Policitemia Neonatal: Qué Es, Causas, Tratamiento y Más

Adquiere todo el conocimiento referente a la Policitemia Neonatal, un raro padecimiento que de forma escasa se encuentra en la sangre de los bebes, aprende en este articulo que es, como se trata y todas sus causas y posibles sintomas.

policitemia neonatal

¿ Qué es Policitemia Neonatal ?

La Policitemia Neonatal es el síndrome del aumento de la concentración de los elementos celulares de la sangre (principalmente los eritrocitos). Los síntomas de hiperemia son la cianosis de cereza, dificultad para respirar y palpitaciones, entre otros.

Trastornos manifiestos de engrosamiento de la microcirculación que conducen a la falla multi orgánica con el posible desarrollo de ataques cardíacos en varios órganos. El diagnóstico se confirma en el laboratorio sobre el hematocrito venoso central superior al 65%. Tratamiento de policitemia en recién nacidos es el intercambio sanguíneo parcial. La enfermedad principal también es tratada.

La sangre consiste en glóbulos rojos y plasma. Si hay demasiadas células rojas de la sangre, se convierte en demasiado grueso y ya no circula bien. O habla de policitemia neonatal cuando el hematocrito venoso de un recién nacido es mayor que 65% o hemoglobina venosa mayor a 22 gramos por cada litro.

El hematocrito es el% del volumen ocupado por los glóbulos rojos en relación con el plasma en la sangre completa.

Esta policitemia es frecuente y a menudo inexplicable y asintomática. Si policitemia es demasiado grande y sintomático, puede estar asociado con la hipoglucemia, hipocalcemia, de los temblores, de los trastornos de la alimentación, dificultad respiratoria e incluso trastornos neurológicos.

Policitemia Neonatal

Este problema se presenta durante el pinzamiento inadecuado del cordón umbilical, los recién nacidos de una madre diabética o hipertensa y en la trisomía 21. Debe “diluir” rápidamente a este recién nacido e incluso “sangrar” si las quejas son demasiado importantes. Cualquier recién nacido que tenga un hematocrito superior al 70% o al 65% con o sin síntomas asociados debería beneficiarse de un intercambio de sangre isovolémico con solución salina.

  • Hct observado – Hct deseado x 90 ml x peso del bebé
  • Hct observado
  • El intercambio se realiza bajo control médico en aproximadamente 1/2 hora.
  • Un neonato de 3 kg a término con dificultad respiratoria leve y 2 hipoglucemia a 35 mg% a pesar de una infusión de glucosa al 10%. Su Htc es del 70% y se desea un Htc del 55%.

Policitemia Neonatal

Descripción

El nombre “policitemia” simplemente significa “muchas células en la sangre”. Hay 2 formas de policitemia: la policitemia vera o esencial y policitemia secundaria.

  1. La verdadera policitemia es un raro trastorno del crecimiento de la médula ósea en el que se vuelve hiperactivo y produce más células sanguíneas de las necesarias. La verdadera policitemia generalmente produce un aumento en la concentración de glóbulos rojos o hemoglobina en el torrente sanguíneo, pero es muy posible que también haya un aumento en el número de glóbulos blancos y plaquetas.
  2. La policitemia secundaria se observa en algunos individuos en respuesta al suministro limitado de oxígeno atribuible al tabaquismo y la residencia a gran altitud.

Causas

La verdadera policitemia es causada por anomalías en la médula ósea. Se encuentra en el centro de la mayoría de los huesos y normalmente produce todos los glóbulos rojos y plaquetas, así como la mayoría de los glóbulos blancos.

Cuando este proceso está desordenado, la producción de células ya no se realiza de manera ordenada y algunas enfermedades, como la policitemia, resultan. Aunque se desconoce la causa exacta de la verdadera policitemia, los investigadores han descubierto que casi todas las personas con esta afección tienen la misma mutación genética.

La verdadera policitemia es una rara enfermedad que afecta principalmente a hombres de más de 60 años. Se encuentra con mayor frecuencia en hombres que en mujeres. Rara vez se diagnostica en personas menores de 40 años, pero también puede afectar a algunos bebés.

La causa de la verdadera policitemia no se conoce, pero varios factores pueden contribuir a la aparición de policitemia secundaria. En el último caso, una gran cantidad de glóbulos rojos se acumulan en el cuerpo en respuesta a una baja concentración de oxígeno en el aire.

A medida que la sangre recibe menos oxígeno, el cuerpo trata de compensar esta caída produciendo más glóbulos rojos. El proceso continúa sin detenerse hasta que haya demasiados glóbulos rojos. La médula ósea también puede ser sobreestimulada por la terapia de reemplazo de testosterona. (Ver Articulo: Sepsis Neonatal)

Policitemia Neonatal

Largas estancias a gran altura, donde la concentración de oxígeno es baja, pueden aumentar la cantidad de glóbulos rojos. La condición también se observa en personas con enfermedad pulmonar crónica o ciertos tumores y quistes renales.

En los fumadores empedernidos, los niveles elevados de monóxido de carbono en la sangre pueden conducir a niveles elevados de glóbulos rojos y hemoglobina. La reducción de los niveles de oxígeno en la sangre ( hipoxia ) causada por una enfermedad cardíaca congénita parece ser otro factor en el desarrollo de la policitemia.

La mayoría de las personas que viven en áreas de gran altitud no parecen sufrir policitemia secundaria. De hecho, la condición está prácticamente ausente en algunas áreas montañosas. Cuando ocurre, pueden entrar en juego otros factores ambientales, como fumar o trabajar en las minas.

En los bebés, la policitemia es el resultado del hecho de que reciben demasiada sangre placentaria durante el nacimiento. Otras causas son posibles, como el hecho de que la madre vive en una zona de gran altura donde la placenta del bebé no funciona de manera óptima. (Ver Articulo: ¿Cómo Aumentar Las Plaquetas? En El Embarazo)

Policitemia Neonatal

El neonato de policitemia se asocia con un aumento en el número total de células sanguíneas de los tres gérmenes, por lo que este síndrome no debe confundirse con la policitemia, cuando solo aumenta el número de glóbulos rojos. Sin embargo, en este caso, el germen eritrocitario está sujeto a un mayor crecimiento en mayor medida.

El síndrome ocurre en 04-12% de los niños es más común en bebés prematuros, pero las generaciones futuras también aumentan el riesgo de recién nacidos policitemia porque se produce la deshidratación perenashivanii, lo que lleva a la formación de coágulos de sangre.

La urgencia del síndrome en los niños se asocia con los efectos a largo plazo de la hipoxia, especialmente para el cerebro, que, en un grado u otro siempre conduce a secuelas neurológicas. El niño puede estar subdesarrollado, sufrir violaciones de ajuste social, etc.

insuficiencia fetoplacentaria, vasos anormales de la placenta, tuberculosis y otras derrotas. desempeña un papel de madres, malos hábitos como fumar, que también contribuye a la hipoxia fetal. También se observa un consumo insuficiente de oxígeno en presencia de malformaciones cardíacas en la madre. De vez en cuando en la patogénesis se conecta más tarde, el cordón umbilical involucrado, lo que conduce a una importante sobrecarga de líquidos en las primeras horas de la vida del bebé.

Policitemia Neonatal

La policitemia en los recién nacidos se asocia con una variedad de razones por parte del niño. Para el desarrollo de esta causa, la malformación del estado del sistema cardiovascular y el pulmón artificial, las infecciones fetales, las enfermedades de las glándulas suprarrenales y la tiroides. Algunos defectos genéticos también pueden manifestarse por un aumento en el número de células sanguíneas.

Tal violación ocurre cuando las anormalidades cromosómicas. – el síndrome de Down, síndrome de Beckwith-Wiedemann, trisomía 13 y otras hemoglobinopatías en la que los eritrocitos parte más difícil con la molécula de oxígeno también causar hipoxia y por consiguiente los recién nacidos policitemia.

La patogénesis de esta condición es causada por la alta viscosidad sanguínea, que no es característica de este niño de edad. Como resultado, todos los órganos internos comienzan a sufrir un aumento del estrés. Esto es particularmente importante en el caso de los órganos vitales (corazón, pulmones y cerebro), pero los trastornos de otros órganos y sistemas también pueden contribuir a la ponderación de la condición y al deterioro de las predicciones del niño.

La mayoría de los síntomas clínicos de policitemia recién nacidos reflejan los efectos de las alteraciones microcirculatorias asociadas con la oclusión de múltiples capilares de lodo eritrocitario (grupos de células).

hipertensión pulmonar, síndrome de dificultad respiratoria.

Policitemia Neonatal

Puede haber signos de hemorragia intraventricular e infarto cerebral. En la parte del tracto gastrointestinal se observaron síntomas como regurgitación y vómitos, a veces se desarrollan neonatos con enterocolitis necrotizante e incluso perforación espontánea de la pared intestinal. a menudo se une a la clínica de insuficiencia renal aguda, que se manifiesta por la presencia de proteína o sangre en la orina, disuria y otros como una posible trombosis de las venas renales y priapismo.

Como se ve en la lista anterior de síntomas, una clínica de policitemia neonatal diversa e inespecífica, que complica en gran medida el diagnóstico preciso de manera oportuna. En aproximadamente el 40% de los casos, los síntomas son leves o inexistentes.

El pediatra permite la plétora. En general, el diagnóstico se basa en los resultados de los estudios de laboratorio. Un indicador importante es el hematocrito venoso central, que en esta condición excede el 65%. Los análisis de sangre bioquímicos siempre revelan hipoglucemia, hipocalcemia, hipomagnesemia. Otras medidas de diagnóstico apuntan a revelar la causa de la policitemia en recién nacidos.

Las anomalías cardíacas son confirmadas por el ECG y el diagnóstico de EchoCG. Las anomalías del desarrollo y las enfermedades pulmonares se determinan mediante un examen de rayos X. Si sospecha de una nosología específica, se utilizan sus métodos de diagnóstico.

Es importante entender que la policitemia en los recién nacidos puede ser una variación de la norma. También es importante distinguir este estado de coágulos de sangre cuando la policitemia es relativa y se debe reducir el volumen de la parte líquida de la sangre. Esto ocurre durante la deshidratación, por ejemplo, durante la fototerapia prolongada o bajo una fuente de calor radiante, con problemas de nutrición enteral (regurgitación frecuente, diarrea, incluida la génesis infecciosa) y otros.

fibrinógeno, que es tan raro como la sangre del recién nacido, y por lo tanto representa un peligro adicional.

Policitemia Neonatal

Síntomas

La policitemia puede ser bastante asintomática. A menudo se descubre por casualidad cuando se determina el recuento de glóbulos rojos o hemoglobina. En algunas personas, sin embargo, la afección se acompaña de síntomas que aparecen gradualmente: picazón después del baño, mareos, enrojecimiento de la cara y las manos.

Se han reportado otros síntomas, como debilidad, dolor de cabeza, visión borrosa, sensación de “plenitud” en la cabeza y en la parte superior izquierda del abdomen. Algunas personas pueden tener presión arterial alta.

En un bebé, la policitemia puede causar disminución del apetito, dificultad para respirar y bajo nivel de azúcar en la sangre. Es muy importante tener en cuenta que, en bebés, este problema no debería preocuparte. No requiere ningún tratamiento y desaparece en unos días.

Sin embargo, la aparición de estos síntomas requiere consulta con el médico. Sucede, pero muy raramente, que la policitemia causa complicaciones significativas en los bebés, como las convulsiones epilépticas causadas por un suministro inadecuado de sangre al cerebro.

Si tiene policitemia verdadera, es esencial que reciba tratamiento. Sin tratamiento, los síntomas empeorarán y aumentará el riesgo de muerte por accidente cerebrovascular, coágulos de sangre o ataque cardíaco. Con un tratamiento adecuado, la supervivencia promedio de los pacientes con policitemia es de entre 7 y 15 años.

El paciente tratado probablemente se sienta muy normal, y su riesgo de accidente cerebrovascular o ataque cardíaco sería considerablemente menor que si no recibiera ningún tratamiento. Aunque la policitemia no se puede curar, la mayoría de los pacientes viven con la enfermedad por más de 10 años. La formación de coágulos de sangre es la causa más común de muerte, seguida de complicaciones demetaplasia mieloide (enfermedad progresiva de la médula ósea), hemorragia y leucemia aguda. (Ver Articulo: Plasma Fresco Congelado)Policitemia Neonatal

Diagnostico

Antes de llegar al diagnóstico de policitemia, el médico buscará conocer su estado de salud hasta la fecha y le realizará un examen físico. Para detectar signos de mala circulación sanguínea en el cerebro o los pulmones, se le preguntará si tiene síntomas como dolor de cabeza, debilidad, zumbido o zumbido o problemas de visión.

El médico también buscará signos físicos de un aumento en el volumen de sangre, como venas dilatadas y una tez de color. Si la piel está roja o pica, especialmente después de un baño caliente, esto puede indicar un diagnóstico de policitemia.

Su médico también le preguntará si ha fumado, abusa del alcohol o si alguien de su familia sufre de enfermedad renal. Un examen físico riguroso verificará la presencia de la hipertensión arterial, obesidad, falta de oxígeno llamada cianosis, soplos cardíacos o ruidos abdominales (zumbido o percibida de fricción en una arteria o un canal vascular, llamado soplos vasculares).

Se llevarán a cabo exámenes de sangre diferentes, incluyendo un hemograma completo y una dosis de vitamina B12 y otras sustancias. A medida que los niveles de ácido úrico pueden aumentar, también comprobará. Su médico también puede prescribir otros análisis para identificar las mutaciones genéticas asociadas con la enfermedad.

Después de estas pruebas, se necesitarán pruebas adicionales para determinar si tiene policitemia verdadera o secundaria. Las herramientas de diagnóstico más importantes en este caso son la historia clínica y el examen físico, la tasa de saturación de oxígeno y el conteo sanguíneo. El médico también puede sugerir que algunas personas se sometan a una biopsia de médula ósea. Se puede hacer un análisis de sangre para buscar una mutación en una proteína llamada Jak-2.

Policitemia Neonatal

Tratamiento De La Policitemia Neonatal

El tratamiento se basa en su edad, sexo, estado de salud, síntomas y resultados de análisis de sangre.

Para reducir el riesgo de coágulos de sangre, se recomienda el tratamiento con dosis bajas de ASA * ​​(ácido acetilsalicílico) para la mayoría de las personas (a menos que tengan una contraindicación) que tengan policitemia.

La flebotomía (eliminación de pequeñas cantidades de sangre) fue el tipo de tratamiento más común para la policitemia verdadera.

Cuando se usa la flebotomía, se toman de 300 a 500 ml de sangre a intervalos de unos pocos días al comienzo y luego cada pocas semanas y meses. El objetivo del tratamiento es mantener su nivel de hemoglobina bajo o normal. En muchos casos, el intervalo entre muestras se puede extender a varios meses cuando su nivel de hemoglobina se haya estabilizado en el rango apropiado. Si es mayor o tiene una enfermedad cardíaca o cerebrovascular, por lo general solo toma 200 ml a 300 ml dos veces por semana. Una vez que su hemoglobina se haya estabilizado a un nivel normal, debe ver al médico todos los meses.

Si, además de una alta concentración de células rojas de la sangre, que tiene altos niveles de glóbulos blancos y plaquetas, el médico puede prescribir un medicamento como fósforo radiactivo, que reduce la producción de células sanguíneas por la médula ósea. Este medicamento tiene una tasa de éxito del 80% al 90%, la remisión que va de seis meses a varios años.

Policitemia Neonatal

Se asocia con pocas reacciones adversas. El principal beneficio de este medicamento es que requiere menos visitas de seguimiento una vez que la enfermedad está bajo control; a veces solo se necesita un tratamiento anual para controlar la enfermedad. Sin embargo, el fósforo radioactivo se ha asociado con una transformación de glóbulos blancos normales en células leucémicas. Por esta razón, rara vez se usa.

Se pueden tomar otros medicamentos diariamente para reducir tanto el número de glóbulos blancos como el número de plaquetas. Por ejemplo, la hidroxiurea se usa en algunos pacientes.

Algunas complicaciones, como los niveles elevados de ácido úrico en la sangre y la picazón pueden tratarse con alopurinol o antihistamínicos, respectivamente.

En casos raros, el bazo puede aumentar significativamente en volumen. Su médico puede pedirle que considere la extirpación quirúrgica de este órgano (esplenectomía). Todas las personas que se someten a una esplenectomía deben recibir vacunas para prevenir futuras infecciones.

En bebés, si la afección parece causar complicaciones considerables, se pueden tomar varias onzas de sangre y reemplazarlas por líquido intravenoso. Este procedimiento generalmente diluye los glóbulos rojos circulantes y reduce su concentración a un nivel normal.

Desafortunadamente, la verdadera policitemia no se puede prevenir. Sin embargo, es posible reducir el riesgo de policitemia secundaria al no fumar y evitar largas estancias a gran altitud.

Policitemia Neonatal

Cuidados De Enfermeria

El seguimiento de la enfermedad puede ser realizado por el médico tratante, una vez que el especialista que hizo el diagnóstico prescribió el tratamiento. Al principio, el monitoreo es necesario un conteo sanguíneo semanal. Una vez que el tratamiento de mantenimiento es suficiente con una supervisión mensual o incluso más espaciada.

Este sigue siendo esencial porque garantiza la eficacia del tratamiento y evita cualquier riesgo de sobredosis que pueda dar lugar a una disminución demasiado pronunciada de las células vasos sanguíneos. Se recomienda una visita al especialista una o dos veces al año, con el fin de asegurarse de que el tratamiento sea efectivo, de que no haya efectos secundarios y de que el sonido del tratamiento sea bueno.

 

Policitemia Neonatal

El pronóstico está determinado por la enfermedad subyacente, pero, como regla, sigue siendo desfavorable. En la mayoría de los casos, la causa de la policitemia neonatal se convierte en hipoxia y es perjudicial para el cerebro porque conduce a cambios destructivos irreversibles. En el futuro, estos niños pueden llegar tarde al desarrollo (retraso mental), posible discapacidad.

Especialmente peligrosos son los casos asintomáticos que pueden pasar desapercibidos durante mucho tiempo. La prevención de la policitemia neonatal puede estar en la etapa prenatal y eliminar las posibles causas de la hipoxia. el tratamiento de la insuficiencia placentaria se lleva a cabo y la corrección de la condición física de la madre, las mujeres embarazadas son alentadas a renunciar a los malos hábitos, entre otros.

Policitemia Neonatal

Policitemia en Bebes Prematuros

Al nacer, el término recién nacido se encuentra en una situación de policitemia, siguiendo la hipoxia relativa de la vida intrauterina. El oxígeno está ampliamente disponible en el período postnatal, esta policitemia ya no es necesaria;

como resultado, el término neonatos tiene una disminución progresiva en la concentración de hemoglobina en la sangre con un mínimo de 3 meses a un promedio de 11.5 g / dl de hemoglobina. Posteriormente, hay una recuperación lenta para llegar a los números de adultos. En bebés prematuros la situación es algo diferente.

Tienen un menor stock de hemoglobina al nacer, pero lo más importante, y esto se refiere principalmente a los bebés muy prematuros menores de 33 semanas de edad gestacional, las muestras de sangre debido a Los exámenes biológicos resultan en una caída más rápida y profunda en la concentración de hemoglobina. Finalmente, la secreción de eritropoyetina endógena es baja en los bebés prematuros cuando se compara con el término niño o con el niño más grande para el mismo nivel de anemia.

De esta manera, la anemia en el niño prematuro es más marcada y anterior que la del niño a término y este fenómeno es aún más marcado que el niño es más inmaduro. Durante muchos años, la única terapia disponible fue la transfusión de glóbulos rojos.

Un gran número de bebés muy prematuros recibieron numerosas transfusiones (a veces más de 10) de diferentes donantes. Esta práctica ha sido fuertemente cuestionada, especialmente con la aparición del SIDA en el riesgo de transfusión, a finales de los años 80 del presente, la posibilidad de utilizar eritropoyetina recombinante, disponible a partir de 1985, se encontró que era muy interesante y estudiado a principios de la década de los 80 y principios de los 90.

se justifica por la demostración de que las células madre del linaje eritroide fueron en primer lugar presente en la médula de la prematuridad, y también sensibles a la acción de la eritropoyetina exógena, y el hecho de que parecía hay secreción insuficiente de eritropoyetina endógena.

Es innegable que el tratamiento con eritropoyetina reduce los requerimientos de transfusión de los niños prematuros tratados. Sin embargo, estas necesidades en su mayoría no se invierten, especialmente en niños de muy baja edad gestacional.

Policitemia Neonatal

La cuestión de la validez del tratamiento con eritropoyetina se planteó en el sentido de que los requisitos de transfusión no podían eliminarse por completo, ya que en la mayoría de los casos solo se utilizaba un donante por niño. De hecho, en varios niños, los requerimientos de transfusión persisten en el segundo mes.

Por lo tanto, ya no es posible utilizar un único donante: la eritropoyetina podría al menos evitar el uso de un segundo donante. Por otro lado, una cantidad de niños tratados no reciben transfusión a través de su tratamiento.

El tratamiento con eritropoyetina para reducir la exposición a la sangre permanece, en nuestra opinión, justificado. En nuestra opinión, está indicado para niños 30 semanas, 1000 g porque los niños más maduros rara vez se transfunden.

También es probable que con la mejora en el manejo de los bebés muy prematuros y los avances en las técnicas de cuidado, combinado con una racionalización de la prescripción de transfusiones, las necesidades transfusionales de estos niños disminuyan, lo que Efecto de la eritropoyetina menos obvio. En cualquier caso, el seguimiento a largo plazo de los niños tratados sigue siendo esencial.

Complicaciones Posibles

Si la policitemia no se trata, pueden ocurrir complicaciones trombóticas. La obstrucción de uno o más vasos sanguíneos (arterias o vasos sanguíneos).
venas). Estos pueden causar flebitis que puede complicarse. Embolias pulmonares, derrames cerebrales. Estos trastornos son tantomás que los factores de riesgo (tabaquismo, diabetes, hipertensión), obesidad, exceso de colesterol) están presentes.

A largo plazo, se puede desarrollar fibrosis en la médula ósea, lo cual puede llevar a puede llevar a anemia y a un aumento constante en el volumen del bazo. Después de muchos años de evolución, la enfermedad puede también se convierten en leucemia aguda. Estos graves y tardíos acontecimientos siguen siendo afortunadamente muy raros.

(Visited 1.373 times, 1 visits today)
Categorías Sangre

Deja un comentario