intubación endotraqueal debido a un sangrado  gastrointestinal superior mal representado. También se describe que la utilización de la inclusión de sonda nasogástrica y el lavado gástrico en todos los pacientes con sospecha de drenaje gastrointestinal superior es discutible y considera que no han demostrado una ventaja en los resultados clínicos. La utilización de procinéticos, por ejemplo, metoclopramida como una medida solitaria antes de la endoscopia superior, promueve el vaciamiento  gástrico y la libertad hematica.

Dos meta-disecciones han demostrado que la utilización de un operador procinético mejoró la perceptibilidad en la endoscopia y en conjunto disminuyó el requerimiento de una nueva revisión. Específicamente, la utilización de metoclopramida se relacionó con una disminución en la medida de la sangre en el estómago, una medida disminuida de transfusiones sanguíneas  y una recuperación cicatricial mucho más corta en tiempo. En esta línea, los procinéticos antes de la endoscopia superior deben prescribirse a pacientes con drenaje extremo en los que se confía tener mucha sangre en el estómago.

El acto de la segunda endoscopia de rutina después de que se logra la hemostasia en la endoscopia primaria permanece cuestionable. Dos meta-desgloses de ensayos controlados aleatorios han demostrado que la segunda endoscopia disminuyó fundamentalmente la úlcera péptica. Debido a la cantidad modesta de sujetos contemplados, las medidas hemostáticas imperfectas utilizadas y la ausencia de utilización de inhibidores de la bomba de protones en los ensayos, las Recomendaciones de Consenso Internacional del año 2010 no sugerían la utilización normal de la segunda endoscopia pero demostraron que ante un sangrado a repetición esta si podría ayudar.

Esto debe ser considerado especialmente cuando hay preocupaciones sobre una endoscopia pasada no ideal y posibles heridas perdidas. En los casos de drenaje gastrointestinal superior intenso donde la endoscopia superior no es sintomática, en la cual el sitio de descarga no se puede distinguir o tratar. En caso de que el paciente sea temperamental con pérdida de sangre del tracto gastrointestinal superior de volumen sustancial, el paciente debe continuar con un procedimiento médico crítico, por ejemplo, una investigación y una gastrectomía fraccional para la descarga incontrolada por úlcera gástrica.

La endoscopia intraoperatoria puede ser un valioso subordinado en medio de un procedimiento médico para ayudar a encontrar el origen del sangrado. En caso de que el paciente esté hemodinámicamente estable con descarga de bajo volumen, la endoscopia se puede ver como una reconstrucción. La colonoscopia también debe considerarse con respecto a la melena para evitar una fuente de filtración del colon en el lado correcto.

Se deben considerar imágenes adicionales después de la endoscopia superior no diagnóstica con o sin colonoscopia y las opciones incluyen la angiografía por CT, la angiografía con catéter y la gammagrafía atómica, de las que se habla independientemente en las áreas posteriores de esta auditoría. Los exámenes de barítono con mayor requerimiento  están contraindicados en el contexto de un drenaje gastrointestinal superior intenso a la luz del hecho de que pueden interferir con los exámenes o procedimientos médicos consiguientes, y debido al peligro de peritonitis por bario si hay una perforación previa del separador intestinal.

 

Colonoscopia

En el sangrado  intenso gastrointestinal inferior, el enfoque analítico es hasta cierto punto más factible. La colonoscopia y la angiografía por tomografía computarizada (TC) son los dos instrumentos sintomáticos de decisión para la evaluación del intenso sangrado gastrointestinal inferior. Las normas del Colegio Americano de Gastroenterología recomiendan que la colonoscopia sea la metodología indicativa de línea principal para la evaluación y el tratamiento de un sangrado de mayor cuantía. Los estudios han demostrado que la colonoscopia reconoce las localizaciones completas de descarga en el 45% – 90% de los pacientes.

Las ventajas de la colonoscopia incluyen la percepción directa, el acceso a la biopsia de tejido y el tratamiento hemostático endoscópico, y como prueba sintomática subyacente tiene una mayor afectabilidad. Sea como fuere, hay algunos apartados para la colonoscopia en el contexto de una hemorragia gastrointestinal baja, incluyendo la falta de planificación de las entrañas, la impotencia para evaluar la mayor parte del tracto digestivo pequeño y los peligros relacionados con la sedación, la perforación y descarga como endoscopia  alta.

En pacientes con falta de planificación intestinal, la afectabilidad disminuye esencialmente y el tratamiento fructífero solo puede ser concebible en solo el 21% de los pacientes. Se ha prescrito que la colonoscopía grave en este entorno debe desaparecer antes mediante una limpieza rápida con lavado colónico isotónico de 4 a 6 litros por vía oral hasta que el último chorro se debilite en rosa. Esta limpieza rápida puede requerir el uso de una sonda nasogástrica y un operador procinético, por ejemplo, metoclopramida. Esto depende de los descubrimientos de que la sangre o las heces en el colon pueden nublar la fuente de filtraciones en medio de una colonoscopia crítica.

El Colegio Estadounidense de Radiología sugiere que la colonoscopia se utilice como una metodología subyacente en pacientes hemodinámicamente estables (lo que permite una planificación intestinal satisfactoria) y la angiografía en los individuos que son hemodinámicamente temperamentales con un enorme sangrado gastrointestinal. Cabe señalar que la colonoscopia también se demuestra en la evaluación de los pacientes que dan aporte en el interrogatorio y que tienen una endoscopia superior negativa para rechazar un manantial de filtración colónica en el lado correcto.

En situaciones donde la fuente del drenaje no se distingue después de una endoscopia o colonoscopia superior, la utilización de las modalidades demostrativas resultantes debe guiarse por la introducción clínica, la solidez hemodinámica y la participación cercana con pruebas singulares. Hasta hace poco, no se habían establecido reglas en vastos ensayos aleatorizados que mostraran el predominio de una técnica específica.

Angiografía por CT

La angiografía por TC requiere que la tasa de drenaje progresivo de los vasos sanguíneos no sea inferior a 0,5 ml / min para demostrar de forma fiable la extravasación de la complejidad en la luz intestinal para reconocer un sitio de drenaje. Una auditoría metódica de la precisión indicativa de angio-CT mostró una afectabilidad del 86% y una especificidad del 95% en la evaluación de pacientes con muerte intestinal intensa. Las circunstancias favorables imaginables de un angiograma por TC en el análisis del drenaje gastrointestinal intenso incorporan su naturaleza insignificante intrusiva y su accesibilidad más prominente contrastada con la angiografía con catéter.

También puede demostrar neoplasmas o anomalías vasculares y dar prueba de alta tardía, por ejemplo, sangre hiperdensa en la luz intestinal. El drenaje dinámico GI se analiza por extravasación de la complejidad en la luz intestinal, que se muestra como una región de gran disminución. Al exhibir el sitio exacto del drenaje y la etiología básica, la angiografía por CT es útil para coordinar y organizar un tratamiento concluyente, ya sea a través de endoscopia, angiografía con catéter o procedimiento médico. En el caso de que el drenaje gastrointestinal sea irregular y la CT subyacente sea negativa, se puede realizar otro angiograma CT cuando ocurre otro sangrado.

Los impedimentos de la angiografía por TC son la ausencia de límite remediador, el peligro de la diferencia de nefropatía activada en pacientes con lesiones o fallo que culmine en insuficiencia renal.  Se ha recomendado que la parte de la angiografía por TC en la evaluación de pacientes con drenaje GI intenso se encuentre en individuos estables y cuando la endoscopia o la colonoscopia superior no puedan encontrar el sitio de la hemorragia. Los pacientes con drenaje GI gigantesco con inseguridad hemodinámica se prescriben para continuar directamente con la angiografía con catéter o un procedimiento médico grave.

Angiografía con catéter

La angiografía con catéter puede distinguir la filtración a tasas de 0.5 a 1.5 ml / min. Se utiliza con la mayor frecuencia posible como parte de la duda de la hemorragia baja relacionada con el estómago debido a la accesibilidad anatómica de los recorridos terminales y es aún más difícil en las filtraciones gastrointestinales superiores intensas debido a la cercanía de numerosos vasos de garantía. En correlación con las diferentes modalidades de imágenes que ofrece la ventaja de ser un instrumento demostrativo y remediador que permite la implantación de medicamentos vasoconstrictores y / o embolización.

La afectabilidad para la determinación del drenaje GI intenso es del 42% al 86% con una especificidad cercana al 100%. Diferentes variables que pueden influir en la afectabilidad de la angiografía incluyen sangrados discontinuos, retrasos en la estrategia, sistemas de vida aterosclerótica y drenaje venoso o pequeños vasos.

Las complicaciones incluyen hematoma o pseudoaneurisma en el sitio de acceso, disección o espasmo arterial, isquemia intestinal y nefropatía inducida por contraste o reacción alérgica. Las complicaciones ocurren en 0% -10% de los pacientes sometidos a angiografía, con la incidencia de complicaciones graves que ocurren en <2% de los pacientes. Se recomienda que la angiografía con catéter se reserve para pacientes en quienes la endoscopia no es factible debido a hemorragia grave con inestabilidad hemodinámica, o en aquellos con hemorragia GI persistente o recurrente y una endoscopia y / o colonoscopia superior no diagnóstica.

Imagen de radionucleidos

La tasa umbral de hemorragia GI para la localización con exploración con radionúclidos es de 0,1 mL / min, y esta es la modalidad de imagen más sensible para el sangrado GI. Las exploraciones nucleares son tecnecio-99m (99mTc) coloide de azufre o 99mTc de glóbulos rojos autólogos marcados con pertecnetato. La corta vida media del coloide de azufre 99mTc es una limitación ya que esto significa que los pacientes deben sangrar activamente durante los pocos minutos que la etiqueta está presente en el espacio intravascular y no es posible repetir el análisis de la hemorragia intermitente sin reinyección.

La gammagrafía de glóbulos rojos marcada con pertecnetato de 99mTc permite obtener imágenes abdominales frecuentes hasta 24 horas si es necesario y se utiliza con más frecuencia para la investigación de pacientes con sangrado oscuro e intermitente. La principal desventaja de esta prueba es la localización anatómica deficiente del sitio de hemorragia, y esto predice pobremente los resultados posteriores de la angiografía. Además, el radionúclido solo proporciona datos funcionales y no puede diagnosticar la causa patológica de la hemorragia gastrointestinal.  Aunque se recomienda como una guía para la resección quirúrgica, la planificación quirúrgica no debe basarse solo en una exploración nuclear positiva.

Todos los estudios de imágenes tienen la ventaja de permitir que el médico identifique la ubicación de la hemorragia en todo el tracto GI, especialmente los que se originan en el intestino delgado. Sin embargo, su uso a menudo está limitado por la necesidad de sangrado activo en el momento de la investigación. Otras modalidades de diagnóstico como la enteroscopia de empuje, la enteroscopia profunda del intestino delgado y la cápsula endoscópica pueden ser valiosas cuando las investigaciones descritas anteriormente no son diagnósticas y cuando los pacientes son hemodinámicamente estables con hemorragia de bajo volumen.

Tratamiento para la hemorragia digestiva alta

Lo principal que debe hacerse a causa de una hemorragia  es estudiar los signos esenciales del paciente y el estado hemodinámico. En este caso se recomienda vigilar la vitalidad del paciente y corroborar si no existe perdida del conocimiento o compromiso del estado de alerta en el mismo. En caso de duda: a la hora de reponer volumen en estos pacientes se tiene en cuenta o se estima el volumen perdido para así cuantificar el que se debe iniciar. Por ejemplo, en pacientes con solidez hemodinámica y orientados en sí mismos: donde la perdida solo se estime de un 10-20% del volumen de curación, se recomiendan soluciones en cantidades de 500-1000 ml. Además Requiere tratamiento y observación estándar.

Farmacológico

Se debe mantener la via aérea libre sin ingestión de ningún tipo de alimentos por lo que la rutina de comer se limita en lo absoluto, se procede a la colocación de un tubo nasogastrico, con el fin de evitar que el paciente ingiera contenido digestivo en el area respiratoria, a la hora de estabilizar el volumen en el organismos, es necesario una cantidad de solución de al menos 3000-4000 ml /día  i.v. la solución de preferencia en estos pacientes es la  fisiológica  alternada con la solución glucosada al 5-10%.

Además se considera necesaria la administración también de al menos 30 a 40 meq / día de clk con el fin de reponer electrolitos y evitar lesiones mayores, se recomienda de uso general la administración de fármacos como omeprazol o famotidina, cada 8 o 12 horas para asi proteger el estomago de lesiones ante la administración de estas terapias farmacológicas. En estos pacientes la forma de verificar si la hemorragia digestiva se presenta en baja o alta y así establecer diferencias en estos casos se debe proceder a colocar un enema o Purga intestinal a intervalos regulares, si es alto bien se sabe que el sangrado será como heces sombreadas.

Se hace casi imprescindible por regla general el aseguramiento de la presión arterial cada  2-4 h en la primera hora  y cada 6-8 / h más tarde, una vez que el paciente ya esta en un centro de salud correspondiente.

Pacientes con inseguridad hemodinámica: donde existan pérdidas de mas del 25%, es decir más de 1000 mL. Tilt test + variedad de 20 mmHg y 20 lpm con ortostatismo, hipotensión en decúbito y más de 100 latidos por minuto, puede dar una piel fría y clara (vasoconstricción marginal), sudoración, obnubilación, oliguria. Puede producirse un aturdimiento hipovolémico con pérdidas de más de la mitad del volumen de sangre o más de  2000 ml, lo que provoca una mortalidad esencial con más del 20%.

Controle el suero fisiológico «en flujo» de 1000-2000 ml / h hasta lograr una Presion Arterial de  100/50 y una frecuencia cardíaca menor a 100 lpm, en ese punto disminuyendo la tasa de perfusión. En caso de que necesite coloides, usar pero no al inicio del monitoreo. Se recomienda también, la prueba de deseo nasogástrico y lavado con 300 ml de solución salina a temperatura ambiente: la ausencia de anhelo no impide la Hemorragia Digestiva Alta, esto dado el caso de por si acaso es biliosa y copiosa. La intubación orotraqueal puede ser necesaria para contrarrestar el objetivo.

Nutricional

Numerosos procedimientos de infección pueden causar hemorragia digestiva alta, como úlceras, medicamentos que agravan el estómago, por ejemplo, medicamentos para el dolor de cabeza, ensanchamiento de las venas en la garganta o el estómago o malignidad. El drenaje gastrointestinal ocurre en el interior, lo que implica que no se puede ver, pero los efectos colaterales, por ejemplo, el sangrado o la cercanía de la sangre en las heces, son inconfundibles. El drenaje gastrointestinal requiere cambios en la abstención de los alimentos, aunque muchos son transitorios. No hay confirmación de que los alimentos ardientes causen úlceras o que los sustentos delicados se mantengan alejados de ellos.

Mientras drene de manera efectiva, no tome nada por la boca, ni alimento ni bebida. El objetivo en medio del drenaje dinámico es permitir que el tracto gastrointestinal descanse y se  recupere de forma satisfactoria. Presentar la nutrición en ese tracto lo obliga a funcionar, descargando ácidos en el estómago y proteínas que separan el sustento en el tracto digestivo. Obtendrá nutrición a través de refuerzos intravenosos hasta el punto en que el drenaje se detenga, aclara el Centro Médico de California Pacific. Cuando se detenga, devorará pequeñas medidas de sustento o bebidas para evaluar si aparecen los efectos secundarios antes de continuar con su rutina de alimentación típica.

El licor se considera como un irritante intestinal, por lo que se considera que la utilización intemperante también causa venas varicosas, expansión de las venas de la garganta y diferentes partes del tracto gastrointestinal que pueden romperse, algunas veces provocando sangrados profusos. Su especialista puede recomendarle que deje de beber licor por completo, especialmente en el caso de que tome de forma exorbitante. Tomar ibuprofeno o medicamentos atenuantes no esteroideos juntos puede crear el peligro de crear úlceras o molestias estomacales.

Ricos alimentos con hierro: por ejemplo, la carne magra y las aves de corral, que contienen proteínas y hierro para ayudar a reconstruir las reservas de hierro que usted perdió en medio de las escenas de drenaje. Los alimentos ricos en hierro no hemico incorpora frijoles y diferentes verduras, por ejemplo, espinacas y otras verduras verdes, granos enteros y avena sostenida. Sustancias  ricas en vitamina C y nutrientes ricos en hierro aumenta su asimilación.

Irritantes: La cafeína, los nutrientes nutritivos y los productos cítricos naturales pueden alterar el tracto gastrointestinal. El chocolate, el té, el espresso, las gaseosas y las bebidas con cafeína o los juegos contienen cafeína. Vuelva a incorporar las posibles sustancias irritantes en su rutina de alimentación de forma continua, hasta el punto en que se asegure de que su tracto gastrointestinal pueda soportarlas.

Complicaciones

la Lesión de Dieulafoy: Es la presencia de un conducto contorneado anormal situado en la submucosa y que se agrieta inesperadamente en la mucosa gástrica, ofreciendo ascender a un drenaje frecuentemente grave o repetitivo. No hay úlcera, solo un vaso sanguíneo. El área más incesante se encuentra en la parte superior del estómago, el cuerpo gástrico o el fondo. De esta manera, cuando el drenaje se detiene, es excepcionalmente difícil de imaginar. Algunas veces, son pacientes que han requerido varias confirmaciones y en los que no se ha encontrado la razón hasta el momento en que se observa el drenaje dinámico en una de estas afirmaciones.

El tratamiento ideal es el tratamiento endoscópico, preferiblemente el método térmico, mediante electrocoagulación bipolar o gas argón. Hemoclips también son un método útil y efectivo. En caso de fallo terapéutico debido a recurrencia grave o dos recidivas leves, debe indicarse una cirugía urgente.

Fístulas aortoentéricas: cuando se mira con filtración en un paciente con paso aortofemoral, se debe esperar que una razón típica para el drenaje sea una fístula aortoentérica, con mayor frecuencia una fístula aortoduoodenal (increíblemente, es una fístula esencial hecha de un aneurisma aórtico – estómago). Por lo general, un desagüe que desaparece repentinamente y de esta manera se revierte en gran medida. La endoscopia no suele ser indicativa y requiere una tomografía de estómago o imágenes de reverberación más atractivas.

Angiodisplasia: se compone de vasos expandidos y contorneados, plexos estrechos y venosos en la mucosa y submucosa relacionada con el estómago, probablemente de la fuente obtenida, y es una razón sucesiva para el alta en los ancianos y en pacientes con decepción renal incesante. A pesar de que el área más ampliamente reconocida es el colon, también es una razón típica para infiltrarse en el tracto relacionado con el estómago superior. Endoscópicamente son manchas de color rojo cereza, de ángulo arboriforme, extremadamente superficiales, que pueden ser únicas o diferentes, por lo que es difícil insistir en que son la población general responsable del drenaje.

Hemorragia  Digestiva  en Niños

La Hemorragia  gastrointestinal en los Niños constituye un evento poco común y en la mayoría de los casos sin resultados genuinos. En cualquier caso, es un cuadro clínico engorroso que típicamente causa alerta en el estado del paciente, ambos en la familia como en el dominio del bienestar. En el niño, como es más pequeño, los componentes de pago de una intensa pérdida de volumen son menos poderosos que en el adulto, lo que lo hace ante un sangrado más indefenso.

La parte del pediatra antes de un sangrado relacionado con el estómago se centra en evaluar la estabilidad de las perdidas además, sus resultados hemodinámicos, en la prueba distintiva de la raíz y la etiología del drenaje y en un tratamiento viable para contrarrestar la muerte mantenida cuya disposición concluyente puede ser medicinal o cuidadosa.

Hemorragia  Digestiva  Alta y Baja

Se hace imprescindible establecer diferencias explicitas en cuanto a las hemorragias y saber definir la una de la otra, estas diferencias parten desde un punto de vista anatómico y estructural, conocido así como el musculo suspensorio del duodeno o ángulo de treitz, en dependencia de donde se produzca la hemorragia será el termino de Alto si esta antes del ángulo o bajo si esta después del ángulo. Además de las formas de presentación con las que cuenta la una de la otra.

Cuidados de enfermería

Los cuidados de enfermería usados en la hemorragia digestiva tanto alta como baja tienen mucho que ver con la prevención  del shock hipovolémico; primero se considera necesario el monitoreo del  paciente; si es posible, colocaremos dos vías alternas periféricas con catéter fijo. Incluiremos una línea central para la medición de la presión venosa central y controlaremos: la Presión sanguínea al menos cada 2 horas como mínimo, la Presión venosa central, el ritmo cardiaco debe estabilizarse, realizar toma de temperatura corporal y posterior a esto proceder a realizar el análisis de gases arteriales, una hematología, constatación de  electrolitos  y examen de glicemia instantáneo.

Además, se solicitaran pruebas cruzadas para una posible transfusión y luego se Colocara una sonda nasogástrica para observar la evolución de la hemorragia ya que esto permitirá realizar un lavado gástrico si es necesario. Se ha demostrado que el lavado gástrico con suero frío no tiene efecto hemostático. Por último se debe proceder a la colocación de  un catéter vesical permanente para controlar el posible shock.

Protocolo

Criterios de sección en Unidad de cuidados externos UCE: Todos los pacientes con Una hemorragia  deben ser ingresados en el centro de salud más cercano. En un nivel fundamental, ingresarán a la UCE, con la excepción de aquellos que cumplan con los criterios de prohibición especificados a continuación:

En situaciones en las que la endoscopia es incierta, este examen puede ser repetido luego de 24 horas. En el caso de que sean constantes, estos pacientes ingresarán, y se concentrarán en la segunda investigación, después de lo cual reconsiderarán su coherencia en la UCE o su cambio a la hospitalización tradicional. Criterios de no afirmación en UCE: Los pacientes que cumplan con cualquiera de las cualidades registradas deben ingresar a la Sección de Sistema Digestivo. Algunos de ellos, dependiendo de su gravedad, esperan ingresar a la Unidad de cuidados menores  o solicitar una evaluación para un procedimiento médico.

Ahora, los pacientes que deberían ingresar de forma inmediata en la unidad de cuidados intensivos son: los que cuenten con criterios de sangrado profuso y continuo, que a meriten estudios continuos de verificación, pacientes con antecedentes de hemorragia por hipertensión portal, anormalidades vasculares o neoplasia. También se incluirán pacientes que a pesar del tratamiento no muestren mejoría, antecedentes de cirugías o con patologías de base que puedan descompensar al mismo.

Hemorragia Digestiva  Alta Variceal

Las varices gastroesofágicas causan 80-90% de hemorragias intensas en pacientes con cirrosis, adelantos hepáticos a cargo y tratamiento del drenaje de varices. El par de años más reciente ha disminuido fundamentalmente la tristeza y la mortalidad relacionadas. La mortalidad identificado con la escena hemorrágica, dentro de un mes y medio después del alta, es 20%, mientras que la mortalidad rápida es de alrededor del 10% 1-3.

Hemorragia Digestiva  Alta No Variceal

Anteriormente se expuso que las hemorragias digestiva variceal por lo general son producidas por la formación y posterior ruptura de varices esofágicas propiamente, sin embargo existen otras causas como la ingestión de sustancias lesionantes a través del tracto esofágico o por lesiones propias ya existentes cuyo origen es no variceal.

Caso Clínico

Es un paciente masculino, blanco, de 64 años de edad, que tuvo una primera afirmación el 24 de diciembre de 2007 con el análisis de la extracción de sangre procesada por el trasero (melena). Como historia obsesiva individual, existe hipertensión, diabetes mellitus y enfermedad coronaria isquémica. Este paciente fue tratado por un aneurisma aórtico con localizacion en el estomago hace aproximadamente 7 años. Se realiza una atroz gastroduodenoscopia, cuya determinación fue gastritis incesante eritematoso antral. Con suficiente tratamiento tradicionalista, el paciente avanza de manera atractiva y se libera.

Regresó el 30 de diciembre de ese año por hematemesis y melena, con una frecuencia cardíaca de 120 latidos por minuto, tensión circulatoria 90/60 y hematocrito 21. Se adoptan medidas críticas de observación, recarga de volumen, logrando fuerza hemodinámica, lo que hace concebible realizar una gastroduodenoscopia de crisis.

El lapso de la misma, muestra una hematemesis agresiva y de repente cae en la captura cardiorrespiratoria e, independientemente de las medidas de recuperación cardiopulmonar, fue imposible conservar la vitalidad del paciente y este muere. En la necropsia se toma en cuenta: Razón directa de la muerte, hemorragia  gigante debido a fístula aorto-entérica complicado con shock hipovolémico.

Deja un comentario