Inflamacion del cerebro: síntomas, causas, consecuencias y más

En esta oportunidad hablaremos acerca de la inflamación del cerebro; entérese de todos los aspectos relacionados con este mal, desde qué es, hasta sus causas, consecuencias, enfermedades que lo provocan, tratamientos y quiénes están más expuestos a este padecimiento, que si no es tratado a tiempo puede resultar mortal.

inflamación del cerebro

Causas de la Inflamación del cerebro

La inflamación del cerebro es un mecanismo de respuesta fisiológica ante incidencias de agresiones o enfermedades, causadas o no por virus, que provocan un aumento en el volumen de las sustancias cerebrales, ya sea por la rotura de los vasos sanguíneos del cerebro, que irrigan la cavidad craneal, y causan una supuración líquida, o por una modificación del tejido cerebral o reblandecimiento del cerebro, causada por una necrosis de las células del mismo.

Son varios los tipos de enfermedades del cerebro o causas que provocan una inflamación del cerebro, las que mayormente atienden los profesionales en neurología son los ictus hemorrágicos, la encefalitis o cerebritis y las infecciones.

Otras enfermedades que causan este tipo de afectación cerebral son: tumor cerebral, meningitis, encefalopatía límbica, Alzheimer, aterosclerosis, esclerosis múltiple y los trastornos degenerativos, fiebres altas, entre otras graves afecciones.

Edema cerebral toxico en Muerte cerebral

Las lesiones cerebrales ocasionadas por contusiones o golpes fuertes, provocan hemorragias en la cavidad craneal, por la rotura de los venas o los vasos sanguíneos, que crea una proliferación de excesivo líquido, generando consecuencias como un reblandecimiento del cerebro, una presión intracraneal, accidentes cerebrovasculares y otros  males.(Ver artículo; consecuencias del accidente cerebrovascular)

Las lesiones en la región del cráneo si no se tratan y no hay roturas, que drenen el exceso de material líquido, causan daños irreversibles a todo el sistema del encéfalo, además de la inflamación del cerebro, que puede propiciar la muerte de la persona afectada, estos casos graves se dan en personas involucradas en accidentes de vehículos, arrollamientos, caídas desde alturas considerables y cualquier evento que genere politraumatismos.

El constante estrés también puede producir inflamación del cerebro, por la alteración de la fisiología de la meninges, que sometidas a una constante presión generan sustancias inflamatorias sobre el líquido cefalorraquídeo. Aunque en muchos casos este reblandecimiento cerebral no se note, incide en la aparición de edemas cerebrales, que pueden provocar una irritación o enfermedad “silenciosa”, manifestada en habituales dolores de cabeza.

Descripción de la encefalomielitis diseminada
Una alimentación donde prevalezca el consumo de alimentos ricos en sal, grasas y azúcares, junto un sedentarismo rutinario, en donde la falta de ejercicio sea habitual, ocasiona daños al sistema circulatorio e incide en la manifestación de hipertensión que pueden conducir al reblandecimiento cerebral, como consecuencia del daño a los vasos sanguíneos que están ramificados en todo el sistema del encéfalo.

Por su parte, el consumo de alcohol en exceso también causa afecciones que involucran al sistema nervioso, por el deterioro de los vasos sanguíneos, muerte de las neuronas, afectación de las sustancias blancas y grises, entre otros males, estas afectaciones igualmente se presentan con las diferencias de cada caso, en los consumidores de drogas como la heroína y la cocaína. El hábito tabáquico también genera inflamación del cerebro.

El uso de drogas como la cocaína ocasiona que los vasos y venas del cerebro presenten un mal funcionamiento, se debiliten o generen una constricción, propiciando la formación de coágulos, haciendo que los derrames cerebrales sean uno de los riesgos que corren los adictos a esta sustancia. También existe la posibilidad de producirse hemorragias cerebrales como consecuencia de un aneurisma, producto de la disfunción de las arterias. (Ver artículo: como prevenir un derrame cerebral)

Dato curioso
En autopsias a personas fallecidas a causa del uso de cocaína y adictos, se ha determinado que prevalecen los incidentes vasculares relacionados con el cerebro, tales como: edema cerebral, inflamación del cerebro, daños a la sustancia blanca en área periventricular, hemorragia subaracnoidea con afectación en las regiones de los hemisferios y los ventrículos laterales, entre otros hallazgos. Estos datos se relacionan con sujetos cuyas edades eran de entre 20 a 45 años.

muestra de Muerte cerebral

Entre las enfermedades raras del cerebro o genéticas que causan una hinchazón, edema, reblandecimiento o irritación cerebral se destaca la enfermedad de Von Hippel-Lindau que es una enfermedad de orden genético donde predominan los tumores en distintas zonas, que incluyen la parte cerebral. Igualmente, el Síndrome cerebeloso el cual tiene entre sus distintas etiologías los tumores y la trombosis cerebrales y finalmente el Síndrome de Dandy-Walker, un síndrome genético que llega a provocar exceso de fluido en el cerebro.

La malformación de Dandy Walker, que afecta de hidrocefalia a razón de 1 por cada 30.000 recién nacidos, en la que se daña al líquido encéfalo raquídeo y causa un agrandamiento de la cabeza, conlleva una alta tasa de mortalidad infantil, seguida de la leucoaraiosis que afecta a la sustancia blanca del cerebro provocando, y en menor medida una irritación cerebral, una enfermedad que se presenta asociada a otros males como el Alzheimer.

Continuando con las enfermedades raras del cerebro se puede mencionar el síndrome MELAS, que se presenta alrededor de los 5 y 15 años de edad con cefalea, convulsiones, hemiparesia, demencia, infartos cerebrales, encefalomalacia, reblandecimiento del cerebro, entre otras enfermedades.

Finalmente, la enfermedad de Moya, es también un tipo de enfermedad rara que cuando se hace presente ocurre en la etapa adolescente y produce una distorsión en el suministro de oxígeno al cerebro, a sus tejidos, lo que  provoca una inflamación del mismo, por la acumulación de líquido seroso y puede ser causal de trombosis o embolia cerebral.

Riesgos de la Inflamación Cerebral

Síntomas del Reblandecimiento del cerebro

Los síntomas del reblandecimiento o inflamación del cerebro llegan a estar sujetos al tipo de enfermedad cerebral y el grado  nivel en se encuentre, también dependen de factores como la edad, la salud del paciente y los hábitos alimenticios, entre otros elementos. Los síntomas pueden ser constantes o pueden presentarse de forma alternativa, haciendo parecer que han pasado a un estado de remisión.

Sin embargo la inflamación del cerebro, o reblandecimiento cerebral puede ser un trastorno progresivo e incurable, como por ejemplo los distintos tipos de hidrocefalia que existen y para los que aún no se ha encontrado curación, solo tratamientos que drenan el exceso de líquido cefalorraquídeo del cerebro.

causas

Ahora bien, ¿Qué síntomas da una irritación cerebral?, entre los más frecuentes se hallan: migrañas, cefaleas, dolores de cabeza, pérdida de memoria, déficit intelectual, trastornos del lenguaje y de movimientos, equilibrio y coordinación, que pueden ser rutinarios o alternativos, según la enfermedad que produzcan la inflamación del área craneal. Hinchazón, hidrocefalia, y la propia irritación del cerebro son síntomas que puede ser visibles a la vista o por medio de tomografías o resonancias magnéticas.

En enfermedades como el Parkinson o la demencia de parkinson , el Alzheimer,  y por el proceso normal de envejecimiento, que causa un deterioro orgánico, los síntomas de irritación cerebral llegan a manifestarse en forma de trastornos progresivos por el daño que generan en los tejidos del cerebro y en la sustancias blancas del mismo, que producen la leucoaraiosis, un mal incurable cuyos síntomas están vinculados a la enfermedad que lo causa.

Cuando no se presentan los síntomas de irritación cerebral, o estos son pocos, puede ser una enfermedad de lenta progresión, que se conoce como silenciosa para designar que está presente pero sin sintomatologías, pero que si no es tratada llega a causar daños irreversibles a las funciones del cerebro, o impide la remisión de sus efectos. En estos casos su diagnóstico suele ocurrir en los estudios clínicos referentes a otras enfermedades del cerebro.

Síntomas de Irritación Cerebral

Inflamación del tejido cerebral

La inflamación del tejido cerebral es la excesiva acumulación de sustancias líquidas en el cerebro, como la sangre producida por una hemorragia cerebral, pus proveniente de procesos infecciones como encefalitis, necrosis de las células como consecuencia de un tumor cerebral maligno o cáncer de cerebro, estos líquidos invaden las cavidades del cráneo, los ventrículos, ejerciendo presión y mostrándose como un abultamiento parcial o total del cerebro.

En el caso de niños recién nacidos con hidrocefalia, sus efectos son visibles como un aumento excesivo del tamaño de la cabeza. La inflamación del cerebro es consecuencia de los daños que le ocasionan a los tejidos cerebrales las diferentes enfermedades infecciosas, adquiridas y genéticas, las cuales, luego de la inflamación del tejido cerebral, pueden ocasionar la pérdida irremediable de este, por lo que la evaluación médica debe ser de forma inmediata.

La hinchazón o edema cerebral produce la inhabilitación por muerte del tejido cerebral, causando dolores de cabeza, vómitos, descontrol en el sistema urinario, afecciones del sistema nervioso, daños a la vista y otros órganos vinculados con el área afectada, también puede producir trastornos de la conducta y desmejoras en las articulaciones de los miembros superiores o inferiores del cuerpo, según el hemisferio donde se encuentre la inflamación.

La inflamación del tejido cerebral conlleva afectaciones a la sustancia blanca y a la sustancia gris del cerebro, así como daños al flujo normal del líquido cefalorraquídeo, a las capas protectoras del cerebro como las meninges, entre otras incidencias, que provocan un reblandecimiento progresivo del cerebro, por el descontrol que se va generando en la circulación de los diferentes elementos líquidos.

Consecuencias de la inflamación del cerebro

Existen en los trastornos derivados de la inflamación cerebral consecuencias que tienen un amplio rango de afectaciones, desde leves como migrañas, ansiedad, náuseas, pasando por moderadas como problemas de audición, de la vista, episodios de depresión, trastornos de la memoria y del lenguaje, somnolencia, cambios de ánimos y de la conducta, y llegando a tener consecuencias graves del tipo de convulsiones, parálisis musculares parciales o totales del cuerpo, estados de coma y muerte.

En este sentido, en la inflamación cerebral consecuencias se corresponderán con el nivel de hinchazón de los tejidos de las áreas afectadas, de la causa que lo provoca y del lapso de tiempo en que se esté presentado, porque no serán iguales las consecuencias derivadas de una hemorragia cerebral, producto de un traumatismo craneal, que produce un edema repentino, que las de una patología como la enfermedad de Alzheimer cuya progresión llega a ser de varios años.

Otra de las consecuencias de una inflamación cerebral es la de dejar en discapacidad física a la persona, con déficit de cognición o estado mental debilitado, con situaciones de psicosis, depresión, demencia  y delirios de grandeza. Daños severos a la sustancias gris y blanca de los ventrículos, con proliferación de abscesos y pus, necrosis celular y del tejido cerebral, inflamación de la médula espinal o mielitis.

Tratamiento clínico de esta afectación

El diagnóstico temprano de la inflamación del cerebro permite que este pueda ser tratado de forma eficaz y poder prevenir sus consecuencias, si no es tratado en forma oportuna puede devenir en una hernia, o puede desencadenar estados citotóxicos del cerebro que llegan a inhabilitar al paciente de ejercer muchas de sus funciones vitales, que incluyen el normal proceso de respiración o del corazón.

El tratamiento médico de la inflamación a nivel del cerebro va a depender de la causa desencadenante, por consiguiente existen diferentes denominaciones debido al tipo de enfermedad o daño que lo ocasiona, los más frecuentes son:

  • El edema cerebral, que es un estado de hinchazón del tejido cerebral.
  • La mielitis transversa aguda, cuya afectación de las sustancias gris y blanca del cerebro ocasiona inflamación y daños a la  médula espinal.
  • La hidrocefalia cuando existe un aumento de líquido cefalorraquídeo en las cavidades del cerebro.

La mielitis transversa aguda puede provocar incapacidad física de cualquier parte del cuerpo y trastornos en el sistema nervioso, su tratamiento clínico consiste en una plasmaféresis, que es una metodología de extracción del plasma sanguíneo y además se recomienda una terapia a base de corticoesteroides. Los edemas de tipo cerebral son tratados mediante medicinas que propicien la expulsión de líquidos, medicamentos diuréticos y osmóticos, y el empleo de la cirugía craneal.

Enfermedades del cerebro

¿Cómo reducir el proceso inflamatorio?

La metodología más eficaz en el tratamiento de la inflamación del cerebro es la cirugía, cuando es causado por accidentes cerebrovasculares, traumatismo craneal, hemorragias cerebrales, tumores, cáncer, y cuando el proceso inflamatorio provoque algún edema focalizado. Mediante el empleo de una punción craneal o una biopsia se puede determinar el daño a los tejidos del cerebro, para evaluar los métodos de reducir el proceso inflamatorio.

La recomendación de seguir un dieta libre de sodio, café, gaseosas, cigarros y alcohol son parte importante en la metodología para bajar la inflamación del cerebro. La práctica de ejercicios, en estos casos moderados y bajo supervisión médica, es necesaria para lograr una buena circulación y oxigenación de la sangre, igualmente evitar las situaciones de estrés y de discusiones que alteren el estado anímico ayudan a controlar y disminuir los proceso inflamatorio del cerebro.

Pronóstico de recuperación
Las metodologías que logran hacer una derivación del exceso de los líquidos cerebrales, como en las prácticas quirúrgicas de la hidrocefalia, son eficaces en otorgar un nivel de vida con pocas limitaciones a estos pacientes, también logran alargar su esperanza de vida y atenuar las sintomatologías de la inflamación del cerebro. Una derivación, en casos médicos, es una extracción de líquidos de un órganos hacia otros órganos o lugares.

hemoneumotórax

Enfermedades causantes de inflamación cerebral

Si bien los eventos de accidentes cerebro vasculares, los golpes fuerte en la cabeza y los traumatismos craneoencefálicos son las principales causas inmediatas de la inflamación del cerebro, también existe una gran cantidad de enfermedades que pueden causar este mal, estas van desde enfermedades adquiridas, pasando por padecimientos que desencadenan procesos inflamatorios, como el vivir en constante estrés y la irrupción de fiebre alta, hasta males genéticos.

Uno de los padecimientos, que no es una enfermedad causada por algún elemento patógeno o una condición genética, y que puede ser prevenible al igual que el estrés, es el de la presión alta, conocida como la hipertensión, en la que la falta de control puede provocar un proceso inflamatorio cerebral por una trombosis cerebral, que provoca la acumulación de coágulos de sangre en el cerebro e igualmente en el corazón, ocasionando un infarto cerebral vascular o un infarto al miocardio.

Las enfermedades causantes de inflamación del cerebro son todas aquellas que propician una excesiva acumulación de líquidos en el área craneal, en los ventrículos o en la zona periventricular, estos líquidos pueden ser producto de una hemorragia, sangre, pus y abscesos por la degeneración de los tejidos y acumulación de elementos provenientes de la necrosis celular, estas enfermedades pueden adquiridas o de orden genético, entre ellas vale mencionar las siguientes:

  • Meningitis.
  • Aterosclerosis.
  • Esclerosis múltiple.
  • Alzheimer.
  • Leucoaraiosis.
  • Edema cerebral de tipo citotóxico, vasogénico o hidrocefálico.
  • Hidrocefalia.
  • Mielitis.
  • Encefalopatías.
  • Encefalitis.
  • Encefalomielitis.
  • Parkinson.
  • Cáncer.
  • Neoplasias o tumores.
  • Neuritis periférica.
  • Enfermedad de Huntington.
  • Síndrome cerebeloso.
  • Síndrome de Dandy-Walker.
  • Síndrome melas
  • Estado constante de depresión emocional.
  • Otras enfermedades.
Descripción del Síndrome Cerebeloso

La Meningitis es una enfermedad que incide en la inflamación o irritación aguda de las membranas, las meninges, que recubren la cavidad craneal, y puede ser causada por virus, bacterias, hongos o producto de intoxicaciones, debe ser tratada a tiempo ya que los daños cerebrales y por consiguientes a las funciones vitales del cuerpo pueden ser mortales.

La aterosclerosis es un mal que se relaciona con la oxigenación de la sangre, por lo que produce trastornos cardiológicos y pulmonares, pero también incide la manifestación de hemorragias cerebrales, que en menor medida pueden ir acumulando líquidos en exceso, provocando una progresiva inflamación del cerebro, si estos eventos hemorrágicos son menores. Pero cuando son repentinos, la hemorragia cerebral causada puede ser muy dañina.

El Alzheimer, el Parkinson y la leucoaraiosis, son enfermedades que mayormente afectan a las personas de 65 años en adelante, su incidencia en el reblandecimiento cerebral se manifiesta en sus etapas tardías o cuando son de nivel grave, que es cuando el daño causado al tejido cerebral y a la sustancia blanca del cerebro se considera de amplio espectro, por lo que el tratamiento de estos padecimientos consistirá en medicinas paliativas.

La Esclerosis múltiple es, básicamente, el daño ocasionado al recubrimiento del tejido nervioso que cubre las neuronas, la mielina, esta destrucción de la mielina y de la células neuronales se depositan en el cerebro provocando su reblandecimiento, aunque es tratable, y es posible revertir o detener sus efectos, si no se trata puede presentarse como una inflamación del cerebro que progresivamente llega a tornarse en grave.

Las enfermedades del tipo de encefalopatías, encefalitis, encefalomielitis, son un grupo extenso de males que pueden ser causados por una gran variedad de enfermedades, entre ellas las infecciones por virus o bacterias, el alcoholismo, los tumores cerebrales, hipertensión, insuficiencia en el suministro de oxígeno al cerebro, patologías cerebrales que pueden ser desencadenantes de procesos inflamatorios del cerebro.(Ver artículo: tumor cerebral y sus tipos)

La Hidrocefalia en un aumento en el volumen de líquido cefalorraquídeo en la cavidad craneal, en los ventrículos, visiblemente se muestra con un agrandamiento de la cabeza, puede ser la consecuencia de una enfermedad congénita o adquirida por medio de una infección, un tumor o por efecto de una hemorragia cerebral, su tratamiento es posible mediante un método de derivación, que desvía y drena el líquido cefalorraquídeo.

Otra de las enfermedades que involucran la inflamación del cerebro son las malformaciones de este órgano, que pueden ser debidas a problemas de orden genético, o por causa de procesos infecciosos que la mujer ha pasado durante el lapso del embarazo, también es causado por exposiciones indebidas a la radiación, el aumento del volumen craneal se da por daños al tejido cerebral, por lo que este crece de manera distorsionada.

El cáncer y los tumores cerebrales llegan a causar la muerte de las neuronas y demás células del cerebro, produciendo, como desecho orgánico, pus y restos de necrosis celular que inciden en la inflamación del cerebro, además las hemorragias, en sus estadios graves, causan neoplasia, que es un crecimiento anormal, en estos casos del tejido cerebral, los tumores cerebrales afectan la estructura del cráneo provocando, entre otros males, su agrandamiento.(Ver artículo; tumor en el cerebro)

inflamacion-del-cerebro-9

Inflamación del cerebro por falta de oxígeno

La inflamación del cerebro por falta de oxígeno se denomina clínicamente como Hipoxia cerebral, ya sea que afecte a una región determinada de dicho órgano o que su daño sea localizado en toda su estructura, aunque generalmente afecta las áreas de los hemisferios, la hinchazón se produce por la muerte de las células del cerebro, al estas no recibir el adecuado suministro de oxígeno que transporta la sangre, ocasionando su acumulación o derrames cerebrales.

La Hipoxia cerebral es un daño producido por distintos factores y enfermedades como: la aspiración por lapsos de tiempo muy largos de monóxido de carbono, lo que ocasiona envenenamiento; padecimientos como la esclerosis lateral amiotrófica, la asfixia, la exposición a zonas de grandes alturas donde el cuerpo no pueda absorber el adecuado suministro de oxígeno y el sofocamiento.

Enfermedades como el asma y la enfermedad obstructiva crónica, entre otros males que cuyos efectos sean impedir la correcta oxigenación de la sangre o que afecten las funciones principales de los pulmones tienen entre sus consecuencias la hipoxia y por consiguiente un daño al cerebro, por la privación de oxígeno, lo que puede desencadenar un reblandecimiento de este importante órgano.

Descripción de la Hipoxia Cerebral

Inflamación de los nervios del cerebro

Los nervios del cerebro controlan todas las funciones del cuerpo humano, para su óptimo desempeño, entre esos nervios hay un grupo denominado los pares craneales e igualmente se les mencionan como los nervios craneales, se identifican como un conjunto de 12 nervios principales, a cargo cada uno de una función específica del cuerpo, pueden verse afectados por diferentes causas o enfermedades que ocasionan su inflamación e irritación del cerebro.

Uno de los doce nervios principales del sistema cerebro encéfalo, cuya inflamación puede derivar en un aumento del cerebro, es el nervio vago ya que está vinculado a la regulación del ritmo cardíaco y a la presión arterial, debido a esta vinculación cualquier daño, que cause una inflamación, leve o grave, puede producir una hemorragia cerebral, con el consecuente aumento de elementos líquidos que generen una inflamación del cerebro.

Inflamación de las venas del cerebro

Las venas son elementos vasculares, o vasos sanguíneos, que cumplen con la función de transportar la sangre a todo el organismo humano junto con las arterias a través del sistema circulatorio. Entre las venas del cerebro se encuentran las venas superficiales, exteriores, las profundas y la gran vena magna, la inflamación de las venas del cerebro, total o parcial, es denominado Arteritis.

La arteritis  está relacionada con infecciones, enfermedades genéticas y como una disfunción de respuesta inmunitaria del cuerpo ante diferentes elementos extraños a él.

La arteritis o inflamación de las venas del cerebro, tiene efectos más dañinos la hinchazón o vasculitis, la destrucción de los vasos sanguíneos, el aneurisma cerebral y la trombosis del seno venoso cerebral, entre otros males graves, en su forma leve se manifiesta con síntomas de dolores de cabeza, migrañas o cefaleas y rigidez en la parte del cuello y puede estar causada por padecimientos genéticos o adquiridos.

La vasculitis es una enfermedad que afecta a todos los vasos sanguíneos, consiste en una inflamación de estas estructuras, cuando un daño es causado en ellos, en arterias o venas, o sistemas de riego de sangre más simples, este daño suele impedir el transporte de sangre a zonas del cerebro que padecerán procesos de necrosis, y una posterior acumulación de líquido cerebral que ocasionará una inflamación del cerebro.

Consecuencias de la Vasculitis

Cuando la vasculitis afecta a venas o vasos sanguíneos menores, estos tienden a romperse originando pequeñas hemorragias y nódulos, que si se van acumulando incrementarán la presión cerebral y los procesos de hinchazón de las áreas afectadas. La vasculitis se produce como una respuesta distorsionada del cuerpo a afecciones inmunes de las venas, en estos casos del sistema vascular del cerebro, enfermedades como el lupus, síndrome de Behcet e infecciones, se asocian a este mal.

Si  la vasculitis o la inflamación de los vasos sanguíneos no llega estar relacionada con ninguna enfermedad se suele denominar como  angeítis primaria del sistema nervioso central. La vasculitis es un padecimiento cuyas consecuencias pueden ser los derrames cerebrales, anormalidades en el conteo de los glóbulos blancos, encefalopatías con procesos de inflamación del cerebro, constantes y fuertes dolores de cabeza, llegando a ser mortal.

La angeítis primaria del sistema nervioso central causa daños a la sustancia blanca del cerebro, debido que afecta al sistema vascular del mismo provocando la necrosis de sus tejidos y de las células neuronales, también puede originar distintos tipos de accidentes cerebrovasculares. (Ver artículo: clasificación del accidente cerebrovascular)

La angeítis primaria es una enfermedad poco frecuente, se incluye en el conjunto del tipo de enfermedades raras del cerebro, puede afectar a las personas de cualquier edad, produce disfunciones neurológicas en el sistema nervioso central que afectan a varias partes del cuerpo, se manifiesta con dolores de cabeza y en casos raros con incidencias tumorales.

inflamacion-del-cerebro-13

La angeítis primaria del sistema nervioso central, cuando daña los tejidos cerebrales y a la sustancia blanca, tiene entre sus efectos dañinos el desencadenar procesos de inflamación del cerebro, por la acumulación de tejidos inservibles en las cavidades laterales del cráneo. Su diagnóstico es difícil de realizar, para ello se emplean tecnologías de resonancia magnética de alta sensibilidad y punción lumbar para obtener líquido cefalorraquídeo.

La  trombosis del seno venoso cerebral, es otra de las condiciones cuyos efectos desencadenantes son la inflamación de las venas del cerebro, ya que la principal afección que causa es la producción de coágulos sanguíneos en el cerebro, que deviene en hemorragias cerebrales, infarto cerebral y otros accidentes cerebrovasculares que ocasionan inflamación del cerebro, por la profusión descontrolada de líquidos.(Ver artículo:¿cómo prevenir un derrame cerebral?)

El aneurisma cerebral es una inflamación de las venas del cerebro, pero localizada en una zona específica mostrándose como una distorsión aumentada de la anchura de una estructura vascular, esa área llega a inflamarse ocasionando derrames en la parte afectada e inflamación del cerebro focalizada, si no causan derrames o hemorragias pueden llegar a presionar los nervios circundantes.

La causa de los aneurismas pueden ser mal formaciones genéticas de los conductos vasculares, el consumo descontrolado de alimentos ricos en grasas, los hábitos como el cigarrillo, tabaco, el consumo de drogas ilegales como la cocaína y la heroína, la exposición rutinaria a la inhalación de humos provenientes de la quema de madera o carbón, entre otras causas que dañan el correcto funcionamiento de las vías arteriales.

Descripción de la Aneurisma Cerebral

Inflamación del cerebro por golpe o traumatismos

Los golpes fuertes en la cabeza pueden desarrollar una inflamación del cerebro debido a las hemorragias internas que se generan por la pérdida de sangre, esto suele ocurrir cuando la lesión es muy grave, como los accidentes automovilísticos, las caídas desde grandes alturas, las originadas por objetos contundentes y balas, entre otras causas, este tipo de lesiones ocasionan daños en la estructura craneal de forma inmediata y presiones en el cerebro por la rápida acumulación de líquido.

Si la acumulación de sustancias líquidas, causadas por los golpes severos en la cabeza no son drenadas, se produce la inflamación cerebral, este aumento del volumen del cerebro se da cuando las lesiones son del tipo cerradas, que no son visibles pero dañan gravemente las partes internas del cráneo, y en caso de ser lesiones penetrantes ocasionarán la destrucción de la estructura ósea del cráneo, propiciando derrames cerebrales que pueden ocasionar la muerte.

La exposición constante a los golpes en la cabeza, aunque sean leves, produce micro derrames cerebrales, que ocasionarán la inflamación del cerebro por aumento progresivo de líquidos en él, ejemplo de estos son los golpes que reciben en el cerebro los motociclistas, los que andan en bicicletas habitualmente, los profesionales de juegos como fútbol y los deportistas del boxeo, que llegan a desarrollar la demencia pugilística.

El traumatismo cerebral es el término médico común para designar los golpes fuertes en la cabeza, que ocasionan lesiones moderadas o graves, catalogándose en lesiones cerradas y penetrantes, entre sus consecuencias se encuentra el hematoma intracerebral, por la rotura de los vasos sanguíneos, dependiendo de la extensión o de la contundencia del golpe, el sangrado en este tipo de eventos puede ser sanado, impidiendo la inflamación del cerebro.

El traumatismo cerebral debe ser atendido de manera inmediata, para prevenir la inflamación del cerebro, a causa de las hemorragias internas que se presentan en estos pacientes, la utilización de técnicas médicas que impidan el movimiento del cuello es parte de la atención de primeros auxilios para evitar daños a la espina dorsal, que afecten luego a la movilidad de algunas de las extremidades del paciente.

La contusión cerebral, también denominada concusión o conmoción, es un tipo de lesión cerebral producto de un fuerte golpe en esa parte del cuerpo, que afecta a los tejidos de este órgano, trayendo como consecuencias derrames que originan la inflamación del cerebro por la presión intracraneal, distorsiones en la memoria, dolores de cabeza, entre otros.

Consecuencias de la Conmoción Cerebral

La contusión cerebral produce hemorragias, cuando la afectación se localiza en las partes del cerebro llamadas crestas internas, que tienen unas protuberancias sobresalientes, que al rozar la masa del cerebro, le causan lesiones sangrantes.

La conmoción cerebral puede causar la muerte del paciente cuando se vinculan con un hematoma subdural y la explosión del lóbulo temporal, siendo más tratable si originan un edema de los tejidos del cerebro, logrando remover los tejidos afectados y evitando su acumulación y la inflamación del cerebro. Una de las formas que provocan conmoción cerebral en los infantes, es el mover bruscamente su cabeza, ya que su cerebro no ha madurado aún.

Consecuencias de los golpes en la cabeza
Los  golpes en la cabeza producen contusión en el área donde se dan, por lo que esa zona tiende a sufrir de hinchazón en los tejidos cerebrales afectados, rotura de los sistemas de los vasos sanguíneos, con la consecuente profusión de sangre en las cavidades craneales e inflamación del cerebro, o en algunos casos inciden en la aparición de una hernia cerebral, derrames del fluido cerebroespinal, isquemia cerebral, ataque isquémico trombótico, entre otros daños.

Inflamación del cerebro por accidente

La inflamación del cerebro a causa de un accidente se debe a que una lesión en la zona del cráneo trae como consecuencias las hemorragias internas y la posterior presión intracraneal, los golpes recibidos en los accidentes pueden provocar edemas, trombosis, rasgaduras en la masa encefálica, hernias cerebrales, entre otras afecciones que dañan al cerebro y crean trastornos de la movilidad, disfunciones conductuales y del habla o pérdida de la memoria.

Entre los accidentes que inciden en la inflamación del cerebro se hallan los que ocasionan interrupción del proceso de irrigación de la sangre a dicho órgano o hipoxia, como los que acontecen por accidentes relacionados con ahogamientos o inmersión en aguas profundas, los sofocamientos, los envenenamientos por monóxido de carbono, la estrangulación accidental, entre otros accidentes, estos eventos impiden la llegada de oxígeno al cerebro.

Cuando la interrupción de oxígeno al cerebro es considerable se denomina anoxia, y si es reducida o parcial se designa como hipoxia, en estos casos la muerte celular y de los tejidos cerebrales puede ser extensa o localizada, sus efectos se manifiestan con la pérdida del conocimiento, desmayos y posteriormente con distorsiones en la memoria, si no se drenan los fluidos en estado de necrosis, o las hemorragias, se produce la inflamación del cerebro.

Hematomas como el epidural o subdural e intracerebral son derivados de los accidentes que involucran la cavidad craneal, y pueden generar sangrados que aumentan la presión intracraneal, igualmente las fisuras provenientes de las fracturas craneales dañan al tejido cerebral ocasionando hemorragias leves o graves según sea la magnitud del accidente que afecte al cerebro, los más dañinos son accidentes automovilísticos y los ocasionados por disparos.

inflamacion-del-cerebro-17

Los diagnósticos por medio de las tomografías y la resonancia magnética nuclear son los más adecuados para determinar las lesiones ocurridas en el cerebro, producto de los accidentes de cualquier orden, ya que por medio de estas técnicas se llega a evaluar la pertinencia de una intervención quirúrgica o el suministro de medicamentos, como los corticoides y la dexametasona, que propicien la mejora y la sanación completa del paciente lesionado.

Las lesiones cerebrales por accidente, además de generar la inflamación del cerebro, tienen consecuencias graves como los estados de estupor que inducen la coma, la condición de estado vegetativo, la discapacidad intelectual y si son graves conducen al fallecimiento del paciente por los politraumatismos cerebrales involucrados, en estas situaciones la atención temprana y la intervención quirúrgica son decisivos para salvarle la vida al paciente.

Reblandecimiento cerebral a causa de virus

Los virus son los organismos microscópicos que transmiten todo tipo de infecciones, pueden atacar a cualquier ser vivo alojándose en su interior y destruyendo sus células con la multiplicación de enfermedades dañinas, cuando su acción se produce en el cerebro se origina la encefalitis vírica, un padecimiento que afecta las meninges o membranas que cubren la parte ósea del cráneo, dando lugar a una enfermedad denominada meningoencefalitis.

La encefalitis vírica produce daños en la sustancia blanca y gris del cerebro, efectuando alteraciones en el líquido cefalorraquídeo, que provoca un reblandecimiento o inflamación del cerebro. Existen varios tipos de encefalitis víricas, entre ellas tenemos:

  • Encefalitis por arbovirus, su denominación depende de la zona geográfica, como la encefalitis equina venezolana, que afecta a los corceles o potros como a los seres humanos.
  • Encefalitis por virus del herpes simple, es una enfermedad contagiosa de transmisión sexual, aunque también se manifiesta en la zona labial, generalmente no presenta síntomas, pero cuando se desencadena ataca los glóbulos rojos del sistema nervioso central y al líquido cefalorraquídeo, causa convulsiones, fiebre alta, inflamación del cerebro, afecciones del tipo neurológicas y si no se recibe tratamiento llega ser mortal.
  • Otros tipos de encefalitis son: encefalitis por virus de la rabia, del sarampión y del VHI /SIDA., encefalitis letárgica y  encefalitis autoinmune, esta última agrupa a un conjunto de encefalitis autoinmunes denominadas; encefalitis de Rasmussen, encefalitis del lupus eritematoso, encefalitis de la enfermedad de Behcet, encefalitis de Hashimoto, entre otros tipos de encefalitis relacionadas con procesos virales.

Por otra parte, la mielitis transversal es una enfermedad, que aunque no está bien diferenciado su elemento causante, se le asocia con cuadros virales, con el sarampión, la rubéola, VIH, la varicela y la rabia, causa trastornos en la médula espinal, en el encéfalo e induciendo una desmielinización, que es la destrucción de las capas que protegen a las células neuronales, causa disfunciones articulares, déficit cognoscitivo e inflamación del cerebro.

Manifestaciones de la Encefalitis Viral

Inflamación del tallo cerebral

El tallo cerebral o tronco del encéfalo es la estructura vertical que enlaza la médula espinal y los nervios periféricos y se relaciona estrechamente con las sustancias blancas y grises del cerebro, comunica al cerebro, el cerebelo y el bulbo raquídeo, controla los sentidos de la vista, oído, la irrigación sanguínea, entre otras  funciones, por lo que un daño a este sistema estructural puede ocasionar el fallecimiento del paciente por infarto respiratorio.

La inflamación del tallo cerebral puede ser consecuencia de cuadros virales, enfermedades bacterianas, tumor en el tallo cerebral, inflamación del bulbo raquídeo, traumatismos que dañen su estructura, cuando estos eventos son graves los pacientes sufren trastornos conductuales, déficit de la memoria, y en los más agudos parálisis del cuerpo o fallecimiento, ya que el tallo cerebral coordina y comunica todas las funciones corporales.

El proceso de inflamación por efecto de enfermedades contagiosas, por virus o bacterias, se presenta cuando estos organismos atacan los glóbulos rojos y blancos y las células, y estos al defenderse, por procesos naturales del cuerpo, ocasionan la inflamación del tronco del encéfalo, sin embargo en esas eventualidades también se pierde gran cantidad de neuronas, y se generan daños al líquido en cefalorraquídeo y hemorragias que devienen en inflamación del cerebro.

Una de las enfermedades que caracterizan a la inflamación del tallo cerebral es la encefalitis viral y la bacteriana, en cualquiera de sus variantes. La afectación de esta estructura, puede ser motivo de parálisis parcial o total de cuerpo, problemas psicológicos, bulbo raquídeo inflamado, inducción de estados comatosos o vegetativos, entre los males menores se hallan insomnio, descontrol en el equilibrio corporal, distorsiones en la vista y los sistemas auditivos, vértigo, entre otros.Presión alta vrs Aneurisma cerebral

La hipertensión o presión arterial alta y el cerebro

La inflamación del cerebro por presión alta, patología conocida como hipertensión, se desarrolla cuando sobrevienen hemorragias o accidentes cerebrovasculares, como consecuencia del daño que esta afección causan en las vasos sanguíneos, a los que debilita provocándoles roturas, o impidiendo que la irrigación del cerebro se lleve a cabo, las hemorragias cerebrales originan inflamación del cerebro por la profusión de la sangre derramada y el aumento de la presión craneal.

También la hipertensión llega a causar un ataque isquémico transitorio, por la formación de coágulos en la sangre, como efecto de la acción acumulativa de grasas dañinas en las vías sanguíneas, este padecimiento si no es grave, es preámbulo de la sobrevenida de un accidente cerebrovascular, por lo que el suministro de alimentos bajos en grasas y sal es primordial para prevenir males mayores, así como evitar el sedentarismo y el hábito del cigarrillo.

El estrés y los daños cerebrales

El estrés es un complejo de reacciones, psicológicas y fisiológicas, del cuerpo humano ante situaciones peligrosas o percibidas como amenazantes, ya que todos no abordan de la misma manera determinadas situaciones o eventualidades, sino que su abordaje implica las destrezas o habilidades de las personas, así como los recursos disponibles. El estrés puede ser bueno si sirve para lograr superar amenazas y malo cuando causa enfermedades.

Cuando las situaciones estresantes son de índole habitual, rutinarias, como en los trabajos que requieran una constante rapidez, como los que se realizan en la atención clientelar, en el sector servicios, tienen como consecuencia el llamado estrés laboral, aunque también se da en amas de casa que ejercen múltiples tareas de atención familiar, estas situaciones pueden dar origen a problemas de hipertensión, hemorragias o derrames cerebrales.

Joven estresada

El estrés, por su carga de presión constante, afecta los procesos circulatorios, más si no se lleva una dieta balanceada, no se hacen rutinas de ejercicios y no se deja tiempo para la sana recreación, por  lo que el sometimiento del cuerpo a un constante estado de estrés puede ir causando micro derrames cerebrales que aumentan la presión craneal y evolucionan hacia una inflamación del cerebro.

El habituarse a las situaciones estresantes causa, de manera silenciosa, sin síntomas aparentes, quizá ocasionales dolores de cabeza o problemas visuales, un proceso progresivo de inflamación cerebral, isquemias que imposibilitan el flujo sanguíneo, hemorragias cerebrales, problemas cardíacos y respiratorios, ansiedad, nerviosismo, bajo nivel de defensas del organismo, entre otras enfermedades.

Además de tener como consecuencia la inflamación del cerebro, por los derrames cerebrales, uno de los peligros del estrés que afectan directamente al cerebro y provocan su reblandecimiento, es la manifestación de un aneurisma cerebral, porque la constante presión de los vasos sanguíneos, por la aceleración del ritmo cardíaco, hacen que estas vías de circulación de la sangre, literalmente, estallen, o tengan fisuras propiciadoras de hemorragias.

estres

Inflamación del cerebro en infantes

La inflamación del cerebro en niños se ocasiona por enfermedades infecciosas, que comúnmente atacan a los infantes, como el sarampión y la rubeola, que ocasionan encefalitis, además de la meningitis cuyos daños se tornan peligrosos cuando afectan gran parte de las membranas cerebrales de los infantes, porque pueden causar parálisis infantil y otros padecimientos mayores,  también el virus del herpes simple llega a causar daños en los niños y en las demás personas.

La encefalopatía neonatal, es una enfermedad que afecta a los recién nacidos, con mayor incidencia en los prematuros, donde predominan los problemas de respiración, una deficiente tonificación muscular y una inflamación del cerebro, posiblemente es causada por trastornos metabólicos, de coagulación o infecciones, aunque generalmente se le ha atribuido a un déficit del suministro de oxígeno al cerebro antes o luego del nacimiento.

La inflamación del cerebro en infantes también puede ser causada por la meningitis bacteriana aguda, esta enfermedad daña las capas protectoras de la cubierta ósea del cerebro, llamadas meninges que es donde circula el líquido cefalorraquídeo. La inflamación causada por la meningitis se manifiesta en forma de hinchazón del área encefálica, proliferación excesiva de líquido en el encéfalo, presión endocraneal y empiema subdural, entre otras afecciones.

Otros serios inconvenientes de la meningitis bacteriana aguda son los cuadros febriles con temperatura corporal alta, convulsiones menores, llantos continuos e inusuales, y las más graves consecuencias son infartos cerebrales, por la formación de coágulos sanguíneos, que pueden llegar a provocar el fallecimiento. Por su sintomatología principal, que es una fiebre excesivamente alta, se debe prestar atención médica de forma inmediata.(Ver artículo: síntomas del infarto cerebral)

Consecuencias de la Meningitis

La prevención de este mal se basa en aplicar vacunas a los recién nacidos contra los agentes patógenos que las causan, como los meningococos y los neumococos, entre otros. Aunque se presenta en personas de cualquier edad, sobretodo en quienes tienen problemas del sistema inmunitario, su presencia en recién nacidos, infantes y ancianos, debe ser diagnosticada de la manera más rápida posible.

La hidrocefalia es una de las enfermedades que causa una notoria inflamación del cerebro en neo natos e infantes, y es diagnosticada como la proliferación excesiva de líquido cerebroespinal, que invade los ventrículos cerebrales provocando su dilatación en forma anormal, afectando la médula espinal y la base cerebral, lo que deviene en un trastorno de este líquido cerebroespinal a través del sistema ventricular.

La hidrocefalia puede ser clasificada en varios tipos; se ha diagnosticado la hidrocefalia congénita, la adquirida, y otros tipos de este mal que afectan, generalmente a los jóvenes y adultos, ellos son; la hidrocefalia ex vacuo y la hidrocefalia de presión normal. Otra forma de clasificarla es si es comunicante o es incomunicante.

La hidrocefalia congénita comúnmente se desarrolla por una malformación genética, durante el proceso del embarazo, del sistema de la espina bífida, y la hidrocefalia adquirida es desarrollada por algún traumatismo craneal durante el parto o luego de este.

Causas de la Hidrocefalia

La hidrocefalia adquirida se genera también por la formación de algún tumor cerebral o como consecuencia de alguna enfermedad, por ejemplo la meningitis, que afecte el encéfalo y el sistema de los ventrículos del cráneo, este mal suele tener prevalencia en recién nacidos prematuros y en promedio afecta a razón de 1/500 infantes. Cuando no es visible su diagnóstico dependerá de los estudios clínicos soportados por resonancias magnéticas.

El tratamiento de la hidrocefalia se realiza mediante una metodología quirúrgica denominada Derivación, que básicamente es la extracción del excedente del líquido cerebro espinal hacia otros órganos, usualmente hacia la zona abdominal, lo cual efectúa una regulación de  la circulación de dicho líquido, permitiendo disminuir la presión intracraneal, sin embargo la sanación de los daños al cerebro son difíciles de prever en estos casos.

Pronóstico de recuperación
El pronóstico para quienes sufren esta enfermedad, conocida como hidrocefalia, cuya manifestación relevante es la inflamación del cerebro, es complicado de aseverar si serán de estabilidad o mejora, ya que una sanación o cura de la hidrocefalia aún no ha sido posible, se puede llegar a complicar si se presentan, o ya se hallen presentes, algunas enfermedades que afecten directamente al cerebro. Si no es tratado su pronóstico se torna mortal.

Incidencia por migraña

La migraña es un dolor de cabeza cuya característica destacada es ser intenso, como palpitante, se diferencia de otros dolores de cabeza en sus causas, ya que no son consecuencias de alguna eventualidad, un golpe ocasional, sino de orden orgánico o genéticas. Existen factores que hacen que las migrañas se desencadenen bajo determinadas condiciones, que son; insomnio, períodos prolongados de hambre, sonidos fuertes, situaciones estresantes, entre otros.

La migraña sobreviene en personas con terminaciones nerviosas de alta sensibilidad, lo que les genera una sobrexcitación eléctrica de las células nerviosas cuando son expuestas a los factores desencadenantes. Su relación con la inflamación del cerebro sucede cuando el nervio trigémino libera elementos o compuestos que son inflamatorios de los vasos sanguíneos, las meninges y los tejidos que recubren el cerebro.

La migraña es un padecimiento que tiene un riesgo de ser genético, heredado, ya que es más usual diagnosticarlo en grupos familiares, como es la migraña hemipléjica familiar, aunque los factores desencadenantes son incluyentes como formas causales de migraña.

En las mujeres su prevalencia es mayor que en los hombres, y se asocia a la hormona estrógenos como un desencadenante de la migraña en las mujeres, no es un mal curable sino controlable con fármacos.

migraña o jaqueca

Inflamación del cerebro por alcohol

El alcohol es uno de elementos de consumo masivo que más daños causa al cuerpo humano, particularmente al cerebro, ya que su abuso desencadena procesos neurotóxicos e inflamatorios cerebrales debido a que el etanol logra atravesar la barrera hematoencefálica, además afecta al sistema nervioso central. Su consumo excesivo produce adicción, cambios conductuales, pancreatitis, alcoholismo, entre otras patologías asociadas.

El consumo habitual de alcohol causa inflamación del cerebro porque afecta a la sustancia blanca de este órgano, produce alteraciones estructurales en la mielina y severos daños neuronales, al atacar al sistema inmunitario se originan disfunciones en los mediadores inflamatorios, como las citosinas y las proteínas del sistema inmune, estos trastornos inciden en el proceso inflamatorio cerebral y en la necrosis neuronal.

Debido a que el cerebro de los adolescentes, no está suficientemente desarrollado, el consumo abusivo de alcohol, por parte de este grupo etario, causa déficit cognoscitivo, que se manifiesta en un bajo nivel de aprendizaje y uso de la memoria; por los daños causados al proceso de la sinapsis neuronal del cerebro, por ello su consumo debe ser restringido, con el fin de evitar disfunciones conductuales en las futuras generaciones.

Otro de los mecanismos en los que se produce una inflamación del cerebro, por el consumo de alcohol, es el estrés oxidativo de las cellas de la barrera hematoencefálica, con el consiguiente paso de citoquinas precursoras de procesos inflamatorios del cerebro, que se asocia a la inflamación neuronal y a la  neuro degeneración como afectación cerebral. Enfermedades de incidencia cerebral, como el Alzheimer, pueden acelerar los procesos inflamatorios.

Efectos del alcohol en el cerebro
(Visited 5.977 times, 2 visits today)

2 comentarios en “Inflamacion del cerebro: síntomas, causas, consecuencias y más”

    • Que bueno que nuestro articulo fue de su agrado, agradecidos por los buenos comentarios, le invito a visualizar otros artículos de nuestro blog que puedan ser de su agrado!

Deja un comentario