≡ Menu




Aprende todo sobre la reacción leucemoide en la sangre

Se considera una reacción leucemoide cuando los leucocitos aumentan de manera exagerada, esto como respuesta a enfermedades. El organismo libera de manera masiva leoucocitos inmaduros al torrente sanguíneo. Esto puede confundirse con leucemia mieloide crónica.

reaccion leucemoide 1

¿Qué es una reacción leucemoide?

Comprende en la expansión de leucocitos de más de 50,000 mm3 (unos pocos creadores consideran más de 30,000 mm3), que pueden confundirse con una leucemia mieloide crónica. Sucede como una reacción a numerosas enfermedades con una enorme llegada de leucocitos juveniles a la sangre.

Tambien Le Recomendamos...

Hay un incremento exagerado en los neutrófilos, tanto en desarrollo como en banda e incluso juveniles (blastos) con una desviación clara hacia la izquierda (predominio de neutrófilos), hay granulaciones peligrosas y vacuolas en los granulocitos.

No obstante, las indicaciones clínicas de la respuesta leucemoide y el centro de investigación son expresivas: debe haber una contaminación intensa o incesante, ebriedad, hemorragia o hemólisis grave, cetoacidosis diabética, consumos extremos, neoplasias (riñón, pecho y estómago) o neoplasias que penetran La médula ósea. (ver: anemia aplasica)

En las respuestas leucemoides, el cromosoma Filadelfia es negativo, el registro de la capa de fosfatasa soluble es alto; Los últimos abatimientos en leucemia mieloide constante.

Hay tres tipos de respuesta leucemoide: mieloide, linfoide y monocitoide.

La reacción leucemoide mieloide neutrofílica

Es la más frecuente; Se deben a enfermedades bacterianas y forman parte de una expansión de neutrófilos.

Tambien Le Recomendamos...

Ocurre a cualquier edad, aunque se ve mayormente en adultos jóvenes y jóvenes, no hay esplenomegalia, la trombocitosis es poco frecuente, no hay cromosoma Filadelfia y la fosfatasa soluble de los neutrófilos se expande. En algunos pacientes, solo la extensión de la leucocitosis o la proximidad de las estructuras juveniles proponen la leucemia.

Sucede como una reacción a numerosas dolencias con la enorme llegada de leucocitos juveniles a la sangre. Hay un incremento tergiversado en los neutrófilos, tanto en desarrollo como en banda e incluso juveniles (impactos) con una próxima desviación hacia un lado, hay granulaciones peligrosas y vacuolas en los granulocitos. (ver: anemia hemolitica autoinmune)

En cualquier caso, los signos clínicos de la respuesta leucemoide y el laboratorio son expresivos. Puede parecer leucemia mieloide, enfermedades bacterianas graves (neumonía, septicemia, endocarditis bacteriana, meningitis y difteria), sangrado o después de una hemólisis extrema, eclampsia (algunos casos), respuesta sintética (daño de mercurio, gas mostaza, benceno), admisión de sulfas, en la recuperación de la agranulocitosis o abatimiento espinal.

Suele presentarse también en la recuperación de la anemia grave o insuficiencia del ácido fólico en el embarazo después del tratamiento, cetoacidosis diabética, consumos extremos, neoplasias (riñón, seno y estómago) o neoplasias que penetran en la médula ósea, post- Esplenectomía, de vez en cuando en adolescentes con dolor en la articulación reumatoide o poliarteritis nodosa, talasemia mayor e intensa propagación de la tuberculosis.

Tambien Le Recomendamos...

La Reacción leucemoide linfoide

Presentan una linfocitosis absoluta en la que pueden observarse linfocitos atípicos o “virocitos” y células juveniles; Se observa en contaminaciones virales (mononucleosis y hepatitis) y después de inmunizaciones. Las respuestas de los leucemoides monocíticos son infrecuentes y se observan en la parasitosis.

La Reacción leucemoide monocitica

Es muy rara, se presenta cuando hay respuesta a parasitosis y tuberculosis pulmonar.

¿Cómo diferenciar reacción leucemoide de leucemia mieloide crónica?

Para separar una respuesta leucemoide de una leucemia mieloide crónica, recuerde que la leucemia mieloide intensa ocurre con un alto nivel de blastos en el frotis de sangre periférica.

El examen de la médula ósea demuestra una sobreabundancia de blastos clonales que desarraigan cualquier resto de la disposición hematopoyética; componentes que dan el rango hematológico de leucosis, es decir, deficiencia de hierro, leucocitosis y/o leucopenia y trombocitopenia.

La leucemia mieloide crónica cursa con esplenomegalia, el nivel de fosfatasa soluble en leucocitos es bajo (citoquímica) y el frotis de sangre periférica muestra todos los tiempos de separación de la disposición mieloide, desde el blasto hasta el desarrollo seccionado, con un alto número de eosinófilos y basófilos.

Los sistemas de hibridación in situ citogenéticos o fluorescentes descubren la proximidad del cromosoma Filadelfia.

Las enfermedades que pueden crear un cuadro de sangre que recuerda a la leucemia mieloide intensa son neumonía, septicemia, endocarditis bacteriana, meningitis y difteria.

¿Qué hacer en caso de presentarse el cuadro clínico?

Estas son patologías que no pueden descuidarse, ya que son frecuentes en niños, no debe dejar de realizar controles pediátricos correspondientes una vez al año, además, debe prestar especial atención a los factores de riesgo de enfermedades que pueden desencadenar esta reacción.

En caso de presentarse un cuadro clínico parecido al descrito, debe dirigirse a la consulta de un hematólogo, quien es el más calificado para tratar este tipo de patologías, en conjunto con su pediatra de cabecera.

Puede aprender en este vídeo sobre el significado de tener los leucocitos altos:

Dejar Comentario