≡ Menu




¿ Cómo prevenir un derrame cerebral ? Conoce cada uno de los cuidados a tomar

Los derrames cerebrales, ataques cerebrales o ACV, ocupan el 3er puesto de las causas principales de muertes en muchos países del mundo, como Estados Unidos de América y España, luego de las enfermedades cardiovasculares y el cáncer. 

cómo prevenir un derrame cerebral

Qué es un derrame cerebral

Un derrame cerebral, o un ataque cerebral, también llamado accidente cerebrovascular o infarto cerebral (ACV) consiste en la alteración del flujo de la sangre hacia el cerebro, privando de la nutrición de proteínas y sobre todo oxígeno al cerebro, provocando una muerte súbita de la parte que es afectada del cerebro. 

Tambien Le Recomendamos...

Existen dos tipos de accidentes cerebrovasculares, el primero, un accidente cerebrovascular isquémico, el cual consiste en la obstrucción de las vías por donde se riega la sangre hacia el cerebro por un cuerpo de origen graso, o tumoroso, este puede dividirse en trombosis, que es cuando ese cuerpo es formado directamente en la posición donde obstruye la arteria, y una embolia, que es cuando ese cuerpo, también llamado trombo, se crea en una parte externa al cerebro, se desprende y luego llega a los vasos sanguíneos cerebrales para bloquear el paso continuo de la sangre. 

Luego encontramos los accidentes cerebrovasculares hemorrágicos, también conocidos como el Derrame Cerebral. Este es causado por la ruptura de los vasos y las arterias del cerebro, provocando que la sangre se desvíe y no llegue al cerebro de la forma adecuada, cuando la sangre sale de las arterias, realiza una compresión en el cerebro lo cual hace que se produzca un dolor de cabeza intenso y priva al cerebro de oxígeno para su funcionamiento. 

Cómo y porqué ocurren los derrames cerebrales

Tipos de derrames cerebrales

Para poder conocer cómo prevenir un derrame cerebral es necesario saber que tipo de derrames existen en la Medicina ya que con ellos podremos saber más a fondo qué son y cómo evitarlos (Visitar artículo Tipos de infarto cerebral)

Los derrames cerebrales se pueden dividir en dos tipos, los hematomas intraparenquimatosos y las hemorragias subaracnoidea, además que pueden ser divididos por quien las causa, ya sea por un aneurisma o una malformación arterial.

Tambien Le Recomendamos...

 Hemorragia o Hematoma intraparenquimatoso 

Este tipo de hemorragia se trata de una ruptura de los vasos sanguíneos que se encuentran en el interior del cerebro, con una extravasación de sangre que se dirige hacia la arteria parénquima cerebral, formando una masa en forma de círculo u óvalo, que irrumpe en el tejido cerebral y crece progresivamente en volumen a medida que el sangrado continúa, de manera que comprime y desplaza a otros lados el tejido cerebral que tiene cerca. 

Este puede dividirse a su vez en dos tipos, primaria y secundaria. La hemorragia paraquimatosa primaria es utilizada cuando la pared de los vasos se rompe por los efectos de un proceso degenerativo de las mismas, lo que también se puede explicar como la acumulación de grasa o colesterol, la angiopatía amiloide o la hipertensión arterial. La hemorragia paraquimatosa secundaria viene a cabo cuando la ruptura de los vasos sanguíneos se debe a malformaciones vasculares, o por una hemorragia intratumoral o cuando estos están afectados por procesos de inflamación o aneurismas micóticos. 

Hemorragia subaracnoidea

La hemorragia subaracnoidea se registra como el volcado o la acumulación de sangre en la zona subaracnoidea, que se conoce también como el espacio por donde transita el líquido encefaloraquideo, el cual nos ayuda a proteger el cerebro. También se aplica cuando una hemorragia intracraneal, es decir, que se desarrolla dentro del cráneo, se extiende hacia esta zona llenándola de sangre. 

Su causa principal son los traumas, aunque también se pueden observar casos donde la causa se debe a aneurismas que terminan reventándose y que se encuentran en el interior del cráneo del individuo la cual representa un 70 a un 90 por ciento de los casos de hemorragias subracnoidea. Las aneurismas que causan esta hemorragia normalmente se encuentran en la conexión de la arteria carótida interna y la arteria comunicante posterior, además de la arteria comunicante anterior y la trifurcación de la arteria cerebral media. 

Otras de sus causas pueden ser malformaciones arteriovenosas, extensión de un sangrado intraparenquimatoso, alguna hemorragia tumoral, aneurismas micóticos, alteraciones en la coagulación, entre otros. 

Síntomas

Para saber cómo prevenir un derrame cerebral una de las cosas más importantes de saber son los síntomas de largo a corto plazo, para así saber si es posible que suframos un derrame cerebral y así empezar a trabajar para prevenirlo desde el primer instante. 

Los principales síntomas llevan en su versión más leve, adormecimiento de algunas extremidades como brazos los brazos y las piernas, así como una gran pérdida de la fuerza muscular y de sensibilidad en ellas. El derrame cerebral normalmente afecta un solo lado del cuerpo, comúnmente el lado del que somos más dominantes. Incluso algunas personas pueden presentar problemas para controlar el lenguaje, para entenderlo y además trastornos en el habla, todo dependiendo de la zona en que se produzca la hemorragia. (Visitar artículo Síntomas de un derrame cerebral)

Por otro lado, las personas también pueden experimentar hormigueo, debilidad, entumecimiento e incluso parálisis de diversas partes del cuerpo, como las nombradas anteriormente, los brazos y las piernas, también una porción de la cara o el rostro puede verse afectada por la hemorragia, también los dolores de cabeza son recurrentes como un síntoma de los derrames cerebrales, esto debido a la presencia de gran cantidad de sangre fuera de las arterias o vasos sanguíneos ejerciendo cada vez más presión sobre el tejido o la masa cerebral, haciéndose cada vez más intenso. 

Los pacientes con esta afección también pueden sufrir diferentes dificultades para tragar alimentos sólidos o líquidos, así como para ver claramente su entorno, además pueden presentar síntomas de pérdida del equilibrio, de la coordinación y de la orientación en el espacio geográfico en que se encuentran . (Visitar artículo Síntomas del infarto cerebral)

Por ultimo, los individuos afectados por un derrame cerebral pueden presentar dificultades para comprender el lenguaje, para realizar ejercicios de lógica, leer, escribir y también problemas para pensar, desarrollar imágenes sensoriales y cambios en el nivel de consciencia que poseen, lucidez y simpatía, estando representado por estupores, retardo, adormecimiento, apatía, malcriadez e incluso el coma. 

Que hacer para no sufrir un derrame cerebral 

Causas

Un derrame cerebral o una hemorragia cerebral puede ser causado por diferentes razones, sin embargo estas son las principales causas que pueden determinar la aparición de una hemorragia o un derrame cerebral 

  • Trauma en la cabeza, causado por alguna caída, accidentes de auto, accidentes durante algún deporte, entre otros 
  • La hipertensión arterial, ya que daña las paredes de los vasos sanguíneos y arterias cerebrales, debilitándolos y llevándolos hasta cierto punto de que sufran filtraciones o simplemente se rompa parcial o completamente. 
  • Obstrucción o bloqueo de las arterias o vasos cerebrales por culpa de un cuerpo ya sea conformado por tejido o por un coágulo de sangre formado en el cerebro o que logró desprenderse y viajar hasta el punto de la ruptura. 
  • Ruptura de algún aneurisma cerebral, el cual consiste en un punto débil de las venas, arterias o vasos cerebrales, el cual normalmente está hinchado. 

  • Acumulación de la proteína amiloide en las paredes de las arterias o vasos sanguíneos del cerebro. Esta causa también es conocida como angiopatía amiloide cerebral.
  • Pérdidas de arterias o venas, incluso también malformaciones en las mismas que impiden el correcto paso del flujo de la sangre al cerebro para suministrar los nutrientes y oxígeno necesario para su funcionamiento
  • Terapias anti coagulantes, esta causa está relacionada a lo tratamientos con medicamentos anti coagulantes en exceso ya que diluyen la sangre. 
  • Enfermedades degenerativas de la sangre que posea el paciente. Estas enfermedades pueden ser variadas, donde destacan por su puesto la diabetes, la anemia falciforme, la enfermedad de Moyamoya, la cual consiste en la oclusión de las arterias que se encuentran en la base del cerebro, entre otros. 

  • Hemorragias tumorales o tumores sangrantes que se formen en el cerebro 
  • Consumo excesivo del tabaco y el alcohol, además del uso de las drogas cómo la cocaína. 
  • Enfermedades por parte de la mujer que estén relacionadas con el embarazo y el parto, sobre todo la eclampsia, la vasculopatía post parto y la hemorragia intraventicular neonatal. 

¿Qué provoca los derrames cerebrales? 

Diagnóstico

El diagnóstico que realizan los doctores especialistas para determinar la presencia de un derrame cerebral resulta básico para proceder a su tratamiento, ya que este muchas veces depende de donde se encuentre el escape de la sangre, la hemorragia o el hematoma que se deba limpiar además que luego de este, se podrá escoger cómo prevenir un derrame cerebral a futuro según cómo se encuentre el paciente.  

Entre las pruebas más principales de detección de un derrame cerebral se encuentra la tomografía axial computarizada, o TAC, también llamada simplemente una tomografía computarizada o TC, donde se utiliza la radiación para crear una imagen del cerebro, tal como si fuera una radiografía. Usualmente es la primera prueba o examen que se le realiza a un paciente que se sospecha que sufrió un ataque al cerebro. 

También las imágenes por resonancia magnética, o IRM son muy comunes para pacientes que se cree que sufrieron un Ictus hemorrágico, Esta utiliza en vez de la radiación como la tomografía axial computarizada, usa el magnetismo para generar una imagen del cerebro, mostrando tal como la prueba anteriormente mencionada, un mapa de la ubicación, extensión y gravedad del daño cerebral provocado por la hemorragia. La ventaja de esta prueba es que es mucho más nítida que cualquier tomografía computarizada, por lo que se usa para buscar lesiones pequeñas y profundas que necesiten más detalle de observación.  (Visitar artículo Embolia Cerebral)

La Angiografía por tomografía computarizada o también llamada ATC, consiste en la inyección en la vena que se cree que tiene el problema, de un material que realice un contraste especial, y así se toman las imágenes de los vasos sanguíneos o arterias cerebrales para proceder a buscar anomalías o anormalidades, es decir, algún escape de la sangre de ellas hacia el interior del cráneo, donde estaría ejerciéndose una presión desproporcionada al cerebro. Además ayuda a localizar un aneurisma con las imágenes, ya que se trataría de una zona débil por la que contrastaría más aquel material. 

Una angiografía coronaria por resonancia magnética, también conocida por sus siglas en ingles CMRA, es un examen que se realiza comúnmente tomando imágenes de los vaso sanguíneos y arterias a través de una resonancia magnética para localizar así un aneurisma que se encuentre en el cerebro, y que podría estar causando el derrame cerebral. Con ese incluso se pueden conseguir próximos aneurismas que estén cerca de colapsar y de provocar una embolia o un ictus hemorrágico. 

Por otro lado, los electrocardiogramas, rayos X, urianálisis, un estudio vascular completo, un recuento hemático completo, exámenes del líquido cerebroespinal, asi como estudios hemáticos o de la sangre, son utilizados comúnmente para la detección de los ictus hemorrágicos o derrames cerebrales. 

Tambien Le Recomendamos...

Tratamiento 

El tratamiento de un derrame cerebral depende de muchos factores, principalmente de su tipo de derrame y el cuerpo u anomalía que causó el escape de la sangre de las arterias o vasos sanguíneos que se encuentran en el cerebro. Luego de empezar con el tratamiento, los doctores pueden determinar cómo prevenir un derrame cerebral para que no suceda de nuevo en el paciente que ya sufrió uno. 

Luego de llevar inmediatamente a la persona afectada a la sala de urgencias, se convierte en prioridad para los médicos encargados. El principal objetivo de tratar un derrame cerebral es detener el sangrado para evitar que siga haciendo presión sobre la zona del cerebro que fue afectada por ella, para ello es posible que la persona deba ser sometida a un proceso quirúrgico para evitar el continuo escape de la sangre. (Visitar artículo Recuperación de un infarto cerebral)

En el caso de la la hemorragia sea causada por una arteria rota o un vaso sanguíneo que presente alguna filtración, se requiere que el cerebro sea descomprimido inmediatamente, lo cual se debe liberar la sangre acumulada que está ejerciendo presión sobre el tejido cerebral, y luego reparar y curar los vasos sanguíneos que están dañados. Para proceder a la filtración del cerebro, se pueden ejercer diferentes procedimientos tales como una incisión craneotómica, o una craneotomía, las cuales consisten en realizar una apertura en la cavidad craneal para poder sacar la sangre. 

Si la hemorragia es causada por un aneurisma cerebral roto, también ameritará una craneotomía para poder extraer el aneurisma y reparar las arterias o vasos sanguíneos que fueron dañados, sin embargo este no se puede realizar antes de que el paciente esté neorológicamente estable. 

Además de esos procedimientos, el paciente también puede ser tratado con medicamentos contra la ansiedad, o para la presión sanguínea, medicamentos que trabajen en contra del surgimiento de las epilepsias y así controlar los ataques, con otros medicamentos que permitan controlar los demás sintomas que presente la persona, tales como analgésicos, laxantes y demás.  

Por ultimo los pacientes que sufren de un derrame cerebral también son sometidos a la ingesta de nutrientes y líquidos según sea necesario para el paciente, los cuales se pueden suministrar a través de la sangre o por una sonda de alimentación, sobre todo si el paciente luego de la hemorragia presenta problemas para tragar y beber. 

Síntomas que alertan ante un Derrame Cerebral 

Consecuencias y efectos 

Para saber cómo prevenir un derrame cerebral, debemos primero saber que consecuencias tienen estos ataques cerebrales, para así saber por qué es algo de qué preocuparse y para tomar con entusiasmo los cuidados necesarios que toda persona debe seguir para evitar sufrir uno de ellos. 

Las consecuencias de un derrame cerebral son variadas, y se basan más que todo en la generación de dificultades e incapacidades de poder realizar actividades que antes de la hemorragia cerebral el cuerpo podía realizar facilmente, es decir, ocurre una déficit en las funciones que genera el cuerpo en conjunto con el cerebro. 

Además de privar al cerebro de un suministro constante y correcto de nutrientes y oxígeno, una hemorragia cerebral puede traer infinitas consecuencias o efectos dependiendo de la zona en que haya afectado, por ejemplo, si afecta al hemisferio izquierdo del cerebro, el cuerpo será incapaz de movilizar su parte derecha, además la persona se verá incapacitada de realizar ejercicios que esten relacionados con el habla, el lenguaje, la comunicación e incluso los números, por lo que las actividades de desarrollo lógico se verán comprometidas. 

Por otro lado, si el hemisferio derecho es afectado, la persona será incapaz de controlar efectivamente el lado izquierdo de su cuerpo, además de que la percepción y orientación del espacio geográfico, así como la sensibilidad artística, el sentido de la música y el ritmo y la capacidad de imaginar serán afectados. 

Una de consecuencias más comunes son el entumecimiento de algunas partes del cuerpo, así como la dificultad para tragar, la perdida parcial o total de la visión, problemas para el habla y la comprensión, la confusión, perdida de memoria o incapacidad de tomar buenas decisiones. Los cambios en la personalidad también son bastante comunes a la hora de hablar sobre los efectos de un derrame cerebral. Es por ello la importancia de saber como prevenir un derrame cerebral.

Cómo prevenir un derrame cerebral

El cómo prevenir un derrame cerebral no tiene mucha ciencia, pues son procedimientos muy fáciles que todos podemos realizar, no solo los más mayores, que sin duda se pueden ver mayormente afectados por los ataques cerebrales, si no también toda la familia deben saber cómo prevenir un derrame cerebral desde tempranas edades para no sufrir de esta enfermedad del cerebro después. 

El principal tema que hay que tener en cuenta para saber cómo prevenir un derrame cerebral es la importancia de una buena y balanceada alimentación, así como mantener un constante hábito de realizar ejercicio regularmente para así favorecer y hacer más fácil la circulación de la sangre alrededor de nuestro cuerpo y sobre todo en el cerebro. 

Al ser una de las primeras causas de muerte en el mundo, es sumamente importante saber cómo prevenir un derrame cerebral, teniendo en cuenta todas las consecuencias y los procedimientos que una persona debe pasar luego de sufrir un ACV o accidente cerebrovascular. 

Controlar la presión de la sangre

En ocasiones, sin importar la edad que tengamos, es sumamente importante tomarse la tensión regularmente, ya que algo tan sencillo como tener ligeros cambios en la tensión, o incluso sufrir por un leve momento alguna descompensación, bajada o subida de la misma, puede afectarnos de la peor manera trayendo graves consecuencias.

Tener la presión arterial alta, significa que el corazón debe ejercer más fuerza para propulsar la sangre alrededor del cuerpo, y por ende, las venas y arterias se ven sometidas a más fuerza, lo que aumenta el riesgo de que una de ellas se reviente si no es lo suficientemente fuerte. (Visitar artículo Prevención de un infarto cerebral)

Consumir las cantidades correctas de azúcares y grasas

Además, controlar los niveles de azúcar y grasa en la sangre es algo que todo el mundo debería hacer, esto ya que si los niveles de azúcar no son adecuados, podemos generar diabetes, lo que hace que al no producir insulina, las venas se vuelven más débiles y de esta manera, los vasos sanguíneos terminan rompiéndose y generando un derrame cerebral. 

Así mismo debemos consumir más alimentos ricos en colesterol bueno, tales como las granadas, el ajo, cebollas, el aceite de oliva, nueces, y frutas, para así evitar que las placas de colesterol se sigan acumulando en las arterias que se encuentran en el cerebro y de esta manera una de ellas llegue a su límite, se rompa y provoque que la presión al cerebro cada vez sea mayor, evitando que el suministro correcto de oxígeno, nutrientes y minerales llegue al cerebro para realizar todas las funciones necesarias.

Realizar ejercicio constante 

Tener un hábito regular de ejercicios es sumamente importante cuando de cómo prevenir un derrame cerebral se está hablando, pues con tener la costumbre de realizar al menos 30 minutos de caminata o trote y 20 minutos de ejercicios aeróbicos, el cuerpo se mantendrá activo quemando toda la grasa que no necesitas, estimulando el flujo de la sangre por el cuerpo y por supuesto, hacia el cerebro. 

Un ejercicio moderado y ajustado a nuestro estado físico siempre es bueno para evitar un accidente cerebrovascular. No es necesario exigirse demasiado o llegar a los límites que sabemos que no podemos cumplir, pues con tal de estar en constante movimiento durante el tiempo que consideremos necesario, será suficiente para mantener el sistema circulatorio de la sangre activo y funcionando correctamente, estimulando el cerebro a medida que vamos ejercitando. 

Realizando ejercicio, el cuerpo entero se oxigena, haciendo que nuestras venas, arterias y vasos sanguíneos se hagan más flexibles, evitando que se rompan, con esto el corazón se fortalece y el flujo de la sangre mejora, todo esto acompañado de una buena alimentación. 

Cómo prevenir un derrame cerebral

Dejar el consumo de tabaco y alcohol 

El consumo excesivo de alcohol y el fumar constantemente tabaco, es lo peor que alguien quien se pregunta cómo prevenir un derrame cerebral puede hacer. El tabaco es sumamente peligroso, ya que endurece las arterias y si la persona sufre o llega a sufrir algún problema de presión de la sangre, se las verá oscuras, pues las posibilidades de que sufra un ictus hemorrágico serán bastante altas. El alcohol actúa de la misma manera, pues en la sangre ingresan toxinas que son ajenas al cuerpo, y las venas no están acostumbradas a ellas por lo cual se debilitan cada vez más. 

Muchas personas a pesar de estar conscientes de esto, siguen sin poder abandonar el vicio, es por ello que lo principal que hay que hacer es compartir la preocupación de dejar el tabaco y el alcohol con los familiares, y sobre todo con el doctor, para así determinar las metas, pautas y métodos más efectivos para abandonar los malos hábitos

Conocer las señales de alarma

Por último, la mejor opción de cómo prevenir un derrame cerebral es conocer las señales que emite nuestro propio cuerpo para hacernos saber que somos propensos a sufrir un derrame o que estamos sufriendo uno. 

El cuerpo avisa de las maneras más notables posibles, pues se trata del cerebro, con el que todas nuestras actividades diarias son posibles, sin embargo, conocerlas antes de que lleguen a ti es primordial para captarlas de la manera más rápida y actuar inmediatamente para prevenir que suceda, con la ayuda de tu médico de preferencia o para ir directamente a la sala de emergencias antes de que la situación empeore. Incluso es importante saberlos si eres joven, ya que identificarás rápidamente que le sucede a alguien

Los principales síntomas o señales, son un adormecimiento u hormigueo en alguno de los lados del cuerpo, tanto derecho como izquierdo. Es posible que seas incapaz de poder hablar correctamente, de entender lo que los demás dicen, sentirás que tu lengua se traba y que no salen las palabras que quieres decir. 

Tu rostro puede adormecerse, normalmente la mitad de el, por lo que tampoco serás capaz de controlar uno de los lados de tu cara. El sueño podrá atacarte de pronto, sentirás un cansancio súbito por lo cual podrías incluso desmayar. Por ultimo un dolor de cabeza muy intenso te atacará, el cual puede ir acompañado de vómito. 

Si un familiar llega a presenciar estos síntomas o señales, es importante llamar al número de emergencias de tu zona para que el caso sea atendido inmediatamente. 

Dejar Comentario